Neutrinos de XT 0506+056 (y no es la primera vez).

Convivimos en el Universo con objetos exóticos y muy activos, y de vez en cuando tenemos noticias de ellos.
No sólo nos llega una piedra del espacio cada tanto. Otras veces nos llegan partículas atómicas; rayos cósmicos originados en diferentes eventos. Hace poco recibimos rayos de este tipo desde la activa estrella zombie eta Car (pdp, 04/jul./2018, Rayos cósmicos desde Eta Car., https://paolera.wordpress.com/2018/07/04/rayos-cosmicos-desde-eta-car/).

Los neutrinos son partículas que se originan en cierta actividad del núcleo atómico.
Primero fueron teorizados como partículas de muy pequeña masa por lo que su interacción gravitatoria con otras partículas es muy baja y sin carga eléctrica, por lo que no tiene interacción de ese tipo con otras partículas. Así, costó detectarlas, pero al fin se logró con detectores de neutrinos.
Estos instrumentos consisten en grandes masas capaces de reaccionar cuando un neutrino las impacta. Esto sucede en el telescopio de neutrinos IceCube en la Antártida (https://es.wikipedia.org/wiki/IceCube) que consiste en detectar el impacto de neutrinos en una masa de 1 Km3. de hielo.

Los neutrinos suelen provenir del Sol, originados en los violentos procesos energéticos que se dan en Él, y también las explosiones de estrellas de tipo supernovas. Pero se han detectado neutrinos más energéticos que los de origen Solar, éstos eran unas 300 millones de veces más energéticos, superando incluso los provenientes de supernovas.
Como interactúan muy poco con la materia, no habrían sufrido grandes cambios en su trayectoria hasta Casa; luego, fue posible aproximar la posición de su fuente. En la dirección más probable de donde pudieron provenir, se encuentra el blasar TXS 0506+056.

Un blazar es un núcleo galáctico activo potenciado por un agujero negro central supermasivo. Este agujero negro absorbe materia y en ese proceso, ésta se recalienta por autofricción y emite grandes cantidades de energía desde las vecindades del agujero negro. A su vez, éste emite jets bipolares (en la dirección de sus polos) de materia a alta temperatura y grandes energías. O sea que es como un cuasar pero con el chorro de materia hacia el observador (https://es.wikipedia.org/wiki/Blazar).

Ilustración de un  blasar – crédito de DESY, Science Communication Lab

Para la época en la que se recibió esos neutrinos muy energéticos (unos días después), se detectó una fulguración en rayos gamma (brote de energía de alta frecuencia) proveniente del mismo blazar.
Esto confirma el origen de estos neutrinos. Se habrían producido en el blasar TX 0506+056. Es más; revisando los archivos de datos, a fines del 2014 y principios del 2015, hubo detecciones de este tipo de neutrinos y rayos gamma desde el mismo blasar. Pero en aquellos años el sistema de alerta en tiempo real del IceCube no funcionaba completamente por lo que la correlación entre los eventos no se hizo como hoy en día.
Esto no sólo nos enseña más de los neutrinos y sus orígenes, sino que también podemos obtener nueva información de sus fuentes. Por ejemplo, en este caso, podemos decir que el blasar XT 0506+056 está consumiendo materia más rápido últimamente.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Una brecha en la Secuencia Principal.

Antiguamente, en Astronomía se decía que se podía llegar a saber todo de las estrellas menos de qué estaban hechas.
La espectroscopía, o estudio de cómo se distribuye la energía estelar en las diferentes longitudes de onda (o colores), se encargó de demostrar lo contrario.
Hay medidas de las propiedades de las estrellas que no dependen de la distancia. Una es su tipo espectral, que nos dice qué elementos contienen, su temperatura y hasta su color. Una medida relacionada con el tipo espectral es el índice de color, el cual nos cuenta del color de la estrella y por lo tanto, su temperatura. La luminosidad intrínseca de la estrella es otra propiedad que no depende de la distancia. Similar a ella es la magnitud absoluta, o sea el brillo aparente que tendría si estuviera a 10 parsecs de distancia (unos 32,62 años luz); donde 1 parsec es la distancia bajo la cual se observa el diámetro de la órbita Terrestre bajo un ángulo de 1 segundo de arco (1”) (haciendo un poco de trigonometría veremos que 1 parsec = 206265 Unidades Astronónicas; donde la Unidad Astronómica es el radio orbital – promedio – Terrestre de 150 millones de Kms.)

En base a estos parámetros propios de las estrellas, éstas pueden ser clasificadas y notaremos hay que diferentes grupos o familias.
Si graficamos la luminosidad o magnitud absoluta en función de su tipo espectral o temperatura, veremos que las estrellas se agrupan en diferentes clases. A esto se lo conoce como Diagrama de Hertzsprung – Russell, o diagrama HR (https://es.wikipedia.org/wiki/Diagrama_de_Hertzsprung-Russell)

Diagrama HR publicado en Wikipedia – (Alvaro qc)

Se destaca la Secuencia Principal, o clase V, por ser el grupo al cual pertenece la mayoría de las estrellas. Por “encima” están las Subgigantes (IV), Gigantes (III), Gigantes Brillantes (II) y Super Gigantes (Ia y Ib). Por “debajo” están las Enanas Blancas (VI).

Con los avances tecnológicos, se van depurando y mejorando las observaciones; entre ellas, las relacionadas con los parámetros involucrados en el diagrama HR; por ejemplo, la distancia a la estrella, necesaria para el cálculo de magnitud absoluta.
Así se realizó el diagrama HR miles de millones de estrellas de nuestro vecindario y se encontró una sutil brecha en la Secuencia Principal.

Imagen de la brecha observada en la Secuancia Principal (visible entre las líneas punteadas hacia la izquierda) – [Jao et al. 2018].

Esa brecha se da en el grupo el grupo de ciertas enanas (de tipo M).
Como las estrellas se van “moviendo” por ese diagrama a medida que evolucionan (van cambiando de grupo), se piensa que esa brecha se debe a cambios sutiles y aún desconocidos en la estructura de ese tipo de estrellas durante su evolución.

Referencia:

Fuente:

pdp.

¿Quién yace en el sarcófago negro?

La arqueología es otra rama científica que me apasiona por los misterios que afronta y resuelve.
A veces parece encarar desafíos de película, incluso superando muchos casos resueltos por personajes de la pantalla grande.

Egipto parece ser una fuente inagotable de maravillas y enigmas arqueológicos.
En Alejandría, al Norte de Egipto (https://es.wikipedia.org/wiki/Alejandr%C3%Ada), se halló un sarcófago enterrado a unos 5 mts. de profundidad.

egypt sarco 3

SArcófago de granito negro hallado en Alejandría – Egypt Ministry of Antiquities

Su hallazgo fue casual mientras se prepartaba el terreno para una construcción.
Está hecho de granito negro, tiene un alto de 1,85 mts., 2,65 mts. de la largo y 1,65 mts. de ancho. Tiene unos 2000 años de antigüedad y está en prefecto estado, no fue abierto desde que fue enterrado; así lo indica la intacta capa de mortero que hay entre la tapa y el cuerpo del sarcófago; cosa que no es común en este tipo de objetos.
Es un misterio quién yace dentro, aún no se decide si conviene abrilo.
Junto a él, se encontró una cabeza de alabastro.

egypt sarco 2

Cabeza de alabastro hallada en el lugar donde se encuentró el sarcófago negro – Egypt Ministry of Antiquities

Es muy probable que represente a quién está dentro de sarcófago.

Referencia:

pdp.

PSO 352-15, el más brillante de la época de la re-ionización (a jul.2018)

Los lejanos y brillantes cuasares (u objetos cuasiestelares) resultaron ser núcleos activos de galaxias lejanas.
Así, toda galaxia tiene uno en su centro, o sea un núcleo cuya actividad está dominada por el agujero negro supermasivo de su centro. Como la luz tarda en llegarnos, vemos a las galaxias lejanas como eran en un principio. Luego, los cuasares nos sirven para estudiar cómo eran estas estructuras estelares cuando comenzaban a formarse aunque en la actualidad sean galaxias maduras.

El cuasar PSO J352.4034-15.3373 (PSO 352-15) está a 13 mil millones de años luz (AL) de Nosotros; o sea que lo vemos como era hace ese tiempo atrás. Como el Universo tiene casi 14 mil millones de años de edad, ese objeto es uno de los primeros en formarse.

The light in this image emanates from a supermassive black hole at the center of a galaxy 13 billion light-years away.(Credit: Momjian, et al.; B. Saxton (NRAO/AUI/NSF))

Imagen en ondas de radio de PSO 352-15 (objeto central) de los chorros de materia a sus lados. Crédito:  Momjian, et al.; B. Saxton (NRAO/AUI/NSF).

Se observa un cuasar o núcleo galáctico activo y su imagen está acompañada por la de los chorros de materia y energía que emite, todo en un espacio de unos 5000 años luz de largo.

Por su edad, se encuentra en lo que se conoce como la época de re-ionización.
Al principio, toda la materia estaba ionizada, es decir, dividida en las partículas componentes de los átomos. Con el colapso que abriría el camino a la formación de estrellas y objetos masivos, esas partículas se combinaron en los átomos de Hidrógeno y Helio. Con el nacimiento de las primeras estrellas, agujeros negros y sistemas estelares protogalácticos, la energía radiada por esos cuerpos se encargó de volver a partir los átomos, o sea re-ionización (pdp, 05/feb./2015, Big-bang, la época obscura y la re-ionización, https://paolera.wordpress.com/2015/02/05/big-bang-la-epoca-obscura-y-la-re-ionizacion/).
O sea que cuasares como éste, son los responsables de absorber y limpiar sus vecindades de materia y de ser unos de los actores principales de la época de la re-ionización.

PSO 352-15 no es el cuasar (o galaxia) más lejano observado, título que le corresponde a GN-z11 a 13400 millones de AL de Casa, pero sí es el más brillante de aquellos objetos.
De esta manera, es uno de los mejores candidatos a ser estudiado y saber más de aquellas épocas.

Referencia:

Fuentes:

pdp.

Las familias de asteroides.

En el Sistema Solar hay una gran cantidad de asteroides cuyo origen se está aclarando.
Durante mucho tiempo se pensó que los asteroides se formaron con el material remanente y sobrante del que nacieron los planetas.
En la nube protoestelar, la baja temperatura permitió el colapso y formación del Sol. Mientras, el material circunestelar coagulaba formando embriones planetarios, protoplanetas y finalmente planetas. Se pensaba que los asteroides se habrían formado por el material sobrante, haciendo que esos objetos sean pequeños y que no avancen en su crecimiento.

Pero sucede que la principal diferencia entre planetas y asteroides, es su forma.
Los planetas son esféricos. Al autogravitar en su colapso, las partículas buscan estar todas los más cerca posible del centro (menor energía potencial) y eso termina con el aspecto esférico que se le conoce a los planetas.
Los asteroides no son todos esféricos.
Algunos son esféricos, por lo que serían protoplanetas interrumpidos en su desarrollo, como el caso de Ceres (pdp, 06/ene./2016, Ceres sería un protoplaneta, https://paolera.wordpress.com/2016/01/06/ceres-seria-un-protoplaneta/). Otros, son casi esféricos, debido a que su baja masa no permitió una completa forma esférica por tener muy baja gravedad, como el caso de Ryugu. Y la mayoría son de forma irregular, dando la idea de haber sido originados por colisiones.

main article image

Ilustración de colisión entre asteroides, crédito: Don Davis/University of Florida)

El 85% de los asteroides pertenecen a diferentes familias, han tenido un origen similar.
El 15% restante, si bien no comparten composiciones similares, comparten características orbitales que los relaciona en un origen común. La mayoría de los asteroides parece provenir de al menos 5 objetos que pudieron tener la décima masa de la Tierra. Protoplanetas que en los albores de Sistema, peleaban por tener una órbita limpia y estable. Fue entonces que las colisiones dieron origen a los asteroides, los cuales volvían a colisionar para generar más objetos.
De esta manera se distinguen las familias asteroidales de Flora, Vesta, Nisa, Polana y Eulalia. El 15% restante de los asteroides, podría provenir de una familia aún no identificada, o fantasma.

Luego, en el Sistema no se habrían dado objetos pequeños, sino de mayor tamaño, los que al chocar entre ellos generaron los escombros hoy conocidos como asteroides.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Rayos cósmicos desde Eta Car.

El sistema estelar doble Eta Carinae (Eta Car.), nos estaría enviando rayos cósmicos.
A unos 7500 años luz de Casa, está esta binaria masiva rodeada de su característica nube de materia en forma de reloj de arena, la nebulosa Homúnculo (pdp, 14/ene./2015, Eta Carinae…, https://paolera.wordpress.com/2015/01/14/eta-carinae-y-la-nebulosa-homunculo/).

Publicado el 7 ene. 2015.

La componente principal es un variable luminosa azul con una masa de casi 100 veces la del Sol, por lo que se espera que termine como una hipernova, de las cuales aún no se halló ninguna, salvo la posible AT2018cow (pdp, 02/jul./2018, AT2018cow, ¿es una posible hipernova?https://paolera.wordpress.com/2018/07/02/at2018cow-es-una-posible-hipernova/).

Hoy por hoy, Eta Car. es una estrella de tipo supernova impostora, familiarmente llamadas estrellas zombies. Estas estrellas explotan colosalmente como una supernova, pero a diferencia de éstas, no dejan un núcleo comprimido y desnudo. Por el contrario, la estrella sigue activa pese a haber simulado su propia muerte (pdp, 22/mar./2017, ¿Puede una estrella fingir su propia muerte?, https://paolera.wordpress.com/2017/03/22/puede-una-estrella-fingir-su-muerte-si-puede/). Eso si, en algún momento dará su explosión final y fatal de hipernova, por lo que afortunadamente estamos lo suficientemente lejos para que no nos fría, pero sí para observar el espectáculo incluso de día. Recordemos de una supernova brilla más que toda la galaxia y las hipernovas las superan de 10 a 100 veces.

Los rayos cósmicos, son partículas atómicas que nos llegan del espacio a gran velocidad y por lo tanto con gran energía. Cuando impactan en la atmósfera producen los conocidos chubascos aereos, o sea, una cascada de partículas atómicas.
Como partículas con carga eléctrica que son, sienten la acción de los campos magnéticos que atraviesan hasta llegar a nosotros. Así es como se desvían en su trayectoria, lo que dificulta rastrear su origen. No obstante, es muy probable que se originen en estrellas vigorosas, muy activas e incluso en estallidos estelares (pdp, 01/dic./2016, Los rayos cósmicos, origen y trayectorias, https://paolera.wordpress.com/2016/12/01/los-rayos-cosmicos-origen-y-trayectorias/).
Siguiendo el origen más probable de algunos rayos cósmicos, se halló que podrían provenir se estrellas de tipo Wolf-Rayet, precursoras de variables luminosas azules.

La observación de Eta Car., muestra evidencias de radiación en rayos X y rayos Gamma. Esa radiación se estaría originando en partículas atómicas expulsadas por las binarias. Las partículas interactúan con el material que las rodea y con el campo magnético del sistema irradiando la energía detectada en rayos X y Gamma. La alta velocidad con que salen, les permite escapar e incluso llegar a nosotros. Así, estaríamos recibiendo rayos cósmicos de Eta Car.

Publicado el 3 jul. 2018.

Referencia:

Fuente:

pdp.

 

Sobreviviendo en una cueva.

Muchas veces una persona se encuentra en una situación se riesgo y hay factores que suelen ayudar.
Un cocinero estuvo 3 días bajo el agua, respirando el aire encerrado en un compartimiento de la embarcación donde se encontraba. A 30 mts. de profundidad, la presión favoreció a la duración del oxígeno (pdp, 05/dic./2013, Cómo sobrevivió el cocinero del barco 3 días bajo el agua, https://paolera.wordpress.com/2013/12/05/como-sobrevivio-el-cocinero-del-barco-3-dias-bajo-el-agua/)

Recientemente, en Tailandia, unos niños jugadores de fútbol y su entrenador, quedaron atrapados en una cueva. En una salida de excursión, fueron a una cueva a refugiarse de la lluvia. En poco tiempo, la cueva se inundó y quedaron atrapados. Luego de varios días, más de una semana, fueron todos hallados en buenas condiciones. Pero la situación actual del lugar hace que el rescate pueda llevar meses. Por supuesto que ya disponen de abrigo, alimento y agua potable.

Imagen de los niños al momento de ser hallados crédito de  Royal Thai Army/EPA-EFE/Rex/Shutterstock

Pero la pregunta es: ¿cuánto tiempo puede una persona saludable estar en una cueva?
Si bien todo depende de las condiciones imperantes en la cueva, la temperatura puede ser un problema, por lo que debería tener algo con qué abrigarse.
Las cuevas suelen tener bastante oxígeno. El problema es que puede haber guano (caca) de murciélago en el suelo. Eso genera amoníaco, lo que contamina el aire y puede darse esporas de hongos en él. Todo nada bueno para la respiración
En cuanto al alimento, eso puede escasear. Pueden haber peces, o pequeños animales difíciles de cazar. Tal vez algunos insectos puedan servir de comida. De todas formas, una persona saludable puede estar semanas o meses sin alimento.
El agua en las cuevas suele ser barrosa y no potable. En tales casos se puede consumir la que puede caer del techo o brotar de las paredes.

De todas formas, este grupo de chicos y su entrenador, están a salvo y a la espera de salir para contar la experiencia.

Referencia:

pdp.