Archivo de la etiqueta: enanas rojas

La gran fulguración de Próxima Centauri.

Ya sabemos que existe Próxima b, el exoplaneta en Próxima Centauri.
La estrella recibe ese nombre, por ser la más cercana al Sol. Acompaña a Alfa Centauri, que en realidad es un sistema doble. Está tan lejos de sus compañeras, que algunos dudan de que esté ligada a ellas; como sea, las orbita en casi medio millón de años, por lo que será la más cercana de ese sistema triple por mucho tiempo (https://es.wikipedia.org/wiki/Alfa_Centauri).

El exoplaneta que la acompaña, es rocoso y algo más grande que el Nuestro, encontrándose en la parte más interior de la zona de habitabilidad (región más propicia para la aparición de vida tal como la conocemos).
Pero hay un problema.
Esta estrella es una enana roja, y como todas las de su tipo, tienen intensos y activos campos magnéticos. Ésto alimenta fulguraciones que irradian energía a Próxima b haciéndolo hostil para la vida.
La estrella muestra unas 60 fulguraciones diarias y unas 10 superfulguraciones anuales (pdp, 26/ago./2016, Próxima b y las fulgiraciones de Próxima Cen., https://paolera.wordpress.com/2016/08/26/proxima-b-y-los-flares-de-proxima-cen/).

Pero recientemente dio la nota.
El 24 de marzo del 2017, durante una observación de la estrella, se detectó una fulguración que aumentó el brillo de la misma casi 500 veces. Segundos más tarde presentó una segunda fulguración que elevó el brillo estelar 1000 veces manteniéndolo durante 10 segundos; todo dentro de unos 2 minutos de obseravción.

The brightness of Proxima Centauri as observed by ALMA over the two minutes of the event on March 24, 2017. The massive stellar flare is shown in red, with the smaller earlier flare in orange, and the enhanced emission surrounding the flare that could mimic a disk in blue. At its peak, the flare increased Proxima Centauri’s brightness by 1,000 times. The shaded area represents uncertainty. Credit: Meredith MacGregor, Carnegie

Gráfica del incremento de brillo crédito de Meredith MacGregor, Carnegie

Si tenemos en cuenta el incremento de radiación emitido hacia Próxima b, esto podría haber afectado seriamente el agua líquida que pudiera tener el planeta. La radiación pudo haber evaporado todo el agua y hasta haber esterilizado todo el planeta, y por lo tanto, volver nulas las condiciones de vida en Él.
Por otro lado, esta actividad hace pensar que la estrella no está rodeada de mucho polvo, ya que las fulguraciones se encargaron de alejarlo.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

El hospitalario Ross 128b.

Las estrellas enanas rojas, son estrellas frías de menos masa y tamaño que el Sol (https://es.wikipedia.org/wiki/Enana_roja).
Los exoplanetas rocosos que puedan tener, tienen posibilidades de no estar demasiado calientes y ser favorables para la vida como la conocemos.

El exoplaneta tipo Tierra más cercano a nosotros es Próxima b, en torno a la enana roja Próxima Centauri (Próxima Cen.), la estrella más cercana al Sol, tan sólo a 4 años luz de Él. Por estar vinculado a ese tipo de estrella y por la distancia a la cual la orbita, se encuentra el condiciones de sostener agua líquida y ser apropiado para la vida como en Casa.
El problema es que la estrella, como la mayoría de las enanas rojas, tiene un activo campo magnético y presenta fulguraciones que irradian al planeta frecuentemente, afectando su atmósfera y su superficie.
Eso le agrega cierta hostilidad para con la vida como la conocemos.
(pdp, 26/Ago./2016, Próxima b…, https://paolera.wordpress.com/2016/08/26/proxima-b-y-los-flares-de-proxima-cen/).

La estrella Ross 128, también conocida como Próxima Viginis (Próxima Vir.), es una enana roja (de tipo M4) a 11 años luz de nosotros.
En ella está el exoplaneta tipo Tierra Ross 128b.

Artist’s impression of the planet Ross 128 b

Impresión artística de Ross 128b y su estrella anfitriona, crédito de ESO/M. Kornmesser.

Debido a las características de la estrella y a la distancia a la que se encuentra de ella, Ross 128b tendría una temperatura superficial entre -60ºC y 20ºC; eso lo hace templado.
Hasta aquí, comparte las buenas condiciones para la vida con Próxima b, pero con una ventaja: Ross 128 es mucho más “tranquila” que Próxima b.
Esta estrella tiene una pobre actividad magnética, casi inactiva, lo que hace que no presente fulguraciones hostiles para la vida en el planeta.

De esta manera, Ross 128b, es el segundo exoplaneta tipo Tierra templado más cercano a nosotros, y el más hospitalario (hasta nov.2017). Tanto es así que se transformó en un candidato a buscar marcadores biológicos en su atmósfera.

Debido al movimiento de Próxima Vir., se convertirá en la estrella más cercana al Sol en unos 80 mil años, desplazando en cercanía a Próxima Cen.

Referencia:

  • eso1736 — Science Release, 15 November 2017, Closest Temperate World Orbiting Quiet Star Discovered, ESO’s HARPS instrument finds Earth-mass exoplanet around Ross 128.
    https://www.eso.org/public/news/eso1736/

Fuente:

pdp.

AR Sco., una enana blanca que se comporta como púlsar.

Artículo actualizado el 13/sep./2017 a las 14:10 HOA (GMT -3).
En el espacio hay faros naturales.
Los Púlsares, son estrellas de neutrones de muy rápida rotación. Su gran campo magnético está desalineado respecto del eje de rotación. Está rodeada de materia de tal forma que al rotar, el campo magnético “modula” (sacude) las cargas eléctricas de ese material haciendo que emitan energía al sufrir la aceleración del movimiento. Así se comporta como un faro del tamaño de una luna o pequeño planeta girando en fracciones de segundo (Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/P%C3%Balsar).

Ilustración de púlsar publicada en Wikipedia – Autor: Mysid.

Las estrellas enanas blancas, son los restos evolutivos de estrellas de tipo Solar (nuestro Sol terminará su vida como enana blanca). Luego de crecer como gigante roja, dejará una nebulosa planetaria y terminará como una enana blanca brillando muy poco por el calor generado por la contracción. En su interior, el carbono tomará una estructura semejante a la del diamante.
Pero hay enanas blancas revoltosas, al menos una.

La variable AR Scorpii (AR Sco.) es una binaria a casi 400 años luz de casa formada por una enana roja de baja masa y una enana blanca de mayor masa que su compañera. Giran entre ellas con un período de 3,55 horas y están separadas 1 200 000 Kms., eso es 3 veces la distancia Tierra – Luna.
Se le detectó pulsos de energía con una frecuencia igual a la rotación de la enana blanca.

Por algún motivo, aún desconocido, la enana blanca tiene un rápida rotación y está emitiendo energía en forma de haces de luz concentrados similares al caso de los púlsares, claro que con menos frecuencia.

Ilustración del sistema AR Sco. crédito de M. GARLICK/UNIVERSITY OF WARWICK, ESA/HUBBLE

Esa energía enfocada llega a tocar a la enana roja potenciando a sus electrones moviéndolos a velocidades altísimas, casi la de la luz. Luego, en la desaceleración, emiten energía.

Es la primera enana blanca con evidencias de este comportamiento similar al de un púlsar. No obstante, ya se había mostrado que la enana blanca AE Acuarii tenía rápida rotación y emitía pulsos en Rayos X.


Actualización del 13/sep./2017 a las 14:10 HOS (GMT -3).
El sistema muestra variaciones de brillo a medida que interactúan sus componentes. Hay evidencias de variaciones del doble de brillo en minutos y horas, pero también hay evidencia de variaciones de brillo en décadas.

Referencia:

Fuente:


Referencia:

Fuente:

pdp.

Las fulguraciones de TVLM 513.

220px-reddwarfnasa

Ilustración de enana roja crédito de NASA/W. Feimer.

Las enanas rojas [1], son estrellas pequeñas y frías, de unos 4000ºK de temperatura y de unos 300 mil Km. de radio.
Forman parte de la mayoría de estrellas y tienen muy baja luminosidad.
Son grandes rotadoras llegando a tener períodos de algunas horas, muestran campos magnéticos muy intensos, más que el del Sol y presentan fulguraciones a manera de gigantescas auroras obviamente relacionadas con su campo magnético.

TVLM 513-46546 es una enana roja (de tipo M9) a 35 años luz [2] de Casa, que tiene un período de rotación de 2 hs. Por un momento imaginemos una pelota de 300 mil Km. dando una vuelta cada 2 hs. Posee un campo magnético más intenso que el del Sol, aunque los mecanismos que generan esos campos son diferentes en cada estrella.
Sus fulguraciones son 10 mil veces las que muestra una estrella como la nuestra.
De tener exoplanetas en zona de habitabilidad, esas fulguraciones impedirían el desarrollo de formas de vida tal como las conocemos.

Referencias:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Enana_roja
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/A%C3%B1o_luz

Fuentes:

pdp.