Archivo de la etiqueta: Evolución galáctica

Anisotropía en la morfología de galaxias.

La isotropía es la cualidad por la que se mide o se dan las mismas propiedades de algo en cualquier dirección en que se observe.
Así es como el Universo Local, se supone isotrópico, es decir que en todas direcciones tiene las mismas propiedades físicas. El Principio Cosmológico apoya esta idea. Este principio dice que todo punto puede ser considerado como el centro del Universo; luego, el Big-Bang se dio en todas partes al mismo tiempo, ya que todo se aleja visto desde todo punto sin importar cuál (pdp, 20/jun./2014, https://paolera.wordpress.com/2014/06/20/el-principio-cosmologico/).
Luego se espera la existencia de isotropía, de lo contrario habría lugares preferenciales desde los cuales se medirían o se observarían diferentes características del Universo.

La morfología de las galaxias (tipos o formas de galaxias) depende de las condiciones dadas en su nacimiento o formación, no está relacionada con su evolución.
Las primeras galaxias tendían a ser pequeñas y su fusión dio origen a las mayores. Dependiendo de las condiciones en esa fusión, se fueron dando las diferentes morfologías. Por ejemplo, las grandes espirales crecieron asimilando galaxias menores, aunque aún no se comprenda completamente el mecanismo de la formación de los brazos. Las enormes elípticas resultarían de la fusión de grandes galaxias; de hecho se piensa que la futura fusión entre M31 (la galaxia de Andrómeda) y la Vía Láctea, dará origen a una elíptica de gran tamaño. Por supuesto que también fue la fusión el origen de las que tienen formas más caprichosas o las irregulares, muchas de las cuales aún están en proceso de asimilación y no llegaron a su estado final.
Luego de su formación y de establecerse su morfología final o definitiva, su evolución como ejemplar de ese tipo, depende de cómo genere estrellas, de cómo consume el gas o lo adquiera de sus vecindades, pero no cambiará su tipo a menos que sufra otra asimilación.
De esta manera y suponiendo isotropía en el Universo local, se espera que se observe una variedad bien distribuida de morfologías galácticas; o sea, diferentes y tipos de galaxias en cualquier dirección que se observe.

Se dividió el cielo en regiones y se hizo un conteo de diferentes tipos de galaxias hasta 600 millones de años luz de distancia. Para sorpresa, se halló anisotropía en la morfología de las galaxias, es decir que en ciertas direcciones hay más galaxias de un tipo en en otras.

aa29408-16-fig1

Uno de los histogramas obtenidos de conteos de diferentes tipos de galaxias en una dirección publicados en el trabajo de

Behnam Javanmardi and Pavel Kroupa.

Esto supone un reto para las teorías evolutivas del Universo. Parece que no en todas partes se dieron las mismas variedades de condiciones para la formación de galaxias. El mismo Principio Cosmológico sufre las repercusiones de esto. De ser así, habrá que revisar las ideas de isotropía, pero el Principio Cosmológico seguirá valiendo como una buena aproximación a algo más complejo (pdp, 08/nov./2016, https://paolera.wordpress.com/2016/11/08/el-principio-cosmologico-es-una-primera-aproximacion-luego-vale/)
La otra opción, claro está, es que haya una sistemática tendencia en la clasificación de las galaxias observadas; digamos… un cierto tipo de error.

Fuente:

pdp.

Formación estelar en galaxias muy relajadas.

La formación de estrellas en las galaxias, está relacionada con muchos factores.
Hay procesos que ayudan a la formación de estrellas, son aquellos que colaboran con la compresión o colapso de las nube de gas de las que se forman las estrellas.
También, cuando dos galaxias se unen, se eleva la tasa de formación de estrellas por la colaboración de cada galaxia con gas y polvo y por las perturbaciones que ayudan al colapso de esas nubes.
Hay una relación entre la actividad del agujero negro central y la formación estelar. Por lo general, en aquellas galaxias donde el agujero negro central súper-masivo es más activo devorando materia vecina, la tasa de formación de estrellas en esa galaxia es mayor. Pero si es demasiado activo, ya la formación de estrellas no está de acuerdo con esa actividad y es menor a la esperada.

En nuestra galaxia, se forma una o dos estrellas al año. Las hay de muchas más (decenas) en al mismo tiempo.
Pero cuando la materia disponible se va agotando, obviamente la formación de estrellas disminuye.
Hay galaxias donde predominan estrellas de baja masa. Éstas consumen pronto su hidrógeno por lo que entran rápidamente en la etapa de gigantes rojas, luego colapsan a enanas blancas y mueren sin estallar. De esta manera, no retornan material al espacio como lo hacen las que mueren explotando, así, no pueden nacer estrellas de segunda generación (como nuestro Sol). Por este motivo, ese tipo de galaxias, generalmente elípticas, son galaxias rojizas y de baja formación estelar.
En las galaxias inactivas o muy “relajadas”, la formación estelar es realmente baja; es de 10-12 estrellas al año, o sea una billonésima de estrella anual, es decir que se forma una estrella cada un billón (millón de millón: 1 000 000 000 000) de años.

Referencias:

Fuente:

pdp.