Archivo de la etiqueta: cosmos aztec1

La colosal COSMOS-AzTEC-1.

La galaxia COSMOS-AzTEC-1 es un monstruo desafiante.
Veamos cuales son los desafíos que nos presenta.
Es enorme y de gran formación estelar, lo hace 1000 veces más rápido que nuestra Vía Láctea (VL) que lo hace a razón de 1 o 2 estrellas al año y se encuentra a casi 13 mil millones de años luz de casa, o sea que la vemos como era hace ese tiempo atrás.

Ilustración de COSMOS-AzREC-1 publicada en el sitio del observatorio ALMA.

Por un lado, su tamaño llama la atención. Se acepta que las galaxias crecen asimilando a menores. Al menos así lo hizo (y hace) la Nuestra. La VL es de unos 10 mil millones de años de edad, hace ese tiempo que comenzó a crecer; mientras AzTEC-1 ya era enorme casi unos 3 mil millones de años antes. O sea que se dieron procesos que favorecieron la formación de esta gran estructura.
Las grandes galaxias elípticas se pueden formar de la fusión de grandes espirales (al menos eso pasará cuando se fusionen la VL y la galaxia de Andrómeda). Se piensa que monstruosas estructuras galácticas como ésta, serían los ancestros de actuales elípticas. Luego, este tipo de galaxias podrían tener un origen diferente al de la fusión de espirales, uno relacionado con las grandes galaxias como AzTEC-1.

Por otro lado, llama la atención la tremenda formación de estrellas.
Para el estudio de este rápido proceso, se analizó el gas existente en AzTEC-1. Se encontró grandes cantidades de gas molecular.
Estas nubes son dinámicamente inestables, lo que favorece la rápida formación de estrellas.

Artist’s impression of the monster galaxy COSMOS-AzTEC-1. This galaxy is located 12.4 billion light-years away and is forming stars 1000 times more rapidly than our Milky Way Galaxy. ALMA observations revealed dense gas concentrations in the disk and intense stars formation in those concentrations. Credit: National Astronomical Observatory of Japan.

Imagen donde se señalan las inestables nubes de gas molecular de AzTEC-1 separadas entre ellas unos miles de años luz – Crédito:  National Astronomical Observatory of Japan.

Con ese ritmo de formación estelar, se calcula que el gas se agotará en unos 100 millones de años, lo que es 10 veces más pronto que en la mayoría de la regiones de formación de estrellas.
Bajo condiciones “normales”, la formación estelar se auto-regula. La presión de radiación de las estrellas recién nacidas aleja el gas molestando a la formación de estrellas vecinas.
En este caso, el gas está colapsando vertiginosamente resistiendo
a la radiación estelar que tiende a dispersarlo. Algo está colaborando con el colapso de esas nubes de gas, pero ¿qué…?

El estudio de AzTEC-1 continua.

Referencia:

Fuente:

pdp.