Archivo de la categoría: Astronomía

2020 AV2, el primer Vatira y el problema del material de manto perdido.

Se descubrió el primer asteroide orbitando el Sol interior a la órbita de Venus.
Se pensó que existían estos objetos interiores a la órbita de Venus, formando una familia informalmente llamada Vatiras.
Se trata del catalogado como 2020 AV2 y resultó ser rico en Olivino, al menos este mineral es abundante en su superficie (Olivino | Wikipedia | https://es.wikipedia.org/wiki/Olivino).
Tiene un diámetro de 1,5 Kms. y orbita el Sol en unos 151 días. El análisis de la luz reflejada en su superficie, muestra evidencias de Olivino, mineral que es abundante en el manto de la Tierra, la parte que rodea al núcleo y está debajo de la corteza.

File:Olivine-gem7-10a.jpg
Olivino – Wikipedia

Se piensa que en la juventud del Sistema Solar, los embriones planetarios estaban formados por un núcleo, un manto y una corteza. En aquellas épocas, las condiciones de radiación Solar y la radioactividad de los isótopos presentes en los embriones planetarios, colaboraron a que los elementos pesados como el Hierro y el Níquel precipiten al centro. Los más livianos, como los que dan origen a los Olivinos, quedaron en el manto y los demás terminaron en la corteza. Si estos embriones colisionan, quedan sus núcleos de hierro expuestos por ser la parte más dura, mientras que se fractura el manto y pulveriza la corteza.
Así aparecieron estos objetos ricos en Olivino, los que al chocar se partieron con facilidad en fragmentos menores. Es así que se piensa que en general son muy pequeños para ser descubiertos.
Por este motivo es que abundan los objetos ricos en Hierro y Níquel y hay pocos conocidos de material de manto u Olivinos.

Aparte de 2020 AV2, hay unos 36 asteroides de este tipo en el cinturón asteroidal (a mediados del 2020); por lo que se piensa que 2020 AV2 terminó dentro de la órbita Venusina por sucesivos encuentros gravitacionales.
Para tener tantos asteroides ricos en Hierro – Niquel, se tuvo que dispersar gran cantidad de Olivinos y material de manto en los choques para desnudar tantos núcleos metálicos.
Los asteroides de este tipo conocidos hasta el momento (año 2020) no llegan a formar “una familia”, por lo que aún sigue el problema de hallar el material de manto perdido.

Referencia:
First asteroid found within Venus’s orbit could be a clue to missing ‘mantle’ asteroids | Nola Redd | https://www.sciencemag.org/news/2020/07/first-asteroid-found-within-venus-s-orbit-could-be-clue-missing-mantle-asteroids

Fuente:
Physical characterization of 2020 AV2, the first known asteroid orbiting inside Venus orbit | M. Popescu et al. | https://arxiv.org/abs/2006.08304

pdp.

Detectando exolunas.

Hay dos maneras básicas de detectar cuerpos en torno a otro.
En base a estas técnicas se pudo detectar exoplanetas y quizás, exolunas.
Una se basa en la observación de los pequeños desplazamientos “bamboleantes” de la estrella. Sucede que la estrella y sus planetas giran en torno a un punto común llamado centro de masas.

File:Orbit5.gif
Wikipedia

Este punto está más cerca del cuerpo de mayor masa. Luego, se encuentra dentro de la estrella pero fuera de su centro. Es así que repercute en una oscilación de su posición a medida que el sistema rota en torno al centro de masas.

File:Orbit3.gif
Wikipedia

Esto mismo sucede con planetas y sus lunas, de hecho, se lo pudo observar en el sistema Plutón – Caronte (la mayor de sus lunas) con la cámara de la sonda New Horizons rumbo a Plutón.

Imagen donde se aprecia el “bamboleo” orbital, y un posible casquete polar. Crédito de NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute. 

Otra forma de detectar un exoplaneta, es cuando pasa frente a su estrella.
En ese caso, produce una típica disminución del brillo de la estrella durante la ocultación o tránsito delante de ella.

Ilustración de curva de brillo durante un tránsito – NASA/Ames.

Pero cuando en ese tránsito los tiempos muestran variaciones puede ser que el exoplaneta tenga una exoluna.
En tal caso, el “bamboleo” del exoplaneta debido a su exoluna puede producir sutiles adelantos y retrasos en los momentos del tránsito.

Otra forma de detectar una exoluna, es hallar material eyectado por ella como lo hace la joviana Io.
En ese caso, el material es detectado cuando el exoplaneta y su exoluna transitan delante de su estrella y el material no está cerca del exoplaneta (Posible exoluna con actividad volcánica | pdp | https://paolera.wordpress.com/2019/09/05/posible-exoluna-con-actividad-volcanica/).

Fuente:
Six exomoon candidates from Kepler transit timing variations | Chris Fox & Pail Wiegert | http://www.astro.uwo.ca/~wiegert/Kepler-exomoons/

pdp.

La llamativa desaparición de una estrella variable azul luminosa.

En la constelación de Acuario se encuentra la galaxia enana Kinman a unos 75 millones de años luz de Casa.
Es tan lejana y pequeña que no se pueden observar individualmente sus estrellas. No obstante, entre los años 2001 al 2011, fue detectada una variable azul luminosa (LBV – Luminous Blue Variable).

Ilustración de estrella LBV crédito: ESO/L. Calçada

Se trata de un tipo muy particular de estrella masiva, caliente y vigorosa; en su etapas finales, previas a transformarse en una estrellas de Wolf – Rayet.

Como todas las de su tipo, tiene un brillo que promedia los 3 millones de veces el del Sol. Muestran variaciones de brillo con eyección de materia con vientos estelares de unos 1000 Kms./seg.
En unos 50 años pueden expulsar tanta masa como la de nuestro Sol.
Pero en las observaciones a partir del 2019, las evidencias de su existencia desaparecieron.

Video de la galaxia Kinman en Acuario y la LBV desaparecida.

Se piensa que experimentó una brusca fulguración seguida de una disminución de brillo con una gran eyección de materia. Eso pudo ocultarla de las observaciones a partir del 2019 hasta hoy en día (mediados del 2020).
Otra posibilidad, es que como toda estrella de su tipo, haya colapsado hacia un agujero negro, pero sin presentar el esperado estallido de supernova. En este último y remoto caso, esta sería una rara e inusual muerte “silenciosa” de este tipo de estrellas masivas.

Se me ocurre una tercera opción.
La estrella pudo haber tenido una explosión muy asimétrica (Explosiones asimétricas en supernovas… | pdp | https://paolera.wordpress.com/2013/06/04/explosiones-asimetricas-en-supernovas-entregan-grandes-impulsos-a-estrellas-de-neutrones-y-a-agujeros-negros/ )
En ese aso, no podemos ver el estallido porque la luz se dirige en una dirección opuesta nosotros, o lo que nos llega es muy pobre para detectar a esa distancia. En tal caso, el agujero negro negro resultante sale despedido en la dirección contraria y habría que tener evidencias de material expandiéndose como remanente de supernova.
Modestamente, esta opción me resulta más probable que la muerte silenciosa.

Referencia:
eso2010 — Science Release A Cosmic Mystery: ESO Telescope Captures the Disappearance of a Massive Star | https://www.eso.org/public/news/eso2010/

Fuente:
The possible disappearance of a massive star in the low-metallicity galaxy PHL 293B | Andrew P Allan et al. | https://academic.oup.com/mnras/article/496/2/1902/5863970

pdp.

Eclipses de Sol en Marte.

Los eclipses son un caso de ocultación de un cuerpo por otro.
En el caso de los eclipses de Sol, es la Luna la que se interpone entre nosotros y el Sol. Pueden ser de tres tipos.
Parcial: cuando la Luna tapa al Sol parcialmente
Total: cuando la Luna lo tapa perfectamente. Eso se debe a una tremenda casualidad. La Luna y el Sol tienen tamaños y distancias bajo las cuales ambos Astros se observan del mismo tamaño aparente. Esto permite este tipo de eclipses en los que se descubrió la corona Solar.
Anular: cuando la Luna tapa al Sol en el lugar más alejado de nosotros en su órbita elíptica y la ocultación no llega a ser total.

2013 Exploratoruim.

En Marte sólo se dan eclipses anulares o parciales.

Las lunas Marcianas Fobos (a la derecha) y Deimos (a la izquierda) transitando delante del Sol – NASA/JPL-CALTECH/MSSS/KEVIN M. GILL

Sus lunas son Fobos (Phobos) la más grande y cercana al Planeta y Deimos, la más pequeña y alejada. Allí, la sonda Curiosity pudo observar eclipses anulares de Sol.

Video de Fobos ocultando al Sol el 4 de abril del 2020 – Nótese cómo se aprecia la morfología de esa luna.

Video de Demios transitando delante del Sol.

Referencia:
NASA Rover Captures What A Solar Eclipse Looks Like On Mars | E. Siegel | https://www.forbes.com/sites/startswithabang/2020/06/29/nasa-rover-captures-what-a-solar-eclipse-looks-like-on-mars/#5959b9c3469c

pdp.

Una fusión de agujeros negros con destello de luz.

Cuando dos agujeros negros se fusionan no producen radiación en forma de luz.
Fieles a su costumbre de no dejar escapar ni la radiación, los agujeros negros no producen emisión electromagnética cuando se fusionan, ya que se “tocan” en sus superficies de donde nada puede salir. Solamente se producen ondas gravitacionales desde sus vecindades ligeramente fuera de sus horizontes de sucesos.

El 21 de mayo del 2019, se detectó la onda gravitacional catalogada como S190521g. Curiosamente, desde ese mismo lugar del cielo, se detectó un “flash” de energía. Por sus características, no correspondía a la explosión de una supernova ni a un desgarro de materia cayendo y recalentándose en un agujero negro.
Al parecer este destello de energía se habría producido en la fusión de los agujeros negros que originaron a S190521g. Si bien los agujeros negros no emiten energía en su fusión, podrían hacerlo si ésta se produce dentro una región de material con cierta densidad. Este tipo de regiones son las que rodean a los agujeros negros supermasivos.

Artist's concept of a supermassive black hole, with a binary pair of black holes in its disk.
Ilustración crédito de Caltech/R. Hurt (IPAC)

Veamos todo el escenario posible.
En el centro de las galaxias, reinan los agujeros negros supermasivos. A su alrededor, pululan muchas estrellas de gran masa. Éstas mueren dejando agujeros negros orbitando al supermasivo. Estos agujeros negros “menores”, pueden penetrar el disco de acreción que alimenta al supermasivo. Allí pueden asociarse en pares, si es que no vienen asociados desde afuera del disco.
Dentro de esa región, no sólo se alimentan sino que van friccionando y precipitándose mutuamente. En el momento de la fusión, generan ondas gravitatorias que pueden no ser isotrópicas, o sea que pueden ser más intensas en una dirección que en otra. Esto le imprime al objeto resultante un impulso que lo desplaza en una dirección al azar a gran velocidad. Así se producen los agujeros negros en retroceso, incluso en el centro de las galaxias fusionadas (Un agujero negro en retroceso (viajero) | pdp | https://paolera.wordpress.com/2017/03/23/un-agujero-negro-en-retroceso-viajero/).

En este caso, el objeto resultante es de unas 100 masas solares y adquirió una velocidad de unos 200 Kms./seg. Bajo esas condiciones, el material en sus cercanías puede reaccionar a una brusca perturbación debida al repentino impulso del agujero negro resultante. De esta manera, el material se recalienta y emite bruscamente.
Esta radiación se produciría unos días luego de la fusión que originó a la onda gravitatoria, tal como fue detectada. Es más… si el agujero negro así formado salió del disco alrededor del supermasivo, puede tener una trayectoria que lo haga reingresar y producir otro flash de energía.

Referencia:
Black Hole Collision May Have Exploded with Light | Whitney Clavin | https://www.caltech.edu/about/news/black-hole-collision-may-have-exploded-light

Fuente:
Candidate Electromagnetic Counterpart to the Binary Black Hole Merger Gravitational-Wave Event S190521g | M. J. Graham et al. | https://journals.aps.org/prl/abstract/10.1103/PhysRevLett.124.251102
Todo el PDF en: https://arxiv.org/pdf/2006.14122.pdf

pdp.

¿Qué tipo de objeto intervino en la generación de GW 190814?

El final explosivo de una estrella masiva deja un núcleo compacto conocido como estrella de neutrones o un agujero negro.
El primer objeto suele mostrarse como un púlsar (https://es.wikipedia.org/wiki/P%C3%BAlsar ) y el segundo no deja escapar ni la luz. Cuando dos de estos objetos se fusionan, generan ondas gravitacionales. La masa del objeto resultante es algo menor a la suma de las masas, ya que parte de ella se irradia en forma de energía, tanto electromagnética (luz) como gravitacional en la onda generada. El análisis de es estas ondas, permite saber las masas de los objetos involucrados. Esto permite confirmar teorías. Por ejemplo, el estudio de estas ondas muestra que el mayor agujero negro involucrado en la generación de una onda gravitatoria, no supera las 50 masas solares. Así surgen preguntas sobre la existencia de estrellas ultramasivas capaces de generar agujeros negros de más de 50 masas Solares (¿Y las estrellas ultramasivas? | pdp | https://paolera.wordpress.com/2018/12/12/y-las-estrellas-ultramasivas/)

Los estudios muestran que el agujero negro de menor masa hasta Hoy conocido (mediados del 2020), tiene unas 5 veces la masa del Sol. Quizás haya de menor masa, pero aún no fueron detectados. Tal vez sean comunes y nuestros sistemas detectan principalmente los más masivos.
La estrella de neutrones o pulsar es el paso previo al agujero negro. El objeto de este tipo con mayor masa detectado es el catalogado como J0740+6620, con una masa de 2,14 masas Solares. Los teóricos afirman que ya a las 2,17 masas Solares se convierte en un agujero negro (La masa del púlsar j0740+6620 | pdp | https://paolera.wordpress.com/2019/09/17/la-masa-del-pulsar-j07406620/).

El 14 de agosto del 2019, se detectó una onda gravitatoria originada a unos 800 millones de años luz de Casa (GW190814). El objeto resultante de la fusión de los masivos involucrados, es un agujero negro de unas 25 masas Solares. Lo llamativo de este evento es que se trata de la fusión más despareja de masas involucradas con una relación de casi 10 a 1; mientras que hasta ahora, la más despareja era de 4 a 1.
En esta oportunidad, se trató de una masa de 22 a 23 masas Solares, que obviamente era un agujero negro, con otra de 2,5 a casi 2,7 masas Solares.

Este segundo objeto es el llamativo.

Ilustración de las masas involucradas en la generacíon de GW190814 .

Por estar dentro del intervalo de masas entre agujeros negros y púlsares, puede ser uno de ambos, pero… ¿cuál?
Aunque difícil, no sería imposible que se trate de un agujero negro “liviano”.
También, podría ser una estrella de neutrones muy masiva, cosa que también es difícil pero no imposible; elevando así el límite superior de este tipo de objetos.

Referencias:
LIGO-Virgo finds mystery astronomical object in ‘mass gap’ | Megan Fellman | https://news.northwestern.edu/stories/2020/06/ligo-virgo-finds-mystery-astronomical-object-in-mass-gap/
A BIG BLACK HOLE JUST ATE A MUCH SMALLER BLACK HOLE. OR A NEUTRON STAR. MAYBE. | P. Plait | https://www.syfy.com/syfywire/a-big-black-hole-just-ate-a-much-smaller-black-hole-or-a-neutron-star-maybe

Fuente:
GW190814: Gravitational Waves from the Coalescence of a 23 Solar Mass Black Hole with a 2.6 Solar Mass Compact Object | R. Abbott et al. | https://iopscience.iop.org/article/10.3847/2041-8213/ab960f

pdp.

Binarias con envoltura común.

En el Universo hay muchas estrellas binarias y muchas están en contacto.
La atracción gravitatoria depende de la masa y de la distancia a ella. Así, una estrella atrae a su compañera y ambas giran en torno al centro de masa. Este punto está más cerca de la más masiva de las estrellas.
Entre ambas, hay un lugar donde una masa despreciable frente a la de las estrellas, siente la misma atracción de cada una. Por ese lugar, puede pasar materia de una estrella a la otra. Así se transforman en binarias de contacto a través de ese punto. Su translación mutua se ve aumentada por la cercanía entre ellas, por lo que se convierten en binarias de contacto rápidas (Binarias de contacto rápidas | pdp | https://paolera.wordpress.com/2013/10/03/binarias-de-contacto-rapidas/).

Cuando una evoluciona, aumenta su tamaño y es entonces cuando comienza la transferencia de masa. Al principio es un proceso lento, pero luego se vuelve cada vez más veloz.
En algunas ocasiones, la receptora estalla en forma de nova o supernova. Pero en otras, crece de tal manera que ambas quedan cubiertas por una envoltura común. En otras palabras, una gira en torno a la otra, dentro de esa otra.

Ilustración crédito Wiki Commons

En sus órbitas, van friccionando con esa envoltura común. Mientras esto sucede, la envoltura se agita y parte de ella se disipa al espacio. Pero en ese frenado, las estrellas comienzan a precipitarse aumentando su velocidad de translación mutua.
Algunas están así desde su formación, pero otras terminan de esa manera luego de que una de ellas evolucionó aumentando su tamaño hasta que ambas quedaron dentro de una envoltura común.

Este tipo se sistemas, terminan fusionándose en objetos masivos como estrellas de neutrones o agujero negros; y en ese proceso, generarían ondas gravitatorias.

Referencia:
Dancing stars and black holes in a cosmic cloud of gas: New research of the ‘common envelope phase’ | by ARC Centre of Excellence for Gravitational Wave Discovery | https://phys.org/news/2020-06-stars-black-holes-cosmic-cloud.html

Fuente:
Common Envelope Wind Tunnel: The Effects of Binary Mass Ratio and Implications for the Accretion-Driven Growth of LIGO Binary Black Holes | Soumi De et al. | https://arxiv.org/abs/1910.13333

pdp.

Paralajes interestelares desde New Horizons.

La paralaje es el ángulo entre dos lugares de observación con vértice en el objeto observado.
Ese ángulo depende de la distancia al objeto. El hecho de observar un objeto desde dos posiciones, hace que se lo observe desplazado respecto de los objetos de fondo. Así, desde una posición lo podemos ver en perspectiva alineado o cerca de otro objeto lejano, y más desplazado desde otro lugar de observación.
Luego, en base a las diferentes posiciones aparentes observadas se puede conocer el ángulo de paralaje, y conociendo la línea de base o distancia entre los puntos de observación, podemos calcular la distancia al objeto observado.

Paralaje - Wikipedia, la enciclopedia libre
Ilustración de paralaje publicada en Wikipedia

En Astronomía se usan dos tipos de paralajes.
La paralaje diurna se usa para objetos cercanos como los planetas. Haciendo observaciones de un objeto desde dos lugares opuestos de la Tierra, podemos calcular el ángulo de paralaje en el objeto observado y calcular su distancia sabiendo que la línea de base es igual de diámetro Terrestre.
La otra paralaje es la paralaje anual. Se la utiliza para objetos más lejanos, ya fuera del Sistema Solar. En este caso se hacen dos observaciones desde puntos opuestos de la órbita Terrestre.

La sonda New Horizons que visitara Plutón y luego a Última Thule (2014 MU69), se proyecta al espacio interestelar estando a más de 6 mil millones de Kms, de Casa (al año 2020).
Eso le da una visión casi interestelar del cielo.
Si salimos al espacio exterior, veremos a las estrellas tal donde las vemos desde tierra. Pero desde semejante distancia, las perspectivas cambian.

New Horizons tomó imágenes de las estrellas más cercanas al Sol, Próxima Centauri a 4 años luz de Casa) y Wolf 359 en la constelación de Leo a casi 8 AL de Nosotros.
Las imágenes fueron superpuestas con la misma escala con las obtenidas desde la Tierra y se aprecia las variaciones en las posiciones de estas estrellas respecto del fondo.

Desplazamiento de Próxima Centauri por paralaje interestelar (new horizons – Tierra (Earth))
Desplazamiento de Wolf 359 por paralaje interestelar (new horizons – Tierra (Earth)

Se trata de las primeras paralajes interestelares de mayor linea de base hasta Hoy (año 2020).

Fuente:
NASA’s New Horizons Conducts the First Interstellar Parallax Experiment | https://www.nasa.gov/feature/nasa-s-new-horizons-conducts-the-first-interstellar-parallax-experiment

pdp.

Explicando las galaxias verdes.

En un principio llamó la atención el descubrimiento de “galaxias verdes”.

Some rare galaxies exhibit a green glow thanks to the presence of doubly ionized oxygen. This... [+] requires UV light from stellar temperatures of 50,000 K and above. Oxygen is the 3rd most abundant element in the Universe: about 1% of all the atoms, by mass.
NASA, ESA, AND W. KEEL (UNIVERSITY OF ALABAMA, TUSCALOOSA), OF NGC 5972

Un ejemplo son las conocidas como galaxias porotos verdes (Galaxias de tipo poroto verde | pdp | https://paolera.wordpress.com/2012/12/06/galaxias-de-tipo-poroto-verde/)
El color de las galaxias está dominado por el de sus estrellas más abundantes. Las hay rojas, amarillas, blancas y azules, pero no las hay verdes.
Sucede que se está dando un efecto en el que se ve involucrado el gas y la radiación procedente del centro de las galaxias. Siempre que el gas interactuó con la radiación, se produjo un efecto llamativo, por ejemplo la fluorescencia (Fluorescencia | pdp | https://paolera.wordpress.com/2015/07/03/fluorescencia/).
En este caso se da algo similar.

Cuando dos galaxias se encuentran, se deforman hasta llegar a su estado final estacionario y permanente. Mientras, se arrancan materia; algunas estrellas y gas salen de ellas. En ese gas, hay bastante oxígeno, el tercero en abundancia en el Universo.
El agujero negro central de una de las galaxias absorbe materia de la otra. Eso lo activa. Comienza a caer materia sobre él en forma de remolino. Mientras lo hace, autofricciona, recalienta y emite gran cantidad de energía ultravioleta (de alta frecuencia e invisible para nosotros) correspondiente a unos 50000 °K. Esa energía arranca los electrones de los átomos de oxígeno (ionizándolo dos veces). Cuando los electrones se recombinan con sus átomos, retornan esa energía absorbida en luz verde visible, ahí observamos ese brillo inusual en las vecindades de las galaxias.

Incluso luego de que el agujero negro calma su actividad, estas nubes de oxígeno siguen recombinándose y brillando.

Referencia:
This Is Why Some Galaxies Have A Green Glow, Even Though There Are No Green Stars | E. Siegel | https://www.forbes.com/sites/startswithabang/2020/06/08/this-is-why-some-galaxies-have-a-green-glow-even-though-there-are-no-green-stars/#795bd6917981

pdp.

Un arco ultravioleta en la Osa Mayor.

La constelación de La Osa Mayor, es una agrupación aparente de estrellas del Hemisferio Norte.

The Big Dipper is one of the most familiar and best-loved star shapes in the northern hemisphere’s night sky.
Osa Mayor – GETTY

También conocida como El Arado o El Cucharón, tiene un “mango” en donde se detectó un arco bastante circular de radiación ultravioleta que cubre unos 30° del cielo.

Imagen crédito A. Bracco.

Esta radiación proviene de una nube difusa de Hidrógeno comprimido y energizado entre las estrellas, que de formar un círculo completo, abarcaría 60° del cielo.
Por métodos geométricos, se pudo establecer el punto del cielo del centro del círculo de ese arco.
Su origen bien pudo ser la explosión de una supernova. Estimando que tiene unos 100 mil años de antigüedad y sabiendo su velocidad de avance, se puede calcular el valor real del radio o distancia al origen de la explosión. Sabiendo el ángulo bajo el cual se observa el radio, una trigonometría elemental nos dice que se originó a unos 600 años luz (AL) de Casa.
Esto es más allá de las estrellas de la constelación, ya que estas estrellas se hallan entre 58 y 124 AL de Nosotros.

Algo interesante, es que la onda expansiva de la explosión pudo generar en esa región una ventana al cielo profundo limpia de gas o polvo. Aprovechando ésto, se podría buscar en la dirección del centro de expansión del arco, un púlsar, una estrella de neutrones o evidencias de un agujero negro como resto evolutivo de la estrella que estalló. Pero es posible que la explosión no haya sido simétrica y lo que queda de la estrella haya salido disparado vaya uno a saber en qué dirección. También, si la estrella era muy masiva, hasta podría haber quedado nada de ella.

Referencia:
There’s A ‘Ghostly Circle’ Around The Big Dipper, Say Scientists | Jaime Carter | https://www.forbes.com/sites/jamiecartereurope/2020/06/06/theres-a-ghostly-circle-around-the-big-dipper-say-scientists/#2a1c72765ece

Fuente:
Discovery of a 30-degree-long ultraviolet arc in Ursa Major | A. Bracco et al | https://www.aanda.org/articles/aa/abs/2020/04/aa37975-20/aa37975-20.html
Todo el PDF: https://arxiv.org/pdf/2004.03175.pdf

pdp.