Archivo de la categoría: Sin categoría

Volcanes bajo el hielo Antártico.

En la Antártida hay volcanes dormidos como el Monte Erebus y el Sidley.

The summit of Mt. Erebus. (Credit: Wikimedia Commons)

Cumbre del Mte. Erebus – Imagen Wikipedia Commons.

La forma de “conos” rocosos que los caracterizan, se deben a la acumulación de roca fundida expulsada y acumulada a su alrededor. Por eso guardan una relación característica entre su altura y su ancho.
A través de estudios de radar, se buscaron estructuras rocosas que mantengan esa relación. Así se hallaron más de 100 volcanes bajo el hielo, de los cuales hay 91 previamente desconocidos.

Que los volcanes antárticos no estén actualmente activos, no es sinónimo de que la Antártida no esté geológicamente viva. Hay evidencias de flujos de calor bajo la capa de hielo.
El Monte Erebus estuvo activo durante poco más de un millón de años y nada asegura que no despierte algún día.

Actualmente la capa de hielo Antártico es de 1 a 2 Kms. de espesor. Si sigue adelgazando, la presión por el peso del hielo sobre la boca de los volcanes bajo el hielo disminuirá favoreciendo la liberación de gases. Eso ayuda al derretimiento de la roca y estimula las erupciones. Esto derretirá más hielo, lo que favorecerá a la aparición de más erupciones y así comienzará un ciclo de realimentación.

Referencia:

Fuentes:

pdp.

Relatividad en la órbita Mercuriana y en torno a Sgr.A*

En escenarios donde hay grandes energías involucradas, la Relatividad explica los eventos que allí se producen.
En esos ambientes, las grandes velocidades involucradas producen variaciones en las medidas de las masas, y en las escalas de tiempo y espacio. Así, se espera observar alteraciones en las trayectorias de los cuerpos sometidos a esas condiciones.

Primero fue el caso de Mercurio.
Se observaron variaciones en su punto más cercano al Sol (perihelio), lugar donde desarrolla la máxima velocidad orbital. Al principio, la variaciones en su trayectoria fueron asociadas a perturbaciones provocadas por Vulcano, un supuesto planeta interior a la órbita Mercuriana.
Pero las correcciones relativísticas se ajustaban a las observaciones y se explicó lo observado; esto pasó a ser una evidencia de la validez de la Relatividad (Molwick, Precesión anómala del perihelio de mercurio, J. Tiberius, http://www.molwick.com/es/leyes-gravitacionales/177-mecanica-celeste-mercurio.html).

En el centro de la Vía Láctea, a unos 25 mil años luz de casa, vive Sagitarius A* (Sgr.A*), nuestro agujero negro supermasivo de unos 4 millones de masas como la del Sol.
En torno a Él, orbitan estrellas a altísimas velocidades; entre ellas, la catalogada como S2.
Su órbita calculada “clásicamente” no coincide con las observaciones, las que son ajustadas perfectamente con las correcciones relativísticas.

Otra vez queda verificada esta teoría, en este caso, en lo que se refiere a las órbitas de objetos que aceleran a grandes velocidades en sus periastros.

Image of the Galactic Centre

ESO/MPE/S. Gillessen et al.

Estudios de tipo de esta estrella seguirán en el año 2018 cuando S2 alcance su periastro en torno a Sgr.A* y logre su máxima velocidad orbital.

Referencia:

Fuente:

pdp.

La posible exoluna Kepler-1625b-I.

Si existen exoplanetas, no es raro que ellos tengan sus satélites naturales; o sea exolunas.
La idea no es disparatada; de hecho, hay sospechas de la existencia de exolunas incluso en planetas errantes (pdp, Exolunas, https://paolera.wordpress.com/tag/exolunas/).
Un caso reciente (mediados del 2017) es el del exoplaneta Kepler-1625b.
Este exoplaneta, fue detectado por transitar delante de su estrella (Kepler-1625). lo que produjo una disminución temporal del brillo observado de la estrella.

El perfil o curva de luz donde se observa la disminución y posterior recuperación del brillo de la estrella a su valor normal, suele ser simétrico (disminuye y aumenta de la misma “forma”), incluso si el planeta tiene anillos. En ese caso, la forma de la curva de luz no es la misma que si el planeta no tuviera anillos, pero siempre es simétrica.

Cuando esa curva no es simétrica es porque hay otros eventos sucediendo durante el tránsito.
Puede ser que la estrella presente fulguraciones en ese momento, como también pueden estar transitando otros objetos junto con el exoplaneta.
Un ejemplo de tránsito de varios objetos puede explicar la caprichosa curva de luz de la estrella de Tabby (KIC 8462852) (pdp, 24/may./2017, ¿Troyanos en KIC 8462852?, https://paolera.wordpress.com/2017/05/24/troyanos-en-kic-8462852/).

En el caso de la estrella Kepler-1625, sólo se tienen tres tránsitos registrados de su exoplaneta.

The three observed transits of the exoplanet Kepler-1625b show odd asymmetries, possibly indicating the presence of an exomoon.

Gráfico de las curvas de luz de los tres tránsitos observados de Kepler-1625b – Crédito:  Teachey, Kipping, and Schmidt.

Se observan asimetrías que no parecen ajustarse a la existencia de fulguraciones en la estrella en el momento del tránsito. Además, la estrella no es del tipo de estrellas que presentan eso fenómenos.
Más bien parece que hay otro objeto involucrado.
Por el tipo de asimetría, parece que el exoplaneta tuviera una luna.
En tal caso, si primero entra uno de los cuerpos delante de la visual y luego el otro, se tendrían disminuciones de luz en “dos etapas”. Incluso si ambos cuerpos entran en el tránsito alineados (luna en conjunción superior o inferior), cuando la luna sale de la alineación, se produce una disminución mayor a la primera observada.
Lo mismo sucede en otras combinaciones de posiciones entre el exoplaneta y su luna a lo largo del tránsito.

Esto no es definitivo, aunque es lo que mejor explica la observación.

Pero algo es seguro, si se trata de una exoluna, ésta debe ser grande para que colabore con la disminución de brillo aparente de la estrella durante el tránsito.
El exoplaneta Kepler-1625b, es de tipo y tamaño joviano. Luego, su luna Kepler-1625b-I, debe tener un tamaño similar a Neptuno.

jupiter_neptune

Neptuno y Júpiter a escala para comparar su tamaños – Crédito:  NASA / JPL & E. Kraaikamp/ D. Peach/ F. Colas / M. Delcroix / R. Hueso/ C. Sprianu / G. Therin / Pic du Midi Observatory (OMP-IRAP) / Paris Observatory (IMCEE / LESIA) / CNRS (PNP) / Europlanet 2020 RI / S2P

Los modelos de formación planetaria, muestran que si una luna se forma junto con un planeta en procesos paralelos de acreción, ésta no pude ser tan grande en relación al planeta.
En tal caso, la luna puede ser un objeto capturado. De hecho, Tritón es una luna capturada por Neptuno.
En nuestro caso, la Luna es muy grande para haberse formado con la Tierra. Esto favorece a la teoría de su formación por acreción de escombros, luego del impacto de un objeto del tamaño de Marte con nuestro Planeta en su juventud (pdp, 14/sep./2016, Nuevo escenario para la formación de la Luna, https://paolera.wordpress.com/2016/09/14/nuevo-escenario-sep-2016-para-la-formacion-de-la-luna/).

Referencias:

Fuente:

  • Draft version July 27, 2017, HEK VI: ON THE DEARTH OF GALILEAN ANALOGS IN KEPLER, AND THE EXOMOON CANDIDATE KEPLER-1625B I, A. Teachey et al.
    https://arxiv.org/pdf/1707.08563.pdf

pdp.

V816 Cen.: la peculiar estrella de Przybylski.

La estrella de Tabby no es la única estrella peculiar que llama nuestra atención.
Esta estrella se caracteriza por las bizarras variaciones de su brillo, lo que dio origen a muchas teorías, incluso las que involucran extraterrestres responsables de ponerle en órbita un sistema de recolección de energía (pdp, Estrella de Tabby, https://paolera.wordpress.com/tag/estrella-de-tabby/).

Los elementos presentes en una estrella, se manifiestan absorbiendo o emitiendo energía. Eso se observa en su espectro (o distribución) de energía en forma de líneas de absorción o emisión en diferentes colores o longitudes de ondas. Diferentes elementos presentes en la estrellas, muestran diferentes lineas en su espectro.

La estrella de Przybylski, catalogada como HD 101065, se encuentra a unos 400 años luz de casa en la constelación del Centauro, por lo que también se la conoce como V816 Centauri (V816 Cen.).

File:Centaurus constellation map.svg

Ilustarción de la constelación del Centauro publicada en Wikipedia crédito de T. Bronger.

Con una masa de 1,5 veces la del Sol, es de un tipo espectral B5p, donde la “p” indica que es “peculiar”.
Su peculiaridad radica en su espectro. Muestra patrones de líneas muy difíciles de entender; o sea que cuesta determinar con exactitud los elementos allí presentes. Casi no se puede decir qué está pasando en esa estrella. Algunas líneas parecen ser de isótopos radioactivos de muy corta vida, como los que aparecen en las reacciones nucleares en experimentos de laboratorio en la Tierra.
Pero esos elementos, tuvieron tiempo de sobra para decaer y desaparecer.
Son muchas las teorías que pretenden explicar lo observado, todas involucran escenarios extremos y algunas directamente suponen errores en la observación. Una, propone la existencia de elementos ultrapesados aún no descubiertos en la Tierra, los que al decaer generan esos isótopos observados.

Claro que no tardaron en aparecer los que proponen a los extraterrestres como responsables.
Proponen que esos isótopos fueron puestos en la estrella para llamar la atención y que sepan de su presencia. No sólo tuvieron que darle a su estrella un gran cantidad de esos isótopos, sino que además hay maneras más fáciles de llamar la atención.

Referencia:

  • ASTRONOMY AND ASTROPHYSICS, January 5, 2014, The spectrum of the roA p star H D 101065 (Przybylski’s star) in the LiI 6708 A spectralregion, A .V. Shavrina et al.
    https://arxiv.org/pdf/astro-ph/0307464.pdf

Fuente:

pdp.

“Airglow”: la luminiscencia nocturna.

La fluorescencia en un proceso por el cual un átomo recibe energía no visible (ultravioleta) y la retorna en forma visible.
Cuando el átomo recibe energía ultravioleta, la absorbe, se excita, la retorna y se des-excita. Es decir que retorna la energía tal como la recibió en cantidad y frecuencia (o color).
Pero a veces, puede des-excitarse escalonadamente. En ese caso, retorna la energía recibida en fracciones y en frecuencias de luz visible. Luego retorna toda la energía recibida pero en luz visible; eso es la fluorescencia (pdp, 3/jul./2015, Fluorescencia, https://paolera.wordpress.com/2015/07/03/fluorescencia/).

Durante mucho tiempo, se observó un resplandor verdoso sobre la superficie terrestre sin conocer su origen. De hecho, fue fotografiado por la Estación Espacial Internacional.

Luminiscencia vista desde el Espacio – Imagen en Wikipedia, crédito: NASA.

En realidad podría observarse en el cielo nocturno aunque no siempre. En raras ocasiones, en una noche sin Luna y con un cielo muy limpio, podría llegar a apreciarse como se registró en la época de Plinio el Viejo en el 132 antes de Cristo.

El misterio llegó a su fin.
Ese resplandor o luminiscencia se debe a un proceso parecido a la fluorescencia.
La luz ultravioleta del Sol, interactúa con las moléculas de Oxígeno en la atmósfera pudiendo llegar a “romperlas”. Cuando se recombinan, devuelven la energía recibida en forma de luz visible.
Esa luminiscencia es muy débil para ser observada durante la noche, se la aprecia desde la visión global que se tiene desde el Espacio.
Pero bajo ciertas condiciones, el “apilamiento” de ondas atmosféricas puede amplificar la intensidad de este resplandor y volverlo notable como sucedió en la época de Plinio.

Referencia:

Fuente:

pdp.

J211451,47-654102,5: otro co-autor de la re-ionización.

La re-ionización es una etapa temprana del Universo, o si se prefiere, una etapa del Universo temprano.
En sus comienzos, el Universo estaba ionizado, formado por partículas sub-atómicas como electrones y protones. Luego, se unieron y comenzó la formación átomos y moléculas y la materia dio origen a las primeras estrellas y sistemas estelares. Con la energía de aquellos primeros objetos comenzó la ruptura de la materia aún sin colapsar, o sea, la re-ionización (pdp, 05/feb./2015, Big-Bang, la época obscura y la re-ionización, https://paolera.wordpress.com/2015/02/05/big-bang-la-epoca-obscura-y-la-re-ionizacion/).
Mucho se dijo de la capacidad de re-ionizar que tenían las primeras estrellas. Pero al parecer, esta etapa se dio antes de lo pensado ya que se están hallando objetos de aquellas épocas capaces de ionizar su entorno.

En abril del 2017, se publicó el descubrimiento de una galaxia de 13 mil millones de años de edad. Si el universo tiene unos 14 mil millones de años, esa galaxia se formó apenas 1 mil millones de años luego del Big-Bang. Así, es uno de los primeros sistemas estelares que colaboraron con la re-ionización con sus 300 millones de Soles (pdp, 11/abr./2017, Viendo la re-ionización, https://paolera.wordpress.com/2017/04/11/viendo-la-re-ionizacion/)

Ahora, siempre en abril del 2017, se detectó un objeto de un brillo equivalente a 200 mil millones de Soles. Se trata de un firme candidato a supernova superliminosa.
Su distancia (z aprox. = 6), la pone entre 10 mil millones y 11 mil millones de años luz. O sea que se la ve como era hace ese tiempo atrás, es decir que explotó cuando el Universo tenía unos 4 mil millones de años. Luego, esta SN estalló colaborando con la re-ionización.

Imagen de la SN superluminosa en diferentes longitudes de onda publicada en el trabajo de Jeremy Mould et al.

Catalogada como J211451,47-654102,5; podría tratarse también de un evento de disrupción. Esto sucede cuando una estrella es destrozada por la gravedad de un objeto masivo como un agujero negro. Al caer la materia en él, se produce una gran emisión de energía desde sus vecindades debido a la autofricción que se produce en ella cuando precipita en forma de espiral.
La no existencia de galaxias en esa región no ayuda a suponer que se trata de una muy remota y enrojecida SN donde su emisión se ve potenciada por un efecto de lente gravitacional.
De esta manera, las SN de aquella época del Universo serían las responsables de la abundante aparición de metales en galaxias del .

Fuente:

pdp.

La visita de 2014 JO25 del 19/abr./2017.

Actualiazda al 19/abr./2017

Pablo Della Paolera

El 19 de abril del 2017 nos visitará el asteroide 2014 JO25.
Descubierto en mayo del 2014, este objeto es de unos 650 mts. de diámetro. Tiene una superficie más reflectante que la de la Luna y su máximo acercamiento será para el 19 de abril del 2017 a las 9:40 hs. UTC (Tiempo Universal Coordinado), pudiendo ser observado con pequeños telescopios en cielos limpios desde ambos hemisferios (magnitud visual aparente: 11). En ese momento estará unas 4,6 veces la distancia a la Luna, por lo que no es peligroso para nosotros.

7 Ilustración de Eddie Irizarry con Stellarium.

Esta visita es la más cercana de este objeto en los últimos 400 años y lo será por los próximos 500 años.

____________________________________________________________

Actualización del 19/abr./2017 a las 10:00 HOA (GMT -3).El 17/abr./2017, se obtuvo una imagen de radar de este asteroide. La técnica consiste en enviar ondas de…

Ver la entrada original 140 palabras más