Archivo de la etiqueta: marte

Nakhla y los Nakhlites.

En Egipto, por la mañana del 28 de junio del 1911, un meteorito explotó en el cielo en las afueras de El Cairo, en la villa El Nakhla.
Incluso se llegó a asegurar que un fragmento de esa roca mató a un perro.
Al meteorito se lo bautizó como Nakhla (https://en.wikipedia.org/wiki/Nakhla_meteorite).
Con el tiempo, se hallaron rocas “hermanas” de Nakhla, digamos… Nakhlites (¿o Nakhlitas?) (https://en.wikipedia.org/wiki/Nakhlite).

Por su estructura y composición se determinó que se formaron en un ambiente volcánico y que son propias de Marte. Luego, habrían sido originadas de un impacto meteórico contra un volcán marciano.

File:Nakhla meteorite.jpg

Fragmentos de Nakhla. Imagen publicada en Wikipedia crédito de NASA.

Cuando un meteorito impacta en Marte, las rocas que se disparan del suelo por el choque, pueden alcanzar velocidades que les permita escapar del Planeta. Esas esquirlas vagan por el espacio interplanetario hasta que se dan las condiciones para que sean atraídas por la Tierra y caigan en Ella.
Por su edad, los Nakhlites estuvieron mucho tiempo en el Espacio antes de caer en Casa.
Los volcanes en Marte tienen un gran tamaño, lo que indica el tiempo que estuvieron activos. Por ejemplo: el Monte Olimpo es el volcán más grande de todo el Sistema Solar.

Los Nakhlites pudieron haberse formado en diferentes impactos o en un mismo gran choque de una roca del Espacio contra un volcán.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Los ríos en la Tierra, Marte y Titán: sus diferencias.

Además de la Tierra, hay cauces de ríos en Marte y en Titán, la mayor luna de Saturno.
Veamos sus diferencias.

Left to right: River networks on Mars, Earth, and Titan. Researchers report that Titan, like Mars but unlike Earth, has not undergone any active plate tectonics in its recent past.

Ríos en Marte (izq.), Tierra (centro), Titán (der.) – crédito: Benjamin Black/NASA/Visible Earth/JPL/Cassini RADAR team. Adapted from images from NASA Viking, NASA/Visible Earth, and NASA/JPL/Cassini RADAR team

En Marte, los ríos se han secado. Sus cauces no se deben al movimiento de placas que generan una topografía donde las diferentes alturas encaminan las aguas como en la Tierra.
En Marte, esos cauces por donde fluyó agua alguna vez, se formaron en la juventud del Planeta con la colaboración de la actividad volcánica e impactos de asteroides.

En Titán, los ríos tienen flujo pero no de agua. Son de Metano. Titán tiene clima debido a su movimiento en torno a Saturno; eso hace que ofrezca diferentes “caras” al Sol. Sus nubes de Metano llueven alimentando ríos y lagos. En Titán hay un ciclo del Metano similar al del agua en Casa. En este caso, su topografía se debe a variaciones en el espesor de los hielos de su corteza. Éstos se ven afectados por el acercamiento y alejamiento de Titán a Saturno a lo largo de su translación. En ese proceso, la luna siente tirones que la “amasan” aumentando su temperatura interior por el trabajo de las fuerzas involucradas. Eso ayuda a la erupción de material (lodo y chorros de líquido) por fracturas (pdp, Titán, https://paolera.wordpress.com/tag/titan/).

Referencia:

Fuente:

pdp.

Meteoritos de las lunas de Marte son posibles.

Si nos movemos hacia arriba con velocidad constante, alta o baja, en algún momento saldremos del Planeta.
En tal caso, debemos tener una aceleración que nos permita vencer la gravedad (y rozamiento atmosférico). Si no disponemos de la aceleración, debemos tener una velocidad inicial que a medida que la gravedad nos frena, nos alcance para llegar muy lejos, hasta donde la gravedad es despreciable, es decir, escapar del Planeta (pdp, 09/ago./2013, Si en el espacio hat gravedad, ¿por qué las cosas no caen?, https://paolera.wordpress.com/2013/08/09/si-en-el-espacio-hay-gravedad-por-que-las-cosas-no-caen/)
A esa velocidad se la conoce como velocidad de escape, en este caso, de la Tierra.
De esta manera, hace falta una velocidad de escape para que un objeto pueda abandonar a otro que lo tiende a retener con su gravedad.
La velocidad de escape del Sol es de unos 600 Km./seg., de la Tierra es de 11 Km/seg. (sin tener en cuenta el frenado en la atmósfera) y de Marte es de unos 5 Km./seg (Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/Velocidad_de_escape).

Si tenemos en cuenta que los meteoritos entran con velocidades de 10 a 40 Km./seg. (algunos lo hacen con 60 Km./seg.), es muy difícil que sus esquirlas escapen de la Tierra, sobre todo por el rozamiento atmosférico que frena al bólido y a sus esquirlas luego de chocar con el suelo.
Pero si cae en un planeta con baja atmósfera y velocidad de escape, es probable que las esquirlas de planeta y del objeto escapen al espacio.
Por ejemplo, así se hallaron meteoritos de Marte (Wikipedia, ALH84001, https://es.wikipedia.org/wiki/ALH84001) y posiblemente uno de Mercurio (pdp, 04/feb./2013, NWA 7325 podría ser un pedazo de Mercurio, https://paolera.wordpress.com/2013/02/04/nwa-7325-podra-ser-un-pedazo-de-mercurio/).

Pero también nos podrían caer pedazos de lunas de otros planetas del Sistema Solar.
Por ejemplo de la lunas de Marte.
Deimos tiene una velocidad de escape de 600 m/seg. y Phobos de 900 m/seg., ambas muy por debajo de la velocidad de impacto de asteroides en un objeto sin atmósfera que los frene
(Astromía, Las lunas de Marte, http://www.astromia.com/solar/satmarte.htm).

Hay un detalle que juega en contra y es el pequeño tamaño de esas lunas. Eso hace que la probabilidad de que un asteroide las impacte también sea pequeña. Pero bien; de darse un impacto, la baja velocidad de escape de estos objetos y la ausencia de atmósferas apreciables, hace posible que sus escombros salgan al espacio y hasta caernos algunos de ellos.

File:Phobos-viking1.jpg

Fobos y su cráter Stickney crédito de  NASA / Dr. Edwin V. Bell, II (NSSDC/Raytheon ITSS) publicada en Wikipedia.

De hecho, una característica de Phobos de 27 Km de ancho, es su cráter Stickney de 10 Km. de ancho (Wikipedia, Fobos, https://es.wikipedia.org/wiki/Fobos_(sat%C3%A9lite)).

Fuente:

pdp

El origen de la familia Eureka.

En el estudio del movimiento de los cuerpos, está el problema de los tres cuerpos.
En ese problema, se contempla el caso donde un cuerpo masivo (por ejemplo el Sol) es gravitacionalmente dominante, otro de masa apreciable (por ejemplo un planeta) está en órbita en torno él y un tercero de masa despreciable (una luna o satélite) en órbita en torno a este último.
En ese caso se dan los llamados Puntos de Lagrange. Son lugares en la órbita del cuerpo de masa apreciable o planeta, donde pueden haber cuerpos de masa despreciable en trayectoria estable permanentemente delante o detrás de él. A 60º adelante con vértice en el cuerpo masivo se encuentra el punto L4, y 60º detrás el punto L5.

Júpiter tiene a Los Troyanos, tanto en L4 como en L5 (Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/Asteroide_troyano). La Tierra tiene solamente uno (pdp, 27/jul./2011, Primer asteroide troyano de la Tierra, https://paolera.wordpress.com/2011/07/27/primer-asteroide-troyano-de-la-tierra/).

El asteroide Eureka, resultó ser un Troyano de Marte en L5 (sigue al planeta en su órbita) (Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/(5261)_Eureka). Con el tiempo, se descubrieron más objetos mostrando la existencia de la familia de Eureka.

Mars and asteroids

Ilustración del vecindario asteroidal de Marte – Crédito: NASA.

Todos son cuerpos dominados por Olivino. Se trata de un elemento existente en el interior de los planetas rocosos. Esto sugiere un origen común para esta familia de objetos.
Pueden ser restos de un planeta destruido en una colisión o partes del manto marciano expulsadas por un gran impacto. Como sea, guardan información de la juventud del Sistema Solar.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Venus sería el verdadero hermano de la Tierra.

En nuestro Sistema Solar, no todos los planetas llegaron a la madurez bien desarrollados.
El primer ejemplo lo dio Ceres al mostrarse como un protoplaneta; un planeta detenido en su formación (pdp, 06/ene./2016, https://paolera.wordpress.com/2016/01/06/ceres-seria-un-protoplaneta/).
Marte, con una masa de la novena parte de la terrestre, es considerado un embrión planetario que no completó su formación.
Siempre se dijo que este Planeta se había formado cerca de la Tierra y Venus. De ser así, debería tener una composición similar a estos Planetas, y la realidad es que sólo la Tierra y Venus tienen similitudes en ese aspecto.

Todo indica que Marte se formó más lejos del Sol y la Tierra, fuera de la región de acreción de formación de planetas terrestres. Allí, en la región de asteroides, donde se sentía la presencia gravitacional de Júpiter esculpiendo los discos planetesimales, Marte interrumpió su desarrollo. Más tarde, migraría hasta donde está hoy en día.
Por otro lado, Venus se habría formado más cerca nuestro por lo que se espera que tenga una composición casi idéntica. Así, Venus sería nuestro verdadero “planeta hermano”.

marteEmbrion

Histograma de composiciones básicas. El verde indica el porcentaje de condritos ordinarios, en amarillo el de enstatita y en azul el de los carbonáceos – Gráfico publicado en el trabajo de R. Brasser et al.

En el histograma de composiciones básicas para cada planeta, se observa la gran diferencia en el caso de Marte entre los esperado y lo observado.

Fuente:

pdp.

Nuevo cráter en Marte (a febrero 2017)

Esta es la imagen de un cráter joven en Marte.

Unlocking an Impact Crater

Crédito de NASA/JPL/University of Arizona

Se produjo por un impacto entre los años 2014 al 2016, o sea que tiene unos 4 años. En imágenes de esa región anteriores al 2014 ese cráter no existía y se lo observó en las correspondientes al 2016.
Tiene un diámetro de 8 mts. (erróneamente había escrito 8 Kms, la corrección fue gracias a la oportuna observación de Stefano Delmonte), y el material expulsado por el impacto llega hasta casi 1 Km.
Es notable la diferente coloración del material eyectado a diferentes distancias (en la foto el color fue realzado para una mejor apreciación).
El material más lejano y por lo tanto más liviano es de color marrón obscuro. Hacia el centro del cráter el color es azulado y grisáceo; ya en las proximidades del mismo el material es de color amarillo. Eso se debe a las diferentes capas de materiales penetradas por le meteorito. Esto muestra los colores de Marte bajo el suelo; por ejemplo, el color azulado se debe al basalto.
El meteorito que dio origen a este cráter no era muy grande. Sucede que la pobre atmósfera marciana no llegó a desintegrarlo como lo habría hecho la nuestra.

No es la primera vez que se observa un nuevo cráter marciano en imágenes de la misma región en diferentes épocas; ya había sucedido para enero del 2015 (pdp 12/ene./2015, https://paolera.wordpress.com/2015/01/12/un-nuevo-crater-en-marte-a-enero-del-2015/).

Fuente:

pdp.

 

Protoanillos en Marte.

Phobos es la mayor luna marciana y la más cercana al planeta.
Se mueve algo más lento de lo que debe por efectos gravitatorios con Marte, y eso la condenó a un acercamiento paulatino.
La gravedad del Planeta tirará con más fuerza la parte más cercana que la lejana, y eso producirá la ruptura del satélite natural. Las grietas en su superficie confirman el final que le espera a Phobos.
Dentro de unos millones de años, Marte tendrá un anillo de escombros de la que fue su mayor luna.

Pero hay evidencias de un sutil anillo de polvo, algo así como un protoanillo.

Artist's impression of a grandly ringed future Mars

Ilustración del posible aspecto de Marte con anillos – crédito: T. Mittal.

Los impactos meteóricos en Marte, elevan escombros a grandes velocidades. Muchos caen en el Planeta, otros llegan a escapar y algunos microfragmentos pueden quedar en torno a Marte en una estructura solenoidal (con forma de rosca de sección circular).
Pero resulta que las lunas marcianas también sufren impactos meteóricos que liberan residuos al espacio. Ese polvo bien puede quedar en órbita marciana formando un anillo de muy difícil observación.
Las observaciones hechas por MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution) confirman la existencia de protoanillos de polvo en Marte. Si bien no se pudo establecer el tamaño de los granos de polvo, indudablemente provienen del espacio interplanetario, muy probablemente de sus lunas.

Referencia:

Fuente:

pdp.