La birrefringencia del vacío.

El espacio no está vacío aunque podamos quitar todas las partículas que hay en él.
Recordemos que la luz tiene propiedades ondulatorias. Puede ser tratada como una onda que oscila aleatoriamente en diferentes planos perpendiculares a su dirección de propagación. Cuando oscila en una determinada dirección se dice que está polarizada (Polarización de la luz, https://www.fisic.ch/contenidos/ondas-y-la-luz/polarizaci%C3%B3n-de-la-luz-1/).
Cuando la luz viaja en un medio transparente donde existe un campo magnético, se polariza en lo que conoce conoce como Efecto o Rotación Faraday (Efecto Faraday, https://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_Faraday)

Pero sucede que la luz también se polariza cuando viaja por el espacio supuestamente vacío. Aquí es donde surge la idea de que éste no está tan vacío como pensamos.
En el vacío del espacio pueden aparecer pares de partículas/antipartículas.
Se las conoce como partículas virtuales aunque por unos instantes son reales antes de aniquilarse y volver a la “nada” de donde aparecieron.
Esto sugiere la existencia de cierta energía inherente al vacío de donde pueden aparecer estas partículas, ya que su masa (como toda masa) es una forma en que se manifiesta la energía.
Si estas partículas aparecen en una región del espacio donde hay un campo magnético muy intenso, se produce lo que se llama birrefringencia del vacío, efecto por el cual cada partícula de diferente carga se moverá en la dirección opuesta a su compañera.
Si la luz atraviesa una región del espacio donde existe birrefringencia del vacío, obviamente bajo un campo magnético intenso, ésta será polarizada.

Polarización de la luz bajo un gran campo magnético – Crédito: N. J. SHAVIV / SCIENCEBITS.

Los campos necesarios para poder generar este efecto son demasiado altos para detectar birrefringencia de vacío en Casa.
Las estrellas de neutrones tienen el 10% de sus capas exteriores con partículas cargadas que no colapsaron en neutrones. La rápida rotación de estos objetos hace que esas cargas generen enormes corrientes, y éstas, tremendos campos magnéticos. La luz emitida desde la superficie de estas estrellas muestra polarización por haber atravesado un gran campo magnético donde hay birrefringencia del vacío.

Ilustración de polarización de la luz procedente de una estrella de neutrones – Crédito: ESO/L. CALÇADA.

Referencia:

pdp.

Anuncios

El Mar de la Tranquilidad, donde descendió el Eagle del Apollo 11.

La Luna es el objeto natural el cielo más cercano que tenemos.
El 20 de julio del ‘69, Neil Armstrong pisó su suelo siendo el primero en hacerlo.
Al respecto hay algunas discusiones.
Efectivamente, en esa fecha alunizó el módulo lunar Eagle de la misión Apollo 11, pero los astronautas no salieron del módulo sino luego de algunas horas posteriores al descenso. Según algunos, para cuando Armstrong lo habría hecho, ya serían las primeras horas del 21 de julio del ‘69.

Pero eso es un detalle menor.
Lo interesante es reconocer el histórico lugar en la luna, incluso a simple vista.
En Ella ha regiones de su superficie llamadas mares. Son regiones llanas formadas por la solidificación de la lava que brotó a través de fracturas en la corteza Lunar durante la juventud de nuestro Satélite.

Mapa Lunar

Imagen publicada en Astronomía Sur

El descenso del Eagle se realizó en una región ubicada al Sur del Mar de la Tranquilidad.

conejito

Imagen crédito: Soerfm on Wikipedia

Este sitio puede ser observado a simple vista sobre todo en Luna llena, claro que sin los detalles que nos brindaría un telescopio.

Vista desde el Hemisferio Sur, la Luna parece mostrarnos la figura de un conejo con sus orejas levantadas y mirando hacia el Oeste; nuestra izquierda.

conejitoSur

Luego, el sitio del descenso está en la parte inferior de la oreja del conejo hacia nuestra derecha.

Referencias:

pdp.

2006 QV89 no chocará con la Tierra en el 2019

Confirmado.
El asteroide 2006 QV89 no chocará con Nosotros este año (2019).
El objeto de unos 20 a 50 mts de diámetro mostraba una probabilidad de 1 en 7000 de colisión con la Tierra en septiembre del 2019.

El asteroide dejó de ser observable por lo que no se pudo recalcular su trayectoria para confirmar o no su impacto. Pero a cambio, se observó la región del cielo donde debería estar de llevar curso de colisión para septiembre del 2019 y no se lo detectó.
Luego, no viene con rumbo hacia Nosotros por lo que se desestima un impacto para este año.

Las cruces rojas señalan dónde debería ser observado el asteroide en caso de llevar curso de colisión con la Tierra – Crédito: ESA.

En cuando a un impacto futuro, las probabilidades son casi nulas.

Fuente:

pdp.

Breve explicación del Enlazamiento cuántico, Computación Cuántica y… ¿Astronomía Cuántica?

Es bueno explicar algunos conceptos recurriendo a ciertas semejanzas.
Veamos el caso de la acción “fantasmal” a distancia o enlazamiento cuántico.
Según la Física Cuántica, las partículas no pueden tener cualquier valor (o configuración) de energía, sino valores determinados. O sea que están cuantificadas.
Un ejemplo sería el caso de un dado.
Un dado no puede mostrar cualquier valor, sólo puede mostrar valores enteros del 1 al 6; así, sus valores posibles están cuantificados.
Luego, una partícula puede tener cualquiera de los valores permitidos para su estado o energía, pero al momento de la observación converge al valor más probable de ellos y ese valor es el que observamos; Aquí es donde aparece la Paradoja del Gato de Schrödinger (La Paradoja del Gato de Schrödinger | P. Della Paolera, https://paolera.wordpress.com/2013/12/29/la-paradoja-del-gato-de-schrodinger/).
En el caso del dado, si bien todas sus caras tienen la misma probabilidad de mostrarse, al momento de observarlo converge al valor más probable según las condiciones de cómo haya sido arrojado.

El enlazamiento cuántico establece que cuando una partícula adopta una configuración, su amiga enlazada a la distancia adopta el mismo valor por la acción fantasmal involucrada en el enlazamiento. Eso se ha probado con fotones o haces de luz.
Se hizo pasar un haz de luz por una rendija y al proyectarse son sobre una pantalla mostró la forma de la rendija. Otro haz de fotones enlazados a los anteriores mostró la misma forma al ser proyectado sin pasar por la rendija (Imagen creada por entrelazado cuántico de fotones | P. Della Paolera, https://paolera.wordpress.com/2014/12/04/imagen-creada-por-entrelazado-cuantico-de-fotones/ ).

Sería como tener dos dados cuánticamente enlazados. Cada uno está tapado por un cubilete.

53_MagicianCups3_Still.png

Crédito de la imagen: Nova Education (ver enlace a las referencias al pie de esta nota.)

Al sacudir uno de ellos sin tocar el otro, el dado en el interior comenzará a moverse. Si destapamos ambos cubiletes, ambos dados mostrarán el mismo valor. Debido a la acción fantasmal a distancia, el dado en el cubilete que fue sacudido le transfirió su valor al otro dado enlazado cuánticamente a él. De esta manera podríamos saber qué le pasa a una partícula lejana observando a su amiga enlazada cerca nuestro. Podría aparecer la Astronomía Cuántica, donde observando partículas cercanas podríamos saber qué está pasando del otro lado de la Galaxia, o… más allá.

Pero actualmente esto se aplica a la Computación Cuántica.
El bit es la unidad de información y equivale a 0 o 1, es decir Verdadero o Falso. Así podemos manejar información. Por ejemplo, necesitamos un bit pasa saber si mi vecino tiene un hermano.
Si tenemos un byte de 8 bits, tendremos 28 combinaciones de estados posibles. Pero si tenemos un bit cuántico o q-bit, tendremos más estados posibles. Si nuestro q-bit está representado por nuestro dado, tendremos entonces 6 estados posibles. Un q-byte de 8 q-bits, en este caso tendría 68 combinaciones, lo que nos permitiría manejar mayores volúmenes de datos. Si al alterar un q-bit, se altera casi instantáneamente su q-bit enlazado, estaríamos transfiriendo datos a gran velocidad y, algún día, hasta a grandes distancias.

Referencia:

pdp.

PDS 70c podría tener lunas en el futuro.

Las estrellas de tipo T Tauri reciben ese nombre por ser del mismo tipo que esa estrella, la primera en su tipo.
Se trata de estrellas jóvenes, que suelen estar rodeadas de material del cual pueden formarse planetas. Una de ellas es la estrella V1032 Cen en la constelación del Centauro, a unos 350 años luz de Casa con una masa algo menor que la del Sol. También catalogada como PDS 70, esta estrella de unos 5 millones de años de edad (el Sol tiene unos 4500 millones de años) está rodeada de un anillo circunestelar.
Se han obtenido imágenes de esta estrella en diferentes longitudes de onda y se las superpuso para tener una mejor idea del sistema.

alma_vlt_pds70

Imagenes superpuestas en diferentes longitudes de onda del sistema PDS 70. – Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO) A. Isella; ESO

Se puede apreciar dos exoplanetas en formación, PDS 70b y PDS 70c.
Este último a una distancia de la estrella similar a la de Neptuno-Sol, muestra estar rodeado materia circumplanetaria.
La masa que rodea a PDS 70c es muy baja por lo que el planeta estaría casi formado. Se piensa que esta materia, además de alimentar al planeta, podría dar origen a satélites naturales. En tal caso, estaríamos siendo testigos del nacimiento de un exoplaneta y sus lunas.

Referencia:

Fuentes:

pdp.

El apretado disco de acreción de NGC 3147.

En el centro de las galaxias habita un agujero negro supermasivo.
Estos objetos suelen estar rodeados de un disco de materia que cae en ellos en forma de remolino. Al hacerlo, el material autofriciona, se recalienta y emite radiación de alta energía. En este proceso también se forman chorros bipolares de energía y materia muy caliente. (pdp, Primera aproximación a los chorros de materia…, https://paolera.wordpress.com/2013/12/20/primera-aproximacion-a-los-chorros-de-materia-relacionados-con-discos-de-acrecion/).
Pero esta actividad no es la misma en todos los agujeros negros supermasivos, y al parecer eso depende de la estructura de la galaxia donde reina.

En algunas galaxias espirales la actividad del agujero negro central es modesta.
Se comportan como si hubieran agotado casi todo el material que los rodea, y en lugar de tener un disco de materia su alrededor, están en el centro de una estructura de materia en forma toroidal o de rosca. Éste sería el caso de la galaxia NGC 3147 a unos 130 millones de años luz de Nosotros.

toroNGC

Ilustración de NGC 3147 publicada en Hubblesite (referencias al pie de la nota)

Como para validar esa teoría, esta galaxia fue observada y hubo una sorpresa.
Se encontraron evidencias de un disco de materia muy cercano al agujero negro central, algo que no debería estar allí según los modelos actuales. Al estar tan cerca del agujero negro, el disco gira a gran velocidad, al 10% de la velocidad de la luz. Eso se debe a que la materia gira más rápido al acercarse al agujero negro; el mismo efecto que hace que un patinador gire sobre eje más rápido cuando junta los brazos al cuerpo. La radiación que se produce no es detectable en luz visible sino en infrarrojo.
Sucede que la radiación pierde mucha energía al escapar de la gran gravedad del agujero negro supermasivo central y eso la enrojece. En otras palabras, y según la Relatividad, el agujero negro deforma el espacio en sus vecindades de tal forma que éste se estira hacia el agujero negro. La longitud de onda de la radiación siente ese estiramiento por pertenecer a la trama del espacio que está en tormo al objeto y así nos llega enrojecida.

Referencia:

Fuente:

pdp.

2019 LF6, el nuevo miembro del grupo Atira (a julio del 2019)

Las familias de asteroides son grupos de éstos objetos que comparten propiedades.
Hay muchas, y todas llevan el nombre del primer miembro de la familia en ser descubierto. Un ejemplo es la familia de Atira.
Estos asteroides tienen órbitas interiores a la Terrestre y Atira fue el primero de ellos en ser descubierto. Hoy son un grupo de unos 20 objetos. El catalogado como 2019 AQ3, se destacó por tener un período de translación de solamente 165 días de los Nuestros.
Ahora, se descubrió a 2019 LF6.

File:2019 LF6-orbit.png

Ilustración de la órbita de 2019 LF6 crédito JPL.

Su órbita lo lleva de las afueras de Venus a ser interior a Mercurio. Como la tercera ley de Kepler indica, tiene un período translación corto, en este caso es de tan sólo 151 días Terrestres.

Movie of asteroid 2019 LF6

Movimiento en el cielo de 2019 LF6 crédito de ZTF/Caltech Optical Observatories

Tiene un tamaño de 1 Km. aproximadamente por que es de fácil detección, pero permaneció esquivo hasta Hoy porque su trayectoria por las vecindades del Sol dificulta su detección.

Referencia:

Fuente:

pdp.