Archivo de la etiqueta: plasma

Estamos afectando el Espacio y su clima.

Nosotros no sólo afectamos el Planeta, también afectamos el clima del Espacio.
Recordemos que el Sol emite plasma, partículas atómicas como electrones y protones, conocido como viento Solar. Hay épocas de mayor viento Solar, lo que domina lo conocido como clima del Espacio, ya que esto está relacionado con tormentas geomagmnéticas en la Tierra. Ese plasma es capturado por el campo magnético terrestre y desviado a los polos magnéticos, cercanos a los geográficos, generando en la atmósfera de esas regiones las conocidas Auroras. Éstas son más intensas en épocas de tormentas geomagnéticas cuando hay gran actividad y viento Solar.
Algunas de esas partículas quedan retenidas en regiones llamadas cinturón de Van Allen. Son dos, ambas en forma de anillo (solenoide), una más alejada que la otra. Se las llama cinturón de radiación, porque las partículas allí atrapadas emiten radiación por estar sometidas a fuerzas del campo magnético terrestre (Wikipedia, Cinturones de Van Allen, https://es.wikipedia.org/wiki/Cinturones_de_Van_Allen).
Tanto el viento Solar como esas partículas, perjudican a los satélites y no son buenos para los seres humanos. Por suerte nos protege al campo magnético de la Tierra.
Pero estamos alterando ese ambiente Espacial.

En los años ‘60, las potencias mundiales detonaron armas nucleares en la alta atmósfera. Esas detonaciones siguen los mismos procesos por los que el Sol emite viento Solar. Luego, se generaron partículas radiactivas, las que al retornar a la Tierra colaboraron con el aumento de cáncer en esas regiones. Quizás en algún momento, esto sea un “marcador” del Antropoceno (la época de los Humanos).
Más. Algunas de esas partículas quedaron atrapadas en regiones del campo magnético terrestre, creando un cinturón similar al de Van Allen. Éstas, pueden colaborar con tormentas geomagnéticas e incluso averiar satélites, hasta se observaron Auroras en el Ecuador.

Pero hay algo bueno.
Las señales de radiotransmisores, sobre todo las de baja frecuencia, portan su propio campo magnético. Al salir de la atmósfera, deflectan o desvían al Espacio muchas de esas partículas que no son buenas para nosotros.

Referencia:

Funete:

pdp.

 

Anuncios

Observaciones del plasma en el centro del cúmulo de Perseo (el legado de Hitomi)

Sabemos que las galaxias forman grupos o cúmulos de ellas. La nuestra, está en lo que se conoce como Grupo Local, conviviendo con otras siendo una de las mayores junto con la espiral de Andrómeda.
En la constelación de Perseo, se encuentra un enorme cúmulo de galaxias a unos 250 millones de años luz de nosotros. En esos cúmulos, entre las galaxias, hay gas, materia en la que “navegan” las galaxias. Parte de ese gas es gas ionizado, gas de átmos partidos que recibe el nombre de plasma.
Las galaxias del cúmulo tironean gravitacionalmente de ese gas. También la acción “astrofísica” provocada por los jets de los agujeros negros supermasivos de las galaxias, colaboran a formar turbulencias en ese gas. Así es como hay fricciones que terminan calentando al gas a unos 50 millones de grados y por lo tanto termina ionizándose y emitiendo en rayos X.

Imagen de Perseo A en el centro del cúmulo del mismo nombre crédito de NASA, ESA, NRAO and L. Frattare (STScI)

En el caso del cúmulo de Perseo, el plasma en el centro del cúmulo se mueve a unos 164 Km/seg..
Esa velocidad es más baja de lo pensado teniendo en cuenta lo que sucede en el corazón del cúmulo. Seguramente se deben estar dando procesos disipativos de energía que terminan frenando el plasma en esas regiones, la pregunta es: ¿cuáles son?

El problema es que las observaciones fueron hechas por el satélite japonés Hitomi, el cual no estaba del todo calibrado cuando comenzó a girar fuera de control despesazándose.

Fuente:

pdp.

La Plasmasfera Terrestre.

La Tierra está rodeada de su campo magnético, el que define la Magnetósfera Terrestre[1]. Allí, las líneas de campo magnético son circuladas por partículas cargadas eléctricamente provenientes del Sol (en su mayoría).
51992_Cluster_plasmasphere_flows_145Entre las capas superiores de la Atmósfera y las inferiores de la Magnetósfera, existe la Plasmasfera[2]. El Plasma[3] es el estado de la materia completamente ionizada, es decir, sus átomos están partidos en electrones y protones. Para algunos, el Plasma es el cuarto estado posible de la materia.
La Plasmasfera, es una región de plasma que rodea la Tierra. Tiene  forma toroidal[4] moldeada por la Magnetósfera y rota con el Planeta.
Recientes observaciones, confirmaron el intercambio de materia (partículas) y por lo tanto de energía, entre la Plasmasfera y las Magnetósfera. Las partículas que salen de la Plasmasfera, llegan a las capas superiores de la Magnetósfera.
La Plasmasfera se habría creado por las partículas cargadas atrapadas por el campo magnético terrestre. En este intercambio  de materia, estarían involucradas la gravedad del Planeta, la presión del plasma y la fuerza centrífuga por la rotación de la Plasmasfera; todo generando un desbalance que genera esta fuga de materia.

______________________________________________________

Referencias:

  1. http://es.wikipedia.org/wiki/Magnetosfera
  2. http://observatorio.info/2001/01/plasmasfera-terrestre/
  3. http://es.wikipedia.org/wiki/Plasma_(estado_de_la_materia)
  4. http://es.wikipedia.org/wiki/Toroide

Fuente:

pdp.