Archivo de la etiqueta: clima espacial

Estamos afectando el Espacio y su clima.

Nosotros no sólo afectamos el Planeta, también afectamos el clima del Espacio.
Recordemos que el Sol emite plasma, partículas atómicas como electrones y protones, conocido como viento Solar. Hay épocas de mayor viento Solar, lo que domina lo conocido como clima del Espacio, ya que esto está relacionado con tormentas geomagmnéticas en la Tierra. Ese plasma es capturado por el campo magnético terrestre y desviado a los polos magnéticos, cercanos a los geográficos, generando en la atmósfera de esas regiones las conocidas Auroras. Éstas son más intensas en épocas de tormentas geomagnéticas cuando hay gran actividad y viento Solar.
Algunas de esas partículas quedan retenidas en regiones llamadas cinturón de Van Allen. Son dos, ambas en forma de anillo (solenoide), una más alejada que la otra. Se las llama cinturón de radiación, porque las partículas allí atrapadas emiten radiación por estar sometidas a fuerzas del campo magnético terrestre (Wikipedia, Cinturones de Van Allen, https://es.wikipedia.org/wiki/Cinturones_de_Van_Allen).
Tanto el viento Solar como esas partículas, perjudican a los satélites y no son buenos para los seres humanos. Por suerte nos protege al campo magnético de la Tierra.
Pero estamos alterando ese ambiente Espacial.

En los años ‘60, las potencias mundiales detonaron armas nucleares en la alta atmósfera. Esas detonaciones siguen los mismos procesos por los que el Sol emite viento Solar. Luego, se generaron partículas radiactivas, las que al retornar a la Tierra colaboraron con el aumento de cáncer en esas regiones. Quizás en algún momento, esto sea un “marcador” del Antropoceno (la época de los Humanos).
Más. Algunas de esas partículas quedaron atrapadas en regiones del campo magnético terrestre, creando un cinturón similar al de Van Allen. Éstas, pueden colaborar con tormentas geomagnéticas e incluso averiar satélites, hasta se observaron Auroras en el Ecuador.

Pero hay algo bueno.
Las señales de radiotransmisores, sobre todo las de baja frecuencia, portan su propio campo magnético. Al salir de la atmósfera, deflectan o desvían al Espacio muchas de esas partículas que no son buenas para nosotros.

Referencia:

Funete:

pdp.

 

Anuncios