Archivo de la etiqueta: fósiles

Encuentran huevos de Pterosaurio en buen estado.

El Pterosaurio, no era un dinosaurio sino más bien un reptil con alas, del tamaño de una jirafa. Imaginemos lo imponente que era un animal de ese tamaño volando majestuosamente (pdp, 15/nov./2010, Cómo remontaba el Pterosaurio, https://paolera.wordpress.com/2010/11/15/como-volaba-el-pterosaurio/).

Ilustración crédito de Zhao Chuang

Desapareció con el choque del meteorito que extinguió a los Dinosaurios hace unos 65 millones de años atrás.
En Hami, China, se hallaron huevos de este animal. No es la primera vez que sucede, ya se habían encontrado no sólo en ese pasís, sino también en Argentina; lo que confirma cómo nacían estos colosos del aire. Más aún, se hallaron restos de un Pterosaurio con su huevos (pdp, 22/ene./2011, Un pterosaurio y su huevo, https://paolera.wordpress.com/2011/01/22/hallan-un-pterosaurio-y-su-huevo/).
Se encontraron unos 200 huevos, cantidad que demuestra que anidaban en colonias.

Cama de huesos donde se hallaron los fósiles y los huevos – Crédito: Alexander Kellner/Museu Nacional/UFRJ.

En ese mismo lugar había gran cantidad de huesos, lo que indicaría que los padres cuidaban su huevos y crías de depredadores. Los huevos estaban enteros, de unos 6 a 8 cm., en buen estado, lo que permitió estudiar los embriones en su interior. Éstos no muestran tener dientes, por lo que los desarrollaban a medida que crecían.
Nacían con la posibilidad de caminar, pero no de volar; habilidad que seguramente adquirían con el tiempo.
Los huevos tenían un recubrimiento tal, que debían ser enterrados en lugares húmedos para que no se resequen. Esto demuestra que los progenitores no se sentaban sobre ellos.

Referencia:

pdp.

Anuncios

Fósil en fósil en un fósil.

De no haber sido astrónomo, habría sido paleontólogo.
En paleontología, hay que saber interpretar lo que se observa. Cuando un organismo muere, se degrada, se hace polvo. Si durante ese proceso, la tierra o arcilla a su alrededor se solidifica, éste organismo deja su “marca” en esa roca.
En grandes rasgos, eso es un fósil, y ese es el proceso de fosilización.
Muchas veces mirando hacia abajo, descubrimos que estamos pisando historia. Hay muchos fósiles en las piedras lajas que se usan en veredas y patios.

Aquí el fósil de una serpiente.
Dentro de ella, se encuentra el de un pequeño lagarto el que seguramente ingirió poco antes de su muerte.

screen-shot-2016-09-07-at-12-04-53-pm

La flecha apunta a la punta del ocico de un lagarto ingerido por la serpiente. Crédito de Krister T. Smith.

Si lo observamos con detenimiento, veremos algo más.

screen-shot-2016-09-07-at-12-05-00-pm

En blanco se remarca el fósil de la serpiente, en amarillo los restos del lagarto y en verde el de un insecto que seguramente estaba dentro de éste cuando fue comido por la serpiente. Crédito Krister T. Smith.

En la imagen editada, se muestra que la serpiente murió cuando estaba digiriendo un pequeño lagarto, el cual estaba en la misma tarea con un insecto.

Artículos relacionados:

Referencias:

Fuente:

pdp.

Curiosas Piedras en Cuerrias, Mar de Ajó, Argentina.

Muchas veces he dicho que Astronomía es mirar hacia arriba. ¿Geología sería mirar hacia abajo?
En general, Ciencia es mirar y ver (Miguel de Guzmán)[1] y para eso debemos saber cómo mirar y entender lo que se observa [2].

Ya les había comentado, cómo muchas veces no tenemos idea de lo que pisamos y las piedras que pasamos por el camino[3]; cómo ellas guardan una historia de evolución, una evolución que llevó años y muchas veces implicó la existencia de vida.

Caminando por una playa de la Costa Atlántica Argentina[4], por el Balneario Cuerrias, Mar de Ajó, pude encontrarme con estos casos.

Piedra con proceso de fosilización.

2013-06-25_11-46-24_572

Esta piedra del mar, se formó alrededor de restos de conchillas de caracol o de moluscos bivalvos. Con el tiempo, esos restos se van degradando, pulverizándose hasta desaparecer. La erosión del agua se encargó de hacer su desgaste. Así quedan esos huecos excavados en la piedra, como testimonio de lo que allí estuvo incrustado. Las partes blancas que se aprecian, son fragmentos de conchillas que cuando desaparezcan, dejará una marca en la piedra, en este caso, en forma de finas ranuras.

Fósil de Caracol.

2013-06-25_11-47-55_31

Las Piedras Laja[5], son piedras capaces de fragmentarse en capas. Son de regiones donde hay o hubo agua, tales como lagunas, lagos, ríos o mares. Es común que se formen alrededor de un resto orgánico animal o vegetal, el cual luego de degradarse, deja su marca característica. Aquí el caso de un caracol.

Tectitas.

2013-06-25_11-39-58_743

Las tectitas[6] tuvieron su origen en un instante de gran presión y temperatura. Este puede ser el caso de un impacto meteórico en el fondo marino. Allí la mezcla de los silicatos (arena), roca y material meteórico, formaron estas esquirlas de algunos centímetros de diámetro, color negro-verdozo.

______________________________________________________

Referencias:

  1. Mirar y Ver – Miguel de Guzmán
    http://www.cosaslibres.com/libro/mirar-y-ver-miguel-de-guzman_10055.html
  2. ¿Cuáles son las diferencias entre ver y mirar?
    http://www.saberia.com/2012/02/cuales-son-las-diferencias-entre-ver-y-mirar/
  3. Piedras en el Camino.
    https://paolera.wordpress.com/2013/05/01/piedras-en-el-camino/
  4. Costa Atlántica Argentina
    http://www.welcomeargentina.com/costaatlantica/
  5. Laja
    http://es.wikipedia.org/wiki/Laja_(roca)
  6. Tectita
    http://es.wikipedia.org/wiki/Tectita

pdp.