Archivo de la etiqueta: corrientes estelares

Explicando el anillo de Monoceros.

Sabemos que las grandes galaxias como la nuestra, crecen devorando a otras menores (proceso jerárquico).
Con esto en mente, se piensa que los cúmulos globulares (sistemas estelares de forma esférica) son los núcleos de esas galaxias menores asimiladas.
También hay corrientes estelares.
Son grupos de estrellas que comparten características dinámicas y serían estrellas arrancadas de galaxias vecinas. Por ejemplo, la corriente de Sagitario, es el resultado de la interacción entre la Vía Láctea y la galaxia enana ubicada en esa región del cielo a 70 mil años luz de nosotros.

En dirección a la constelación de Monoceros (el Unicornio) se detectó una sobredensidad de luz. Aparentemente tiene forma de anillo que rodea nuestra Galaxia por lo que se la denomina anillo de Monoceros.
Hay dos ideas que pretenden explicar este anillo.
Puede tratarse de una corriente estelar generada por la acción de la Vía Láctea arrancándole estrellas a la galaxia enana del Can Mayor, a 25 mil años luz de Casa y la más cercana a Nosotros (pdp, 25/abr./2011, Las galaxias más cercanas, https://paolera.wordpress.com/2011/04/25/las-galaxias-ms-cercanas/). Pero hay un detalle. En esa sobredensidad no hay evidencia de estrellas típicas de las galaxias enanas como la del Can Mayor (estrellas de tipo RR-Lyra).

A 50 mil años luz de distancia, en dirección al anillo de Monoceros, la cantidad de estrellas decae para volver a aumentar a los 60 mil años luz. Eso sugiere la existencia de una ondulación en el plano de la Vía Láctea, la que en perspectiva, podría dar la ilusión de sobredensidad. En este caso, no hay evidencias de esa ondulación más allá del anillo de Monoceros, como debería haber.
Así es cómo la primera idea es la más aceptada, pero hay algunos detalles además de la falta de estrellas de tipo RR-Lyra.

5

Ilustraciones de Nicolas Martin & Rodrigo Ibata (Izq.) y Dana Berry (der.)

En las ilustraciones: a la izquierda se observa el caso del anillo de Monoceros como resultado de estrellas “robadas” por la Vía Láctea de la enana del Can Mayor; y a la derecha, se ilustra la ondulación que mostraría una aparente sobredensidad de luz.

Las simulaciones realizadas de interacción de la Vía Láctea con una galaxia enana. reproducen el anillo de Monoceros y su dinámica. Pero los mejores ajusten a la realidad observada, se tienen con una galaxia enana retrógrada, (eso es que se mueven en sentido contrario a la rotación de la Vía Láctea), con una masa inicial de 10 mil millones de masas Solares, cuyo remanente actualmente estaría más allá del bulbo Galáctico (lo que lo vuelve imposible de observar), por lo que la enana del Can Mayor no sería la progenitora del anillo de Monoceros.

Referencia:

Fuente:

  • MNRAS 000, 1–10 (2017), Preprint 21 November 2017,On the Origin of the Monoceros Ring – I: Kinematics, proper motions, and the nature of the progenitor, Magda Guglielmo et al.
    https://arxiv.org/pdf/1711.06682.pdf

pdp.

Anuncios

El cúmulo Palomar 5 y sus brazos desiguales.

Los cúmulos estelares globulares, son núcleos de galaxias enanas absorbidas por la Vía Láctea.
A medida que la orbitan, van interactuando con ella y con el transcurso del tiempo se van desarmando por las interacciones gravitatorias. Un ejemplo de esto, es el cúmulo globular Palomar 5 (Pal 5) (https://en.wikipedia.org/wiki/Palomar_5).
Muestra dos brazos o corrientes estelares (estructuras alargadas de estrellas saliendo del cúmulo) producidas por la acción de fuerzas de mareas gravitatorias con la Vía Láctea. El brazo delantero es más corto que el trasero y ambos muestran intervalos o espacios sin estrellas.

palomar 5

Imagen de Pal 5 publicada en astroperseo.org

Lo esperado es que ambos brazos sea iguales y que no existan los intervalos observados.
Una explicación, involucraba la existencia de grumos de materia obscura (pdp, 09/sep./2016, https://paolera.wordpress.com/2016/09/09/posibles-grumos-de-materia-obscura/). Recordemos que esta materia no se observa pero se detecta gravitacionalmete, y estos grumos podrían dar buena información de ella en cuanto a cantidad y distribución.

Pero también hay otra explicación.
En la simulaciones realizadas, no sólo se tuvo en cuenta el bulbo, disco y halo galáctico; sino que esta vez se consideró también la barra. Nuestra galaxia tiene una pequeña estructura barrada saliendo del bulbo. Se encontró que a medida que la barra central gira barriendo el espacio en su movimiento, genera en Pal 5 diferentes torsiones gravitatorias. Esto deforma las corrientes estelares creadas por las mareas con el resto de la Vía Láctea.

Sin embargo, el modelo de los grumos de materia obscura no queda descartado.
Según el mismo estudio, las corrientes estelares y otras estructuras similares, pueden servir para el estudio de la materia obscura si están lejos de la barra de galáctica o se mueven en la dirección contraria a la que mueve la barra (retrógradas).

Referencia:

Fuente:

pdp.