Archivo de la etiqueta: lunas de saturno

Lineal virgae en Dione.

Dione, la Saturnina luna de 1000 Kms. de diámetro, sorprende por unas llamativas finas rayas brillantes en su superficie.
Lunas de Saturno como Dione y Encelado, tienen hielos en su superficie. Además presentan características tales como acantilados de hielos y fracturas.

Enceladus

Fracturas y acantilqados de hielo en Encelado – Crédito: SPACE SCIENCE INSTITUTE, JPL/NASA

Esas fracturas, en particular las de Encelado, se deben al trabajo gravitacional que siente la luna. Las fuerzas gravitatorias del Planeta e incluso de lunas vecinas, fracturan el hielo, el que al volver a cerrarse deja esas llamativas marcas.

Pero Dione muestra unas curiosas, finas y paralelas líneas brillantes.

Líneas brillantes en Dione – Crédito: misión Cassini – E. MARTIN AND D. PATTHOFF/GRL 2018.

Con longitudes de 10 a 100 Kms. y anchos menores a 5 Kms., son paralelas entre ellas y con el ecuador de la luna. También observadas en menor escala en la luna Saturniana Rea, estas líneas bautizadas lineal virgae, parecen ser recientes. Acompañan el relieve del terreno, como depositadas sobre él, por lo que no parecen estar relacionadas con el material subyacente del suelo. Aparentemente fueron creadas por un proceso que “vino desde arriba”, o sea exógeno.
Se piensa que se trata de material caído a la luna desde el espacio. Puede tratarse de polvo del impacto de micrometeoritos en objetos Troyanos que comparten su órbitas, tales como las pequeñas lunas Helena (https://es.wikipedia.org/wiki/Helena_(sat%C3%A9lite)) y Pollux (https://es.wikipedia.org/wiki/Pollux_(sat%C3%A9lite)).
Otra opción es que ese polvo proviene de los anillos Saturnianos.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Tromentas de polvo en Titán.

Titán, la luna Saturnina tiene otra propiedad compartida con la Tierra y Marte.
Su nombre se debe a que durante una época se la consideró la mayor luna del Sistema Solar. Hoy en dia comparte ese título con la joviana Ganímedes.
La sonda Cassini nos dio mucha información de ella (pdp, Titán, https://paolera.wordpress.com/tag/titan/).
Era sabido que mostraba un ciclo de metano, como en Casa es el del agua. Ahora, muestra una propiedad que hasta ahora sólo se encontraba en nuestro Planeta y en Marte. Titán presenta tormentas de polvo generada por fuertes vientos.

Imagen crédito NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/University Paris Diderot/IPGP/S. Rodriguez et al. 2018.

 

Titán tiene clima, cambios estacionales. Luego, no es raro que haya masas de “aire” en movimiento. Las tormentas de metano estarían precedidas por fuertes vientos que levantan polvareda de las dunas de Titán.

Referencia:

El eficiente proceso generador de chorros de vapor en lunas del Sistema Solar.

No son novedad las eyecciones de gases desde lunas de nuestro Sistema Solar.
La joviana Io muestra eyecciones de dióxido de sulfuro y la saturnina Encelado hace lo mismo pero con vapor de agua.
La temperatura es una medida del nivel térmico de los materiales, y eso es un reflejo de la agitación se sus partículas componentes. A mayor nivel térmico, mayor es la agitación y por lo tanto mayor es la presión, o fuerza por unidad de área, con la que golpean las partículas contra las paredes del volumen que las contiene. Esas lunas sufren deformaciones por atracción gravitatoria del planeta hospedante. Ese efecto de “amasado”, entre otras razones, entregan calor y energía a las partículas. Éstas, a su vez, aumentan su agitación y al hallar una fractura salen expulsadas formando esos chorros observados.

Sucede que suelen salir con la suficiente velocidad que les permite escapar al espacio y no necesariamente volver a caer. Se encontró que en realidad son expulsadas con mayor velocidad de lo imaginado.

En el interior de estas lunas, el proceso de convertir la energía térmica en cinética o de movimiento, es más efectivo de lo pensado. En ese proceso, se dan las condiciones para que la agitación aleatoria de las partículas se convierta en un movimiento ordenado haciendo que los vapores salgan potenciados en velocidad.

Fuente:

pdp.

Las diferentes estructuras de la lunas Saturnianas.

Las lunas de Saturno son cuerpos aparentemente similares, cubiertos por hielos, pero sus interiores son diferentes. Para eso es muy útil el estudio de las densidades (materia por unidad de volumen).

Cassini en órbita a Saturno y visitando sus lunas, es capaz de “sentir” las variaciones de las fuerzas gravitatorias producidas por las lunas debido a la distribución interna de la materia que las componen.
La gravedad entre dos objetos depende de sus masas y de la distancia entre ellos. Si un objeto como la Cassini (cuya masa se conoce) pasa cerca de una luna, podrá sentir variaciones en la atracción debido a la distribución de la masa en la luna. Para un mismo volumen, hay más masa de materia densa como la roca que de materia menos densa como el hielo. Eso se refleja en sutiles variaciones de la gravedad que siente la sonda debido a la cercanía con la luna por la que pasa cerca.

Imagen ampliable con in Click

Imagen (ampliable con in Click) de Dione y de fondo “el señor de los anillos”. Crédito de: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute.

De esta manera se puede decir que Tethys es casi toda de hielo, Encelado tiene más roca que hielo sobre todo en su centro, Dione tiene una estructura que es un término medio entre ambas y Rhea tiene un interior que es una mezcla de hielo y roca.

Fuente:

pdp.

Los Colores de los Objetos Astronómicos.

La Astronomía es una de las ramas de la ciencia que más invierte y depende de detectores. No olvidemos que se encarga de estudiar los objetos a distancia. Una vez que enviamos sondas, esos objetos pasan al campo de la Geofísica.
Las cámaras fotográficas digitales, están calibradas para reproducir los colores de la mejor manera posible. Los detectores usados en Astronomía, si bien son mucho más sofisticados, no le dan tanta importancia al color, están diseñados para responder a señales muy pobres y distantes. Los colores en las imágenes astronómicas, aparecen en el momento de armar la imagen con los datos recibidos. Los destinatarios de esos colores son las personas curiosas en saber cómo son realmente los objetos observados, no precisamente el científico, pues los colores no son lo más confiable para dar información. O sea, un color determinado puede deberse a muchos factores.

marsatmosphere-222x250Sabemos que Marte es rojizo pues así lo vemos a simple vista. De esta manera, cuando se reciben los datos de las sondas y se arman las imágenes, se calibra el color que se cree más apropiado. Así tenemos imágenes de Marte amarillento, anaranjado y hasta rojo. Un análisis del suelo nos dice su composición y permite definir mejor el color.
La situación se complica con el color del cielo marciano. Algunos suponen que la atmósfera de Marte dispersa el azul como la nuestra y calibra los colores del cielo marciano para que aparezca celeste. Otros, en cambio, no interpretan lo mismo y muestran un cielo anaranjado. Recién cuando estemos allá sabremos fehacientemente de qué color es el cielo en Marte.

No vemos a simple vista ni con facilidad a través de los telescopios las lunas de Saturno o Júpiter. Luego, no sabemos con seguridad de qué color es Ganímedes o Titán. Las imágenes son coloreadas con las tonalidades más probables en base a los datos de la superficie.

Captura de pantalla de 2013-08-13 12:06:47En cuanto a las imágenes de nebulosas, galaxias y otros objetos exóticos, los colores suelen ser falsos. Los detectores en cualquier parte del espectro, envían datos relacionados con la temperatura, con los que se puede componer un mapa energías. Luego, se asocia un color relacionado a una escala para apreciar mejor las diferentes características del objeto observado.
Captura
Cuando se preparan imágenes de este tipo de objetos para mostrar al público en general, se recurre a colorear de la manera más apropiada según las temperaturas y elementos químicos observados, para que se parezcan lo más posible a lo que se supone que es realmente u observamos con nuestros ojos.

 

______________________________________________________

Fuentes:

pdp.