Una brecha en la Secuencia Principal.

Antiguamente, en Astronomía se decía que se podía llegar a saber todo de las estrellas menos de qué estaban hechas.
La espectroscopía, o estudio de cómo se distribuye la energía estelar en las diferentes longitudes de onda (o colores), se encargó de demostrar lo contrario.
Hay medidas de las propiedades de las estrellas que no dependen de la distancia. Una es su tipo espectral, que nos dice qué elementos contienen, su temperatura y hasta su color. Una medida relacionada con el tipo espectral es el índice de color, el cual nos cuenta del color de la estrella y por lo tanto, su temperatura. La luminosidad intrínseca de la estrella es otra propiedad que no depende de la distancia. Similar a ella es la magnitud absoluta, o sea el brillo aparente que tendría si estuviera a 10 parsecs de distancia (unos 32,62 años luz); donde 1 parsec es la distancia bajo la cual se observa el diámetro de la órbita Terrestre bajo un ángulo de 1 segundo de arco (1”) (haciendo un poco de trigonometría veremos que 1 parsec = 206265 Unidades Astronónicas; donde la Unidad Astronómica es el radio orbital – promedio – Terrestre de 150 millones de Kms.)

En base a estos parámetros propios de las estrellas, éstas pueden ser clasificadas y notaremos hay que diferentes grupos o familias.
Si graficamos la luminosidad o magnitud absoluta en función de su tipo espectral o temperatura, veremos que las estrellas se agrupan en diferentes clases. A esto se lo conoce como Diagrama de Hertzsprung – Russell, o diagrama HR (https://es.wikipedia.org/wiki/Diagrama_de_Hertzsprung-Russell)

Diagrama HR publicado en Wikipedia – (Alvaro qc)

Se destaca la Secuencia Principal, o clase V, por ser el grupo al cual pertenece la mayoría de las estrellas. Por “encima” están las Subgigantes (IV), Gigantes (III), Gigantes Brillantes (II) y Super Gigantes (Ia y Ib). Por “debajo” están las Enanas Blancas (VI).

Con los avances tecnológicos, se van depurando y mejorando las observaciones; entre ellas, las relacionadas con los parámetros involucrados en el diagrama HR; por ejemplo, la distancia a la estrella, necesaria para el cálculo de magnitud absoluta.
Así se realizó el diagrama HR miles de millones de estrellas de nuestro vecindario y se encontró una sutil brecha en la Secuencia Principal.

Imagen de la brecha observada en la Secuancia Principal (visible entre las líneas punteadas hacia la izquierda) – [Jao et al. 2018].

Esa brecha se da en el grupo el grupo de ciertas enanas (de tipo M).
Como las estrellas se van “moviendo” por ese diagrama a medida que evolucionan (van cambiando de grupo), se piensa que esa brecha se debe a cambios sutiles y aún desconocidos en la estructura de ese tipo de estrellas durante su evolución.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s