Archivo de la etiqueta: Estrellas pulsantes

Estrellas subenanas azules pulsantes.

Absolutamente todas las estrellas presentan pulsaciones.
Son oscilaciones radiales acompañadas de variaciones de brillo. Por ejemplo, nuestro Sol pulsa.
Las pulsaciones Solares tienen un período de 11 años y las variaciones de brillo son el 0,1% del brillo Solar.
Pero esto es más apreciable en las estrellas variables, obviamente que no sean las eclipsantes, donde el período es mucho más corto y las variaciones de brillo muchísimo más notables. Una típica estrella pulsante puede mostrar variaciones de brillo del 10%, todo relacionado con el comportamiento de la opacidad y a la válvula de Hidrógeno entro otras cosas (Pulsaciones estelares por opacidad anómala y válvula de Hidrógeno | P. Della Paolera, https://paolera.wordpress.com/tag/valvula-de-hidrogeno/).

Pero recientemente se han hallado estrellas pulsantes particulares, un nuevo tipo de pulsantes. Estas estrellas son subenanas azules, estrellas que no llegan a ser enanas, las que muestran pulsaciones con períodos de entre 200 a 500 segundos con variaciones de brillo del 5%. Aparentemente se trata de estrellas que vieron alterada su evolución normal.

main article image

Ilustración de estrella subenana azul pulsante crédito de Cambridge University)

Recordemos que una estrella quema Hidrógeno produciendo Helio. Cuando se agota el Hidrógeno comienza a quemar Helio produciendo Carbono y entra a la fase de Gigante Roja. Si es de tipo Solar luego de agotar el Helio, la estrella colapsa hacia una Enana Blanca dejando una Nebulosa Planetaria. De ser más masiva, podría detonar el Carbono y hasta colapsar sobre ella misma y estallar como supernova.

En el caso de estas estrellas, por algún motivo perdieron sus partes exteriores en la etapa de Gigantes dejando expuestas sus partes interiores calientes, brillantes, azules y ricas aún en Helio.
Así aparecen como subenanas, con tamaños del 10% del Solar mientras que las Enanas tienen tamaños de planetas.
Las pulsaciones podrían deberse a que las estrellas buscan un equilibrio entre la radiación que intenta expandirla y la gravedad que intenta contenerla.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Pulsaciones estelares por opacidad anómala y válvula de hidrógeno.

Hay estrellas que presentan pulsaciones con la consabida variación de brillo. Esas pulsaciones pueden ser radiales (en la dirección del radio) y no radiales; estas últimas dadas por ondas de gravedad a lo largo de su superficie, como si la estrella fuera de gelatina temblorosa.

Las pulsaciones radiales se suelen deber a un comportamiento anómalo de la opacidad, a veces tan grande que la estrella muestra grandes variaciones de brillo.
La radiación de una estrella se genera en su interior debido a la alta temperatura, y los fotones que la transportan, hacen trayectorias aleatorias entrando y saliendo de los átomos de su interior hasta salir de la estrella.
Aquí aparece el concepto de opacidad, como aquella cantidad relacionada con la dificultad de los fotones de salir de la estrella, cantidad que depende de la estructura interior de la misma. Por lo general, la opacidad disminuye con la temperatura, haciendo que las estrellas más frías permitan que sus fotones lleguen a salir con menor dificultad que en las más calientes, donde la opacidad es mayor.

Pero la opacidad puede tener un comportamiento anómalo que colabore con las pulsaciones.

A una cierta temperatura no muy alta, la opacidad aumenta haciendo que se acumulen fotones en el interior de la estrella. Estos fotones (atrapados) ionizan (rompen) los átomos en el interior de la estrella, mayormente los de hidrógeno. De esta manera la temperatura del interior estelar aumenta, haciendo que se ionicen cada vez más átomos. Así, con el aumento de la temperatura, la opacidad disminuye permitiendo la salida más o menos brusca de la energía. Los átomos ionizados de recombinan (se rearman) entregando la energía absorbida para ionizarse. Esta energía colabora con el pulso energético que tiende a aumentar el radio de la estrella.
Así la temperatura desciende y con ella la producción de energía; la opacidad aumenta y el proceso de repite.
A esto se lo conoce como pulsaciones por comportamiento anómalo de la opacidad regulado por válvula de hidrógeno.

Referencias:

pdp.

Pulsaciones en una Subenana – B.

Las estrellas de tipo solar y estrellas frías como las enanas blancas[1], suelen presentar pulsaciones aleatorias acompañadas de pequeñas fluctuaciones de brillo. Estas pulsaciones, pueden ser no radiales (en la dirección del observador) y manifestarse como ondas de gravedad[2] a lo largo de su superficie.

CapturaLa estrella subenana de tipo B[3], KIC 2991276[4], presentó evidencias de pulsaciones. Analizando los datos de la estrella descomponiéndolos en Serie de Fourier[5], se pudo encontrar que esas pulsaciones tenían componentes resultando ser la suma de ellas.
Se encontró que las rápidas pulsaciones de esta estrella, hay dos modos o componentes, uno de 122 segundos y otro de 132 segundos, además de otros más débiles con períodos que van desde los 118 segundos a los 216 segundos.
Estas pulsaciones no muestran coherencia en el tiempo a lo largo de un mes. Muestran variaciones aleatorias  de amplitud y por momentos tienden a disminuir hasta desaparecer para volver a mostrarse más tarde.
Lo importante de esta detección de pulsaciones, es que se trata de la primera vez que se las detecta sin ambigüedades en estrellas de este tipo de subenanas calientes.


 

Referencias:

  1. http://es.wikipedia.org/wiki/Enana_blanca
  2. http://es.wikipedia.org/wiki/Ondas_de_gravedad
  3. http://es.wikipedia.org/wiki/Estrella_subenana_de_tipo_B
  4. http://cdsbib.u-strasbg.fr/cgi-bin/bibobj?2014A%26A…564L..14%C3%98&KIC%E2%80%892991276
  5. http://es.wikipedia.org/wiki/Serie_de_Fourier

Fuentes:

pdp.