Archivo de la etiqueta: new horizons

La gente de la misión New Horizons no usa sólo la sonda.

La misión New Horizons sigue en curso.
Mientras, en la Tierra, los científicos desplegaron sus telescopios en dos continentes.
Durante la noche del 2 al 3 de junio, en Argentina y África se observó la breve disminución de brillo de una estrella, evento que sólo duró dos segundos. Se trató de la ocultación de una estrella por un objeto del cinturón de Kuiper; precisamente por 2014 MU69, el próximo objetivo de New Horizons.

Alex Parker (New Horizons) observando el tránsito de 2014 MU69 desde Argentina – Imagen crédito de Kai Getrost

Pero hay dos oportunidades más para observar eventos similares.
El 10 y el 17 de julio, este objeto ocultará otras dos estrellas. La del 17 de julio, observable desde la Patagonia Argentina, involucra a una estrella más brillante que las anteriores y será la última oportunidad para detectar posibles escombros alrededor de 2014 MU69.

Luego, habrá que esperar a que la misión lo sobrevuele para enero del 2019.

Fuente:

pdp.

New Horizons observa a Quaoar.

La misión New Horizons rumbo al helado objeto del cinturón de Kuiper, 2014 MU69, hace una interesante observación.

New Horizons Spies a Kuiper Belt Companion

Crédito NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute

Dos objetos difusos alargados. Se trata de las galaxias IC 1048 y UGC 09485.
Señalado con un círculo rojo, moviéndose respecto de las estrellas de fondo, se aprecia a Quaoar de 1100 Km. de diámetro.
Con aproximadamente la mitad del tamaño de Plutón, este enano se vería lleno desde la Tierra; pero debido a la posición relativa a New Horizons, se lo observa en fase.
Al momento de obtener estas imágenes, del 13 al 14 de julio del 2016, Quaoar estaba a 6500 millones de Km. de nosotros y a 2100 millones de Km. de la New Horizons.

Los otros puntos que parecen moverse son pixels de las diferentes imágenes generados por “ruido”.

Fuente:

pdp.

New Horizons descarta que 1994 JR1 sea un cuasi satélite de Plutón.

En su viaje a su próximo objetivo, el miembro del cinturón de Kuiper catalogado como 2014 MU69, New Horizons observa por segunda vez a 1994 JR1.
Este remanente de los orígenes del Sistema Solar, fue fotografiado por la sonda en Noviembre del 2015, a unos 270 millones de Kms. de él.
Ahora, en Abril del 2016, se lo fotografía a 111 millones de Kms. de distancia.
A unos 5 mil millones de Kms. del Sol, este objeto de casi 150 Kms. de diámetro, muestra una rotación de 5,4 hs., lo que es bastante rápida para una objeto de su clase.

Imagen crédito NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

Combinando las posiciones observadas en 2015 y 2016 por New Horizons, se pudo obtener mejoras del orden de los 1000 Kms. en ellas y obtener así las posiciones más precisas de un objeto del cinturón de Kuiper. Así entonces se mejoró el cálculo de su órbita lo que permitió disipar una vieja idea según la cual, este objeto estaría relacionado a Plutón como un cuasi-satélite.
Un satélite de este tipo, no orbitaría francamente a Plutón, pero lo acompañaría en cierta forma a lo largo de su órbita.

Los cuasi-satélites de un planeta, son objetos que orbitan la misma estrella que el planeta, y lo acompañan en su movimiento de translación alrededor de la estrella principal, recorriendo su propia órbita con el mismo período de translación que el planeta. Esto quedó descartado en el caso de Plutón y 1994 JR1.

La estructura difusa arriba a la izquierda de la imagen, es una reflexión interna de luz en la cámara de la sonda debida a una estrella brillante cerca del campo de observación. Hasta se aprecian los 3 brazos que sostienen el espejo secundario del sistema.

Referencia:

Fuente:

pdp.

La araña de Plutón y el viento solar en sus vecindades.

En Plutón, cerca de la región conocida como Tartarus Dorsa, se observa un patrón de fracturas muy llamativo.

Imagen crédito de NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

Son 6 fracturas que convergen en un punto dando la apariencia de una araña.
Las mayores se orientan de Norte a Sur y la mayor de ellas, bautizada como Sleipnir Fossa mide casi 600 Km. de largo. Las menores de orientan de Oeste a Este y miden unos 100 Km. Todas muestran una coloración rojiza. Probablemente, eso se deba a tolinas; substancias complejas ricas en Nitrógeno aparecidas por la acción de los rayos solares y bombardeo de electrones (del viento solar) junto a la presencia de Metano.
El origen de estas fracturas se debe al “stress” que sufre la corteza de hielos del Planeta. En este caso, el origen de estas fracturas, podría estar debajo del punto de convergencia del que podría estar brotando material de debajo de la superficie.

top-down visualization of our solar system showing simulated space environment

Ilustración crédito de NASA’s Goddard Space Flight Center Scientific Visualization Studio, the Space Weather Research Center (SWRC) and the Community-Coordinated Modeling Center (CCMC), Enlil and Dusan Odstrcil (GMU).

Por otro lado, New Horizons, ahora rumbo al objeto del cinturón de Kuiper 2014 MU69, está haciendo observaciones del viento solar en aquellas regiones de nuestro Sistema. Esa energía y flujo de partículas atómicas insufladas por el Sol, llegan hasta las vecindades de Plutón y más allá. Su análisis viene a llenar la brecha entre los estudios del viento solar cerca del Sol, de la Tierra y de los límites del Sistema Solar por donde está enviando información similar la Voyager.
Por ejemplo, el viento solar que hoy está analizando la New Horizons alcanzará a la Voyager en un año, lo que permitirá estudiar su evolución con la distnacia.

Referencia:

Fuentes:

pdp.

La juventud de Sputnik Planum.

Esta es una imagen recibida el 24 de diciembre del 2015 desde la New Horizons (crédito de NASA/JHUAPL/SwRI). Muestra detalles de Sputnik Planum la acorazonada región helada plutoniana (se recomienda ampliar con un click).
Se observan las conocidas estructuras heladas de nitrógeno de forma poligonal, algo elevadas en su centro y con sutiles crestas en sus bordes. Se habrían formado en un proceso similar al que se da en las lámparas de lava. En ellas, el calor de la luz genera convecciones (movimientos de materia que transportan energía) en un líquido viscoso. Eso hace que comiencen a moverse unas burbujas verticalmente, subiendo y bajando, tocándose entre ellas.
El modesto calor del interior de Plutón, genera convecciones en el nitrógeno que está bajo el suelo. Así, burbujas de nitrógeno caliente se elevan aflorando en la superficie formando esas estructuras poligonales. Las crestas de los bordes, se forman por la mutua fuerza en un intento por expandirse. Luego de enfriarse y solidificarse, se volverían a hundir dejándole lugar a otra burbuja.
Esto explicaría la juventud de esta región plutoniana, ya que con los años se va regenerando. Seguramente, cuando volvamos a Plutón, estas estructuras habrán cambiado, si es que no cambia toda la forma acorazonada de Sputnik Planum.
Mientras, esos patrones de pozos siguen generándose debido a la inclinación de los rayos del Sol. Primero se sublima el hielo dejando un pozo bastante circular. Luego, los rayos del Sol inciden más perpendicularmente sobre un lado de ellos, haciendo que esa parte sublime más que las otras; así, comienza a estirarse hasta unirse con otros pozos que también se alargan por este proceso.

En la imagen se observa una “X” algo abajo y a la derecha del centro. Se debe a la concurrencia de cuatro estructuras de nitrógeno.
Pero también, arriba del centro, entre dos estructuras, hay algo obscuro. Se trata de una estructura de hielo de agua, contaminada con alguna substancia, que flotó y quedó sobre sobre el hielo de nitrógeno que es más denso.

Fuente:

pdp.

Cráteres con paredes escalonadas en Plutón y la imagen de 1994 JR1.

En las heladas llanuras de Plutón, se observan cráteres con paredes escalonadas.

cratersandplains

Crédito de NASA/Johns Hopkins University Applied Laboratory/Southwest Research Institute.

Se trata de cráteres donde sus paredes muestran diferentes capas. Esto también se observó en otros planetas y hasta en la Luna. Las diferentes capas de materiales, ofrecen diferentes resistencias al impacto y eso produce el hundimiento escalonado que se observa. Esa disposición en capas podría ser local (en el lugar donde se produjo el cráter), propia de toda la región o incluso global.
El cráter obscuro que se observa debajo del centro de la foto sería reciente ya que aún se puede ver el material expulsado de su interior, además de que el hielo no lo cubrió como a los otros.

En la imagen se muestra al objeto del cinturón de Kuiper catalogado como 1994 JR1.

win1a

Crédito de NASA/JHUAPL/SwRI

New Horizons lo fotografió en 4 oportunidades (con lo que se hizo esta animación) el 2 de noviembre del 2015. En esa oportunidad, 1994 JR1 se encontraba a casi 300 millones de Km. de la sonda. Se trata de la imagen más cercana que se tenga de un objeto de esa parte del Sistema Solar.
New Horizons llegará a 2014 MU69 para principios del año 2019 (tan sólo en 4 cortos años).

Referencia:

Fuentes:

pdp.

Plutón: monte Wright y lunas bilobulares.

Putón muestra evidencias de haber tenido un pasado geológicamente activo; amplias regiones con diferentes características influenciadas por sus hielos que rejuvenecen diferentes partes de su suelo.

Imagen ampliable del monte Wright crédito de NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

El monte Wright, al sur del Planeta, tiene un ancho de 160 Km. y una altura de 4 Km.. En su cima, se destaca una depresión de unos 4 Km. de ancho rodeada por una particular textura rugosa. Dentro de esa depresión, hay fracturas concéntricas que sugieren que el monte se originó por la actividad criovolcánica, o sea, erupciones de material helado de debajo del suelo.

Lunas menores de Plutón, crédito de NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

En cuanto a sus satélites naturales, tanto Kerberos como Hydra, muestran morfologías bilobulares (forma de maní o patito de hule). Esto sugiere una formación a partir de la colisión a baja velocidad y posterior fusión de dos objetos.

Referencias:

pdp.