Archivo de la etiqueta: fumarolas marinas

Simulando un posible origen de la vida en la Tierra.

El origen de la vida en la Tierra es un tema abierto.
Entender cómo se dio la vida en Casa nos permitirá también saber en qué ambientes puede darse en otros mundos, y por lo tanto, dónde y cómo buscarla.

Por un lado, se considera la posibilidad de que la vida haya venido desde fuera del Planeta.
Conocida como Panspersmia, esta teoría considera que la vida vino en forma microbiana en meteoritos y/o cometas. Luego, hubo una adaptación y evolución. En relación a esta teoría se llegó a calcular el tiempo de evolución de las formas de vida Terrestres como para saber si la vida es o no más vieja que la Tierra (pdp, 22/ago./2013, La vida en la Tierra es anterior a la Tierra, https://paolera.wordpress.com/2013/08/22/la-vida-en-la-tierra-es-anterior-a-la-tierra/) – (pdp, 07/sep./2013, La vida en la Tierra podría ser posterior a la Tierra, https://paolera.wordpress.com/2013/09/07/la-vida-en-la-tierra-podria-ser-posterior-a-la-tierra/).

Por otro lado, se considera que la vida podría ser autóctona de la Tierra.
En este caso, se habría dado en los ambientes Terrestres con las condiciones favorables, los que habrían estado bajo el mar en las épocas tempranas del Planeta.
A grandes profundidades en el lecho marino existen los ventisqueros o fumarolas termales.

Video: Lau Basin – SRoF 2012 – Q328 Black smokers.

Publicado el 26 feb. 2016.

Son grietas por donde aflora agua caliente de debajo de la corteza Terrestre e interactúa con agua casi helada. Las fumarolas marinas duran muchos años y hasta pueden extenderse. En ese ambienteexisten substancias necesarias para la vida. Luego, es muy probable que la vida en nuestro Planeta esté relacionada con la existencia de estos entornos marinos.

En laboratorio se recreó las condiciones que se dieron en los ventisqueros submarinos de las épocas tempranas de la Tierra.

simulVent.gif

Reproducción en laboratorio de un ventisquero marino – Crédito: NASA/JPL-Caltech/Flores

Se encontró que luego de un tiempo aparecieron proteínas en ese ambiente, las que son el paso previo a la aparición de vida. Así, los ambientes de las fumarolas marinas se convierten en favorables para la aparición de la vida en Casa.
Se puede extrapolar esta idea a las lunas heladas como la Joviana Europa o la Saturnina Encelado, donde hay un océano bajo la superficie, y pensar que puede existir este tipo de chimeneas en las profundidades colaborando con la aparición de formas de vida.

En cuanto a Nosotros puntualmente, podemos ser el resultado de dos linajes; un extraterrestre debido a la Panspermia y otro autóctono originado en Casa. Ambas ideas con tienen por qué ser excluyentes entre ellas.

Referencia:

Fuente:

pdp.