Archivo mensual: agosto 2020

Aprendiendo de los Tardígrados.

Los tardígrados son minúsculas formas de vida extremófilas (https://es.wikipedia.org/wiki/Tardigrada).

main article image
National Geographic / YouTube.

Se las clasifica de esa manera por poder soportar condiciones extremas que van desde temperaturas cercanas a los -273°C a los 150°C. También conocidos como ositos de agua, soportan altas cantidades de radiación y enormes presiones seis veces mayores a las de las grandes fosas oceánicas. Pueden volver a la vida luego de estar congelados por décadas y hasta se reproducen en el espacio exterior.
Muchos de ellos terminaron en la Luna, luego de que la misión Israelí Beresheet se estrellara llevándolos a bordo para experimentación en nuestro Satélite natural (La nave israelí Beresheet podría haber esparcido miles de «osos de agua» en la Luna | https://www.20minutos.es/noticia/3726580/0/nave-israeli-beresheet-podria-haber-esparcido-miles-osos-agua-luna/)

Sus capacidades de supervivencia provienen de material genético asimilado horizontalmente de otras formas de vida, las que habrían perdido esos genes o fragmentos de su ADN por lisis (o lastimaduras) (Los extremófilos y la transferencia genética horizontal | pdp | https://paolera.wordpress.com/2015/11/25/los-extremofilos-y-la-transferencia-genetica-horizontal/).

La capacidad de sobrevivir en ambientes sin humedad, a punto de estar desecados, se debe a una proteína conocida como proteína intrínsecamente desordenada (PID). Esta proteína, protege al animal generando un biovidrio o cristales biológicos sólidos. Ante la falta de humedad, la PID incrementa su cantidad y forma biovidrio protegiendo otras proteínas del animal. Luego, esa clase de vidrio se disuelve cuando el agua se hace presente nuevamente.
Con esta PID se logró proteger levaduras y bacterias de ser desecadas. Se piensa que puede utilizarse para preservar material biológico, cultivos y hasta medicamentos.
Otro estudio encontró la proteína que protege al osito de agua de las grandes cantidades de radiación. En este caso, también se encontró que esta proteína se puede transferir a cultivos de células humanas.

Referencia:
We Can Now Harness The Tardigrade’s Strangest Superpower – And Give It to Other Organisms | Bec Crew | https://www.sciencealert.com/we-can-now-harness-the-tardigrade-s-strangest-superpower-and-give-it-to-other-organisms

Fuente:
Tardigrades Use Intrinsically Disordered Proteins to Survive Desiccation | Thomas C. Boothby et al. | https://www.cell.com/molecular-cell/fulltext/S1097-2765(17)30133-8

pdp.

La Cuántica y la pregunta sobre el árbol caído.

Una ancestral pregunta es: si un árbol cae en un bosque y nadie está cerca ¿produce algún sonido?
Se trata de un problema que maestros budistas le plantean a sus alumnos (Si un árbol cae en un bosque | https://es.wikipedia.org/wiki/Si_un_%C3%A1rbol_cae_en_un_bosque).

File:Fallen tree2.jpg
Imagen de Wikipedia – Autor: Tiia Monto

La Física Clásica responde afirmativamente. Cuando el árbol cae, su impacto contra el piso desplaza masas de aire. Eso produce una onda de presión o sonido que alguien cercano puede oír. Otra persona lejana no podrá oírlo porque la onda de sonido se amortigua con la distancia hasta desaparecer.

¿Pero qué dice la Cuántica?
Recordemos que esta rama de la Física reina en el universo atómico.
Comencemos diciendo que en una experiencia de laboratorio, la medición de una propiedad de una partícula, es una interacción entre la partícula y el sistema usado en la experiencia. O sea, que la partícula puede tener un comportamiento cuando no es observada y otro cuando se la observa. Así, las propiedades físicas no son preexistentes, sino que aparecen en el momento de la observación.
Si llevamos esta idea a dimensiones del observador, debemos asumir que una experiencia no es un evento único sino que puede tener diferentes resultados para otros observadores en otros Universos. Algo similar al gato de schrödinger que no está vivo ni muerto hasta que se lo observa (Llevando la Cuántica a nuestra escala)| pdp | https://paolera.wordpress.com/2020/08/20/llevando-la-cuantica-a-nuestra-escala/ ; La paradoja del gato de schrödinger | pdp | https://paolera.wordpress.com/2013/12/29/la-paradoja-del-gato-de-schrodinger/). Según ésto, un observador podría sentir el sonido y otro no lo sentiría. Incluso, el árbol podría no haber caído para alguno de ellos.

Pero sucede que las partículas pueden entrelazarse.
En ese estado, lo que le sucede a una repercute en la otra. De esta manera, podemos conocer las propiedades de una partícula observando a otra entrelazada a ella (Imagen creada por entrelazado cuántico de fotones | pdp | https://paolera.wordpress.com/2014/12/04/imagen-creada-por-entrelazado-cuantico-de-fotones/). El día que se domine el entrelazamiento cuántico, podríamos saber qué sucede en el otro lado de la Galaxia observando qué está pasando en este lado.

Supongamos un observador A y otro B, cada uno en su laboratorio. El observador A, observa el comportamiento de partículas en su laboratorio, mientras que B, en su laboratorio, observa el de sus partículas entrelazadas con las de A.
Hay dos ideas al respecto. Ninguna definitivamente demostrada aún por las experiencias.
Para unos, A se verá “enredado” con el entorno de sus partículas y compartirá las incertezas de su ambiente. De esta manera, B no obtendrá lecturas compatibles con las características de las partículas de A.
Para otros, B también se enredará con el entorno de sus partículas. Como las partículas de A y B están entrelazadas, los observadores también lo estarán y ambos colapsarán a estados compatibles en sus mediciones. Llevando ésto a dimensiones de macroscópicas, los observadores estarán entrelazados por su entorno.
Luego, el observador más cercano al árbol que cayó, dirá que hizo ruido, y el más alejado tendrá datos compatibles con ese resultado. O sea, dirá que el sonido no le llegó a la distancia.

Referencia:
Physicists Just Found a New Quantum Paradox That Casts Doubt on a Pillar of Reality | ERIC CAVALCANTI | https://www.sciencealert.com/a-new-quantum-paradox-throws-the-foundations-of-observed-reality-into-question

pdp.

Espirales en estrellas: El caso de WR 147.

Muchas estrellas están rodeadas de una estructura espiral.
En las estrellas, estas estructuras aparecen cuando la materia que las rodea o expulsan, sufre los efectos de una rotación; como un regador giratorio.
Nuestro Sol, por ejemplo, tiene una rotación diferencial más rápida en el Ecuador que en otras latitudes. Ésto, hace que el viento solar o materia expulsada, muestre una estructura espiral o en “pollera (enrosacada) de bailarina” conocida como Espiral de Parker (La Espiral de Parker o pollera de bailarina | pdp | https://paolera.wordpress.com/2019/07/31/la-espiral-de-parker-o-pollera-de-bailarina/).

También hay estructuras espirales en torno a estrellas donde hay material del que se están formando planetas. En los lugares del disco circunestelar donde la materia colapsa, se observan remolinos que convergen a esos grumos de materia. A mayor escala, esos grumos generan espacios que se deforman por la rotación del disco de materia dando lugar a brazos espirales (Una estrella con brazos en forma de espiral | pdp | https://paolera.wordpress.com/2011/11/07/una-estrella-con-brazos-en-forma-de-espiral-ciencia/).

También se generan espirales de la materia expulsada por una estrella girando en torno a su compañera.

Coils of Apep
Imagen en falso color obtenida en infrarrojo de una estructura espiral en torno a un sistema binario – ESO/Callingham et al.]

Esa materia es detectada en infrarrojo debido a su temperatura.

Un caso curioso, lo muestra la binaria compuesta por una estrella de tipo Wolf-Rayer (WR) catalogada como WR 147 y su compañera, una masiva y caliente estrella de tipo O.

Gemini Observatory/Jon Lomberg

La estrella WR 147, como toda estrella de su tipo, es una masiva y vigorosa estrella gigante azul en el fin de su vida. Emite vientos estelares de unos 3000 km/s. Éstos, impactan a su compañera produciendo una columna caliente de gas y polvo alejándose del sistema en forma espiralada.
Todo esto está siendo afectado por una tercera compañera más alejada.

De esta manera, todas las estrellas WR pueden generar espirales con la materia arrancada de sus compañeras. Lo curioso de este sistema, es que la espiral no se detecta en infrarrojo como otros casos similares. La espiral de WR 147 se detecta solamente en ondas de radio (frecuencias menores que las infrarrojas). En este caso, eso se debe a que las partículas arrancadas por WR 147 de su compañera no forman directamente una columna de material caliente. En su lugar, las partículas se aceleran en medio de un campo magnético generando lo que se conoce como radiación sincrotrón que es detectada en ondas de radio (https://es.wikipedia.org/wiki/Radiaci%C3%B3n_de_sincrotr%C3%B3n).

Referencia:
A Stellar Pinwheel at a New Wavelength | Susanna Kohler | https://aasnova.org/2020/08/28/a-stellar-pinwheel-at-a-new-wavelength/

Fuente:
A Radio Pinwheel Emanating from WR 147 | Luis F. Rodríguez et al. | https://iopscience.iop.org/article/10.3847/2041-8213/abad9d

pdp.

Conclusiones asombrosas del Teorema del Punto Fijo y el Axioma de Elección.

La Matemática suele presentar resultados que parecen imposibles y hasta bizarros.
Veamos algunos casos demostrados en Matemáticas que nos llevan a resultados sorprendentes.

Empecemos con el Teorema del Punto Fijo.
Si una función F(x) es continua y arroja valores en el mismo conjunto de donde toma valores la variable x, entonces existe x0, tal que F(x0) = x0.
Ese valor de x0 recibe el nombre de punto fijo.
Hay muchas demostraciones basadas en este teorema, pero veamos algo sorprendente que resulta de su aplicación.
Supongamos que tenemos un plato de sopa y que la revolvemos arbitrariamente en todas direcciones sin salpicar todo el tiempo que queramos. Luego dejamos de revolver y dejamos que la sopa se detenga. Todos los puntos de las superficie de la sopa pertenecen al plato, antes y después del movimiento (no derramamos). Durante el movimiento describieron caminos más o menos complejos, pero continuos ya que no se salpicó. Como esos caminos corresponden a una función continua que llevó los puntos de su posición inicial a la final; y ambas posiciones están siempre dentro del plato, este problema cumple con las condiciones para aplicar el Teorema del Punto Fijo.
Luego, habrá al menos un punto que volvió a su posición inicial.
(Teorema del Punto Fijo | Miguel de Guzmán | https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=803932

Sigamos con el Axioma de Elección.
Un axioma es algo que no necesita ser demostrado por ser evidente.
Este axioma dice que dados dos o más conjuntos no vacíos, existe otro conjunto que contiene al menos un elemento de cada uno de los anteriores. O sea que siempre podemos armar un conjunto con elementos de otros conjuntos. Es evidente, por eso es un axioma. Esto vale incluso para conjuntos de infinitos elementos, o sea para conjuntos infinitos. (Axioma de elección | https://es.wikipedia.org/wiki/Axioma_de_elecci%C3%B3n)

Luego: ¿podemos cortar una naranja en pedazos y tener dos naranjas iguales a la primera?
Físicamente la respuesta es: no. Esto se debe a que se debe conservar la masa entre otras cosas.
Pero matemáticamente la respuesta es afirmativa.
Recordemos que un conjunto infinito es una fuente infinita de elementos.
Según el Axioma de Elección, puedo tomar puntos de dos esferas idénticas (elementos de esos conjuntos infinitos) y armar otra esfera igual a las anteriores. En particular puedo usarlos todos y quedarme con una esfera final igual a sus progenitoras.
Bien; deshaciendo el trabajo realizado, puedo tener dos (o más) esferas a partir de una esfera; todas iguales (o no) a la original.

El axioma de elección – Math at Andrews

Dedicado a mis ex-alumnos de Simulaciones.
pdp.

Punto final a la Conjetura de Keller.

Una conjetura es una afirmación que debe ser demostrada para que sea irrefutable.
El actual teorema de Fermat – Wiles, fue una conjetura hasta que en 1995, Andrew Wiles lo demostró utilizando una matemática más avanzada que la de Fermat.
Recientemente fue demostrada una conjetura de casi un siglo de antigüedad, en esta oportunidad se utilizaron Grafos y computadoras.

Se trata de la conjetura de Keller.
Ésta, dice que un plano no puede ser cubierto completamente con cuadrados idénticos sin solaparse sin que al menos dos de ellos compartan uno de sus lados. O sea, si cubrimos una superficie con cuadrados idénticos sin que se superpongan, al menos dos de ellos se apoyarán perfectamente.

Ilustraciones que muestran cómo el mosaico de un plano 2D con cuadrados, o un espacio 3D con cubos, inevitablemente da como resultado que algunas formas compartan perfectamente los bordes.
Ilustración Samuel Velasco/Quanta Magazine; source: https://www.cs.cmu.edu/~mheule/Keller/

La conjetura puede extenderse a tres dimensiones donde se llena perfectamente un volumen con cubos. En este caso habrá al menos dos cubos que se apoyan perfectamente en sus caras.

En general, la conjetura de Keller se puede extrapolar a n dimensiones donde se involucran figuras idénticas de n lados iguales.

Primero se demostró su validez hasta n=6.
Luego, se demostró con un contra-ejemplo (un ejemplo que rompe lo que se afirma) que no valía para n=10. También se demostró que si esta conjetura no se cumple para k dimensiones, tampoco lo hará para k+1. Así, repitiendo esta demostración, deja de tener valor para toda cantidad de dimensiones mayor a k.
Más tarde, se demostró su invalidez para n=8, y por lo tanto para n=9. Quedó así pendiente el problema en siete dimensiones.

Para esta cantidad de dimensiones, se presentaba la cualidad de primo de esta cifra. Ésto, planteaba el problema de no poder dividir las dimensiones en grupos de cantidades iguales. Seguramente esto se presentó antes para 3 y 5, pero en el caso de 7, se complicaba más el trabajo de la demostración.
Es aquí donde se decidió atacar el problema con Grafos y computadoras; 40 para ser exactos.

Un Grafo es un conjunto de nodos (o puntos) unidos por arcos. Es una herramienta utilizada para el estudio de flujo de información y problemas de conectividad.
En este caso, los vértices estaban dados por colores en las caras de “los cuadrados” y los arcos indicaban cómo se relacionaban. Los colores-vértices, estaban asociados a otros que indicaban si coincidían en su posición, si había superposición y si se tocaban totalmente o parcialmente.

Samuel Velasco/Quanta Magazine

Así se pudo llevar al problema de 7 dimensiones a un plano con cuadrados con colores.
En este caso, había que considerar cuadrados (o dados) con 7 puntos (uno por cada dimensión) y colores. La idea era conectar de todas las formas posibles todos esos cuadrados a través de sus puntos de colores y ver si en algún caso había al menos dos cuadrados compartiendo un lado. Si se encontraba al menos un arreglo donde todos los cuadrados están conectados sin compartir un lado, entonces la conjetura resultaba falsa.

En 30 minutos, las computadoras comprobaron que no se puede resolver el problema en 7 dimensiones sin que al menos dos “cuadrados” se apoyen entre sí.
Luego, quedó validada la conjetura para el caso faltante. Así es verdadera hasta 7 dimensiones.

Referencia:
Computer Search Settles 90-Year-Old Math Problem | Kenvin Hartnett | https://www.quantamagazine.org/computer-search-settles-90-year-old-math-problem-20200819/

Fuente:
The Resolution of Keller’s Conjecture | Joshua Brakensiek et al. | https://arxiv.org/abs/1910.03740

pdp.

Expresiones faciales en roedores.

Un grupo de ratones fueron sometidos a diversas experiencias placenteras y desagradables.
La idea era registrar posibles gestos relacionados con lo experimentado para saber cómo manifiestan diferentes emociones.
Lo roedores fueron sometidos a placer, molestias y dolor. El agua azucarada les daba sensación agradable. El agua amarga les producía molestias y una pequeña descarga eléctrica en la cola les proporcionaba algo de dolor. Los animales mostraban indicios de miedo en los entornos donde habían pasado por una experiencia desagradable.
En todo momento fueron observados con cámaras de alta velocidad, y ante las diferentes situaciones, los ratones mostraron pequeños movimientos de sus orejas, narices, bigotes y otras partes del cuerpo.

Mouse expression illustration
Sutiles movimientos en orejas, bigotes y narices manifestaban diferentes emociones – Ilustración crédito: J. KUHL/MAX PLANCK INSTITUTE OF NEUROBIOLOGY.

Estas respuestas son evidencia de los gestos de estos animales ante diferentes situaciones emotivas.

Referencia:
Mice’s facial expressions can reveal a wide range of emotions | Laura Sanders | https://www.sciencenews.org/article/mice-facial-expressions-can-reveal-wide-range-emotions

Fuente:
Facial expressions of emotion states and their neuronal correlates in mice| Nejc Dolensek et al. | https://science.sciencemag.org/content/368/6486/89

pdp.

La razón por la que las ondas gravitatorias le ganan a la luz.

A muchos le llama la atención que en la fusión de estrellas de neutrones (ENs), las ondas gravitacionales (OGs) lleguen antes que la radiación
Cuando un objeto orbita otro, en realidad se orbitan mutuamente en torno a un punto común llamado centro de masas del sistema. Es entonces cuando emiten OGs. Eso hace que con el tiempo vayan acercándose mutuamente hasta colisionar. Eso sucede incluso con el Sol y sus planetas, pero ese colapso no se dará antes de que el Sol termine su existencia.
Cuando hay material frenando a los cuerpos, ese colapso se adelanta.
A medida que los cuerpos se acercan, su velocidad orbital aumenta y la frecuencia de las OGs se incrementa. En el momento del encuentro, se tiene el pico de intensidad de las OGs; eso es lo que detectamos, el momento culminante del encuentro. En ese momento, también hay emisión de energía debido al choque que se produce.

Esto es lo que sucede cuando se fusionan dos ENs.
En ese evento, se ha observado que primero llegan las OGs y luego la luz de producto de la fusión, tanto en rayos gamma (altas frecuencias) como en radio-ondas (bajas frecuencias).
En el caso de la detección de la OG del 17 de agosto del 2017, debido a la fusión de dos ENs a 130 millones de años luz de Casa, las luz llegó casi 2 segundos luego de la OG.

An image of NGC 4993, the galaxy that hosted 2017's kilonova event, with afterglow shown.
Imagen de la luz detectada luego de la OG de agosto 2017

Luego la pregunta es: ¿por qué las OGs llegan antes que la radiación electromagnética?, o sea, ¿por qué las OGs le ganan a la luz?

Tanto las OGs como la luz del encuentro se generan en el mismo instante.
Como todo lo que tiene masa en reposo nula, tanto los fotones como las OGs viajan a la velocidad de la luz en el vacío “C”.

Algunos proponían que los fotones no tienen masa en reposo nula sino muy pequeña. Así, no se moverían con velocidad C sino con una velocidad algo menor. De ser así, las diferentes longitudes de onda viajarían con diferentes velocidades, como sucede en un medio diferente al vacío. Esto, implicaría que las diferentes longitudes de onda nos deberían llegar muy distanciadas entre sí debido a que en una gran distancia (como los 130 millones de años luz de la OG de agosto del 2017), unas frecuencias se alejaron de las otras por moverse más rápido (las radio-ondas deberían haber llegado mucho más retrasadas que la radiación gamma). Si embargo, todas las radiaciones en diferentes frecuencias llegaron casi juntas.
Las ENs están rodeadas de materia. Cuando la luz atraviesa esa materia, no se encuentra en el vacío y cada frecuencia viaja con diferente velocidad. Pero una vez en el vacío, todas viajen con velocidad C. Eso hace que ciertas frecuencias nos lleguen un poco antes que otras, pero no mucho más, así nos llegan casi juntas. El “casi” se debe al sutil retraso de cada frecuencia al atravesar el material que rodea al objeto.

La respuesta a la pregunta planteada al principio pasa por este lado. Pero antes recordemos algo.
Cuando se genera energía en el interior de una estrella, los fotones viajan y se encuentran con átomos en su camino. Entran en ellos exitándolos y luego son retornados en otra dirección. Así los fotones realizan caminos aleatorios hasta llegar a salir. Esto está relacionado con la opacidad del material y su densidad.

Las ENs están formadas principalmente de esas partículas, pero en sus capas exteriores aún conservan átomos.
Bien; cuando las ENs entran en contacto íntimo, se produce radiación y OGs. Mientras que las OGs salen al exterior libremente (como lo venían haciendo antes), la luz debe recorrer un camino desde su origen hasta el espacio exterior. En ese camino, los fotones se ven entretenidos por el material que deben atravesar y por eso la radiación sale al espacio algo más tarde que las OGs. Luego, así es cómo la luz nos llega algo más tarde que las OGs pese a haberse generado simultáneamente.

En 29 de abril del 2019, se detectó una OG que no fue acompañada de radiación.
Cuando dos ENs se fusionan, pueden dar origen a otra EN permanente, una EN transitoria que luego colapsa a un agujero negro (AN) o formar directamente un AN.
En el evento de abril del 2019, sucedió esto último. La luz producida en la fusión no tuvo tiempo de salir antes de quedar atrapada en el AN así formado.

Referencia:
Ask Ethan: Why Don’t Light And Gravitational Waves Arrive Simultaneously? | Ethan Siegel | https://www.forbes.com/sites/startswithabang/2020/08/21/ask-ethan-why-dont-light-and-gravitational-waves-arrive-simultaneously/#4fab50b662c2

pdp.

Llevando la Cuántica a nuestra escala.

La Física Cuántica explica el reino de las partículas.
Según ella, las partículas tienen energías cuantificadas, o sea, que son múltiplos de una cantidad. Por ejemplo, los fotones o partículas componentes de la luz, tienen energías dadas por el producto entre la constante de Plank y su frecuencia. Luego, un haz de fotones tendrá una intensidad dada por la cantidad de fotones en él; así, la energía total involucrada en un proceso, será la correspondiente a la energía de todos los fotones que intervinieron. Luego, la energía total debe ser múltiplo de una cantidad mínima (la de un fotón). Si nos vamos al mundo macroscópico, las cuantificaciones se vuelven despreciables y todo converge a los valores continuos predichos por la Física Clásica.

En el Universo de la Cuántica, las partículas tienen comportamientos duales, es decir que se comportan como ondas y como partículas. Los fotones se interfieren como lo hacen las ondas y se desvían como lo hacen las partículas bajo campos gravitatorios. Lo mismo sucede con los electrones. Se ha logrado detectar interferencia entre electrones como si fueran ondas, luego de pasar por rendijas y llegar a una placa donde impactaban. Allí se observaba sucesivas regiones de mayor y menor densidad de electrones impactados.

Interferencia de electrones – Thierry Dugnolle

Cuando se hace una experiencia cuántica, los resultados observados dependen de la interacción de las partículas observadas y el sistema usado para la medición. Así, las partículas podrían comportarse de diferente manera cuando las observamos y cuando no lo hacemos.

Ilustración publicada sin crédito en http://qarks.blogspot.com/2016/01/fisica-cuantica.html

Para entender esa interacción, hay que llevar la Cuántica a escalas macroscópicas, a la escala del observador. Es entonces cuando aparecen contradicciones paradójicas.
Para salvar ese problema habría que dejar se considerar ciertas suposiciones.

Éstas son:

1. – Los resultados de una experiencia son eventos únicos. Ésto, implica que no hay otros resultados de la misma experiencia en “otros Universos paralelos”. Abandonar esta suposición permite suponer otros resultados en otros Universos para la misma experiencia.

2. – Podemos elegir arbitrariamente el entorno bajo el cual hacemos la experiencia. O sea que podemos ver qué sucede y en qué casos. Abandonar esta suposición, nos limita las opciones.

3. – Una vez elegido un entorno para la experiencia, éste no puede propagar su influencia en el Universo a una velocidad mayor a la de la luz. Abandonar ésto, implica que esas influencias pueden ser superluminales, cosa posible porque no se trata de cuerpos físicos sino de condiciones de contorno.

Ahora queda el tema de la onda asociada a todo cuerpo físico en movimiento.
Así como los fotones y las partículas atómicas, Nosotros también tenemos una onda asociada conocida como Onda de Louis de Broglie.
Esta onda tiene una longitud (L) dada por el cociente entre la constante de Plank (h) y el producto entre la masa (m) del objeto y su velocidad (v), o sea: L = h / (mv).
Para una persona adulta de características normales, digamos de unos 1028 átomos moviéndose a 1 milímetro por segundo, su longitud de onda L será de 10-38 metros (0, [37 ceros y un 1] ).
Eso es poco más que la longitud de Plank, la escala por debajo de la cual ya no podemos aplicar la Física conocida.
Pero algo es cierto, la onda es físicamente significativa. Aún no podemos hacer experiencias a esas escalas, quizás algún día midamos efectos cuánticos en Humanos.

Referencias:
New quantum paradox reveals contradiction between widely-held beliefs | https://news.griffith.edu.au/2020/08/18/new-quantum-paradox-reveals-contradiction-between-widely-held-beliefs/
In Quantum Physics, Even Humans Act As Waves | Ethan Siegel | https://www.forbes.com/sites/startswithabang/2020/08/19/in-quantum-physics-even-humans-act-as-waves/#4cc1f010312c

Fuente:
A strong no-go theorem on the Wigner’s friend paradox | Kok-Wei Bong et al. | https://www.nature.com/articles/s41567-020-0990-x

pdp.

Betelgeuse vuelve a disminuir su brillo de mayo a julio del 2020.

Betelgeuse es una estrella supergigante roja en la constelación de Orión.
A unos 700 años luz de Casa, tiene unas 20 masas Solares, una edad de casi 9 millones de años y le queda vida para unos 100 mil años más. Luego, estallará como supernova de tipo II.

main article image
Betelgeuse – ESO, Davide de Martin.

Entre fines del año 2019 y comienzos del 2020, mostró una tremenda disminución de brillo. Esta estrella, como todas las de su tipo, muestran variaciones de brillo semiperiódicas. Betelgeuse tiene dos ciclos, uno de casi 6 años y otro de unos 425 días.
El anterior gran bajón de brillo, coincidió con ese período de 425 días; lo llamativo, fue que su brillo descendió mucho más de lo esperado, casi en un 25%. Luego se supo que una nube de polvo eyectada por la propia estrella (como lo hacen todas las supergigantes rojas) se interpuso entre ella y nosotros (Detalle de la disminición de brillo de Betelgeuse | pdp | https://paolera.wordpress.com/2020/02/17/detalle-de-la-disminucion-de-brillo-de-betelgeuse/ ; SMOKING GUN AT BETELGEUSE: HUBBLE SHOWS IT WAS BELCHING DUST THAT DIMMED THE RED SUPERGIANT| P. Plait | https://www.syfy.com/syfywire/smoking-gun-at-betelgeuse-hubble-shows-it-was-belching-dust-that-dimmed-the-red-supergiant)

Ahora Betelgeuse está disminuyendo de brillo nuevamente.
No se trata de una gran disminución como la del gran bajón de brillo del 2019 – 2020. La disminución de luminosidad desde mediados mayo del 2020 a mediados julio del mismo año, es muy pequeña (tan sólo de 0,5 magnitudes). Lo curioso, es que según sus períodos conocidos de variaciones, Betelgeuse debería estar aumentando de brillo hasta llegar al máximo para agosto – septiembre del 2020.

¿Eyectó más material en nuestra dirección?, ¿presenta problemas de convección de material que asciende desde el interior y al enfriarse en sus partes exteriores se obscurece y no vuelve a descender?, ¿grandes manchas estelares obscuras relacionadas con su campo magnético?

Según el ciclo de 425 días, la estrella debería disminuir su brillo para abril del 2021. Pero estas rarezas observadas nos indican que puede variar su intensidad de manera sorpresiva por lo que hay que seguir observando.

Referencia:
Betelgeuse Is Dimming Again | Michelle Starr | https://www.sciencealert.com/betelgeuse-is-dimming-again

Fuente:
ATel #13901 | Photometry of Betelgeuse with the STEREO Mission While in the Glare of the Sun from Earth | Andrea Dupree et al. | http://www.astronomerstelegram.org/?read=13901

pdp.

Ciclo de vida microbiana en Venus entre capas atmosféricas.

Artículo retocado el 16 de agosto del 2020 a las 21:35 HOA
Muchos dicen que Marte es nuestro planeta hermano, pero Venus se merece más ese título.
Por su tamaño y masa, Venus es más parecido a la Tierra que Marte y está más cerca. En su juventud, Venus tenía océanos de agua los que por algún motivo se evaporaron.
Sin agua, le resultó difícil regular el efecto invernadero y se convirtió en un infierno con su atmósfera rica en dióxido de carbono y ácido sulfúrico (En el 2021 volveremos a Venus (el verdadero hermano de la Tierra) | pdp | https://paolera.wordpress.com/2015/10/01/volveremos-a-venus-el-verdadero-hermano-de-la-tierra/).

venushellishclouds
Ilustración de panorama de Venus crédito ESA.

En los años ‘60, se observaron unas nubes obscuras en Venus ricas en sulfuros, “los absorbedores desconocidos”. Se pensó que estaban relacionadas con formas microscópicas de vida en la atmósfera Venusina obteniendo su energía de la luz ultravioleta.
La idea no era descabellada.
En la Tierra tenemos una biósfera aérea. Son microbios que están en el aire y los lleva el viento. Pueden ascender por corrientes de aire o en gotas de vapor de agua de lagos, ríos o mares. Una vez a cierta altura, penetran y viven en gotas de agua, las que al unirse a otras, se agrandan y precipitan para repetir el ciclo.

En Venus podría estar sucediendo algo parecido; colonias de microbios viviendo entre diferentes capas de atmósfera Venusina sin necesidad de llover a la superficie.

Gráfico del ciclo de vida microbiana en Venus entre capas atmosféricas – crédito: Seager et al. 2020.

Estos microbios se encontrarían a cierta altura, donde las condiciones les serían favorables, en la baja atmósfera, a unos 60 Kms. de altura. Allí vivirían en gotas de ácido sulfúrico, las que al unirse a otras, crecerían y precipitarían. Llegarían entonces a la zona conocida como capa inferior de neblina, a unos 30 a 40 Kms. del suelo. Allí las condiciones serían más hostiles. La gota de ácido de evaporaría por el calor allí reinante y el microbio podría entrar en estado latente para protegerse (algunos podrían seguir cayendo y terminarían destruidos en el infierno del suelo de Venus).
Una vez en la capa inferior de neblina, las corrientes de aire ascendente (convección) los volverían a elevar hacia una zona más confortable en la baja atmósfera. Allí es donde entrarían nuevamente en gotas de ácido sulfúrico, saliendo del letargo y hasta se reproducirían (algunos podrían ascender más aún y entrar en zonas desfavorables y morir). Luego, las gotas donde se encuentran se unirían a gotas de ácido más grandes y el ciclo se repetiría.

Este ciclo se daría entre zonas muy agresivas para las formas de vida tales como las que hay en la Tierra. El ácido sulfúrico destruiría ADN, azúcares y proteínas necesarias para la vida tal como la conocemos. Así, si en Venus existen estos microbios, serían completa y perfectamente Venusinos y nada tendrían en común con los que hay en Casa.

Referencia:
How Floating Microbes Could Live in the Acid Clouds of Venus | Kate S. Petersen | https://www.discovermagazine.com/the-sciences/how-floating-microbes-could-live-in-the-acid-clouds-of-venus

Fuentes:
The Atmosphere of Venus | Carl Sagan | http://adsabs.harvard.edu/full/1964oeao.conf..279S
The Venusian Lower Atmosphere Haze as a Depot for Desiccated Microbial Life: A Proposed Life Cycle for Persistence of the Venusian Aerial Biosphere | Sara Seager et al. | https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/ast.2020.2244

pdp.