Oumuamua sería esponjoso, tendría una estructura fractal.

Nuevos trabajos aportan más ideas de cómo este objeto aceleró su movimiento mientras se alejaba de Nosotros.
Los más aceptado es que resultó “empujado” por el viento Solar. (pdp, 30/oct./2018, ¿Oumuamua se coporta como (o es) una vela solar?, https://paolera.wordpress.com/2018/10/30/oumuamua-se-comporta-como-o-es-una-vela-solar/)
En su perihelio, la atracción Solar fue mayor que la acción del viento Solar, por eso no fue “soplado hacia afuera” y pudo orbitar el Sol en su trayectoria.
Con la distancia, la atracción disminuyó y permitió que el objeto sienta el empuje de la radiación Solar. Para esto, es importante su forma. Pero sucede que no es plano como una vela cuya superficie colecta el viento Solar. Luego, la otra explicación es que tiene muy baja densidad.
Teniendo en cuenta sus dimensiones y su masa, tendría una densidad bajísima, incluso menor que la del aire.
Para que esto sea posible, este objeto debería se poroso como una esponja; incluso con una estructura fractal como sucede con los cristales de hielo.
Recordemos que, matemáticamente, podemos decir que una estructura fractal es aquella que se contiene a sí misma. O sea que si ampliamos una parte de ella, nos encontramos con la misma estructura.

monocromo abstracto agua invierno fotografía rama hielo escarcha Fractal borroso plata Rocío Congelación hoja flor soltar joyería en blanco y negro Fotografía monocroma Accesorio de moda de cerca Fotografía macro

Imagen fractal publicada como fondo de pantalla en Wallhere

Así las cosas, Oumuamua se habría formado en las afueras del disco protoplanetario de una estrella joven, de menos de 100 millones de años y posiblemente cercana. Luego, por razones gravitatorias fue expulsado del sistema.

Referencia:

Fuente:

  • arXiv:1902.04100v1 [astro-ph.EP] 11 Feb 2019, COULD 1I/’OUMUAMUA BE AN ICY FRACTAL AGGREGATE EJECTED FROM A PROTOPLANETARY
    DISK? A FLUFFY RADIATION-PRESSURE-DRIVEN SCENARIO, 
    Amaya Moro-Martín.
    https://arxiv.org/pdf/1902.04100.pdf

pdp.

Anuncios

Estelas estelares en las Híades.

Los cúmulos estelares son agrupaciones de estrellas.
Los hay globulares, con su forma esférica con cientos de miles de estrellas y abiertos, con forma irregular y con cientos a miles de estrellas.
A estos últimos se los suele llamar galácticos porque suelen estar cerca del plano de la Galaxia. Con muchas menos estrellas que los globulares, los cúmulos abiertos tienen estrellas jóvenes y en ellos aún hay gas y polvo. De esta manera, estos cúmulos son lugares de formación estelar. Nuestro Sol nació en un cúmulo de este tipo y luego Él, y sus hermanas, lo abandonaron.

Los modelos predicen que luego de nacer, las estrellas dejan el cúmulo a medida que éste viaja por la Galaxia. De esta manera, y según los modelos, los cúmulos abiertos tienden a disgregarse con el tiempo.

Los cúmulos abiertos más conocidos son el de la Pléyades (https://es.wikipedia.org/wiki/Pl%C3%A9yades_(astronom%C3%ADa))) y el de las Híades (https://es.wikipedia.org/wiki/H%C3%ADades_(astronom%C3%ADa)), ambos visibles a simple vista, siendo este último es el más cercano a nosotros.

En observaciones realizadas a este cúmulo, se detectó dos colas o estelas de unas 500 estrellas en total saliendo del cúmulo y extendiéndose unos 600 años luz de éste. Se trata de estelas de origen gravitatorio. El cúmulo va perdiendo estrellas a medida que se mueve por la Galaxia debido a la acción gravitacional de Ésta que se las va arrancando.

Paper Development

Posición de las estrellas de las Híades. Se destaca el cúmulo y las estelas de estrellas. – Crédito: S. Röser, ESA/Gaia/DPAC.

Ya se había observado estelas de estrellas partiendo de cúmulos globulares, pero nunca de cúmulos abiertos.
Esta es una evidencia observacional de que al menos el cúmulo de la Híades tiende a desarmarse como predicen los modelos evolutivos de este tipo de grupos estelares.

Referencia:

pdp.

Tremendo flare observado en la Nebulosa de Orión.

En el Sol se dan fulguraciones producto de procesos relacionados con el campo magnético.
En realidad debemos hablar de fulguraciones estelares, ya que se observan en otras estrellas. En tales casos, esas fulguraciones son mucho más brillantes que las Solares, por eso pueden ser detectadas a las distancias que nos separan de ellas, y se dan en estrellas muy activas y vigorosas.
Las Solares, en cambio, son muchísimo más modestas, dignas de una estrella “tranquila” como la Nuestra. En general, las fulguraciones son bruscas y breves emisiones de energía que sin llegar a ser como los eventos explosivos de las Novas, son muy llamativas.

En la Nebulosa de Orión, la cuna de estrellas más cercana a Nosotros, a unos 1500 años luz, se detectó una colosal fulguración.

giant flare

Imagen de la fulguración detectada en ondas submilimétricas en la Nebulosa de Orión. Crédito: East Asian Observatory.

Se dio en una joven y vigorosa estrella de tipo T Tauri.
Este tipo de estrellas, son masivas jóvenes que se presentan muy activas con variaciones de brillo aún rodeadas de materia. En este caso, la estrella que presentó este evento no tiene más de 10 millones de años de edad, época muy activa de una estrella en la que entra a crecer con vigor hasta detonar el Hidrógeno.
Catalogada como JW 566, esta estrella mostró una fulguración o flare 10 mil millones de veces más intensa que las que se producen en el Sol. Esto sucde cuando las líneas de campo magnético que las rodea se “entrelazan y unen” en un proceso conocido como reconexión, donde se libera energía cuya intensidad depende del campo magnético.
De esta manera, se trata del flare estelar más intenso detectado hasta Hoy (principios del año 2019).

Referencia:

Fuente:

  • arXiv.org > astro-ph > arXiv:1812.00016, The JCMT Transient Survey: An Extraordinary Submillimetre Flare in the T Tauri Binary System JW 566, Steve Mairs et al. (Submitted on 30 Nov 2018).
    https://arxiv.org/abs/1812.00016

pdp.

¿De qué se trata FSR 1758?

Las galaxias elípticas tienen en su centro una gran estructura esférica o esferoidal, llamada bulbo.
En él, hay una gran cantidad de estrellas y cúmulos globulares (CGs). Estos cúmulos, que también los hay en el halo de las galaxias, son una agrupación esférica de cientos de miles de estrellas relacionadas por gravedad. Se piensa que en el centro de ellos hay un agujero negro de masa intermedia como objeto dominante.

Observando en la dirección del bulbo de la Vía Láctea, se han descubierto muchos cúmulos de este tipo. Entre ellos está el catalogado como FSR 1758.

FSR 1758 zoom

En el centro de la imagen se observa una sobredensidad de luz atribuída a FSR 1758 – Crédito Barbá et al 2019.

Pero esa zona está repleta de estrellas y es posible que lo que parece ser un CG sea en realidad la región central y más densa de una agrupación estelar mucho mayor.
Podría tratarse de una galaxia globular enana.

Nuestra Galaxia tiene enanas a manera de satélites. Si una de ellas es globular y está en un lugar del cielo tal que en perspectiva se superpone con las estrellas del bulbo, sólo veríamos su núcleo y nos perderíamos del resto de la estructura, ya que,como toda estructura esferoidal, es más densa en su región central que en sus partes externas.
Hay motivos para pensar que este es el caso de FSR 1758. Para confirmar su naturaleza, es necesario estudiar la química se sus estrellas y fundamentalmente sus distancias, ya que las galaxias enanas satélites están más lejos que los CG del bulbo.
Como en esa zona de la galaxia hay muchas estrellas, el “campo de observación” se encuentra contaminado por estrellas del bulbo, lo que dificulta el estudio de las estrellas de FSR 1758.
Las observaciones continúan…

Referencia:

Fuente:

pdp.

Se confirma el origen de los Pulsares de milisegundos

La observación sin teoría es ciega (no sabemos qué buscar); y la teoría sin observación es manca (no sabemos qué explicar).

Cuando una estrella masiva colapsa y estalla, deja un núcleo compacto en forma de estrella de neutrones. En ese colapso, la conservación del momento angular hace que la estrella de neutrones gire muy rápido, como el patinador que junta los brazos al cuerpo para rotar más rápido.
Esto colabora con la generación de un intenso campo magnético. Si éste no está alineado con el eje de rotación, los polos magnéticos muestran un “cabeceo”. Ese campo puede modular las partículas cargadas que hay en el material que aún rodea a la estrella colapsada y se produce emisión de energía en radio-ondas concentrada en una dirección; como un faro. A eso se lo conoce como Púlsar debido a que se los descubrió a través de los pulsos detectados en ondas de radio.
Las pulsaciones de energía van de acuerdo con la frecuencia de giro, la que es de varias vueltas por segundo.
Imaginemos por un momento un objeto del tamaño de un pequeño planeta, con la masa tan comprimida que electrones y protones generan neutrones, girando varias veces por segundo.
Como esa radiación emitida proviene de partículas afectadas por un campo magnético alimentado por la rotación del objeto, es lógico que éste vaya frenando su rotación.
Así, en sus orígenes, los Pulsares graban más rápido que mucho tiempo después.

File:Pulsar schematic.svg

Ilustración de Púsar. El eje de rotación se muestra en verde, en blanco las línes de campo magnético y en azul las emisiones focalizadas en color celeste – Wikipedia, Mysid, J. smits.

Pero sucede que hay Pulsares que giran cientos de veces por segundo, a veces cerca de miles de veces por segundo; son los Pulsares de milisegundos.
Luego había que explicar la causa de semejante rotación cuando la tendencia es que vayan disminuyéndola.
Pues bien. Para eso debe aumentar el impulso angular. Como ese impulso depende de la masa del objeto, si éste aumenta de masa, bien aumentará su giro.
Ahí es donde aparece la necesidad de una compañera donante de materia. En ese proceso, la materia donada cae en forma de remolino, aumentando su giro a medida que se acerca a la estrella de neutrones. De esta manera autofricciona, recalienta y emite energía de alta frecuencia; esto es, emite rayos X.
A estos objetos también se los ha observado, son los objetos binarios activos en rayos X.

Para justificar el modelo de que los Pulsares de milisegundos son alimentados por la materia donada por una estrella compañera, era muy necesario detectar la presencia de un Pulsar en ondas de radio con periódicas emisiones en rayos X que denuncien la donación de materia.

Pues bien; eso sucedió.

En el año 2008 se detectó un objeto con pulsaciones en radio y esporádicas emisiones en rayos X en el cúmulo globular M28.
En el año 2013, se lo clasificó como un sistema binario en rayos X con la designación IGR J18245-2452 y como Púlsar en ondas de radio PSR J1824-2452.

2

Observaciones en rayos X de la misma región del cielo. Arriba corresponde a febrero del 2013. Abajo corresponde a marzo/abril del mismo año, donde aparece IGR J18245–2452 – Crédito: ESA/INTEGRAL/IBIS/Jörn Wilms.

Así, quedó confirmado el modelo de formación de Pulsares de milisegundos.

Referencia:

Fuente:

  • Swings between rotation and accretion power in a millisecond binary pulsar, A. Papitto et al.
    (Submitted on 16 May 2013 (v1), last revised 6 Feb 2014 (this version, v2)).
    https://arxiv.org/abs/1305.3884

pdp.

2019 AQ3, otro miembro de la familia de Atira.

Los asteroides en su mayoría se encuentran entre Marte y Júpiter.
Se dividen en familias y en cada familia los asteroides comparten características orbitales entre otras cosas.
Entre tantas familias, están los cercanos a la Tierra (NEO – Near Earth Objects), que son los que nos visitan pasando a distancias inferiores a un cierto valor.
Dentro de ellos, están los potencialmente peligrosos, que son los que además de pasar cerca, superan un cierto tamaño. Algunos son penetrantes, es decir que cruzan la órbita Terrestre, dando lugar a llamativas órbitas relativas a Nosotros en forma de herradura (pdp, 29/ago./2013, Las órbitas nefroidales…,https://paolera.wordpress.com/2013/08/29/las-orbitas-nefroides-relativas-a-la-tierra/).

Existe una familia conocida como la familia de Atira, por el asteroide 163693 Atira, el primero en en su tipo en ser descubierto.
Hoy se conocen unos 20 miembros de esa familia y todos tienen órbitas comprendidas entre el Sol y la Tierra. Aún se estudia si se formaron en esa región del Sistema o si fueron convergiendo con el tiempo por razones gravitatorias.
Uno de ellos es el recientemente hallado 2019 AQ3.

The orbit of 2019 AQ3 is tipped heavily with respect to Earth’s, takes it closer to the Sun than Mercury, and just a bit farther out than Venus. Credit: NASA/JPL-Caltech

Ilustración  crédito: NASA/JPL-Caltech

Tiene una órbita muy inclinada (respecto de la Nuestra), de unos47°, y muy elíptica, la que lo lleva más cerca del Sol que Mercurio pasando cerca de Venus.
Así se lo puede clasificar como un asteroide cercano a Venus.
Los asteroides de esta familia son difíciles de observar por estar cera del Sol, a menos que se los observe cuando se alejen mucho de Él por su gran inclinación orbital.

Se piensa que puede existir un familia de asteroides con órbitas interiores a la de Mercurio, los Vulcanoides, (en honor al supuesto planeta Vulcano entre Mercurio y el Sol).

Referencia:

Fuente:

pdp.

La gran radio-galaxia J1420-0545.

Las galaxias son una estructura enorme de estrellas y material interestelar, tanto de materia ordinaria como obscura (https://es.wikipedia.org/wiki/Galaxia).
La pregunta es: ¿hasta dónde llega o donde termina una galaxia?
No olvidemos que la visión óptica que tenemos de una galaxia (u otros objetos astronómicos) no necesariamente es la mejor. En luz que no sea la visible, la estructura observada puede ser mayor.

Una galaxia tiene un agujero negro supermasivo alimentado por material que cae en él y que emite chorros bipolares de materia a alta temperatura y velocidad (o sea un cuásar (o blasar si los chorros apuntan hacia nosotros)). Con la distancia, esos chorros se van frenando y forman en sus extremos unos lóbulos de materia, los que dan lugar a capullos de gas que tienden a rodear a toda la estructura.
Todo eso marca los dominios de la galaxia.
Luego, y recordando que la galaxia no o es sólo estrellas, ésta llega hasta esos rincones hasta donde llega esa estructura de materia.

Esa estructura de materia puede emitir en radio ondas. Eso se da cuando en hay electrones libres que sienten la acción de un gran campo electro-magnético. Cuando eso pasa y esa estructura es detectada en radio-ondas, se tiene lo que se conoce como radio-galaxia.
El tamaño de esa fuente de radio-ondas, es el de la radio-galaxia; en fin, el de la estructura galáctica en general.

La galaxia elíptica IC 1101 con un tamaño de unos 6 millones de AL, era la mayor conocida (21/sep./2016, El tamaño de IC 1101, https://paolera.wordpress.com/2016/09/21/el-tamano-de-ic-1101-la-mayor-galaxia-conocida-hasta-hoy-sep-2016/)

File:IC 1101 in Abell 2029 (hst 06228 03 wfpc2 f702w pc).jpg

IC 1101 en Abel 2019 – NASA/ESA/Hubble Space Telescope / Wikipedia.

La galaxia J1420-0545, es una elíptica supergigante a unos 800 millones de años luz (AL) de Nosotros.
Su forma y tamaño se deben a que, como toda galaxia (incluso la nuestra), creció asimilando a otras estructuras menores, incluso espirales. Tiene pobre formación estelar, por lo que predominan las estrellas rojizas y evolucionadas por encima de las brillantes azules.
Esta galaxia es una radio-galaxia de nada más y nada menos que 15 millones de años luz de extremo a extremo de su estructura.

Veamos.
Nuestra Galaxia tiene unos 100 mil AL de ancho. A unos 2 millones de AL se encuentra nuestra vecina la galaxia de Andrómeda, que tiene un ancho de 200 mil AL.
O sea que toda la estructura galáctica que representa a J1420, cubre la distancia entre ambas, sus tamaños y muchísimo más destronando en este sentido a IC 1101.

Referencia:

Fuente:

pdp.