Archivo de la etiqueta: Lóbulos de Roche

WTS-2b, un Joviano condenado.

Para entender mejor lo que le sucede a este exoplaneta, debemos explicar primero los Lóbulos de Roche [1]. Supongamos una masa puntual. Esa masa img090511_2tiene una superficie equipotencial gravitatoria en donde todos los puntos sobre ella tienen la misma gravedad de debida a esa masa. Obviamente que esa superficie es esférica por ser la única superficie donde todos los puntos están a la misma distancia de esa masa (recordemos que la gravedad depende de las masas y de la distancia entre ellas). Es evidente que la masa tiene infinitas superficies equipotenciales, todas y cada una para diferentes distancias.
Consideremos ahora otra masa puntual que no tiene por qué ser igual a la anterior y que también tiene infinitas superficies equipotenciales. Ahora, habrá dos superficies de este tipo, una para cada masa que se tocan en un punto.  Esos son los Lóbulos de Roche; una superficie equipotencial de dos masas donde un punto cualquiera de ella siente la misma gravedad de cada masa. Por el punto de contacto las masas intercambian materia. En realidad estos Lóbulos no son esféricos sino que toman forma de gotas estiradas en la dirección del punto de contacto.
Si consideramos ahora las dimensiones de las masas, éstas pueden llagar a llenar los Lóbulos, en cuyo caso tenemos objetos en contacto con intercambio de masa. Si los cuerpos superan en tamaño a los lóbulos, friccionan por desbordamiento de los Lóbulos de Roche. Así hay una distancia mínima dentro de la cual los cuerpos friccionan y precipitan entre sí.

No es raro hallar exoplanetas  de tipo Joviano, pero sí lo es hallarlos demasiado cerca de su estrella principal.
wtsEn la imagen se observa a la estrella WTS-2, una estrella enana de tipo K2V que posiblemente tenga una compañera enana de tipo M. Al sur, a unos 0,6 segundos de arco de WTS-2 hay una pequeña fuente de luz que podría ser la enana compañera mencionada.
En torno a la estrella principal gira el exoplaneta WTS-2b de 1,12 masas jovianas y de unos 1,36 radios jovianos. Se trata de un gigante gaseoso y lo llamativo es que orbita la estrella en 1,02 días a una distancia de 0,01855 Unidades Astronómicas (UA = distancia promedio Tierra-Sol = 150 millones de Km.). Esto lo ubica entre los pocos exoplanetas gigantes extremos a menos de 0,02 UA de sus estrellas.
Así, está muy cerca de la estrella anfitriona, demasiado. Está a sólo 1,5 veces la mínima distancia para destruirse por friccionar por desbordamiento del Lóbulo de Roche.
Seguramente a la distancia a la que encuentra sufre frenados por mareas y fricción gravitatoria con la estrella principal. Se calcula que el exoplaneta se va frenando a razón de 17 segundos por cada 15 años, por lo que va espiralando hacia su estrella quedándole unos 40 millones de años de vida.

______________________________________________________

Referencias:

  1. http://es.wikipedia.org/wiki/L%C3%B3bulo_de_Roche

Fuentes:

pdp.