Archivo de la etiqueta: evolución estelar

MN Dra., una particular Nova enana activa.

Las estrellas Novas, son variables cataclísmicas periódicas.
Su modelo es similar al de las Supernovas (SN). En un sistema binario, una estrella le dona materia a la otra. La amplitud del estallido depende del flujo de esa donación, cuando la receptora de satura de materia presenta la erupción de energía con expulsión de materia. En el caso de las SN, estallan colosalmente quedando la estrella destruída . En el caso de las Novas, la explosión es menor por lo que la estrella no pierde tanta masa y se recupera (http://www.astromia.com/universo/supernovas.htm).

Las Novas enanas, son más modestas en sus estallidos que las Novas clásicas.
Entre las enanas hay algunas particulares. Estrellas como SU Uma y ER Uma, son Novas enanas activas que presentan periódicas supererupciones además de las periódicas erupciones normales. Al período entre dos supererupciones se lo conoce como superciclo. Estrellas como SU UMa y ER Uma se distinguen por la duración de esos superpciclos. Estas binarias tienen períodos orbitales menores a las 2,5 hs. (imagínense dos estrellas orbitándose con ese período).
Además, presentan variaciones u oscilaciones en superciclos adelantánolos y atrasándolos casi periódicamente. La materia donada puede caer en un disco de acreción; pero también lo puede hacer en un flujo de materia que viaja por las líneas del campo magnético de la receptora y entra por sus polos. En el caso del disco de acreción, éste puede precesar (balancearse mientra rota) lo que puede provocar variaciones en la acreción de la materia. Ésto, junto a variaciones en la forma del disco de acreción por mareas gravitatorias causadas por la estrella compañera, podría explicar las supererupciones y los superciclos con sus adelantamientos y retrasos.

MN Draconis, es una Nova enana activa algo particular ya que su superciclo (de 74 días) se fue prologando en los últimos 12 años.

MNDra

Imagen de MN Dra señalada como V1 junto a estrellas de campo C1 y C2 publicada en el trabajo de K. Bakowska et al.

Fuente:

pdp.

 

¿Puede una estrella fingir su muerte? (Si, puede)

Las estrellas precursoras de eventos de Nova, presentan una explosión que vuela su capas exteriores y queda con masa que le permite recuperarse
Las supernovas (SN) presentan una explosión mucho mayor, llegando a brillar como toda la galaxia donde viven. No se recuperan, quedando de ellas sólo un núcleo estelar compacto en forma de estrella de neutrones o agujero negro (http://www.astromia.com/universo/supernovas.htm).
Pero hay estrellas familiarmente llamadas zombies, ya que parecen haber muerto pero siguen vivas.
Son conocidas como impostoras de SN. Son un tipo intermedio entre Nova y SN, tirando hacia las SNs. Estas estrellas presentan una colosal explosión de tipo SN, pero en lugar de quedar un resto estelar compacto de la precursora, ella queda brillando vigorosamente.
Hay estrellas candidatas a ser impostoras de SN. Todas están en el centro de remanentes de materia expulsada en forma explosiva, y como precursoras de esos eventos de SNs no se muestran destruidas sino brillantes y activas. Un caso de posible estrella zombie, es la precursora del remanente de la SN de tipo II, la SN Casiopea A (pdp, 14/nov./2016, https://paolera.wordpress.com/2016/11/14/la-progenitora-de-sn-cas-a-era-una-impostora/).

Pero no son todas sospechosas; hay tres casos confirmados.
En nuestra galaxia, se encuentra la impostora de SN conocida como Eta Carina. Esta estrella en la quilla de la constelación del Navío, está a unos 7500 años luz (AL) de casa. Presentó al menos dos explosiones que le hicieron perder mucha masa generando la gran envoltura de materia que la rodea. Sin embargo, la estrella sigue brillando (https://www.fayerwayer.com/2012/02/el-misterio-de-eta-carinae-la-estrella-que-exploto-y-sobrevivio/).

En la galaxia espiral NGC 2770 a 88 millones de AL de nosotros, hay dos estrellas zombies (https://en.wikipedia.org/wiki/NGC_2770).
Ubicadas en sus brazos, en regiones de formación estelar ricas en gas y polvo, se encuentran las precursoras de SN 2009ip y de SN 2015bh. Ambas presentaron explosiones de SN de tipo II y siguen brillando vigorosamente.

Evenos de SN en NGC 2770. La impostora está señalada como estrella variable luminosa azul (LBV). Imagen crédito IAA-CSIC

Todas las estrellas impostoras de SNs tienen algo en común. Se presentan en un evento de SN de tipo II y son variables luminosas azules (LBV – Luminous Blue Variable). Se sabe que este tipo de estrellas van camino a ser gigantes evolucionadas azules muy activas, conocidas como estrellas de Wolf Rayet (WR) y suelen presentar erupciones. Si bien no siempre son tan violentas como las impostoras de SN, a veces son colosales y hay que estudiar las causas (http://astronomia.wikia.com/wiki/Estrella_de_Wolf-Rayet). Quizás la energía de la erupsión interactúa con materia previamente expulsada.

Cuando se conviertan en estrellas de tipo WR, presentarán su última gran explosión de la que seguro no sobrevivirán.

Referencia:

Fuente:

pdp.

La orientación de las estrellas en cúmulos estelares abiertos.

Los cúmulos estelares abiertos, son sistemas de miles de estrellas físicamente relacionadas nacidas de la misma nube molecular.
La nube progenitora tiene una cierta dinámica, una translación alrededor del centro galáctico y una cierta rotación (o momento angularhttps://www.fisicalab.com/apartado/momento-angular) alrededor de un eje pasante por su centro de masa que guarda una inclinación con el plano del cielo (https://es.khanacademy.org/science/physics/linear-momentum/center-of-mass/a/what-is-center-of-mass).
Las turbulencias dadas en la formación estelar, deberían atentar contra la transmisión del estado dinámico de la nube a las estrellas. Así se espera que ellas tengan orientaciones o inclinaciones de sus ejes desordenadas (siempre especto del plano del cielo). De hecho, algunas investigaciones sugerían que las turbulencias dadas en la formación estelar, afectaban cualquier posible alineación en las orientaciones de las estrellas.

Los cúmulos abiertos NGC 6791 en la constelación de Lyra a unos 13000 años luz de casa (https://www.univie.ac.at/webda/cgi-bin/ocl_page.cgi?dirname=ngc6791) y NGC 6819 en Cygnus (el Cisne) a unos 6000 años luz (https://www.univie.ac.at/webda/cgi-bin/ocl_page.cgi?dirname=ngc6819), son dos sistemas estelares “maduros” y estacionarios, cuyas estrellas ya no muestran interacciones con la nube progenitora ni se ven afectadas por turbulencias.
Se midió las orientaciones de los ejes de rotación de estrellas de esos cúmulos y se encontró que están fuertemente alineados.

Gráfico publicado en el trabajo de E. Corsaro et al.

En el histograma se aprecia que en cada cúmulo, la mayoría de las estrellas tienen inclinaciones similares.
Esto demuestra que la nube progenitora de esos cúmulos pudo transferir eficientemente sus propiedades rotacionales a las estrellas, como ser su orientación espacial (en realidad momento angular), lo que se mantuvo con los miles de millones de años hasta hoy.
Esto bien se puede extender a todas las estrellas de este tipo de sistemas.

Fuente:

pdp.

Gaia 1, el nuevo cúmulo estelar globular-abierto (a marzo del 2017).

Los cúmulos estelares son agrupaciones de estrellas gravitacionalmente vinculadas.
Se clasifican en globulares y abiertos.
Los primeros tienen órbitas inclinadas, forma esférica, viven en el halo galáctico, aunque los hay orbitando cerca del plano de la Galaxia, abundantes en estrellas evulocionadas y son restos de galaxias enanas asimiladas por la nuestra. Los otros, pertenecen a regiones cercanas al plano galáctico (también se los llama cúmulos galácticos), son de origen local habiéndose formado en complejos de gas molecular y tienen aspecto irregular.

Gaia 1, es un cúmulo estelar recientemente descubierto (a marzo 2017) de edad intermedia, unos 3 mil millones de años (nuestro Sol tiene unos 5 mil millones).
En perspectiva, se encuentra muy cerca de la estrella Sirio, una de las más brillantes del cielo y es posible que esa sea la causa de que no se lo haya descubierto previamente.
Se le han identificado al menos 40 estrellas, tiene una velocidad de casi 60 Kms./seg., y está a unos 12 mil años luz de casa.

Imagen de Gaia 1 publicada en l trabajo de J. D. Simpson et al.

En la imagen de Gaia 1, se señala con círculos rojos y cuadrados azules a estrellas miembros del cúmulo que fueron detectadas por diferentes instrumentos. Las indicadas en círculos anaranjados son estrellas de campo. La extensión del cúmulo no pudo ser determinada aún debido a su cercanía en perspectiva a Sirio, cuya imagen es esa gran mancha obscura a la derecha (la imagen está en negativo).
Por sus características se lo clasifica en el límite entre globular y abierto.
Su órbita lo lleva casi 5 mil años luz del plano galáctico y tiene una excentricidad de 0,3 (0 equivale a una órbita circular y 1 es la máxima excentricidad). Estos datos sugieren que se trata de un objeto de origen extragaláctico que fue asimilado por la Vía Láctea, o de un viejo cúmulo que interactuó con gas a altas latitudes galácticas y comenzó a formar estrellas.

Fuente:

  • Preprint 14th March 2017, Siriusly, a newly identified intermediate-age Milky Way stellar cluster: A spectroscopic study of Gaia 1, J. D. Simpson et al.
    https://arxiv.org/pdf/1703.03823.pdf

pdp.

Supernovas de tipo II muestran una etapa de pre-supernova.

La explosión de supernova (SN) es la colosal muerte de una estrella masiva y puede brillar como toda la galaxia hospedante (https://es.wikipedia.org/wiki/Supernova).
Las hay de diferentes tipos.
En particular, las de tipoII, se producen por el colapso brusco del núcleo rico en metales y elementos pesados. Colapsa sobre sí mismo. Las estrellas masivas gigantes rojas, son candidatas a terminar así.

La SN 2013fs es una SN regular de tipo II, fue observada apenas 3 horas luego de haberse producido la explosión (https://en.wikipedia.org/wiki/SN_2013fs). Esto permitió estudiar la evolución del remanente desde un muy temprano momento. Por ejemplo, se dispone de fotometría y espectroscopía desde las 6 hs. siguientes a la explosión.
Las observaciones no sólo brindaron información de la evolución del remanente, sino también de las etapas previas a la explosión.

Hay evidencias de que en el entorno cercano a la estrella (distancia menor a 10 mil millones de Kms.), hay material previamente eyectado por la progenitora.
La expulsión de materia previa al estallido, se habría dado aproximadamente 1 años antes de la explosión a razón de una milésima de masa solar al año.

2

Ilustración donde se muestra la interacción de la radiación de la SN con el material circundante. Ilustración publicada en Wizmann Wonder Wander.

Luego, las SN de tipo II avisan de su inminente explosión a través de la expulsión de materia a sus vecindades; o sea que en estos casos hay un estado de pre-supernova.

Referencias:

Fuente:

pdp.

X9 en 47 Tuc.¿Es un futuro planeta en un agujero negro?

47 Tucanae (47 Tuc.), es un cúmulo globular en la constelación del Tucán a casi 17 mil años luz de casa (https://es.wikipedia.org/wiki/47_Tucanae).
Allí se encuentra la fuente de rayos X catalogada como X9.
Hasta hace poco se pensaba que se trataba de una estrella enana blanca tomando materia de su compañera de tipo solar. Esa materia cae arremolinándose, autofriccionando, recalentándose y emitiendo energía en rayos X.
Pero observaciones recientes publicadas por febrero del 2017, hallaron evidencias de otro escenario.

1

Ilustración del sistema X9 en 47 Tuc. crédito de NASA/CXC/M.Weiss

Se trata de una enana blanca en torno a un agujero negro de masa estelar. El agujero negro toma masa de la enana produciendo las emisiones en rayos X. Se detectó una variación periódica de casi media hora (28 minutos), la que es debida al período de rotación de la enana en torno al agujero negro. Al pasar por el punto más cercano entre ambos objetos (periastro), el agujero negro toma más masa de la enana y aumenta la radiación en rayos X.
En base a estas observaciones, el par está separado por una distancia promedio de 10 mil Kms., esto es apenas 2,5 veces la distancia Tierra – Luna. Esto convierte a este sistema binario en un sistema ultracompacto.
Con el tiempo, la enana podría evaporarse por completo o tal vez quedar como una masa gaseosa planetaria en torno al agujero negro.

Referencias:

Fuente:

pdp.

Gaia6apd, una supernova superluminosa cercana.

Las supernovas (SN) son colosales eventos eventos explosivos donde muere una estrella masiva (https://es.wikipedia.org/wiki/Supernova).
Pueden brillar casi como toda la galaxia que las hospeda.
Pero de un tiempo a esta parte, se han detectado cerca de una docena de SN de 10 a 100 veces más brillantes que las SN conocidas; son las superluminosas (SNSL).

Entre 1000 millones y 1500 millones de años luz de casa, se encuentra Gaia6apd, la segunda SNSL más cercana a nosotros.

1

Ilustración de magnetar crédito de Robert S. Mallozzi, UAH/NASA MSFC

Si bien se trata del colapso de una estrella muy masiva, no se explica satisfactoriamente los procesos involucrados en la generación de semejante energía liberada.
Se piensa en dos posibles escenarios.
Uno, puede tratarse de la interacción entre la materia liberada en la explosión con materia circundante.
Otro, puede involucrar procesos internos como los que se pueden dar en una estrella de gran campo magnético y altísima rotación como ser una estrella de neutrones o magnetar.

Referencia:

Fuentes:

pdp.