Archivo de la etiqueta: hubble

Sobre distancias y velocidades de las galaxias (estimando el Universo)

La Astronomía nos ubica en el Universo.
Primero nos sacó del centro del Sistema Solar y luego del de la Vía Láctea. Ahora estamos viendo hasta dónde llega el Universo, las distancias involucradas a las galaxias más lejanas; sus movimientos.
Al principio se midieron las distancias a las galaxias más cercanas y sus velocidades. Resultó que se alejaban y eso no fue todo. Se escapaban más rápido con la distancia. Ahí nació la constante de expansión de Hubble, que nos dice la velocidad de alejamiento en función de la lejanía. Luego, sabiendo que ciertas estrellas variables tienen un brillo intrínseco, se las usó como candelas para estimar las distancias. Midiendo su brillo aparente, se puede saber en base al intrínseco, la distancia a la galaxia donde se encuentra. En base a esa distancia se esperaba que tengan una velocidad de alejamiento dada por la constante de Hubble, pero resultó que se escapaban con mayor velocidad. Apareció la aceleración dada por la energía obscura.
Ahora hay modelos basados en la materia obscura que nos dan la probabilidad de hallar una galaxia a cierta distancia, a esa colección de estimaciones se la conoce como escala de distancia inversa, escala de distancia cósmica o escala de distancia extragaláctica (cosmic distance ladder – https://en.wikipedia.org/wiki/Cosmic_distance_ladder).

Esquema de evolución del Universo crédito de C. FAUCHER-GIGUÈRE, A. LIDZ, AND L. HERNQUIST, SCIENCE 319, 5859 (47)

El problema de las distancias y velocidades no es sencillo a grandes escalas.
Sabemos que cuando vemos un objeto muy lejano, lo vemos como era hace mucho tiempo atrás debido al tiempo que tarda en llegarnos la luz. Luego, en el caso de una galaxia, la observamos joven a una cierta distancia con cierta velocidad de alejamiento. Pero en todo ese tiempo que tardó en llegarnos su imagen, ésta se alejó más. Ahora, ¿dónde está?, ¿cómo se mueve?.
Sólo podemos conjeturar respuestas en base a los modelos que tenemos. Éstos se pueden extrapolar, suponer que las cosas mantienen sus propiedades con el tiempo, pero… ¿hasta dónde o cuándo? No nos olvidemos que a cierta distancia las cosas se alejaban todas con la misma velocidad, luego con mayores y a mayor distancia hay aceleración. Donde unos métodos son buenos, otros fallan, hay errores involcrados y todos dependen de las tan preciadas distancias y velocidades buscadas.

No es fácil.
Es sutil y fascinate.

Referencia:

pdp.

Anuncios

Hubble + James Webb = estereoscopía.

Nuestra visión tridimensional se debe a que tenemos dos ojos.
La noción de la profundidad aparece en base al esfuerzo de superponer la imagen obtenida por cada ojo. Contra más cerca esté el objeto de nosotros, mayor será ese esfuerzo.
Un ejemplo de esto es cómo nos cuesta atajar una pelota con un ojo cerrado.

Cuando el telescopio James Webb esté en órbita, va a coexistir con el Hubble al menos por dos años. Eso dará la posibilidad de observar al mismo tiempo el mismo objeto aprovechando la distancia de 1,5 millones de Kms. que habrá entre ellos. Así se podrán obtener imágenes estereoscópicas de asteroides, lunas de planetas y otros objetos relativamente cercanos.

3dvision

Ilustración donde se compara la estereoscopía humana (izquierda) con la que se podría obtener con los telescopios Hubble y James Webb (derecha) – Publicada en el trabajo Joel D. Green et al.

Hasta hoy, se podía hacer algo similar observando el mismo objeto desde posiciones diferentes, pero esas imágenes podían estar afectadas de la evolución del objeto en el tiempo que transcurría el cambio de posición de observación. Ahora se podrá hacer el mismo tiempo.
Esto será bien aprovechado en una época donde está progresando la técnica para obtener imágenes tridimensionales, sobre todo para dispositivos desarrollados para realidad virtual.

La divulgación en imágenes de parabienes.

Fuente:

pdp.