Archivo mensual: febrero 2018

OGLE-2016-BLG-1266, una binaria de enanas marrones.

En una primera publicación de esta nota, en el título se leía erróneamente que se trataba de enanas blancas cuando en realidad de trata de enanas marrones.

Clasificar objetos se vuelve difícil cuando uno se encuentra en el límite entre dos clases posibles.
Un ejemplo de esto lo muestran las estrellas enanas marrones (https://es.wikipedia.org/wiki/Enana_marr%C3%B3n). Son objetos que cubren la brecha entre planeta y estrella. Sus masas van de 13 Masas Jovianas (MJ) a 75 MJ y generan calor por contracción y queman deuterio y litio.

File:Artist’s conception of a brown dwarf like 2MASSJ22282889-431026.jpg

Ilustración de enana marrón crédito de NASA/JPL-Caltech

Pero sucede que hay objetos que superan las 13 MJ y son considerados planetas súper jovianos. Otros, tienen masas algo menores al límite inferior y son considerados enanas marrones.
Sucede que muchas veces también se tiene en cuenta el escenario donde se formaron y encuentran. Si están orbitando una estrella, se los suele considerar planetas súper jovianos. Si por el contrario, se encuentran aislados en el espacio, se los cataloga como enanas marrones.

Las lentes gravitacionales, se deben a masas que desvían la luz de objetos más lejanos (https://es.wikipedia.org/wiki/Lente_gravitacional). Así es como se generan imágenes múltiples del mismo objeto. Objetos de masas menores generan efectos de micro lentes gravitacionales.
A través de un efecto de este tipo, se detectó la existencia de una masa, la que precisamente generaba micro lente gravitacional de objetos más lejanos.
El análisis de este evento, permitió calcular que la masa responsable es de un sistema binario. En él, los objetos intervinientes, son de 12 MJ y 15,7 MJ. Catalogadas como OGLE-2016-BLG-1266, se encuentran en el límite de fusión del deuterio. Aisladas en el plano galáctico a casi 10 mil Años Luz de nosotros, se las considera una binaria de enanas marrones. Muestran una separación (proyectada contra el cielo) de 0,43 veces el radio promedio de la órbita Terrestre, una distancia similar a la de Mercurio del Sol.

Fuente:

pdp.

Anuncios

Desalojo galáctico (sacudiendo estrellas).

Se han observado galaxias de disco con ondulaciones en su plano galáctico.
Hay evidencias de ondulaciones en al plano de la Vía Láctea (VL), ¿por qué no debería haberlas si las hay en otras galaxias del mismo tipo?

En el estudio del anillo (estelar) de Monoceros, se observaron evidencias de posibles ondulaciones en el plano de la VL, las cuales fueron descartadas. A 50 mil Años Luz (AL) la cantidad de estrellas decae, para aumentar a los 60 mil AL. Pero estos “baches” e incrementos de estrellas no se repiten más allá del anillo estelar en estudio, por lo que se descartó la idea de las ondulaciones (pdp, 02/ene./2018, Explicando el anillo de Monoceros, https://paolera.wordpress.com/2018/01/02/explicando-el-anillo-de-monoceros/)

Hay dos agrupaciones de estrellas por el halo Galáctico.
Una es la catalogada como TriAnd (por Triángulum-Andrómeda) y la otra A13. Suman unas 14 estrellas y cada grupo orbita a 14 mil AL por encima y debajo del plano Galáctico.

2

Ilustración crédito de:  NASA / ESA / A. Feild.

Suelen ser grupos de estrellas que quedaron orbitándonos luego de que una galaxia enana cruzara nuestro plano Galáctico. Pero sucede que estas estrellas tienen una composición más parecida a las estrellas del exterior del plano de la VL que a las de galaxias enanas.
Esas estrellas fueron desalojadas de nuestra Galaxia en lo que se conoce como desalojo galáctico.
Este desalojo se produce cuando una galaxia enana cruza el plano de la VL. Eso produce una perturbación que se propaga en forma de onda por el disco Galáctico y eso “sacude” estrellas como quien sacude un mantel para eliminar las migas de pan.

1

Ilustración crédito de:  T. MUELLER/C. LAPORTE/NASA/JPL-CALTECH.

A menor escala, eso ocurre en los anillos de Saturno

3618122356_4a0b19e3a5_o
Imagen Crédito: misión Cassini.

Allí, objeto atraviesa el anillo y produce ondulaciones (pdp, 02/ago./2010, Ondas en los anillos de Saturno, https://paolera.wordpress.com/2010/08/02/ondas-en-los-anillos-de-saturno/).

Referencia:

Fuente:

pdp.

La gran fulguración de Próxima Centauri.

Ya sabemos que existe Próxima b, el exoplaneta en Próxima Centauri.
La estrella recibe ese nombre, por ser la más cercana al Sol. Acompaña a Alfa Centauri, que en realidad es un sistema doble. Está tan lejos de sus compañeras, que algunos dudan de que esté ligada a ellas; como sea, las orbita en casi medio millón de años, por lo que será la más cercana de ese sistema triple por mucho tiempo (https://es.wikipedia.org/wiki/Alfa_Centauri).

El exoplaneta que la acompaña, es rocoso y algo más grande que el Nuestro, encontrándose en la parte más interior de la zona de habitabilidad (región más propicia para la aparición de vida tal como la conocemos).
Pero hay un problema.
Esta estrella es una enana roja, y como todas las de su tipo, tienen intensos y activos campos magnéticos. Ésto alimenta fulguraciones que irradian energía a Próxima b haciéndolo hostil para la vida.
La estrella muestra unas 60 fulguraciones diarias y unas 10 superfulguraciones anuales (pdp, 26/ago./2016, Próxima b y las fulgiraciones de Próxima Cen., https://paolera.wordpress.com/2016/08/26/proxima-b-y-los-flares-de-proxima-cen/).

Pero recientemente dio la nota.
El 24 de marzo del 2017, durante una observación de la estrella, se detectó una fulguración que aumentó el brillo de la misma casi 500 veces. Segundos más tarde presentó una segunda fulguración que elevó el brillo estelar 1000 veces manteniéndolo durante 10 segundos; todo dentro de unos 2 minutos de obseravción.

The brightness of Proxima Centauri as observed by ALMA over the two minutes of the event on March 24, 2017. The massive stellar flare is shown in red, with the smaller earlier flare in orange, and the enhanced emission surrounding the flare that could mimic a disk in blue. At its peak, the flare increased Proxima Centauri’s brightness by 1,000 times. The shaded area represents uncertainty. Credit: Meredith MacGregor, Carnegie

Gráfica del incremento de brillo crédito de Meredith MacGregor, Carnegie

Si tenemos en cuenta el incremento de radiación emitido hacia Próxima b, esto podría haber afectado seriamente el agua líquida que pudiera tener el planeta. La radiación pudo haber evaporado todo el agua y hasta haber esterilizado todo el planeta, y por lo tanto, volver nulas las condiciones de vida en Él.
Por otro lado, esta actividad hace pensar que la estrella no está rodeada de mucho polvo, ya que las fulguraciones se encargaron de alejarlo.

Referencia:

Fuente:

pdp.

C. metallidurans, la bacteria que defeca oro.

Los antiguos alquimistas, trataban de hacer oro a partir de metales más baratos.
Hay una bacteria que en cierta forma lo logra, es como que excrementa oro. Se trata de la Cupriavidus metallidurans.
Como toda forma de vida, interactúa con el medio donde habita. Vive en suelos ricos en metales, lo que convierte a su entorno en hostil, y sin embargo sobrevive.
En particular, encuentra iones de oro, moléculas de oro con menos electrones que los normales. A través de una enzima, procesa ese oro y elimina pequeñas pepitas de oro sólido inerte.

Imagen de las pepitas de oro micrométricas. Pueden formar agrupaciones del tamaño de un grano de arena. Crédito: Technical University of Munich 

Básicamente, la bacteria toma un compuesto de oro soluble y los transforma en oro sólido. Si pudiéramos reproducir este comportamiento, podríamos tomar rocas con minerales pobres en oro, transformar ese oro en algo soluble y extraerlo de la roca.
Hacer eso en estos días implica el uso de Mercurio, lo que es muy contaminante.

Referencia:

Fuente:

pdp.

¡Bingo!, una SN (SN 2016gkg).

Corregida

Pablo Della Paolera

Corrección: En el primer intento de publicación de esta nota, el título estaba equivocado en el año de la SN leyéndose 2018 cuando debía leerse 2016.

Siempre digo y repito, como una vez me enteré, que Astronomía es… mirar para arriba.
Así es como se descubren objetos y de detectan eventos tales como la colosal muerte cataclísmica de una estrella masiva; lo que se conoce como Súper Nova (SN).
Para los antiguos, se trataba del nacimiento de una estrella, por eso el nombre de Nova, que significa “nueva”. Pero hay SN, SN súper luminosas y hasta Híper Novas.
Una SN, puede y suele superar el brillo de la galaxia a la que pertenece; o sea que reúne y supera el brillo de miles de millones de estrellas.

Por septiembre del año 2016, se detectó a la SN catalogada como SN 2016gkg.
Se encuentra en las afueras de la galaxia…

Ver la entrada original 350 palabras más

¡Bingo!, una SN (SN 2016gkg).

Corrección: En el primer intento de publicación de esta nota, el título estaba equivocado en el año de la SN leyéndose 2018 cuando debía leerse 2016.

Siempre digo y repito, como una vez me enteré, que Astronomía es… mirar para arriba.
Así es como se descubren objetos y de detectan eventos tales como la colosal muerte cataclísmica de una estrella masiva; lo que se conoce como Súper Nova (SN).
Para los antiguos, se trataba del nacimiento de una estrella, por eso el nombre de Nova, que significa “nueva”. Pero hay SN, SN súper luminosas y hasta Híper Novas.
Una SN, puede y suele superar el brillo de la galaxia a la que pertenece; o sea que reúne y supera el brillo de miles de millones de estrellas.

Por septiembre del año 2016, se detectó a la SN catalogada como SN 2016gkg.
Se encuentra en las afueras de la galaxia NGC 613, en la constelación de Sculptor (el escultor) a unos 80 millones de años luz de casa y es de tipo IIb. Estas SNs se producen por el colapso de una estrella masiva, la que, en fracciones de segundos, se derrumba sobre ella misma detonándose.
En este caso, la progenitora de SN 2016gkg habría tenido unas 20 veces la masa de nuestro Sol.

Pero lo interesante es cómo fue descubierta y en qué momento de su evolución.
Es muy importante descubrirlas en sus fases iniciales, contra más cerca del momento de la explosión, mejor; eso permite saber más y conocer mejor los mecanismos involucrados en este tipo de eventos lo más cerca posible desde su origen. Para eso hay sistemas automáticos que se encargan de buscar bruscas variaciones de luz en el cielo.

Pero el ojo Humano, en este caso, fue mejor.
Víctor Buso, un astrónomo aficionado de Rosario, Santa Fé, Argentina; decidió probar su telescopio y su cámara y para eso apuntó y obtuvo imágenes de NGC 613.
Estas son esas imágenes (en negativo) y los momentos en que fueron obtenidas.

Crédito: V. BUSO, M. BERSTEN, ET AL.

Es evidente la aparición de un objeto brillante.
Se trata de la detección del momento en que se produce la SN 2016gkg. Detectar un evento de este tipo en su fase inicial (más que temprana), es algo muy difícil, es de una probabilidad de una en millones, lo que convierte a ésto en algo más difícil que ganarse la lotería.

Video: Es cerrajero y resgistró la explosión de una supernova.

Publicado el 22 feb. 2018

Para mí, Víctor se ganó la lotería.
¿Se entiende ahora por qué Astronomía es mirar para arriba?

Referencia:

Fuente:

pdp.

Esto es un automóvil en el espacio exterior.

Hay un automóvil TESLA en órbita.
El 6 de febrero del 2018, un automóvil TESLA y su conductor el maniquí “Starman” fueron llevados al espacio exterior por un cohete pesado Falcon SpaceX y dejados allí, en una órbita entre Marte y Júpiter, como un asteroide más.

El 8/feb. ya estaba a casi 500 mil Kms. de nosotros
Así se lo pudo registrar.

Crédito:  Gianluca Masi/Virtual Telescope Project and Michael Schwartz/Tenagra Observatories

Ya el 18/feb. se encontraba a 3,5 millones de Kms.
Se lo puede observar en esta imagen señalado por dos rayitas rojas. Seguramente deberán ampliarla clickeando en ella para poder apreciarlo.

Crédito: Gianluca Masi/Virtual Telescope Project and Michael Schwartz/Tenagra Observatories.

Referencia:

pdp.