Archivo de la etiqueta: tyc 8241 2652 1

TYC 8241 2652 y su desaparecido disco de polvo.

Las estrellas jóvenes suelen estar rodeadas de polvo y gas, un anillo de material que con el tiempo dará origen a planetas.

Disco de polvo alrededor de una estrella

Ilustración de polvo circunestelar publicada en http://red-estelar.webcindario.com

Este polvo se calienta por la radiación de la estrella generando un exceso de energía infrarroja. Así es como suele detectarse este tipo de discos circunestelares.
Con el tiempo, la radiación de la estrella evapora los hielos que puedan estar cerca de ella, permitiendo que sobrevivan los más alejados. Por este mismo motivo, los gases que puedan existir en ese disco, también se ven dispersados a menos que estén más alejados.
Luego aparecen los primeros escombros, protoplanetas y finalmente… los planetas; todo en cientos de miles de años.

La joven estrella catalogada como TYC 8241 2652 1, a casi 400 años luz de Casa, mostró algo curioso e intrigante.
Hasta el año 2008 mostró un exceso de energía en el infrarrojo que permitía asegurar la existencia de un disco circunestelar de polvo. Del 2008 al 2010, ese exceso disminuyó drásticamente, a niveles que no implican la existencia de ese tipo de discos.
Al día de hoy (febrero del 2017) no se explica qué sucedió.
Se pensó en que ese material pudo haber caído sobre la estrella. Pero eso debió generar cierta actividad en rayos-X, por el extremo calentamiento del material cayendo sobre sobre la estrella autofricionando; cosa que no se detectó.
Tampoco pasó la suficiente cantidad de tiempo para que ese polvo se halla disipado en la formación de escombros.
Luego aparece un modelo explicativo: el de una estrella compañera.

Si esta estrella tiene una compañera y una de ellas tiene un disco de polvo, este disco sería calentado por su estrella anfitriona y recalentado por la otra estrella cuando ambas se acercan en su mutua rotación. En ese momento se habría detectado el notable exceso infrarrojo. Luego, ambas se alejan, el disco se enfría y todo vuelve a como estaba antes.
Pero hay un detalle. Otras técnicas de observación (en interferometría) no arrojan evidencias hasta ahora de la existencia de una compañera.

Hay que seguir observando…

Fuente:

pdp.

Anuncios