Archivo de la etiqueta: Philae

Se encontró a Philae.

Como sabemos, la misión Rosetta al cometa C67P/C-G, dejó caer a la sonda Philae, la que resultó perdida, hasta ahora.
Al tocar suelo del cometa, la Philar falló en disparar los arpones y rebotó por horas. Primero tocó suelo en Agilkia, rebotó y luego de dos horas, quedó en Abidos, un lugar del lóbulo menor del cometa.

Crédito: Main image and lander inset: ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA; context: ESA/Rosetta/ NavCam – CC BY-SA IGO 3.0

A un mes de dar por terminada la misión, las cámaras de alta resolución fueron capaces de hallar a Philae.
Se encuentra en una obscura rajadura del cometa, de costado. Se aprecia una de sus patas en posición vertical.

 

Referencias:

Fuente:

pdp.

 

Anuncios

Acercándonos a Philae.

Como es sabido, Rosetta orbitando el cometa 67P/C-G, dejó caer a la sonda Philae. Ésta no pudo detenerse en el punto esperado de descenso por una falla en los arpones que la fijarían al suelo. Así sucedió que rebotó y terminó en un lugar del cometa que se trata de localizar.

Los experimentos de magnetismo colaboraron con información [1] para tener una mejor idea de lo sucedido, pero no se pudo localizar a Philae con éxito.
Recientemente, con datos obtenidos por el “Experimento de Sondeo del Núcleo del Cometa por Radio-ondas (CONSERT)” [2], se pudo tener idea de una región de forma elíptica, de unos 16 mts. por 160 mts., donde podría estar depositada Philae, justo fuera del borde de la depresión “Hatmehit”.

Recurriendo a imágenes de esa zona, se pudo apreciar que hay un objeto brillante que antes no estaba allí.

Imagen ampliable crédito de ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA.

La imagen de la izquierda fue tomada antes del descenso de Philae. La del centro y la de la derecha, son ampliaciones de la misma región luego del descenso donde se aprecia un objeto brillante, muy probablemente la perdida Philae.

La buena noticia: El terreno que rodea al objeto es compatible con las lecturas que se usaron para determinar la zona de búsqueda.

La mala noticia: Teniendo en cuenta resolución de las imágenes, el objeto brillante tiene dimensiones mayores que las de la sonda buscada. Sucede que los estudios indican que Philae en esa región, recibiría luz de tal forma que brillaría menos en la imagen.

La esperanza: Podría ser que halla aparecido material reflectante en el cometa a medida que se acerca al Sol, o que Philae esté reflejando más luz que la esperada debido a que está en una posición algo diferente a la supuesta y eso produce la ocupación de más pixels en la foto.

Imagen ampliable crédito de ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA.

En esta imagen de la región de búsqueda, se observan varios objetos brillantes (los hay en otros 5 lugares vecinos). Mientras que sólo uno de ellos podría de Philae, los otros son reflejos de luz por características de objetos del suelo cometario.

Conclusión: Hay que seguir investigando.

NOTA1: Estamos viendo como nunca antes el suelo de un cometa.
NOTA2: Buscamos un aparato que se perdió en un cometa.

Referencias:

  1. https://paolera.wordpress.com/2015/04/14/resultado-del-estudio-de-magnetismo-en-c67pc-g/
  2. http://sci.esa.int/rosetta/35061-instruments/?fbodylongid=1637

Fuentes:

pdp.

Resultado del estudio de magnetismo en C67P/C-G.

Se sabe que las corrientes eléctricas generan campos magnéticos; así, los campos magnéticos en los planetas, se deben a corrientes eléctricas en su interior. Pero los cuerpos menores muestran pequeños campos de este tipo y no tienen corrientes eléctricas cerca de sus núcleos.
La respuesta está en la presencia de magnetita. La magnetita es hierro que naturalmente tiene un campo magnético debido a que en su estructura hay corrientes naturales de electrones.

En la formación del Sistema Solar estaba presente la magnetita en forma de patículas. Es probable que estos imanes naturales hayan colaborado con las primeras etapas de aglomeración de materia en la formación de los objetos. Luego, cuando los grumos de materia eran más grandes, la gravedad continuó con ese trabajo.
Así es como se encontró magnetita en restos de meteoritos, lo que permite asegurar su presencia en asteroides y cometas.

Rosetta y Philae en el cometa 67P/C-G, llevan sensores de campos magnéticos.
Combinando las lecturas del campo en el cometa, tanto las tomadas por Rosetta en órbita como las de Philae en su descenso y posterior descanso en la superficie, se obtuvieron curiosas conclusiones.

Philae tocó suelo en la región llamada Agilkia para rebotar por primera vez. Luego pegó contra un objeto de la superficie del cometa para comenzar a girar. Luego tocó suelo dos veces más hasta quedar en su lugar final en Abydos.

También se encontró que el campo magnético del cometa no variaba con la altura como se espera si éste es originado en el núcleo del cometa por la presencia de magnetita en su interior. No olvidemos que los cometas son los principales reservorios de material prístino del Sistema Solar, donde se supone que existía magnetita.
Las medidas son más consistentes con el campo magnético interplanetario originado por el viento solar en las vecindades del cometa. Así las cosas, este cometa no tendría magnetita (al menos en cantidades apreciables) y por lo tanto tampoco campo magnético propio.

Fuentes:

pdp.

Philae en C67P/C-G, ROMAP puede ayudar a encontrarla.

Ubicación de ROMAP en Philae. Crédito de ESA

El magnetómetro y analizador de plasma (ROMAP), puede dar información de la trayectoria de Philae luego de tocar suelo del cometa por primera vez, y saber dónde quedó definitivamente.
Todo movimiento de la sonda en el cometa, queda registrado como variaciones en las medidas del campo magnético y flujo de plasma. Esto puede usarse para reproducir su descenso y saber su ubicación exacta en el cometa.

El ROMAP abordo de Philae. Imagen de Technische Universität Braunschweig

Philae tocó suelo a las 15:34 GMT (tiempo de Greenwich), como la señal tarda casi media hora en llegar, esto se confirmó a las 16:03.

La sonda bajaba con una rotación (spin) de 1 vuelta cada 8 minutos aproximadamente. Luego del primer rebote y después de 40 minutos “de vuelo” la sonda giraba a 1 vuelta cada 13 segundos.

A las 16:20 Philae choca con un accidente del terreno, posiblemente el borde de un cráter. Ahora las rotaciones son 1 cada 24 segundos.

A las 17:25, Philae toca suelo otra vez; primero con una pata y luego con las tres dando la confirmación de descenso (touchdown). Luego de correrse (deslizando) unos metros en sus tres patas, la sonda se detiene en su posición final a las 17:31 sobre sus tres patas; pero… ¿dónde?

Mientras tanto Rosetta sigue “mirando” (actualmente desde unos 30 Km. de la superficie) y Philae sigue dormida hasta que el cometa se acerque más al Sol y comience a aumentar su actividad, eso será para Agosto del 2015.

Fuente:

pdp.

Rosetta vió el lugar donde rebotó Philae.

Actualización al 17/11/2014 a las 1400.
En esta imagen puede apreciarse a Philae desplazándose por el espacio (en el cometa no hay aire, a lo sumo tenues eyecciones de hielo sublimado y polvo) hacia el Este luego del primer rebote.

Crédito: ESA/Rosetta/MPS for OSIRIS Team MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

En detalle, se aprecia el lugar donde “picó” por primera vez dejando una areola de polvo. A la izquierda se la aprecia elevada del suelo y su sombre sobre el mismo.

Crédito: ESA/Rosetta/NAVCAM; pre-processed by Mikel Canania

Aquí se aprecia el lugar donde Philae rebotó por primera vez al descender y no activar los arpones que la sujetarían al suelo.
Hay una estructura obscura en la imagen donde se ve en pozo dejado por el rebote. Aparenta ser una pluma de material dejado por el golpe, aunque me parece que esa estructura estaba de antes en la primer imagen en un tono más claro, y se obscurece en la segunda imagen como también lo hacen otras partes del terreno. Quizás sea algo relacionado con la obtención de la foto.
El punto verde parece señalar el sitio en el que debió descender la sonda según lo esperado.

No se sabe con exactitud dónde quedó Philae, pero se logró moverla unos 35° con lo que se mejoró el aprovechamiento de la luz Solar para cargar la batería principal. Ya se recibieron los primeros resultados de los análisis del suelo, incluidos los de las muestras tomadas con el taladro de debajo de la superficie..

Fuente:

pdp.

Philae rebotó en la superficie de C67P/C-G.

Vista del suelo del cometa a 40 mts. de altura.

Philae tocó suelo del cometa y no se dispararon los arpones que la sujetarían al piso.
Tocó suelo a las 15:34 (hora del cometa, la señal tarda casi media hora en llegarnos), luego de lo cual se detectó que estaba girando, lo que indicaba que estaba otra vez elevada del suelo. En ese rebote, se desplazó 1 Km. a unos 38 cm./seg.; esto disparó la secuencia de experimentos porque este primer“toque” con el suelo hizo creer a Philae que estaba detenida en la superficie. Luego de 1h y 50 min. hizo un segundo rebote moviéndose a unos 3 cm./seg. para detenerse 7 min. después en el tercer y último toque con el suelo del cometa.
Los datos obtenidos por los experimentos disparados prematuramente sirven para analizar cómo fueron estos “piques” de Philae en el piso del cometa.

El cuadradito rojo señala donde debería haber descendido Philae, el rombo celeste marca la región donde podría estar.

La sonda estaría detenida en una depresión marcada como sitio B y apoyada en uno de sus bordes elevados. La batería primaria tiene carga para unas 24 hs. En cuanto a la secundaria, que necesita cargarse con la energía solar, está en una difícil situación. El lugar de descenso original, iba a tener 7 horas de luz solar para cargar y mantener esas baterías dentro de las 12,4 horas que dura el día en el cometa; donde quedó detenida, sólo hay 1,4 horas de Sol.

Una opción sería poner a dormir a Philae para ahorrar energía y esperar a que el cometa esté en una posición de su órbita donde tenga más luz solar en el sitio B.

Actualización a las 12:13 del 14/11/2014:

Philae está “de lado”, con una pata (de las tres que tiene) en el aire (en realidad en el espacio porque en el cometa no hay aire, bah… hay sublimación de hielos), pero sigue mandando fotos.
En la bajísima gravedad del cometa, Philae pesa sólo unos 10 grs.(el peso de 4 pelotitas de ping-pong), es por eso que sus rebotes en la superficie del cometa la llevaron tan lejos.
El suelo podría ser más duro y con menos polvo de lo esperado; eso explicaría los grandes rebotes (además de la baja gravedad en el cometa)

Fuentes:

pdp.