La Información Codificada en los Números Irracionales.

Los Números Irracionales (NI) son aquellos que no se pueden escribir como el cociente entre dos Números Enteros.
Los Pitagóricos ya los habían hallado y los llamaban Inconmensurables.
Tienen infinitas cifras decimales y, por supuesto, las encontramos en todas las combinaciones posibles, en grupos de todas las cantidades de dígitos que se desee. Esto implica algo.

Si a cada letra de un alfabeto le asignamos un número de la cantidad de dígitos que deseemos, en los decimales de los NI, encontraremos a todas esas letras, incluso, las podremos encontrar ordenadas por el criterio que más nos guste.

Si una palabra es una combinación de caracteres de un alfabeto, podremos encontrar todas las combinaciones de la cantidad de letras que deseemos, luego habremos hallado el lenguaje que sea. Así, encontraremos esas combinaciones en el orden adecuado de tal manera que habremos hallado el diccionario del lenguaje. En él, veremos las palabras conocidas y las que se pueden inventar. O sea que tendremos todas las versiones (pasadas, presentes y futuras) del diccionario de esa lengua.

Si a cada palabra del diccionario le damos un valor de la cantidad que deseemos de dígitos, podremos hallar todas las combinaciones de esos grupos de dígitos. Así, habremos hallado las oraciones que tengan o no sentido. Las que tienen sentido, son cadenas de dígitos que las podremos hallar en todas sus combinaciones. De esa manera habremos hallado todas las oraciones posibles.

Si se codifica cada oración con una serie de dígitos, hallaremos todas las combinaciones de oraciones que transmitan una idea, más o menos compleja, con inicio, desarrollo y final.
Luego, habremos hallado las publicaciones conocidas y por conocer.

Así, habremos hallado todas las leyes naturales, las listas de personas conocidas y desconocidas (por ejemplo: en ellas estaría el nombre del hasta hoy desconocido Jack el destripador).

En los decimales de los irracionales está codificada de la manera que más nos guste, toda la información del Universo, la que conocemos y la que nos falta conocer; o sea, toda la verdad.

Actualización del 12/mar./2015 (10:00 HOA, GMT -3)
Mi amigo y ex-alumno Martín Santoro, me comentó una idea relacionada a esto. Si ponemos a una gran cantidad de monos a escribir caracteres al azar tocando botones, existe la probabilidad (remota) de que, en algún momento, uno escriba un libro conocido o nuevo.

Actualización del 18/jun./2015 a las 10:26 HOA, GMT -3).
Las neuronas presentan periódicos disparos de tal manera que una neurona puede generar una cadena de 20 caracteres que formen una palabra existente en casi 10 segundos. Teniendo en cuenta las 86 mil millones de neuronas que tenemos los humanos, tardaríamos alrededor de 69 mil millones de años en escribir una página de un libro. Eso es más que los 15 mil millones de años que tiene el Universo, o sea que de haber comenzado con el Big-Bang, es muy probable que aún no la hallamos escrito; seguramente tampoco un mono. Pero si se consideran a todos los humanos en el Planeta tipeando al mismo tiempo, el cálculo se reduce a… 9 años y medio. Habrá que ver si en ese texto de palabras existentes, éstas forman oraciones con algún sentido como para decir que se escribió una página de un libro.

Fuente:

Referencias:

pdp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s