Archivo de la etiqueta: Sistema Solar

El asteroide activo binario 288P.

En Ciencia, uno cambia preguntas por otras más complejas.
En Astronomía, además, uno descubre objetos raros, los que van a parar a la bolsa de los objetos raros. El problema es cuando esa bolsa se llena.

Siempre se tuvo bien distinguidos a los asteroides de los cometas, hasta que comenzaron a aparecer asteroides con colas cometarias o cometas con órbitas asteroidales (¿cometas en la región de los asteroides entre Marte y Júpiter?) y objetos sin cola pero con órbitas alargadas (¿cometas desgastados sin hielos que sublimen y generen cola?).
Luego aparecieron los asteroides con satélites naturales y los binarios.

Ahora apareció el objeto en el cinturón asteroidal clasificado como 288P, un asteroide activo con clasificación de cometa.
Se trata de un objeto binario. Dos asteroides de masas y tamaños similares orbitándose mutuamente en torno a su centro de masas separados unos 100 Kms. (Wikipedia, Centro de masas, https://es.wikipedia.org/wiki/Centro_de_masas).
También presentan una cabellera de hielos de agua sublimados y una cola de gas y polvo, típica de los cometas.

Imágenes de 288P crédito de NASA, ESA, and J. Agarwal (Max Planck Institute for Solar System Research).

Se estima que un los hielos superficiales de un un objeto en esa región del Sistema Solar, no pueden durar mucho tiempo a menos que estén protegidos por una capa reflectante de polvo de algunos metros de espesor. Se piensa que se trata de un un objeto joven, de no más de 5000 años fragmentado por su rápida rotación.

Video publicado el 20 sept. 2017Asteroid 288P is a binary main-belt comet

 

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

La visita de Florence (sep.2017).

El 1ro. de septiembre de 2017, nos visitó el asteroide 3122 Florence (https://es.wikipedia.org/wiki/(3122)_Florence).
Nos visitó pasando a unos 7 millones de Kms., haciendo de esta visita la más cercana que nos hará en los próximos 500 años. Como su órbita no cruza la nuestra, no genera riesgo de colisión. Su paso dejó mucha información obtenida a través de las observaciones, en particular con técnica de radar.
Ésta consiste en enviar una señal de radio y analizar el “rebote” en el objeto.

Se hizo un video con imágenes obtenidas de esta manera. En este tipo de imágenes, las cosas no son como parecen.
En este video, en el eje horizontal se aprecia la distancia a la Tierra. Es decir que elevaciones y depresiones del terreno se aprecian en esa dirección. En vertical se aprecia la velocidad radial o en dirección de la visual. O sea que a mayor velocidad, ese punto estará más desplazado hacia arriba o hacia abajo. De esta manera, su apariencia redondeada no representa su morfología real; estamos viendo su rotación.
La sorpresa es que este objeto de unos 4 Kms. de diámetro, vino acompañado de dos satélites naturales, de entre 100 a 200 mts. A falta de mejores nombres, se señalan como luna interior (Inner moon, la más cercana al asteroide) y luna exterior (outer moon).

La señal de radar “viene” de la derecha de la imagen, por eso el objeto parece más iluminado de ese lado. En un momento de la animación, la luna interior entró en el como de sombra producido por el radar, o sea entre el asteroide y nosotros.

Fuente:

pdp.

El Pico de Oort y la visita de Gliese 710.

La nube de Oort, es una región donde hay cuerpos helados, cometas que eventualmente nos visitan (Wikipedia, Nube de Oort, https://es.wikipedia.org/wiki/Nube_de_Oort).
Se encuentra a unas 100 mil veces la distancia Tierra – Sol.
Si hacemos una maqueta del Sol y la Tierra, donde la órbita terrestre es de 1m., la Nube de Oort estaría a 100 mil metros, o sea a 100 Kms. Para los que vivimos en la Capital Federal de Argentina, esta nube estaría en la localidad Bonerense de Chascomús.

De allí pueden venir cometas con órbitas penetrantes, que crucen la de la Tierra y que pongan en peligro su integridad.
La trayectoria de los cometas son estudiadas en base a sus visitas anterior, presente y futura. Todos muestran perturbaciones planetarias cuando ingresan al Sistema Solar. Los que alteran su dinámica, muestran variaciones en su movimiento y por la tanto en su órbita. Están los cometas dinámicamente nuevos, que son aquellos que tienen una nueva dinámica; y los dinámicamente viejos, que son los que hace tiempo que no fueron perturbados.

Las órbitas elípticas, tienen dos semiejes; uno mayor y otro menor, que son los que le dan esa apariencia alargada. En el caso en que ambos sean iguales, tenemos una órbita circular.
Se encontró que los cometas dinámicamente nuevos, aparecen cuando sus semiejes mayores originales superan las 20 mil veces la distancia Tierra – Sol, mientras que no hay cometas dinámicamente viejos (o sin perturbaciones planetarias) en aquellos con semiejes mayores que superan las 40 mil veces esa distancia.
Si se hace una estadística de cómo se reparte o distribuye la inversa del semieje mayor original (1 / semieje mayor) veremos que hay un máximo; a ese valor se lo conoce como Pico (estadístico) de Oort, y recientemente se demostró que separa los cometas dinámicamente nuevos de los viejos.

En su viaje por la galaxia, las estrellas pueden pasar cerca unas de otras.
En estos eventos, pueden producirse perturbaciones entra ellas y los objetos helados que las rodean, desviándolos hacia el interior de cada sistema planetario que puedan tener.
En nuestro caso, y dependiendo de la masa de la estrella que nos visite, una distancia 60 billones de Kms. podría desviar cometas de gran semieje mayor hacia Nosotros.
En particular, en poco más de 1 millón de años, nos visitará la estrella Gliese 710 pasando a 2,3 billones de Kms., unas 16 mil veces la distancia Tierra – Sol; o sea que penetrará la Nube de Oort (pdp, 17/nov./2016, La visita de Gliese 710…, https://paolera.wordpress.com/2016/11/17/la-visita-de-gliese-710-sera-mas-cercana-de-lo-pensado/).

pepe_zps800e090f

Ilustración de la visita de Gliese 710 publicada en http://www.quantum-rd.com/2010/03/gliese-710-esta-camino-hacia-nosotros.html

Estudiando el caso de la visita de Gliese 710, ninguno de los cometas de gran semieje mayor conocidos hasta hoy (agosto – septiembre del 2017) tendrán significativos cambios dinámicos.

Fuente:

  • MNRAS 000, 1–41 (2015) Preprint 31 August 2017, Oort spike comets with large perihelion distances, Malgorzata Królikowska & Piotr A. Dybczynski.
    https://arxiv.org/pdf/1708.09248.pdf

pdp.

La visita de 2012 TC4 en octubre 2017.

En octubre del 2017 tendremos la visita de un asteroide de la familia Apolo.
Se trata de 2012 TC4.

 Imagen crédito: ESO / ESA NEOCC / O. Hainaut (ESO), M. Micheli (ESA) & D. Koschny (ESA), CC BY-SA 3.0 IGO

Esta familia de asteroides penetra la órbita terrestre por lo que muchos de ellos son visitantes cercanos (Wikipedia, Asteoide Apolo, https://es.wikipedia.org/wiki/Asteroide_Apolo).
En este caso, su acercamiento máximo a nosotros será de 44 mil Kms., lo que permitirá observarlo y probar técnicas relacionadas con este tipo de eventos.
No hay riesgo alguno.
Se trata de un objeto cuyo tamaño oscila entre los 15m. y los 30m., del mismo tamaño que el que penetró la atmósfera terrestre y allí estalló en Chelyabinsk en febrero del 2013.

 

Referencias:

Fuente:

pdp.

2014MU69, ¿es un binario de contacto?

El próximo objetivo de la misión New Horizons es el objeto 2014MU69 del cinturón de Kuiper.
Como si la espera fuese poco interesante, ahora hay algo que la hace más aún.

MU69 ocultó a dos estrellas, una el 3 de junio y otra el 10 de julio. Las ocultaciones fueron observadas desde el Hemisferio Sur, en particular en África y Argentina (pdp, 16/jun./2017, La gente de la misión New Horizons mo usa sólo la sonda, https://paolera.wordpress.com/2017/06/16/la-gente-de-la-mision-new-horizons-no-usa-solo-la-sonda/).

winkofastar21

Secuencia de imágenes (cada 0,2 seg.) donde se aprecia la ocultación de una estrella (en el centro de la imagen) por MU69. Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI

Los análisis de los resultados indican posibles morfologías de este objeto y que sería algo más grande que los 20 Kms. de diámetro que se suponía.
Puede tratarse de un objeto con forma elipsoidal (como un esfera estirada) o puede tratarse de un objeto binario de contacto; es decir que sus componentes están tocándose.

kbo_comparison_parker

Ilustración del aspecto de MU69 en caso de ser binario de contacto. Crédito de NASA/JHUAPL/SwRI/Alex Parker

Tendría una morfología bilobulada, muy similar a la de “patito de hule” o de “maní”.
Parecido a asteroides como (216) Kleopatra o al cometa 67P/C-G formados por colisiones a baja velocidad (pdp, 01/jun./2015, Colisiones a baja velocidad como origen de objetos en forma de maní, https://paolera.wordpress.com/2015/06/01/colisiones-a-baja-velocidad-como-origen-de-objetos-en-forma-de-mani/).

Imaginemos este último caso.
En tal situación, si estamos parados en Él, veremos que del horizonte sobresale el objeto compañero. Es más. Podríamos estar parados cerca de la zona de contacto y ver al objeto compañero como una enorme masa apoyada firmemente en el suelo.

Fuentes:

pdp.

El agua en la Luna.

No es novedad la idea de agua en la Luna.
Hace ya un tiempo, se analizó las piedras Lunares traídas por las misiones Apollo y se encontró en ellas una relación Hidrógeno – Deuterio igual a la hallada en los océanos Terrestres.
Ese agua (sus moléculas) está encerrada en los minerales del terreno Lunar, por eso nunca fue observada.
Se estima que bajo la corteza Lunar habría tanta agua como en al manto superior de nuestro Planeta.
El agua de la Luna habría provenido de la Tierra, de cuando ésta fue impactada y de las esquirlas se formó nuestro satélite natural. (pdp, 15/jun./2010, Más agua en la Luna, https://paolera.wordpress.com/2010/06/15/mas-agua-en-la-luna/), (pdp, 19/dic./2013, El agua de la Luna provino de la Tierra, https://paolera.wordpress.com/2013/12/19/el-agua-de-la-luna-provino-de-la-tierra/).

Pero hay evidencias de agua en la superficie de las regiones cercanas al Sur Selenita.
En algunos cráteres, se encontró una capacidad de reflexión de la luz mayor que en otros. En esos mismos cráteres, la temperatura es consistente con la posible existencia de hielos de agua y con que puedan perdurar.

Estos hielos en cráteres de impacto, bien podrían haber sido depositados por objetos helados como los fragmentos de cometas.

Fuente:

pdp.

Los ríos en la Tierra, Marte y Titán: sus diferencias.

Además de la Tierra, hay cauces de ríos en Marte y en Titán, la mayor luna de Saturno.
Veamos sus diferencias.

Left to right: River networks on Mars, Earth, and Titan. Researchers report that Titan, like Mars but unlike Earth, has not undergone any active plate tectonics in its recent past.

Ríos en Marte (izq.), Tierra (centro), Titán (der.) – crédito: Benjamin Black/NASA/Visible Earth/JPL/Cassini RADAR team. Adapted from images from NASA Viking, NASA/Visible Earth, and NASA/JPL/Cassini RADAR team

En Marte, los ríos se han secado. Sus cauces no se deben al movimiento de placas que generan una topografía donde las diferentes alturas encaminan las aguas como en la Tierra.
En Marte, esos cauces por donde fluyó agua alguna vez, se formaron en la juventud del Planeta con la colaboración de la actividad volcánica e impactos de asteroides.

En Titán, los ríos tienen flujo pero no de agua. Son de Metano. Titán tiene clima debido a su movimiento en torno a Saturno; eso hace que ofrezca diferentes “caras” al Sol. Sus nubes de Metano llueven alimentando ríos y lagos. En Titán hay un ciclo del Metano similar al del agua en Casa. En este caso, su topografía se debe a variaciones en el espesor de los hielos de su corteza. Éstos se ven afectados por el acercamiento y alejamiento de Titán a Saturno a lo largo de su translación. En ese proceso, la luna siente tirones que la “amasan” aumentando su temperatura interior por el trabajo de las fuerzas involucradas. Eso ayuda a la erupción de material (lodo y chorros de líquido) por fracturas (pdp, Titán, https://paolera.wordpress.com/tag/titan/).

Referencia:

Fuente:

pdp.