Por dónde buscar al noveno planeta.

El noveno planeta, es un hipotético planeta que sería responsable de las particularidades observadas en las órbitas de varios planetas enanos del cinturón de Kuiper.
Con una masa de unas 10 veces la de la Tierra, una órbita muy inclinada, una distancia al Sol de 20 veces la de Neptuno y un período de 10 mil a 20 mil años, este posible noveno planeta podría haber nacido en el Sistema Solar y explusado a su actual órbita por los gigantes, o haber sido robado de otro sistema en algún paso cercano de una estrella con su séquito de cuerpos.
Se conjeturó que hasta podría tener energía o calor propios por la autogravitación de su gran masa. En base a perturbaciones en la distancia a sonda Cassini en órbita Saturniana, se fue acotando la región donde podría estar y ser observado.
Luego, para el año 2016, se estima que podría estar en una región centrada en un lugar limítrofe entre las constelaciones de Erídano y la Ballena. (AR: 40º, Dec.: -15).

9nox

La estrella roja marca el lugar en torno al que habría que observar. – captura de Stellarium – pdp.

La región factible tendría un radio de unos 20º en torno a este punto.
Si bien es una zona muy grande, es una primera aproximación de dónde pueda estar.

Referencias:

Fuente:

pdp.

Las últimas imágenes tomadas por Rosetta.

Hoy 30 de septiembre del 2016, Rosetta llegó al final de su misión.
Como se sabe, Rosetta hizo una colisión controlada en el cometa que estuvo observando. La idea era que descienda sin destrozarse y aparentemente eso se logró.
La misión NEAR-Shoemaker al asteroide al asteroide Eros (1996 – 2001), fue la primera en terminar de esa elegante y digna manera.

Como siempre en casos como éste, la última imagen durante el descenso es la más cercana al objeto que se dispone.

En centro de control de la misión Rosetta en la Agencia Espacial Europea (ESA), se mostraron y publicaron las últimas imágenes obtenidas por Rosetta del cometa C67P/C-G.
Según información publicada por la ESA, la última imagen recibida es una a 20 mts. de altura del suelo del cometa.

Imagen de C67P/C-G tomada por Rosetta a 20 mts. del suelo. ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

En el video de la transmisión del fin de la misión, se observan otras imágenes obtenidas a menor altura.

A los 56:57 se muestra en un monitor, una imagen a 10 seg. de tocar suelo, se muestra la leyenda: “-10 sec.”. El investigador que describe lo que se observa, señala que corresponde a unos 10 mts. de altura, y que esa imagen aún no fue definitivamente procesada.

rosetta10mts

Imagen capturada de los 56:57 del video de la transmisión del fin de la misión de Rosetta. Abajo a la izquierda se aprecia que faltan 10 seg. para tocar suelo del cometa.

A los 57:13, la cámara se aleja del monitor y en ese momento cambia la imagen que se muestra en él. Se alcanza a leer algo parecido a: “-5 sec.”

rosetta5mts

Imagen capturada de los 57:13 del video del final de la misión Rosetta. En la parte inferior izquerda del monitor de la imagen se aprecia que restan 5 seg. para tocar suelo.

Si en la imagen de los 56:57 Rosetta estaba a 10 mts. del suelo y quedaban unos 10 seg. para llegar a él, considerando que estaba en caída libre bajo una bajísima gravedad, a esa altura Rosetta caía a con una velocidad aproximada de 1m/seg..
Así, bajo esas condiciones de descenso, a los 5 seg. estaría a unos 5 mts. del suelo.
Luego, estas dos imágenes serían las últimas tomadas por Rosetta del cometa C67P/C-G.

Aclaración importante: No digo ni sugiero que se está ocultando información.
Seguramente esas imágenes se descartaron por falta de calidad o cualquier otro motivo. Recordemos que, quien las mostraba y explicaba, dijo que aún no habían sido procesadas definitivamente.

Referencias:

pdp.

La Gran Nube de Magallanes estaría preparándose un bocadillo.

Las grandes galaxias tienen a otras menores como satélites y cada tanto degluten a una.
Pero resulta que galaxias menores, también pueden tener a otras menores aún como satélites y hasta asimilas. O sea que este proceso no es privativo de las grandes galaxias y se da en todas ellas a diferentes escalas.

Esta es la conclusión viendo lo que sucede entre la Nube Mayor de Magallanes o Gran Nube de Magallanes (GNM) y un pequeño sistema estelar catalogado como SMASH1.
La GNM está a unos 160 mil años luz (AL) de nosotros. SMASH1 está a unos 170 mil AL de casa y a unos 40 mil AL de la GNM. Eso lo ubica en los dominios de la GNM por lo que SMASH1 sería un potencial sistema estelar satélite de la GNM.
SMASH1 tiene estrellas pobres en metales y se encuentra deformado de una manera particular; se lo observa estirado en la dirección de la GNM. Eso es típico de los sistemas estelares que están siendo atraídos por su vecino sistema dominante, para luego ser asimilado.
SMAH1 puede ser un cúmulo globular, en cuyo caso hace poco que está en las cercanías de la GNM; ya que, de lo contrario, ya debería de haber sido asimilado. Así las cosas, habría venido de las vecindades de una galaxia menor a la GNM, incluso de las vecindades de la Nube Menor de Magallanes. Esa galaxia no habría podido retener a SMASH1 ante la gravedad de la GNM y ahora está donde está.
Otra opción es que se trata de una galaxia enana o una micro-galaxia. En tal caso, podría estar allí desde hace más tiempo y su desgarro gravitacional está siendo apreciable recién ahora, debido a la materia obscura que podría tener en su carácter de galaxia (recordemos que la materia obscura funciona como pegatina que mantiene armadas a las galaxias).

smash1

Imagen de SMASH1 publicada en el trabajo de Nicolas F. Martin et al.

En la imagen se aprecia la estirada distribución de estrellas de SMAH1. Las elipses rojas corresponden a radios característicos de este tipo de sistemas estelares, los que copian la forma del sistema. El círculo azul punteado, indica radio de marea, para el cual las estrellas aún pueden quedar retenidas en el sistema. La flecha señala la dirección hacia la GNM.

Referencias:

Fuente:

pdp.

La Luna Negra.

Nuestro satélite natural, la Luna o Selene, nos muestra diferentes fases o caras.
A veces relacionadas con eventos mágicos según las diferentes creencias, esas fases tienen nombres bien conocidos.
Esas son: la Luna Nueva, la que no podemos ver porque está directamente entre nosotros y el Sol; su opuesta la Luna Llena, cuando está detrás nuestro y sus fases creciente y menguante, según vaya hacia una Luna Llena o Nueva.
Alguien inventó la Luna Azul, en realidad Blue, que en Inglés significa triste además de azul.
La Blue Moon o Luna Triste (no me resulta agradable llamarla azul) es la segunda Luna Llena que se produce en el mismo mes.

Bien, alguien inventó la Luna Negra (no se asusten).

Ilustración publicada en minutouno.com

En este caso hay varias definiciones. No se trata de una definición astronómica, por lo que hay varios significados.
Para algunos sería la segunda Luna Nueva que se produce en el mes, lo opuesto a la Luna Triste.
Para otros sería la muy fina y casi imperceptible luna que podría llegar a verse en el cielo cerca del Sol cuando se pone, lo contrario a la fina primer luna creciente observable antes que salga el Sol.

En todo caso, no se trata de algo catastrófico ni augurio de cosas malas ni buenas. Son inventos, definiciones para algunas fases lunares provenientes de la jerga astrológica y de religiones Wiccas.

Actualización del 28/sep./2016 a las 16:00 HOA (GMT -3).
La Luna Roja o Luna de sangre como le dicen algunos exagerados, es el aspecto con que se observa a la Luna Llena durante un eclipse total de Luna. En ese caso, se encuentra iluminada de un color anaranjado fuerte, rojizo, debido a la luz roja del Sol que se desvía en nuestra atmósfera. Eso demuestra que el cono de sombra de la Tierra no es completamente obscuro.

Referencias:

pdp.

Me dieron el gusto.

En mi juventud pude observar imágenes de la Luna, el Sol y de casi todos los planetas del Sistema Solar.
Mis fotos llegaban hasta los gigantes gaseosos. Pero me faltaba algo…
Quería saber cómo era Plutón, cómo era  un asteroide y cómo era un cometa; obviamente todos de cerca.

Dawn me mostró a Vesta y a Ceres con sus llamativas manchas brillantes de “sal inglesa” (sales de magnesio hidratadas). Me mostró que es un protoplaneta detenido en su evolución luego de migrar y venir desde más afuera.

New Horizons me mostró Plutón, y pronto, en el 2019, me mostrará un objeto del cinturón de Kuiper.

Rosetta me mostró el superficie de un cometa como quería verla, de cerca.

Ambition:

Rosetta me enseño que el vapor de agua del cometa C67P/C-G no es del mismo tipo que hay en otros cometas y asteroides e incluso en la Tierra. Que pese a ser de la misma familia que otros cometas, tuvieron diferentes orígenes por tener agua con más o menos Deuterio. Que es muy probable que el agua tan necesaria para la vida en Casa, probablemente vino de asteroides o de cometas con otro origen distinto a este.

Ambition-epílogo:

Me di (en realidad me dieron) el gusto de ver casi todo el Sistema Solar como quien recorre las principales ciudades del Mundo. Todo es imposible… por ahora.

pdp.

 

 

Parece que la Montaña Rusa ayuda a eliminar cálculos renales.

Los cálculos renales suelen ser de difícil eliminación, y a veces muy dolorosa.
Hay medicamentos que ayudan a eliminarlos y tratamientos que tienden a romperlos para que se eliminen con expulsados facilidad. Pero resulta que la montaña rusa, ese conocido y vertiginoso juego de los parques de diversiones, aporta otra solución al problema de los cálculos renales.

Imagen de Montaña Rusa publicada en definicionabc.com

Unos investigadores hicieron modelos de cálculos renales con una impresora 3D basándose en observaciones de tomografías. Colocaron esos cálculos en riñones artificiales de silicona inmersos en orina en diferentes partes de los conductos.
Esos riñones fueron puestos en bolsas y… a viajar por una montaña rusa.
La mayoría de los cálculos renales fueron eliminados independientemente de su tamaño o del lugar donde estaban alojados. La mayoría de los eliminados fueron los que viajaron en el riñón en la cola del trencito.

Referencias:

Fuente:

  • Validation of a Functional Pyelocalyceal Renal Model for the Evaluation of Renal Calculi Passage While Riding a Roller Coaster, Marc A. Mitchell et al..
    The Journal of the American Osteopathic Association, October 2016, Vol. 116, 647-652. doi:10.7556/jaoa.2016.128.
    http://jaoa.org/article.aspx?articleid=2557373

pdp.

Cuidado astrólogos, las constelaciones zoodiacales son más que 12.

En Astrología, se dice que una persona está influenciada por la posición de los astros.

Resultado de imagen para constelaciones zodiacales

Ilustración de las 12 constelacines habituales del zoodíaco publicada en teinteresasaber.com

Estos astros se mueven en el cielo pasando por las constelaciones zoodiacales. El Sistema Solar tiende a un plano, y visto desde dentro de él, se lo aprecia como una faja del cielo. En esa faja, se mueven los planetas, la Luna y, debido a nuestro movimiento a lo largo de la órbita, también vemos mover el Sol.
Siempre se dijo que las constelaciones zoodiacales eran 12, pero en realidad son más… son 21.

Los planetas pasan por más constelaciones. Lo que sucede es muchas son pequeñas o tienen estrellas pobres en brillo. Eso hace que no se las tenga en cuenta.
Por ejemplo, el Sol pasa por Ophiuco. Es más, está más tiempo en él que en Escorpio. Lo que sucede es que en Escorpio está la estrella Antares y además esta constelación tiene más forma de escorpión (un gran signo de interrogación en el cielo) que Ophiuco de hombre portando una serpiente. O sea que el Sol pasa por 13 constelaciones.
Teniendo en cuenta al Sol, la Luna y solamente a los planetas visibles a simple vista (no entran Urano, Neptuno y Plutón y los nuevos enanos en el cinturon asteroidal como Ceres) las 21 constelaciones zoodiacales son:

Aquarius Capricornus Crater Leo Orion Sagittarius Sextans
Aries Cetus Gemini Libra Pegasus Scorpius Taurus
Cancer Corvus Hydra Ophiuchus Pisces Scutum Virgo

El número podría elevarse si tenemos en cuenta planetas no visibles a simple vista tales como los objetos helados de órbitas muy inclinadas, pero eso es ir muy lejos.

Un detalle.
Las posiciones en que vemos al Sol, son relativas a la nuestra en nuestra órbita. Sucede que en ella hay variaciones a largo plazo (balanceo de l órbita y rotación del eje de las apsides por nombrar algunas) que se reflejan en varios aspectos, uno de ellos, en que no vemos el Sol en la misma constelación los mismos días para diferentes épocas.
Por ejemplo: Los nacidos para fines de Marzo son de Pisis, pero de haber nacido en la antigua Grecia, serían de Aries.

Todo esto puede ser verificado por cualquiera usando esos programas planetarios, saboreando unos buenos mates mientras vemos cómo se mueven los planetas en el cielo a lo largo de por lo menos un año.

Referencias:

Fuente:

pdp.