Archivo de la etiqueta: Venus

2019 AQ3, otro miembro de la familia de Atira.

Los asteroides en su mayoría se encuentran entre Marte y Júpiter.
Se dividen en familias y en cada familia los asteroides comparten características orbitales entre otras cosas.
Entre tantas familias, están los cercanos a la Tierra (NEO – Near Earth Objects), que son los que nos visitan pasando a distancias inferiores a un cierto valor.
Dentro de ellos, están los potencialmente peligrosos, que son los que además de pasar cerca, superan un cierto tamaño. Algunos son penetrantes, es decir que cruzan la órbita Terrestre, dando lugar a llamativas órbitas relativas a Nosotros en forma de herradura (pdp, 29/ago./2013, Las órbitas nefroidales…,https://paolera.wordpress.com/2013/08/29/las-orbitas-nefroides-relativas-a-la-tierra/).

Existe una familia conocida como la familia de Atira, por el asteroide 163693 Atira, el primero en en su tipo en ser descubierto.
Hoy se conocen unos 20 miembros de esa familia y todos tienen órbitas comprendidas entre el Sol y la Tierra. Aún se estudia si se formaron en esa región del Sistema o si fueron convergiendo con el tiempo por razones gravitatorias.
Uno de ellos es el recientemente hallado 2019 AQ3.

The orbit of 2019 AQ3 is tipped heavily with respect to Earth’s, takes it closer to the Sun than Mercury, and just a bit farther out than Venus. Credit: NASA/JPL-Caltech

Ilustración  crédito: NASA/JPL-Caltech

Tiene una órbita muy inclinada (respecto de la Nuestra), de unos47°, y muy elíptica, la que lo lleva más cerca del Sol que Mercurio pasando cerca de Venus.
Así se lo puede clasificar como un asteroide cercano a Venus.
Los asteroides de esta familia son difíciles de observar por estar cera del Sol, a menos que se los observe cuando se alejen mucho de Él por su gran inclinación orbital.

Se piensa que puede existir un familia de asteroides con órbitas interiores a la de Mercurio, los Vulcanoides, (en honor al supuesto planeta Vulcano entre Mercurio y el Sol).

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

La atmósfera de Venus afecta su rotación.

Cuando el viento (masas de gases en movimiento) sopla sobre un terreno no liso, se producen ondulaciones.
Eso se observa en la Tierra. Al soplar viento sobre montañas, las masas de aire se elevan y descienden formando ondas, las que se observan modulando nubes (pdp, 15/dic./2014, Ondas de barco en las nubes, https://paolera.wordpress.com/2014/12/15/ondas-de-barco-en-las-nubes/). Estas ondas pronto de desvanecen.

En Venus las cosas son distintas.
Allí, la atmósfera es mucho más densa. La atmósfera Venusina forma ondas al desplazarse sobre las elevaciones del Planeta. Pero en este caso, estas ondas son mucho mayores, abarcan grandes regiones de la atmósfera de Venus y no se desvanecen fácilmente.

Venus's atmosphere

Ondas en la atmósfera de Venus que abarcan regiones que casi van de un polo al otro – Crédito: Japanese space agency’s Akatsuki spacecraft.

El Planeta rota a razón de una revolución cada 240 días Terrestres aproximadamente. Su atmósfera lo hace en unos 4 días Nuestros. Esa diferencia de rotación hace que la densa atmósfera Venusina realice trabajo sobre las montañas de Planeta. Empuja de un lado y del otro ejerce succión; luego es capaz de alterar la rotación de Venus en el orden de algunos minutos diarios.
Este mecanismo sería el responsable de las alteraciones en la rotación observada en Venus, además de la acción de las mareas gravitatorias ejercidas por el Sol.

 

Referencia (con enlace a la fuente completa)

Fuente:

pdp.

 

 

Marte no sería nuestro planeta hermano.

Las teorías de la evolución de nuestro Sistema Solar se siguen retocando.
Siempre se habló de Marte como el hermano de la Tierra. Pero parece que Venus es más parecido a Nosotros que Marte.
Las diferencias en la composición de Marte y la Tierra, pone en duda que ambos se hayan formado en la misma región con el mismo tipo de planetesimales.
Marte se habría formado más lejos, en la región asteroidal y luego migró a su posición actual.
Cada vez se acepta más la capacidad de migrar que tenían los planetas en los comienzos del Sistema Solar. Júpiter sería uno de los primeros en formarse. Al acercarse al interior del Sistema, se encargó de limpiar la zona por lo que no hay super-Tierras en el Sistema Solar. Luego, atraído por Saturno, se alejó. Desde allí arrojó materia hacia el interior de Sistema favoreciendo la formación de la Tierra y Venus (pdp, 21/jun./2017, ¿Por qué no hay super-Tierras…, https://paolera.wordpress.com/2017/06/21/por-que-no-hay-super-tierras-en-el-sistema-solar/).

File:Schiaparelli Hemisphere Enhanced.jpg

Imagen de Marte publicada en Wikipedia, autor: USGS

Marte se estaba formando una vez y media más lejos que su actual órbita. Júpiter, le quitaba materia (enviándola hacia el interior) por lo que no pudo completar su formación. Con la novena parte de masa de la Tierra, sería un embrión o protoplaneta estancado en su desarrollo.
Otro más… además de Ceres (pdp, 6/ene./2016, Ceres sería un protoplaneta, https://paolera.wordpress.com/2016/01/06/ceres-seria-un-protoplaneta/).
El joven Marte sufrió el bomabardeo de los asteroides, lo que colaboró con el derretimiento de sus hielos y a la formación de ciclos hydrológicos. Luego, migró a su actual órbita.
Habrá que esperar a estudiar el suelo Venusino para verificar su “hermandad” con la Tierra.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Venus sería el verdadero hermano de la Tierra.

En nuestro Sistema Solar, no todos los planetas llegaron a la madurez bien desarrollados.
El primer ejemplo lo dio Ceres al mostrarse como un protoplaneta; un planeta detenido en su formación (pdp, 06/ene./2016, https://paolera.wordpress.com/2016/01/06/ceres-seria-un-protoplaneta/).
Marte, con una masa de la novena parte de la terrestre, es considerado un embrión planetario que no completó su formación.
Siempre se dijo que este Planeta se había formado cerca de la Tierra y Venus. De ser así, debería tener una composición similar a estos Planetas, y la realidad es que sólo la Tierra y Venus tienen similitudes en ese aspecto.

Todo indica que Marte se formó más lejos del Sol y la Tierra, fuera de la región de acreción de formación de planetas terrestres. Allí, en la región de asteroides, donde se sentía la presencia gravitacional de Júpiter esculpiendo los discos planetesimales, Marte interrumpió su desarrollo. Más tarde, migraría hasta donde está hoy en día.
Por otro lado, Venus se habría formado más cerca nuestro por lo que se espera que tenga una composición casi idéntica. Así, Venus sería nuestro verdadero “planeta hermano”.

marteEmbrion

Histograma de composiciones básicas. El verde indica el porcentaje de condritos ordinarios, en amarillo el de enstatita y en azul el de los carbonáceos – Gráfico publicado en el trabajo de R. Brasser et al.

En el histograma de composiciones básicas para cada planeta, se observa la gran diferencia en el caso de Marte entre los esperado y lo observado.

Fuente:

pdp.

Temperaturas bajo cero en la atmósfera de los polos venusinos.

Venus no es el planeta más cercano al Sol, pero sí el más caliente.
Todo se debe al efecto invernadero provocado por su densa atmósfera rica en dióxido de azufre y monóxido de carbono. Allí las temperaturas promedio oscilan en los 450ºC .

La misión europea a ese Planeta, la Venus Express, envió mucha información antes de “morir” entrando en Venus al agotar sus recursos de energía.
Las lecturas que tomaba de la densidad de la atmósfera venusina, las hacía entrando en ella y midiendo la desaceleración o frenado producido por el rozamiento.

ondasVenus

Mapa de ondas de densidad en la termosfera venusina publicado en el trabajo de Ingo C. F. Müller-Wodarg et al.

En una incursión de éstas por la atmósfera de los polos de Venus, se midió una variación periódica de la densidad atmosférica explicada por la existencia de ondas de gravedad (no confundir con las gravitatorias). Este tipo de ondas también se observan en la atmósfera de nuestro Planeta y en algunas estrellas como si fueran de gelatina. Se trata de perturbaciones propagándose, causadas por la interacción de fluidos o gases de diferentes densidades y temperaturas.
En este caso, los modelos relacionados con las ondas detectadas en las atmósfera de las regiones polares venusinas, sugieren temperaturas extremadamente bajas, de hasta -160ºC., mucho más bajas que en la Tierra.

Referencia:

Fuente:

pdp.

En el 2021 volveremos a Venus (el verdadero hermano de la Tierra)

A Marte siempre lo consideraron el hermano de la Tierra. Con el hallazgo de pequeños flujos (derrames) de agua en Él, nos olvidamos más todavía del verdadero hermano de la Tierra.
Sin tener ánimos de desmerecer el descubrimiento, era casi evidente y razonable que si se encontró más agua debajo del suelo marciano que la esperada, la que congela en épocas invernales, se (deshielándose) derrame en épocas de calor.

Pero hay un planeta que tiene casi el mismo tamaño que la Tierra (Marte [1] es la mitad), una masa, densidad y por lo tanto una gravedad casi como la terrestre. Ese planeta es el verdadero hermano de la Tierra, es Venus [2].

Imagen ampliable del volcán Monte Maat en Venus obtenida con técnicas de radar crédito NASA / JPL.

Si fuera un exoplaneta, lo estaríamos observando como la verdadera Tierra II preguntándonos las posibilidades de vida que puedan darse allí.
Pero claro; Venus por su cercanía al Sol recibe casi el doble de radiación solar, lo que lo convierte en un infierno; con una atmósfera rica en sulfuros y dióxido de carbono. Por todo eso, es casi imposible que halla algo vivo allí (¿o no?), y por eso (entre otras cosas) pusimos nuestra vista en Marte.
Pero, ¿por qué Venus es tan diferente a la Tierra?
Si bien tiene cierta actividad geológica reciente, ésta es pobre y su campo magnético es débil no sólo por esa pobre actividad sino por su lenta rotación, la que puede estar relacionada con la falta de lunas, todo a su vez relacionado con su seca y tóxica atmósfera.
Pese a esto, Venus puede decirnos mucho sobre las posibilidades de vida en un planeta o exoplaneta semejante al nuestro.
¿Puede haber vida micro-orgánica en semejante ambiente venusino?. También se pensaba que Marte no podía albergar vida hasta que apareció la evidencia de la Gillevinia [3].
¿Acaso habrá extremófilos en Venus como en casa?
Su altísima presión atmosférica (90 veces la nuestra) y el infernal calor, además de su muy gruesa capa de nubes gloabes, hacen que sea muy difícil el descenso y durabilidad de una sonda en busca de micro-organismos como se hace con Marte.
No obstante, para el 2021 volveremos a Venus con las misiones VERITAS y/o DAVINCI.

Referencias:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Marte_(planeta)
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Venus_(planeta)

Fuentes:

pdp.

Venus está geológicamente vivo, evidencia de vulcanismo reciente.

Todo indica que Venus está geológicamente vivo.
Con un tamaño y composición similares a la de la Tierra, nuestro vecino tuvo un pasado de gran actividad volcánica, que llenó su superficie de flujos de lava. Al menos esto le sucedió hace 500 millones de años. Los indicios más recientes de actividad volcánica, se remontaban a 2 millones o 3 millones de años atrás.
Pero en el año 2008, se detectó aumentos de dióxido de azufre en ciertos lugares de la atmósfera. Si bien eso puede ser resultado de vientos, también pudo tener otro origen.

Imágenes donde se aprecia la aparición de puntos calientes en la superficie venusina. Crédito: From E. Shalygin et al (2015).

Junto con estos datos, se encontraron 4 puntos calientes en la superficie de Venus, en una región conocida como Ganiki Chasma, donde hay volcanes y grietas tectónicas.
De esas grietas puede aflorar lava caliente, lo que se sería la causa del aumento de azufre en la atmósfera y del origen de esos puntos calientes.

Fuentes:

pdp.