Archivo de la etiqueta: Sistema Solar

Los sistemas planetarios como el nuestro no son comunes.

La vida en nuestro Planeta apareció en cuanto se dieron las condiciones.
Lo que tardó muchísimo más tiempo, es la aparición de vida inteligente, lo que hace pensar que la inteligencia no podría repetirse si volvemos a empezar (La vida sería algo común en el Universo… | pdp 20.may.2020 | https://paolera.wordpress.com/2020/05/20/la-vida-seria-algo-comun-en-el-universo-no-asi-la-inteligencia/).

Tampoco la vida en la Tierra está asegurada, somos artífices de nuestro destino y el de las especies vivas que nos rodean. Podemos extinguirlas y extinguirnos (La vida en la Tierra… | pdp 9.may.2019 | https://paolera.wordpress.com/2019/05/09/le-vida-en-la-tierra-esta-asegurada/).

La vida en Casa comenzó gracias a que se dieron ciertas condiciones que permitieron que ésta florezca. La pregunta es: ¿Son comunes esas condiciones como para que se dé la vida en otros sistemas planetarios?
En nuestro caso, el Sistema Solar tiene la mayoría de los planetas con órbitas casi circulares y Hoy es tranquilo y estable. Pero parece que no es así en otros sistemas, donde las órbitas muy estiradas los acerca demasiado a la estrella hospedante que les vuela la atmósfera con el viento estelar (flujo de materia y energía).

File:Protoplanetary disk.jpg
Ilustración de sistema planetario en formación | Wikipedia – Pat Rawlings / NASA Source.

En sistemas binarios de estrellas, se espera que ambas tengan las misma composición, o al menos casi la misma, ya que ambas estrellas nacieron de la misma nube protoestelar.
Sin embargo, la observación desafió una vez más a la teoría y mostró que muchas estrellas binarias tenían una composición bastante distinta a la de su compañera.
Se consideraron dos explicaciones:

  1. La nube protoestelar de la que se formaron no era homogénea y tenía diferentes elementos en distintas partes. Así, cada componente del sistema adquiría diferente composición.
  2. Una de las estrellas asimiló planetas adquiriendo su elementos.

La primera idea no es muy convincente ya que las nubes y complejos moleculares de donde nacen las estrellas están homogeneizados y tienen sus elementos bastante mezclados.
De esta manera, cobra fuerza la idea de la asimilación de planetas por parte de sus estrellas hospedantes. Si sucede en las binarias, también puede suceder en las aisladas. En las primeras etapas de evolución de los sistemas planetarios, es muy probable que muchos planetas colisionen generando escombros y otros precipiten hacia el centro del sistema y sean tragados por su estrella.
En nuestro caso, las colisiones existieron generando los escombros que dieron lugar a la época conocida como gran bombardeo o bombardeo pesado sobre la Tierra y otros cuerpos del Sistema. Pero el Sol no asimiló planetas, al menos no a muchos, lo que permitió que sobrevivan los planetas rocosos necesarios como para que aparezca la vida; entre ellos: la Tierra.
Se piensa que al menos la cuarta parte de estrellas de tipo Solar han tragado gran parte de sus planetas.

Luego, las condiciones para la vida en los sistemas planetarios no serían tan fáciles de darse como sucedió en nuestro caso. Otra vez: tuvimos suerte.

Referencia:
Stellar Contradiction: Solar Systems Like Ours May Be Quite Rare | SciTechDaily 10.nov.2021 | MONASH UNIVERSITY | https://scitechdaily.com/stellar-contradiction-solar-systems-like-ours-may-be-quite-rare/
A Quarter of Stars Like Our Sun Eat Their Own Planets | SciTechDaily 13.sep.2021 | LORENZO SPINA, MONASH UNIVERSITY | https://scitechdaily.com/a-quarter-of-stars-like-our-sun-eat-their-own-planets/

Fuente:
Spina, L., Sharma, P., Meléndez, J. et al. Chemical evidence for planetary ingestion in a quarter of Sun-like stars. Nat Astron 5, 1163–1169 (2021). Abstract: https://doi.org/10.1038/s41550-021-01451-8. Todo el PDF: https://arxiv.org/pdf/2108.12040.pdf

pdp.

Según los anillos de Saturno, su núcleo es difuso.

Artículo retocado el 18.ago.2021 a las 13:20 HOA (GMT-3).

Los anillos de Saturno lo convierten en un llamativo miembro del Sistema Solar.
Muestran separaciones o intervalos causados por la acción de la gravedad de las lunas y del Planeta. Pero los anillos también muestran ondulaciones.
Algunas se deben al impacto de pequeñas rocas que orbitan el Planeta cruzando los anillos subiendo y bajando mientras producen “salpicaduras y ondas” como piedras en un estanque (Ondas en los anillos de Saturno | pdp 2.ago.2010 | https://paolera.wordpress.com/2010/08/02/ondas-en-los-anillos-de-saturno/).

3618122356_4a0b19e3a5_o
Ondulaciones en anillos de Saturno por rocas que los cruzan | Cassini – NASA.

Pero también muestran ondas en espiral conocidas como ondas de flexión.

Saturn Makes Waves in its Own Rings | 16.aug.2021 | caltech


El núcleo del Planeta no es sólido. Se trata de una región de rocas, hielos y fluidos de metales y gases livianos donde se dan grandes corrientes convectivas. No tiene límites definidos sino que es más bien una zona capaz de deformarse como gelatina mientras que altera su densidad. Bajo esas condiciones, el núcleo de Saturno abarca el 60% de su radio.
A causa de esos procesos, la gravedad que produce el núcleo no se mantiene constante y la superficie del Planeta muestra ondulaciones de 1 m. cada una o dos horas. Eso afecta también a los anillos más cercanos. Las partículas del anillo que se acercan al lugar de mayor gravedad van aumentando su velocidad, mientras que las que se alejan lo hacen cada vez más despacio. Eso genera regiones de mayor densidad en el anillo lo que da origen a ondas. Éstas, a su vez, se combinan con la rotación del anillo y así se generan las ondas en espiral observadas por la sonda Cassini en el anillo C.

Todo está relacionado con el comportamiento del núcleo de Saturno, y éste, con su origen.
Saturno no se habría formado por una clásica o simple acreción de materia que daría origen a un núcleo rocoso, compacto y bien definido como otros planetas incluso la Tierra.
En el caso del “señor de los anillos”, se habría dado acreción por guijarros. En este proceso, la formación es más lenta y los guijarros se mezclan con gases dando lugar a un núcleo difuso “maleable y deformable como una bolsa de semillas”.

En este caso, el análisis de las características observadas de los anillos permitieron saber cómo se comporta el núcleo del Planeta. Luego, los anillos hicieron las veces de sismógrafos que responden a lo sucede en el núcleo de Saturno.

Referencias:
Saturn Makes Waves in its Own Rings | Caltech 16.aug.2021 | Whitney Clavin | https://www.caltech.edu/about/news/saturn-makes-waves-in-its-own-rings
SATURN’S CORE IS BIG AND FUZZY — AND ITS GRAVITY IS WRITTEN IN THE RINGS| SyFyWire, B.A. 16.aug.2021 | Phil Plait | https://www.syfy.com/syfywire/saturns-core-is-big-and-fuzzy-and-its-gravity-is-written-in-the-rings

Fuente:
A diffuse core in Saturn revealed by ring seismology. | Nat Astron (2021) | Mankovich, C.R., Fuller, J. | Abstract: https://www.nature.com/articles/s41550-021-01448-3 | arXiv PDF: https://arxiv.org/pdf/2104.13385.pdf

pdp.

Nuestro sistema protoplanetario habría sido irradiado por estrellas masivas.

Los isótopos son átomos de un cierto elemento pero con diferentes cantidad de neutrones (cargas neutras) en sus núcleos.
Los cuerpos del Sistema Solar muestran isótopos, en particular: isótopos de oxígeno.

El Sol arroja estos isótopos en su viento Solar hacia el espacio y hacia su séquito de cuerpos que lo orbitan. Pero sucede que los isótopos de oxígeno hallados en la Tierra, la Luna y otros miembros del Sistema, no coinciden con los que arroja el Sol.
Por ejemplo: la simplectita cósmica (o de origen cósmico) hallada en el meteorito Acfer 094, rica en isótopos de oxígeno muy pesados.

Sculpted by Starlight: A Meteorite Witness to the Solar System’s Birth
Simplectita en el meteorito Acfer 094 – Ryan Ogliore , Laboratory for Space Sciences

Los cuerpos del Sistema Solar, se formaron de una nube protoplanetaria o proplyd (para los amigos). En ella, se dan grumos de materia los que luego dan origen a embriones protoplanetarios y finalmente a planetas. La radiación Solar, como la de cualquier estrella, influye en la composición del proplyd que la rodea.
Así hay dos explicaciones posibles para la diferencia observada entre los isótopos de oxígeno.

  • En el nacimiento del Sistema Solar, el joven Sol era mucho más vigoroso y emitía radiación ultravioleta capaz de producir ese isótopo en su proplyd.
  • Una estrella vecina masiva y por lo tanto energética y vigorosa, pudo irradiar con energía ultravioleta el proplyd Solar, generando así el isótopo observado en los cuerpos que luego se formaron.

Analizando las características de los cuerpos involucrados en estas ideas, lo más probable es que el proplyd Solar se haya visto irradiado por una estrella masiva cercana al Sol en el origen de Sistema Solar.

Recordemos que las estrellas nacen en complejos de gas molecular. Así, se forman en agrupaciones de estrellas jóvenes tales como los cúmulos estelares. Luego las interacciones gravitatorias mutuas hacen que se alejen del lugar de nacimiento.
De esta manera, no sería raro que el Sol en su “nursery” haya tenido una estrella vecina masiva que haya irradiado de energía ultravioleta el proplyd Solar. Así se fue produciendo el isótopo de oxígeno observado diferente al generado en el Sol.

En las regiones de formación estelar, como las observadas en el región de Orión, las estrellas masivas irradian tanta energía que evaporan sus propyds y el de estrellas vecinas. Este es un proceso conocido como fotoevaporación. De esta manera, la estrella masiva responsable de irradiar nuestro proplyd no estaba lo suficientemente cerca como para evaporarnos.
Ésta, es otra evidencia de la influencia de estrellas masivas vecinas nuestras, y de cómo las condiciones imperantes nos favorecieron o al menos no nos perjudicaron.

Referencia:
Sculpted by starlight: A meteorite witness to the solar system’s birth | PHYS.ORG 5.jul.2021 |  Brandie Jefferson | https://phys.org/news/2021-07-sculpted-starlight-meteorite-witness-solar.html

Fuente:
Lionel G. Vacher et al, Cosmic symplectite recorded irradiation by nearby massive stars in the solar system’s parent molecular cloud, Geochimica et Cosmochimica Acta (2021). Abstract: DOI: 10.1016/j.gca.2021.06.026

pdp.

Podrían haber fumarolas submarinas en la Joviana Europa.

Las lunas Jovianas sienten las mareas gravitatorias del Planeta y eso puede producir condiciones favorables para la vida.
En sus órbitas elípticas alrededor de Júpiter, las lunas se acercan y alejan constantemente. Eso hace que sientan variaciones en la fuerza gravitatoria del Planeta en un efecto conocido como marea gravitatoria. Lunas Jovianas como Io y Europa, sienten tirones que tienden a deformarlas, como si se tratara de “masajes”. En esos esfuerzos, se realiza trabajo que se traduce en energía, ya que, en las deformaciones sufridas, se dan rozamientos que generan calor.

Recordemos que el agua necesita más frío para mantenerse congelada cuando está sometida a mayor presión. Por eso se congela sólo la superficie de los lagos, manteniéndose agua líquida bajo ella debido a la presión en la profundidad.

Io y Europa, tienen una corteza helada que guarda un océano bajo ella.
En el caso de Io, ese proceso de mareas gravitatorias produce fisuras en su superficie helada y recalentamiento en su interior produciendo la actividad volcánica observada en ella.

Europa, está más alejada del Planeta y muestra una situación similar.

Europa volcanism graphic
Ilustración de la estructura de una luna helada de Júpiter. Una corteza helada (Icy crust) rodea un océano interior (subsurface ocean), todo sobre un fondo marino volcánico (volcanic seafloor) – Crédito: NASA/JPL-Caltech/Michael Carroll.

En el caso de esta luna, las mareas gravitatorias podrían recalentar su interior, lo que favorece la actividad volcánica en el fondo del océano bajo su corteza helada.
De esta manera, se producirían fisuras en el suelo submarino por donde emanarían gases y lava. En ese proceso, similar a las fumarolas submarinas en la Tierra, el material que sale por las grietas del fondo podría interactuar con el agua generando procesos químicos. En ellos, se liberaría energía que reemplazaría a la luz Solar colaborando con la aparición de vida microbiana y posterior desarrollo de organismos más complejos.

Referencia y fuente:
Europa’s Interior May Be Hot Enough to Fuel Seafloor Volcanoes | JPL – NASA, 25.may.2021 | https://www.jpl.nasa.gov/news/europas-interior-may-be-hot-enough-to-fuel-seafloor-volcanoes

pdp.

Se detecta elementos pesados en cometas alejados del Sol.

Los cometas son un conglomerado de rocas unidas por hielos.
En el Sistema Solar hay hierro y níquel. Estos elementos pesados se encuentran en planetas y asteroides, en proporciones donde el hierro es 10 veces más abundante que el níquel.
Así es lógico suponer que en el interior de los cometas se respete la misma proporción. De hecho, también se observó hierro y níquel en cometas muy calientes en su pasaje cercano por el Sol.

Sucede que en cometas alejados del Sol se ha detectado átomos de hierro y níquel.
Esto indica que esos elementos se encuentran en estado gaseoso en sus atmósferas. Además, se los detectó en la misma cantidad.

Imagen ilustrativa publicada en eso2108 — Science Release (ver referencia al pie de este artículo)

Luego, hay dos detalles curiosos:

  • 1.- Para que esos elementos pesados se fundan y evaporen, o sublimen (pasan directamente al estado gaseoso sin pasar por el líquido), deben estar sometidos a altas temperaturas; cosa que no sucede con los cometas observados lejos del Sol.
  • 2.- Llama la atención que en estos casos, ambos elementos se observen en iguales proporciones.

Si bien el estudio no está terminado, se especula con que esos átomos de hierro y níquel no provienen del interior de los cometas. Pueden provenir de material en su superficie. Éste, sería capaz de sublimar y liberar átomos de esos elementos en cantidades iguales bajo las condiciones reinantes a las distancias del Sol donde se encuentran.

Más aún, también se había detectado níquel en la atmósfera del cometa interestelar 2I/Borisov cuando estuvo a 300 millones de Kms. del Sol (el doble de nuestra distancia al Sol); o sea, lejos del Sol, lo que lo ubicaba en un ambiente frío.

Referencia:
Heavy metal vapours unexpectedly found in comets throughout our Solar System — and beyond | eso2108 — Science Release, 19.may.2021 | https://www.eso.org/public/news/eso2108/?lang

Fuentes:
Iron and nickel atoms in cometary atmospheres even far from the Sun | Nature 593, 372–374 (2021) | Manfroid, J., Hutsemékers, D. & Jehin, E. | Abstract: https://www.nature.com/articles/s41586-021-03435-0
Gaseous atomic nickel in the coma of interstellar comet 2I/Borisov | Nature 593, 375-378 (2021) | Guzik, P. & Drahus, M. | Abstract: https://www.nature.com/articles/s41586-021-03485-4

pdp.

Voyager 1 detecta ondas de plasma interestelar.

Las sondas Voyager 1 y 2, fueron lanzadas en 1977 para la exploración del Sistema Solar.
Ambas se dirigen hacia el espacio interestelar. Para unos, el Sistema Solar termina con la órbita del objeto más lejano alrededor del Sol. Para otros, el borde del Sistema Solar se encuentra donde el viento Solar, dado por partículas atómicas irradiadas por el Sol (o sea: plasma), se confunde con el viento estelar, dado por partículas similares pero irradiadas por otras estrellas (¿Hasta dónde llega el Sistema Solar? | pdp, 13.sep.2013 | https://paolera.wordpress.com/2013/09/13/hasta-donde-llega-el-sistema-solar/).

Se especula con que estas sondas que escapan del Sistema Solar, incluso la moderna New Horizons que visitó Plutón y el objeto Arrokoth del Cinturón de Kuiper 486958 (https://es.wikipedia.org/wiki/New_Horizons), lleguen a detectar la supuesta pared de hidrógeno. Esta pared, sería el borde de la “burbuja” inflada por el viento Solar, que desplaza el supuesto hidrógeno que hay más allá de los límites del Sistema Solar, ya dentro del espacio interestelar, a medida que nos movemos por el espacio (Las conjeturas más conocidas de los confines del Sistema Solar | pdp, 4.nov.2018 | https://paolera.wordpress.com/2018/11/04/las-conjeturas-mas-conocidas-de-los-confines-del-sistema-solar/).

Para mediados de mayo del 2021, la Voyager 1 se encuentra a unos 20 mil millones de Kms. de casa. Eso la pone en espacio interestelar según los que piensan que el límite está dado por la burbuja de viento Solar.
Hasta la fecha, se recibieron detecciones que la sonda realizó con sus sensores y luego transmitió a casa. Se trata de un sutil y constante “rumor” de fondo. Se lo puede comparar con el sonido de la lluvia que sirve de fondo de los truenos.

Veamos y escuchemos, luego veremos qué es.

Voyager Captures Sounds of Interstellar Space – NASA Jet Propulsion Laboratory

Sería la detección de gas ionizado existente en el ambiente donde se encuentra, para muchos el espacio interestelar. Se trata de gas formado por partículas atómicas, es decir, plasma proveniente de las estrellas; o sea: viento interestelar.
La intensidad de esta detección no sólo confirma las características del entorno de la sonda, sino que da información de la densidad del plasma interestelar que la rodea. Esto ya se había detectado en noviembre del 2021 y en abril – mayo del 2013 como puede verse en el video de las detecciones.
Cada detección corresponde a un “tono o frecuencia” más elevado. El incremento de frecuencia, corresponde a una “pendiente” constante (se marca con línea de puntos en el gráfico), lo que indica un aumento continuo en la densidad del plasma detectado. Así, se trataría de “olas” de plasma cada vez más densas. Esto está indicado por colores, donde el rojo indica más densidad que el azul.

Referencia:
Voyager 1 Detects a Humming Sound in Space. | MEDIUM, 14.may.2021 | Mary S. | https://medium.com/deep-in-space/voyager-1-detect-a-humming-sound-in-space-a7ac4a775960

Fuente:
Ocker, S.K., Cordes, J.M., Chatterjee, S. et al. Persistent plasma waves in interstellar space detected by Voyager 1. Nat Astron (2021). | Abstract: https://doi.org/10.1038/s41550-021-01363-7 | arXiv PDF: https://arxiv.org/pdf/2105.04000.pdf

pdp.

Características generales de los asteroides.

Los asteroides se caracterizan por su forma irregular debido a que son producto de colisiones de objetos mayores.
Guardan información de los orígenes del Sistema Solar. Se mantienen sin mayores cambios desde aquellas épocas, ya que no sufren erosiones ni otras acciones que afectan a los planetas.
En su mayoría se ubican entre Marte y Júpiter y básicamente se dividen en tres tipos:

1. – Los carbonáceos (tipo C ) ricos en carbono. Son los más abundantes.

2. – Los metálicos, ricos en hierro y níquel.

3. – Los pedregosos o rocosos, ricos en silicatos.

The solar system’s asteroid belt contains C-type asteroids, which likely consist of clay and silicate rocks, M-type, which are composed mainly of metallic iron, and S-type, which are formed of silicate materials and nickel-iron. Image credit - Horizon

Conocer su estructura interna es importante para saber más de su origen, de sus objetos parentales, de la formación de los planetas y del Sistema Solar en general.
La información de cómo son íntimamente, nos ayudará en una futura minería asteroidal y hasta para desviarlos de sus órbitas si es que ofrecen demasiado peligro.
Los hay monolíticos, rígidos y de una sola pieza como por ejemplo el asteroide Eros; y los hay de «pilas o bolsas de escombros» como como el asteroide Itokawa. Estos últimos, son un conjunto de escombros de diferentes tamaños, desde algunos como granos de arena hasta rocas de gran tamaño. Las “bolsas de escombros”, se mantienen armadas por su gravedad.

Entre ambos tipos, hay diferencias en su forma y topografía.
Los monolíticos tienen formas irregulares y superficies con grandes cráteres producto del impacto de otros cuerpos. En general, en su superficie, hay accidentes del terreno con grandes pendientes.
En las bolsas de escombros, su forma muestra cierto abultamiento ecuatorial producto de la rotación del asteroide. Debido a esto, mucho material se centrifuga hacia el ecuador del objeto, incluso escapando algo al espacio por este motivo. No muestran grandes cráteres de impacto debido a su capacidad de absorber el choque de objetos que caen en ellos.

En lo que se refiere a la desviación de asteroides peligrosos, una idea, la más aceptada, consiste en impactarlos con un objeto capaz de “moverlo” de su trayectoria.
Un asteroide monolítico necesitará un “impactador” más grande y potente que un asteroide de escombros. Las bolsas de pedregullo, requieren un impactador menor que las empuje y que no las destruya, ya que ese material pasaría a ser un peligro.
Como se desarmarían por fuerza internas generadas por el impacto, los pedazos se moverán en promedio como si el objeto permaneciera entero.

Referencia:
How scientists are ‘looking’ inside asteroids | Horizon Space, 19.apr.2021 | Tereza Pultarova | https://horizon-magazine.eu/article/how-scientists-are-looking-inside-asteroids.html

pdp.

Buscando Materia Obscura en Júpiter.

La materia obscura (MO) recibe su nombre por no poder ser observada sino detectada gravitacionalmente.
Es la responsable de mantener unidas a las estructuras galácticas y aún no se domina su naturaleza. Se piensa que está conformada por partículas exóticas cuyos comportamientos aún se desconocen
Unos modelos sugieren que se trata de wimps, unas partículas de baja interacción. Éstas serían sus propias antipartículas, por lo que al chocar entre ellas se aniquilarían produciendo energía.

En un principio se pensó que la MO podría caer en el Sol. Allí, los wimps se encontraría con la materia ordinaria y se desacelerarían. Esto facilitaría que choquen entre ellos generando su desintegración, lo que produciría cierto tipo de radiación y partículas.
Pero esto presenta un detalle.
El Sol es muy caliente por lo que podría evaporar la MO que se le acerque lo que reduciría la cantidad de esa materia que caiga en Él. Además, por su actividad, podría generar radiación y partículas similares a las buscadas en algún proceso dado en su interior o en algunas de sus capas.

Así es como se pensó en otro objeto grande, con la suficiente superficie colectora; masivo, con la suficiente gravedad; pero frio, para no evaporar la MO ni mostrar radiación o partículas producidas en procesos propios.
Las miradas están dirigidas a Júpiter.

Part of a planet in tans and ruddy colors with swirly bands.
Imagen de Júpier tomada por la sonda Juno – NASA.

Se piensa que la aniquilación de wimps que sean atraídos hacia el gigante gaseoso producirían cierto tipo de rayos Gamma. De esta manera comienza el primer análisis de rayos Gamma dedicado a Júpiter mientras se revisan las observaciones en esas altas frecuencias obtenidas por el Telescopio Fermi (https://fermi.gsfc.nasa.gov/).

Referencia:
Is Jupiter a key to finding dark matter? | Space, 16.apr.2021 | Kelly Kizer | https://earthsky.org/space/jupiter-dark-matter-detection-gamma-rays-fermi

Fuente:
First Analysis of Jupiter in Gamma Rays and a New Search for Dark Matter | arXiv, 5.apr.2021 | Rebecca K. Leane and Tim Linden | https://arxiv.org/pdf/2104.02068.pdf

pdp.

Erg Chech 002, el meteorito fragmento de un protoplaneta.

En mayo del 2020 se descubrió un interesante meteorito en el desierto Argelino del Sahara.
Catalogado como Erg Chech 002 (EC 002), se estima que vino hace unos 100 años. Por su composición, se trata de una pieza muy especial.

En general, estos objetos son metálicos, lo que indica que son restos del núcleo de algún asteroide que fue fragmentado o destrozado en un impacto. El material que rodea al núcleo, es más frágil y quebradizo, como por ejemplo el olivino. Es por eso que no son frecuentes este tipo de fragmentos por haberse pulverizado con facilidad.

Pero EC 002 es algo muy particular.
Es de origen volcánico.

Scientists unearth meteorite from the birth of the solar system
Imagen EC 002 – AFP.

Este material se encuentra en la delgada corteza encima de las placas tectónicas que rodean el manto que cubre al núcleo. El material volcánico, aflora por fracturas en la corteza en las regiones de los bordes de las placas; lugar donde éstas chocan o se separan favoreciendo la actividad volcánica.
Así, el material que compone a EC 002, habría estado en la corteza de su objeto parental.
Para eso, este objeto debió estar geológicamente activo, y eso es más bien una propiedad de un objeto de mayor tamaño que un asteroide. Sería un protoplaneta de unos 100 Kms. de diámetro.

Los protoplanetas, como su nombre lo indica, son objetos precursores de planetas. Luego, son anteriores a ellos. De esta manera, EC 002 proviene de un objeto anterior a los planetas, incluso a la Tierra, el que se habría formado en el primer millón de años de la nube protoplanetaria Solar, cuando el choque entre protoplanetas era frecuente.
Esto convierte a EC 002 en el meteorito más antiguo conocido hasta Hoy (marzo del 2021).

Referencias:
Scientists unearth meteorite from the birth of the solar system | India Today, AFP March 17, 2021 | https://www.indiatoday.in/science/story/scientists-unearth-meteorite-from-the-birth-of-the-solar-system-1780146-2021-03-17

Fuente:
Erg Chech 002 | The Meteoritical Society | https://www.lpi.usra.edu/meteor/metbull.php?code=72475

pdp.

P/2019 LD2, un cometa provisoriamente entre Los Troyanos.

El cometa P/2019 LD2 está orbitando el Sol junto con Júpiter.
Este objeto se encuentra entre Los Troyanos Jovianos, un conjunto de objetos que acompañan a Júpiter en su órbita. Muestra una cola de unos 600 mil Kms. y su núcleo probablemente tenga unos 4 Kms. de diámetro.

Su historia dinámica es muy interesante.
Comenzó en las partes exteriores del Sistema Solar, entre los cuerpos más allá de Neptuno conocida como Cinturón de Kuiper, donde reinan los objetos helados. Desde allí, las fuerzas gravitacionales lo enviaron hacia el interior del Sistema.
La presencia de Neptuno lo introdujo en una región entre ese planeta y Júpiter. Es la región de Los Centauros, una zona de cuerpos que se encuentra entre 1000 millones y 3 mil millones de Kms. del Sol. Desde allí, la gravedad de los planetas gigantes gaseosos lo llevó a entrar en el grupo de Troyanos que acompañan a Júpiter donde se encuentra Hoy.
Se estima que entró en ese grupo hace unos 2 o 3 años.
Con el tiempo, abandonará a Los Troyanos y pasará a ser un cometa de La familia de Júpiter. Éstos tienen períodos cortos y se acercan bastante al Sol, así es como pueden tener tres finales.

1.- Pueden caer en el Sol
2.- Pueden despedazarse por la fuerza atractiva del Sol cuando pasan cerca de Él.
3.- Pueden adquirir una órbita que los acerca a Júpiter y sufrir un tirón gravitatorio por parte de Éste que lo expulse del Sistema Solar.

Para P/2019 LD2, esta última posibilidad parece ser la mayor.
Tiene un 50% de posibilidades de ser expulsado en los próximos 300 mil años, 90% en los próximos 500 mil años y 95% en los próximos 4 millones de años.
O sea que P/2019 LD2 terminará su vida como un objeto errante interestelar como los dos que ya nos han visitado, Oumuamua y 2I / Borisov, hasta comienzos del 2021.

Hubble Spots Comet Near Jupiter – NASA Goddard

Referencias:
A COMET MAKES A PIT STOP NEAR JUPITER BUT WILL EVENTUALLY GET FLUNG INTO INTERSTELLAR SPACE| SyFyWire – Bad Astronomy 26.feb.2021 | Phil Plait | https://www.syfy.com/syfywire/a-comet-makes-a-pit-stop-near-jupiter-but-will-eventually-get-flung-into-interstellar-space
Hubble Captures Comet ‘Parked’ Near Jupiter in Rare Event, NASA Shares Footage on Instagram | News 18 | https://www.news18.com/news/buzz/hubble-captures-comet-parked-near-jupiter-in-rare-event-nasa-shares-footage-on-instagram-3480953.html

Fuentes:
Initial Characterization of Active Transitioning Centaur, P/2019 LD2 (ATLAS), using Hubble, Spitzer, ZTF, Keck, APO and GROWTH Visible & Infrared Imaging and Spectroscopy | arXiv:2011.03782v2 [astro-ph.EP] 6 Jan 2021 | Bryce T. Bolin et al. | https://arxiv.org/pdf/2011.03782.pdf
Comet Makes a Pit Stop Near Jupiter’s Asteroids | NASA – Hubble, 25.feb.2021 | https://www.nasa.gov/feature/goddard/2021/comet-makes-a-pit-stop-near-jupiters-asteroids

pdp.