Archivo mensual: enero 2019

Los eclipses de Luna en Santiago del Estero.

Los eclipses suelen estar relacionados a creencias populares, muchas ancestrales.
En ellos, el Sol desaparece y la Luna se tiñe de rojo. En este último caso, eso se debe a que la luz del Sol dispersada por la atmósfera de la Tierra. En particular, la componente roja se desvía hacia el cono de sombra de nuestro Planeta y cuando la Luna entra en él, se ilumina de ese color.

eclipselunarabano

A la larga lista de historias relacionadas con el eclipse de Luna, pertenece la de cómo un eclipse de ese tipo salvó a Colón. Los indígenas estaban cansados de Él y de su tripulación, por lo que decidieron no colaborar más con ellos. De ahí a la matanza hay un paso. Colón recurrió a un eclipse de Luna para amenazarlos con que la Luna enrojecería de ira si no colaboraban con ellos. Colón disponía de precisas cartas celestes (Conocer Ciencia, 23/jul./2008, Cómo un eclipse salvó a Cristobal Colón, https://pepascientificas.blogspot.com/2008/07/cmo-un-eclipse-salv-cristobal-coln.html).

El 21 de enero del 2019, se produjo un eclipse total de Luna.
En relación a este suceso, mi amigo Enrique Almada me comentó algo que prolonga la lista de creencias relacionadas con estos eventos.
Shunko, que en idioma quechua significa el más pequeño, es una novela del escritor, maestro y entomólogo Jorge Washington Ábalos (https://es.wikipedia.org/wiki/Shunko). En ella se narra la historia de una vieja costumbre de los habitantes de la Provincia de Santiago del Estero, Argentina.
Allí molían el maíz en morteros (https://es.wikipedia.org/wiki/Mortero_(utensilio)).
En los eclipses de luna, golpeaban los morteros para revivir a la Luna moribunda.
¿Continuarán con esa costumbre?

pdp.

Anuncios

La curiosa caraterística de las SNs ricas en Calcio.

Las estrellas son los lugares donde se sintetizan los elementos y compuestos químicos.
Cuando las masivas estallan como supernovas, retornan material enriquecido el espacio, parte de él se sintetizó en su interior y otra se produjo en la explosión. De ahí que nuestra química provenga de las estrellas; por eso se dice que somos hijos de la estrellas (https://hipertextual.com/2017/04/frase-mas-famosa-carl-sagan).

La supernova SN 2005E mostró ser rica en Calcio.
Esta SN se dió en las afueras (muy afuera) de la galaxia NGC 1032, casi en el espacio intergaláctico, mostrando una masa eyectada de tan sólo 0,3 veces la masa del Sol, donde del 40% al 50% de esa materia era Calcio.

En la imagen (a) se observa la galaxia NGC 1032 antes del evento de SN. En la (b) se señala la clara evidencia del evento SN 2005E.- Crédito de la imagen en la referencia al pie de este artículo.

No se ajustó satisfactoriamente a los modelos conocidos.
La falta de Hidrógeno descartó que se trate de una SN de tipo II. La ausencia de Silicio, la poca masa eyectada y el modesto brillo descartaban que sea de tipo Ia. La cantidad de masa eyectada tampoco estaba de acuerdo con una estrella masiva involucrada en las de tipo Ib.

El modelo más probable indicaba que se trató de una binaria de enanas blancas, dos restos evolutivos de estrellas de tipo Solar. Una de ellas donó masa a la otra lo que produjo la detonación de ese material en las capas superficiales de la receptora.
Con el tiempo, se hallaron más SNs ricas en Calcio y también se encontró evidencias de este tipo de SNs en los registros de este tipo de eventos.

No sólo compertían las mismas características, sino que, sorprendentemente, todas se habían dado en las regiones exteriores de su galaxia, incluso fuera de ellas.

Las estrellas hiperveloces se ven aceleradas a velocidades que les permite escapar de sus galaxias hospedantes. El proceso puede ser un encuentro cercano con una estrella muy masiva o incluso un agujero negro. En ese encuentro (no se trata de un choque directo) los objetos se aceleran mutuamente y el menos masivo siente la mayor aceleración. En ese “reboleo” sale disparado.

¿Cómo es que todas las SNs ricas en Calcio están muy alejadas de sus galaxias?; ¿es posible que esas binarias progenitoras de SNs ricas en Calcio sean hiperveloces?

Referencia:

pdp.

Una binaria con material circumbinario polar.

Las estrellas jóvenes suelen estar rodeadas de gas y polvo, o sea, de material circunestelar.
Al menos la tercera parte de ellas forma planetas de ese material y, por razones gravitatorias, las órbitas de esos cuerpos se desalinean. Por ejemplo: nuestro Sistema Solar, tiende a un plano que no está en coincidencia con el plano del ecuador del Sol (pdp, 19/jul./2016, ¿Qué inclinó al Sistema Solar?, https://paolera.wordpress.com/2016/07/19/que-inclino-al-sistema-solar/).

Los modelos de formación y evolución planetaria, predicen estas desalineaciones y las observaciones apuntan a hallar material circunestelar desalineado. Tanto así, que en teoría, se ha contemplado la posibilidad de una configuración de material protoplanetario sumamente inclinado y hasta protoplanetas o planetas con grandes desalineaciones, incluso en un sistema binario.
Pues la observación confirmó las existencia de estas exóticas configuraciones, al menos en un caso.

Las estrellas binarias se orbitan mutuamente alrededor de un punto conocido como baricentro o centro de masas. Su órbitas pertenecen al mismo plano (son coplanares). De tener material circumbinario, podría estar en el mismo plano o inclinado respecto de él, o sea desalineado.

Pues bien, se observó a una joven binaria donde el material circumbinario está a casi 90° del plano de sus órbitas relativas.

Illustration of System HD 98000

Ilustración crédito: University of Warwick/Mark Garlick

Con el tiempo, este material orientado de esta manera, podría dar origen a planetas con órbitas polares, o sea que pasan cerca de los polos orbitales de las binarias.

Desde un planeta en órbita circumbinaria polar a estas binarias, se vería que, en perspectiva, las estrellas entran y salen de ese disco de materia a medida que se orbitan entre ellas.

Illustration of System HD 98000

Ilustración crédito de University of Warwick/Mark Garlick

Esta configuración podrían ser más común de lo pensado, es decir no tan exótica.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Recreando cráteres de impacto.

Planetas, lunas y asteroides muestran cráteres de impacto.
Como su nombre lo indica, se producen por el choque de un objeto menor sobre la superficie. Se caracterizan por tener un borde más o menos delgado y a veces un pico central.
Ese pico aparece cuando el material desplazado bruscamente por la onda expansiva, retorna al centro del cráter en un efecto “rebote”. Algo similar ocurre cuando un objeto cae sobre la superficie de un líquido. Éste es desplazado y rápidamente vuelve al centro donde colapsa formando la salpicadura. Dependiendo del terreno, algunos son “escalonados” en su interior y otros facetados en su contorno (pdp, 02/oct./2015, Cráteres facetados, https://paolera.wordpress.com/2015/10/02/crateres-facetados/).

Pero los cráteres de impacto suelen tener otra característica: unos rayos de materia o estructuras radiales que salen de él recorriendo el terreno, a veces, hasta grandes distancias del impacto.

full Moon

Nótese los rayos de material que salen del cráter Tycho en la Luna (parte inferior de la imagen)- crédito Credit: Fred Locklear 

Se puede recrear la formación de un cráter de este tipo sin necesidad de grandes elementos.
Para eso debemos usar un material liviano como la harina. Este material desparramado sobre una superficie, nos permitirá arrojarle objetos desde cierta altura y provocar fácilmente cráteres sin necesidad de altas velocidades de impacto. Incluso podemos poner una capa de cocoa (chocolate en polvo) para ver el comportamiento de las diferentes capas de materiales.

Video: How to make craters (with flour, cocoa and a box)

Publicado el 18 jun. 2013.

Podemos arrojar objetos de diferentes pesos y formas e incluso con diferentes ángulos, variando la velocidad de impacto con la altura desde donde los soltamos.
Veremos que en algunas situaciones se generan las llamativas estructuras radiales de polvo.
Si el suelo es generosamente llano, obtendremos simples cráteres de impacto. Pero si el suelo está ondulado y el material está desparramado de una forma “desprolija”, entonces aparecerán las estructuras radiales de material eyectado.
Aparentemente, las ondulaciones del suelo hacen que el material expulsado tenga direcciones preferenciales produciéndose así los llamativos rayos de material.

Lo más interesante es que esto lo podemos recrear en casa.

Referncias:

Fuente:

 

La Nube Mayor de Magallanes en curso de colisión con la Vía Láctea.

Las Nubes de Magallanes son galaxias irreguares satélites a la Nuestra.
Si bien esta es la idea más aceptada, para algunos, estas galaxias sólo están de paso por el vecindario.
Ahora, un estudio de fines del año 2018 sugiere que la nube mayor podría precipitar hacia la Vía Láctea en unos 2 mil millones de años.

Nube Mayor de Magallanes – crédito: Adrian Pingstone December 2003.

Nuestra Galaxia a crecido asimilando a otras menores, fiel a las jerárquicas reglas de crecimiento galáctico. De hecho terminará fusionándose con su hermana mayor, la espiral de Andrómeda en unos 4 mil millones de años (pdp, 31/may./2012, La futura colisión entre la Vía Láctea y Anrómeda, https://paolera.wordpress.com/2012/05/31/la-futura-colisin-entre-la-va-lctea-y-andrmeda/).
Cuando eso suceda, las distancias interestelares permitirán que las estrellas pasen unas entre otras, por lo que será ínfima la probabilidad de choques entre estrellas.
Los agujeros negros dominantes de las galaxias, el Nuestro en particular, se volverán mucho más activos aumentando la intensidad de los chorros bipolares de materia y energía, como también la radiación del material recalentado que precipitará en ellos. Finalmente se fusionarán en uno sólo ante la probabilidad de salir eyectado según las condiciones al momento de la fusión entre ellos. El halo de la Vía Láctea se verá “engrosado”. En el caso del choque con Andrómeda, la galaxia resultante será una gigantesca elíptica con un robusto halo estelar.

Video: When galaxies collide!

TheBadAstronomer
Publicado el 31 may. 2012.

Muchas estrellas de la galaxia intrusa formarán parte de la nueva estructura galáctica, pero otras, tanto de la intrusa como de la Nuestra, podrían escapar del sistema resultante hacia el espacio intergaláctico como estrellas solitarias.

Si bien la posibilidad de un choque estelar es ínfima, las estrellas podrían pasar cerca de otras. En esa acción, la gravedad mutua provocaría un encuentro dinámico en el que ambas se acelerarían mutuamente en un “reboleo”. Así, la de menor masa sentiría mayor aceleración pudiendo alcanzar la velocidad de escape. De hecho, actualmente hay estrellas en la Vía Láctea de altísima velocidad, estrellas hiperveloces, con posibilidad de escapar de la Galaxia debido a un encuentro con otra (pdp, 16/ene./2014, Velocidad de escape y estrellas hiperveloces, https://paolera.wordpress.com/2014/01/16/velocidad-de-escape-y-estrellas-hiperveloces/).

Eso le puede suceder a nuestro Sol.
De darse, no hay de qué preocuparse por la Tierra.
Nosotros seguiremos al Sol como lo hacemos hasta ahora en su periplo alrededor de la Galaxia, aunque el aumento de material interestelar, debido a la unión de las galaxias, haga que el Sol absorba materia en su viaje, se vuelva más activo y entonces sí, los seres vivos nos veríamos en un problema.
Pero para eso debemos pensar: ¿existirá la Civilización Terrícola en 2 mil millones de años cuando se nos venga encima la Nube Mayor de Magallanes?
¿Y en 4 mil millones de años cuando nos fusionaremos con Andrómeda? En este último caso recordemos que el Sol actualmente tiene unos 5 mil millones de años de vida y le queda otro tanto por delante. Luego, para esa época estará en la fase de final de su vida, una gigante roja que habrá devorado los planetas interiores.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Detalles de 2014 MU69 – un muñeco de nieve.

Esta es una imagen de 2014 MU69 – última Tule.

010219_LG_ultima-thule_feat

crédito: SWRI/JHU-APL/NASA

La imagen fue tomada a unos 28000 Kms. del objeto, media hora antes del máximo acercamiento, por lo que se esperan más imágenes con mayores detalles.
No sólo se confirmó su forma bilobular o de “maní”, sino que se parece más a un muñeco de nieve.
Al lóbulo mayor se bautizó última y al menor Tule.
Ambos dan forma a este cuerpo de unos 33 Kms. de largo y unos 15 Kms. de ancho.
Rota a razón de una vez cada 15 Hs. Si lo hiciera más rápido se fragmentaría, y más lentamente sería una rareza a explicar; luego, su rotación está dentro de lo esperado.

Todo sugiere que cada componente o lóbulo se formó por separado por la acreción de rocas menores. Luego se produjo al unión de ambas partes a baja velocidad, del orden de pocos Kms./h, como a paso de Hombre, lo que permitió que su junten sin romperse en el choque. Posiblemente esa unión se dio cuando aún se estaba consolidando cada cuerpo.
Así, este objeto sería un viejo miembro del Cinturón de Kuiper, prístino o al menos muy poco alterado.

010219_LG_ultima-thule_inline_730

A la izquierda se muestra el color real del objeto, en el centro se lo aprecia en blanco y negro y a la derecha una superposición de las anteriores – crédito: SWRI/JHU-APL/NASA

Su color rojizo puede deberse a la presencia de hielos de metano o nitrógeno. En general es un objeto obscuro. Las partes más brillantes sólo reflejan el 13% de la luz Solar que le llega, y las menos reflectantes, retornan el 6%, algo similar a la reflexión de la tierra para macetas.

Referencia:

pdp.

Este es 2014 MU69.

Llegamos a 2014 MU69.
Familiarmente llamado última Tule, es el objeto visitado más lejano al año 2019.
Tule era un mítico continente en el Hemisferio Norte, luego, ultima Tule significa algo así como más allá de lo conocido.

Luego de visitar Plutón, la sonda New Horizons se alejó con un rumbo la haría pasar cerca del objeto 2014 MU69, un cuerpo del cinturón de Kuiper con algunas decenas de Kms. de ancho.
Los estudios desde Tierra incluyeron la observación del tránsito de este objeto delante de una estrella. Según el tiempo que durara la ocultación, se tendría idea de su tamaño.
Se realizaron observaciones desde diferentes latitudes y así se pudo tener idea de la forma de este objeto en base a las diferentes medidas de su diámetro según la latitud de cada observador.
Según las observaciones 2014 MU69 tendría forma bilobular (de maní) o se trataría de un objeto binario muy compacto (pdp, 07/ago/2014, 2014 MU69 sería un un binario de contacto, https://paolera.wordpress.com/2017/08/07/2014mu69-es-un-binario-de-contacto/).

kbo_comparison_parker

Ilustración del aspecto de MU69 en caso de ser binario de contacto. Crédito de NASA/JHUAPL/SwRI/Alex Parker

El 1 de enero del 2019, New Horizons pasó cerca de ultima Tule.
Mientras esperamos las primeras imágenes podemos apreciar la que tomó el 31 de diciembre poco antes de su máximo acercamiento.

Imagen de baja resolución de 2014 MU69 tomada el 31/dic./2018 – crédito NASA/JHUAPL/SwRI; James Tuttle Keane

Puede observarse su forma bilobular.
Si bien su estudio recién comienza, ya podemos afirmar algo; no tiene anillos.

pdp.