Archivo de la categoría: Geofísica

Recreando cráteres de impacto.

Planetas, lunas y asteroides muestran cráteres de impacto.
Como su nombre lo indica, se producen por el choque de un objeto menor sobre la superficie. Se caracterizan por tener un borde más o menos delgado y a veces un pico central.
Ese pico aparece cuando el material desplazado bruscamente por la onda expansiva, retorna al centro del cráter en un efecto “rebote”. Algo similar ocurre cuando un objeto cae sobre la superficie de un líquido. Éste es desplazado y rápidamente vuelve al centro donde colapsa formando la salpicadura. Dependiendo del terreno, algunos son “escalonados” en su interior y otros facetados en su contorno (pdp, 02/oct./2015, Cráteres facetados, https://paolera.wordpress.com/2015/10/02/crateres-facetados/).

Pero los cráteres de impacto suelen tener otra característica: unos rayos de materia o estructuras radiales que salen de él recorriendo el terreno, a veces, hasta grandes distancias del impacto.

full Moon

Nótese los rayos de material que salen del cráter Tycho en la Luna (parte inferior de la imagen)- crédito Credit: Fred Locklear 

Se puede recrear la formación de un cráter de este tipo sin necesidad de grandes elementos.
Para eso debemos usar un material liviano como la harina. Este material desparramado sobre una superficie, nos permitirá arrojarle objetos desde cierta altura y provocar fácilmente cráteres sin necesidad de altas velocidades de impacto. Incluso podemos poner una capa de cocoa (chocolate en polvo) para ver el comportamiento de las diferentes capas de materiales.

Video: How to make craters (with flour, cocoa and a box)

Publicado el 18 jun. 2013.

Podemos arrojar objetos de diferentes pesos y formas e incluso con diferentes ángulos, variando la velocidad de impacto con la altura desde donde los soltamos.
Veremos que en algunas situaciones se generan las llamativas estructuras radiales de polvo.
Si el suelo es generosamente llano, obtendremos simples cráteres de impacto. Pero si el suelo está ondulado y el material está desparramado de una forma “desprolija”, entonces aparecerán las estructuras radiales de material eyectado.
Aparentemente, las ondulaciones del suelo hacen que el material expulsado tenga direcciones preferenciales produciéndose así los llamativos rayos de material.

Lo más interesante es que esto lo podemos recrear en casa.

Referncias:

Fuente:

 

Anuncios

Detalles de 2014 MU69 – un muñeco de nieve.

Esta es una imagen de 2014 MU69 – última Tule.

010219_LG_ultima-thule_feat

crédito: SWRI/JHU-APL/NASA

La imagen fue tomada a unos 28000 Kms. del objeto, media hora antes del máximo acercamiento, por lo que se esperan más imágenes con mayores detalles.
No sólo se confirmó su forma bilobular o de “maní”, sino que se parece más a un muñeco de nieve.
Al lóbulo mayor se bautizó última y al menor Tule.
Ambos dan forma a este cuerpo de unos 33 Kms. de largo y unos 15 Kms. de ancho.
Rota a razón de una vez cada 15 Hs. Si lo hiciera más rápido se fragmentaría, y más lentamente sería una rareza a explicar; luego, su rotación está dentro de lo esperado.

Todo sugiere que cada componente o lóbulo se formó por separado por la acreción de rocas menores. Luego se produjo al unión de ambas partes a baja velocidad, del orden de pocos Kms./h, como a paso de Hombre, lo que permitió que su junten sin romperse en el choque. Posiblemente esa unión se dio cuando aún se estaba consolidando cada cuerpo.
Así, este objeto sería un viejo miembro del Cinturón de Kuiper, prístino o al menos muy poco alterado.

010219_LG_ultima-thule_inline_730

A la izquierda se muestra el color real del objeto, en el centro se lo aprecia en blanco y negro y a la derecha una superposición de las anteriores – crédito: SWRI/JHU-APL/NASA

Su color rojizo puede deberse a la presencia de hielos de metano o nitrógeno. En general es un objeto obscuro. Las partes más brillantes sólo reflejan el 13% de la luz Solar que le llega, y las menos reflectantes, retornan el 6%, algo similar a la reflexión de la tierra para macetas.

Referencia:

pdp.

Siendo testigos del comienzo de una tormenta de polvo en Marte.

Como en la Tierra, en Marte también se dan tormentas.
En ese Planeta pueden ser globales, es decir que se pueden desarrollar cubriendo gran parte del mismo.

Video: Here’s How Mars Transforms After Global Dust Storm

GeoBeats News
Publicado el 6 oct. 2016

Los estudios indican que siempre existieron tormentas globales en Marte. Cuando este Planeta tenía agua, se daban lluvias de diferentes intensidades formando muchos de los canales que hoy observamos y hasta efímeros lagos (pdp, 12/dic,/2013, Las lluvias en Marte, https://paolera.wordpress.com/2013/12/12/las-lluvias-en-marte/).

Hoy Marte no muestra agua en su superficie, pero mantiene las periódicas tormentas de polvo. Potenciadas por vientos, tienen un origen modesto y bajo ciertas condiciones se van acentuando. Para eso, en determinadas épocas del año marciano, la sutil atmósfera del Planeta genera grandes vientos.
Como todo Planeta, Marte tiene estaciones anuales. Cuando en cierta posición de su órbita ofrece uno de sus Polos helados al Sol, debido a su inclinación respecto de su órbita; digamos que cuando empieza el verano en un hemisferio, los hielos subliman engrosando la atmósfera Marciana.
Ésto, sumado a otros factores relacionados con la acción de los rayos Solares, que para esa época son más perpendiculares al suelo y calientan más, comienza a desplazar masas de aire Marciano.
Así comienza un viento que de acentuarse da origen a grandes frentes de masas de aire en movimiento que arrastran y levantan polvo del suelo Marciano.
Luego, de esta manera se originan las grandes tormentas de polvo en Marte.
En esta imagen se observa el comienzo de un atormenta de polvo a principios de este año (2018).

Imagen crédito ESA’s Mars Express orbiter.

Referencia:

pdp.

Nubes orográficas en Marte.

Moverse a sotavento es hacerlo en el sentido de los vientos, en realidad, llevado por ellos.
Así es que hay nubes a sotavento llamadas orográficas. Como todas, son llevadas por los vientos pero muestran una característica. Los vientos copian el relieve, o sea que se elevan y descienden por las laderas de las montañas, y las nubes llevadas por ellos los acompañan en ese movimiento.
Cuando una nube a sotavento sube a mayor altura siguiendo la elevación del terreno cercano a una montaña, se enfría y condensa la humedad que contiene. De esta manera, puede llegar a descargar esa humedad en forma de lluvia.

En Marte hay una tenue atmósfera con algo de humedad. El aire en movimiento lleva a sotavento muy débiles nubes, las que se transforman en orográficas, cuando ascienden por encima del terreno que se eleva cerca de una montaña o volcán.
Eso observó el 10 de octubre del 2018 Mars Express en órbita Marciana.

Date: 25 October 2018
Satellite: Mars Express
Depicts: Cloud formation near Arsia Mons
Copyright: ESA/GCP/UPV/EHU Bilbao, CC BY-SA 3.0 IGO

Al oeste del volcán Arsia Mons de 20 Kms. de altura, se nota presencia de una “pluma blanca” de 1500 Kms.
Se trata de una nube orográfica moviéndose sobre la elevación del terreno. Al enfriarse condensó la humedad que contenía transformándose en una nube de hielo de agua.
¿Habrá precipitado ese día en Arsia Mons?

Fuente:

pdp.

Lineal virgae en Dione.

Dione, la Saturnina luna de 1000 Kms. de diámetro, sorprende por unas llamativas finas rayas brillantes en su superficie.
Lunas de Saturno como Dione y Encelado, tienen hielos en su superficie. Además presentan características tales como acantilados de hielos y fracturas.

Enceladus

Fracturas y acantilqados de hielo en Encelado – Crédito: SPACE SCIENCE INSTITUTE, JPL/NASA

Esas fracturas, en particular las de Encelado, se deben al trabajo gravitacional que siente la luna. Las fuerzas gravitatorias del Planeta e incluso de lunas vecinas, fracturan el hielo, el que al volver a cerrarse deja esas llamativas marcas.

Pero Dione muestra unas curiosas, finas y paralelas líneas brillantes.

Líneas brillantes en Dione – Crédito: misión Cassini – E. MARTIN AND D. PATTHOFF/GRL 2018.

Con longitudes de 10 a 100 Kms. y anchos menores a 5 Kms., son paralelas entre ellas y con el ecuador de la luna. También observadas en menor escala en la luna Saturniana Rea, estas líneas bautizadas lineal virgae, parecen ser recientes. Acompañan el relieve del terreno, como depositadas sobre él, por lo que no parecen estar relacionadas con el material subyacente del suelo. Aparentemente fueron creadas por un proceso que “vino desde arriba”, o sea exógeno.
Se piensa que se trata de material caído a la luna desde el espacio. Puede tratarse de polvo del impacto de micrometeoritos en objetos Troyanos que comparten su órbitas, tales como las pequeñas lunas Helena (https://es.wikipedia.org/wiki/Helena_(sat%C3%A9lite)) y Pollux (https://es.wikipedia.org/wiki/Pollux_(sat%C3%A9lite)).
Otra opción es que ese polvo proviene de los anillos Saturnianos.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Tromentas de polvo en Titán.

Titán, la luna Saturnina tiene otra propiedad compartida con la Tierra y Marte.
Su nombre se debe a que durante una época se la consideró la mayor luna del Sistema Solar. Hoy en dia comparte ese título con la joviana Ganímedes.
La sonda Cassini nos dio mucha información de ella (pdp, Titán, https://paolera.wordpress.com/tag/titan/).
Era sabido que mostraba un ciclo de metano, como en Casa es el del agua. Ahora, muestra una propiedad que hasta ahora sólo se encontraba en nuestro Planeta y en Marte. Titán presenta tormentas de polvo generada por fuertes vientos.

Imagen crédito NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/University Paris Diderot/IPGP/S. Rodriguez et al. 2018.

 

Titán tiene clima, cambios estacionales. Luego, no es raro que haya masas de “aire” en movimiento. Las tormentas de metano estarían precedidas por fuertes vientos que levantan polvareda de las dunas de Titán.

Referencia:

Dawn en su órbita más baja (a Junio del 2018)

Luego de cierto tiempo (al menos para mí) hay novedades de la misión Dawn en Ceres.
La nave entró en la órbita más baja desde que arribó al protoplaneta detenido en su evolución; es más, es una de las órbitas más bajas que haya tenido un orbitador de NASA. A una altura de la superficie de unos 30 Kms. obtuvo imágenes detalladas de la conocidas manchas brillantes.

Close-up image of the Vinalia Faculae in Occator Crater

Imagen de la brillante mancha blanca Vinalia Faculae en el cráter Occator del 14/jun/2018 a 39 Kms. de altura. – Crédito:  NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

Se confirma que se trata de sales altamente reflectantes producto de criovulcanismo.
Los criovolcanes arrojan agua helada y hielos provenientes de depósitos sub-superficiales. En este caso, se conjetura con que hay depósitos de agua salada bajo la superficie Ceresiana.
En esta nueva órbita, Dawn podría detectar actividad geológica, si es que Ceres la tiene, evidencias de agua bajo la superficie y hasta alguna eyección de agua y hielos por alguna grieta. En este último caso, tal vez se detecten elementos necesarios para la vida tal como la conocemos.

Referencia:

Fuente:

pdp.