Archivo mensual: abril 2016

Tres fuentes ultraluminosas en Rayos X; dos de ellas muy curiosas.

Las fuentes de rayos X (energía de alta frecuencia) suelen ser de dos tipos.
Puede tratarse de un agujero negro supermasivo en el centro de una galaxia, que absorbe materia. Esta materia, a medida que cae sobre el agujero negro en forma de remolino, autofricciona, se calienta mucho y emite energía en todas las frecuencias, principalmente en rayos X.
Otra fuente de este tipo de energía, son las binarias en rayos X. Se trata de una estrella evolucionada como una enana blanca, una moribunda estrella de neutrones resto de una supernova o incluso un agujero negro de masa estelar (unas 10 a 12 masas solares) que absorbe masa de una estrella compañera. Esa materia cae sobre la estrella mientras se arremolina y produce energía con máximo en los rayos X.

Recientemente se han detectado 3 fuentes ultraluminosas (muy activas) en rayos X, todas en otras galaxias y fuera de sus núcleos. Son muy potentes para ser de origen binario y poco para ser originados en agujeros negros masivos.
Una idea es que podría tratarse de los elusivos y poco frecuentes agujeros negros de masa intermedia, que son aquellos que tienen masas del orden de las 1000 masas solares.

Pero la sorpresa la dan 2 de ellas.
Catalogados como NGC 1313 x-1 y NGC 5408 x-1, muestran evidencias de eyecciones de materia. Es la primera vez que se observa estas eyecciones en objetos de este tipo.

Ilustración de binaria en rayos X crédito de ESA/C. Carreau.

Las eyecciones de materia, están relacionadas con la acreción de materia hacia el objeto central. Cuando la caída de materia y energía supera los límites de flujo a través de la superficie del cuerpo central, ésta escapa a altas velocidades y temperaturas en forma de chorros de materia.
A mayor velocidad de acreción, mayor calentamiento del gas, se emite más energía y mayor es la velocidad de la materia expulsada; la que en estos objetos es de 70 000 Km./seg., casi la cuarta parte de la velocidad de la luz.

Aparentemente, la materia que está cayendo sobre el objeto central, estaría “inflada” por presión interna. Esto acentúa la acreción haciendo que “brille” mucho, particularmente en rayos X y colabora con la eyección de materia a gran velocidad.

Bajo estas condiciones, el objeto central podría ser un agujero negro de masa estelar o una estrella de neutrones de intenso campo magnético; pero aún se requiere de más estudios para conocer definitivamente la naturaleza y estructura de estas fuentes de rayos X.

Referencias:

Fuente:

pdp.

Las Nubes de Magallanes estarían de paso por nuestra vecindad.

Siempre se dijo que las Nubes de Magallanes eran galaxias satélites a nuestra Vía Láctea.

A pretty picture of lots of stars, large and small, with a cloudy blue backdrop presumably made of more stars

Imagen de la Nube Menor de Magallanes  crédito de NASA/ESA/A. Nota (STScI/ESA), publicada en New Scientist.

Ambas vecinas irregulares, muestran una cola de gas y estrellas llamadas corrientes magallánicas. Nuevos estudios sugieren que ambas galaxias no estarían vinculadas a la Vía Láctea. Sus velocidades les permitiría escapar de la gravedad de nuestra galaxia; luego, habría que ver qué está provocando las corrientes magallánicas. Posiblemente esas corrientes se deban a la presencia de la Vía Láctea; la que les arranca materia de la parte más cercana. Pero las nubes se estarían escapando de nuestra vecindad, a la que habrían llegado por primera vez hace poco, digamos unos 3 mil millones de años, poco antes del nacimiento del Sol y el Sistema Solar.
En las Nubes de Magallanes, se estudió la composición y edade de estrellas y se han encontrado muchas de estrellas muy alejadas de donde deberían encontrarse según los modelos de formación estelar. Estrellas evolucionadas que deberían estar en las partes más cercanas al centro, se hallan hacia las partes más externas, y lo mismo sucede con algunas jóvenes.

Todo señala que las nubes interactúan entre ellas, en particular la Mayor estaría arrancando estrellas de la Menor, principalmente de su “halo oeste”, todo sin la intervención de la Vía Láctea.

Referencia:

Fuente:

  • Astronomy & Astrophysics manuscript no. dias+16b_accepted_final  April 25, 2016,  ESO 2016,  SMC west halo: a slice of the galaxy that is being tidally stripped? Star clusters trace age and metallicity gradients, B. Dias et al.
    http://arxiv.org/pdf/1604.03086v2.pdf

MK2, la luna de Makemake (¿tendrá más?)

Makemake, es un planeta enano en el cinturón de Kuiper, más allá de Plutón.
Con sus 1400 Km. de diámetro, es el tercero en tamaño luego de Plutón y Eris. Se le encontró una luna, una pequeña y obscura luna de algo más de 150 Km. de diámetro.
Su órbita estaría casi de perfil o canto respecto a nosotros, por ese motivo no habría sido descubierta antes, ya que el brillo de Makamake disimulaba su presencia.
Esta luna, explicaría las bruscas variaciones de brillo del planeta enano, las que eran bruscas y no estaban de acuerdo con la duración de su día, de algo más de 7,5 hs. terrestres. De deberse a diferentes materiales reflectantes en la superficie, las variaciones deberían acompañar suavemente la rotación del Planeta.

mk2

En la imagen de la derecha, la línea punteada delimita la región en la que la luna no habría sido observdad. La cruz señala el centro de Makemake.  Imagen publicada en el trabajo de A. H. Parker et al..

Provisoriamente catalogada como S/2015 (1364721) 1, familiarmente llamada MK2, esta luna sería bastante obscura.
Su origen podría ser el de un objeto capturado por Makemake o el producto de una colisión. En cuanto a su obscura superficie, puede que MK2 reciba hielos sublimados del Planeta, los que si son ricos en metano, y con la luz ultravioleta solar forman tolinas, esas obscuras substancias amarronado-rojizas que se observan en muchos cuerpos helados. Algo así sucede con el polo obscurecido de Caronte.
Su órbita sería circular, con un radio de 21Km. y su translación alrededor de Makemake sería mayor a los 12 días.

Así Makemake entra al grupo de los mayores planetas enanos con lunas, o sea Plutón, Eris, ahora Makekame, Quaoar y Haumea.

Referencia:

Fuente:

pdp.

El cráneo de un Sarmientorauruis, la importancia de una buena conservación.

Si bien lo mío es la Astronomía, me gusta la Ciencia en general; allí es donde entra la Paleontología, otras de mis pasiones. En una época se me cruzó por la cabeza ser paleontólogo o arqueólogo, pero esa es otra historia.

Los Titanosaurios, eran los más grandes y evolucionados de los Saurópodos.

Life reconstruction of two individuals of the new titanosaurian dinosaur species Sarmientosaurus musacchioi in their ~95 million-year-old habitat in southern Chubut Province, central Patagonia, Argentina, with a digital rendering of the skull in the same position as the head of the foreground individual. Credit: Mark A. Klingler, Carnegie Museum of Natural History and WitmerLab, Ohio University.

Ilustración crédito de Mark A. Klingler, Carnegie Museum of Natural History and WitmerLab, Ohio University.

El Sarmientosauruis, era un Titanosaurio que vagaba por nuestra Patagonia (Argentina). Se encontró un cráneo de este ejemplar en asombrosas buenas condiciones.
Uno se pregunta, ¿por qué será que los cráneos mejor conservados son los de animales de cuellos cortos?.

El buen estado de éste, permitió obtener valiosa información sobre el animal.
Por sus cuencas, debió tener ojos grandes y una visión. La posición de órgano del equilibrio en su oído, sugiere que llevaba la cabeza baja con el hocico cerca del suelo, lo que hace pensar que este herbívoro se alimentaba de vegetación de baja altura.

Referencia:

Fuente:

Posible agujero negro binario muy apretado en NGC 5548.

A unos 245 millones de años luz (AL) de nosotros, se encuentra la gran galaxia NGC 5548.
Se trata de una galaxia lenticular, con estructuras enroscándose en ella, producidas por mareas gravitacionales, seguramente causadas por un encuentro con otra galaxia hace unos mil millones de años. Es una galaxia de núcleo activo, de las conocidas como galaxia Seyfert.

5548

Imagen de los archivos del HST publicada en el trabajo de Yan-Rong Li et al.

No es raro que este tipo de galaxias tengan núcleos dobles, donde reinan agujeros negros supermasivos binarios con componentes separadas unos miles de AL.
Pero son muy difíciles de detectar los que tienen separaciones inferiores a algunos AL.

Las observaciones de esta galaxia, no sólo sugieren la existencia de un agujero negro supermasivo binario consistente con un viejo encuentro, sino que las variaciones periódicas encontradas indicarían la posible existencia de un binario muy apretado, ambos de igual masa o muy semejantes, y de tan sólo unos 20 días luz de separación entre ellos, o si prefieren 0,05 AL, dos centésimas de la distancia entre nosotros y Alfa Centauri (la estrella más próxima al Sol).

Este tipo de núcleos tiene dos finales posibles.
Uno de los componentes puede salir expulsado como un agujero “negro en retroceso”, o pueden colapsar ambos en un sólo objeto.
En ambos casos se espera una ondas gravitacionales como las ya detectadas por LIGO debidas a un evento similar.

Referencias:

Fuente:

pdp.

El posible noveno planeta podría tener luz propia.

La diferencia fundamental entre planetas y estrellas, además de su masa, es que los primeros no tienen luz propia como las estrellas; lo que tiene que ver con su masa.

Con respecto al posible noveno planeta (9P), ya se refinó sus posibles posiciones para localizarlo en base a las perturbaciones que estaría produciendo sobre la sonda Cassini en torno a Saturno.
Ahora es el turno de acotar su brillo.luzprop9noplanetaSuponiendo que tiene una masa de 10 veces la de la Tierra, tendría un radio de casi 4 veces el de muestro Planeta. Así se trataría de un pequeño Urano o Neptuno.
Los modelos sugieren un núcleo de Hierro rodeado por un manto de Silicatos, capas heladas de agua y una atmósfera rica en Hidrógeno y Helio entre otros elementos en menores proporciones.
Por autogravitación, los planetas generan grandes presiones y temperaturas en sus interiores, lo que les permite tener cierta energía intrínseca.
En el caso de 9P, el calentamiento en su núcleo, generaría una temperatura (efectiva) de casi 50 ºK.; eso es mucho más de los 10 ºK. de equilibro esperada. Luego, hay flujo considerable de energía hacia el exterior. En el caso de Júpiter, ese Planeta genera una energía intrínseca equivalente a la mitad de la que absorbe del Sol. En el caso de 9N, estaría generando mil veces la energía que absorbe del Sol a sus 700 Unidades Astronómicas de distancia. Esto lo convierte en un planeta con luz propia. Considerando su tamaño, todo esto le daría una luminosidad de 6 milésimas la de Júpiter; y teniendo en cuenta su distancia, tendría una magnitud aparente visual entre 20 y 25.

Referencias:

Fuente:

pdp.

 

Evidencia de supernova no muy lejana ni muy antigua.

Los rayos cósmicos son partículas atómicas (pedacitos de átomos) que nos llegan del espacio.
Tienen varios orígenes.
Nos pueden llegar desde el Sol o desde explosiones estelares, y se distinguen por su tipo. Van pasando por campos magnéticos que los pueden acelerar a velocidades cercanas a la de la luz. Incluso se los relaciona con las descargas eléctricas en nuestra atmósfera.
Cuando se crean en una explosión estelar tipo supernova, viajan en todas direcciones, por lo que se van dispersando a medida que se alejan.

LMC_bubble

Imagen de remanente de supernova crédito de Gemini South Telescope in Chile; composite by Travis Rector of the University of Alaska Anchorage.

Se detectaron rayos cósmicos conformados por isótopos de hierro (60Fe) y este tipo es creado en explosiones de estrellas masivas como supernovas.
La vida media de estos isótopos es de unos 2,5 millones de años, luego decae. Esto demuestra que la supernova no puede ser mucho más antigua.
Por la dispersión espacial con que se “recibieron” se habría producido dentro de los 3 mil años luz de distancia. Así las cosas, estos rayos cósmicos indican la explosión de una supernova producida por el estallido de una estrella de tipo asociación OB, masivas de corta vida, no muy lejos ni hace mucho.

Referencias:

Fuente:

pdp.