Archivo de la categoría: Paleontología

Placa de Gliptodonte en Mar de Ajó.

El Gliptodonte fue un mamífero que vivió en el Pleistoceno en regiones de Sudamérica. (https://es.wikipedia.org/wiki/Glyptodon).

Glyptodon-1.jpg

Imagen de Wikipedia

Caminando por las playas de Mar de Ajó encontré una plaquita de caparazón de este animal (https://es.wikipedia.org/wiki/Mar_de_Aj%C3%B3) .

placaGlipto

Foto de placa de Gliptodonte hallada en Mar de Ajó – Crédito Pablo Della Paolera – permitida su distribución sin fines de lucro.

Así me lo confirmaron en el Museo de Ciencias Naturales de Mar de Ajó (http://cienciaenred.mcti.gba.gob.ar/miembro/museo-de-mar-de-ajo-).

Lo interesante es la forma hexagonal de la placa.
Esta morfología es la misma que se observa en los panales de abeja (Las abejas y las matemáticas | pdp, https://paolera.wordpress.com/2019/07/31/las-abejas-y-las-matematicas/). Las regiones hexagonales permiten administrar de manera óptima una superficie de perímetro arbitrario. O sea que los hexágonos regulares son las formas de menor perímetro, o de menor cantidad de lados de cierto tamaño, que permiten dividir o cubrir un área de la mejor manera, es decir, minimizando las pérdidas de superficie.
A esto de lo conoce como teorema (antes era conjetura) del panal de abejas (https://es.wikipedia.org/wiki/Conjetura_del_panal_de_abeja). Si tomamos un conjunto de vasos todos del mismo tamaño y los agrupamos sobre una superficie apretándolos para la cubran de la mejor manera posible, veremos que se disponen en grupos hexagonales.

Luego hallé lo que sería la parte central de otra plaqueta del mismo animal.

central2

Foto de la parte central de una placa de Gliptodonte hallada en Mar de Ajó – Crédito Pablo Della Paolera – Se permite su libre distribución sin fines de lucro.

Esto también me fue confirmado en el museo de Mar de Ajó. Como podemos observar en la primer foto, las plaquetas que conforman la gran coraza del Gliptodonte están formadas por siete partes; una central y seis que la rodean dando la forma hexagonal de la placa resultante.
Esta segunda pieza, aunque bastante desgastada, sería una de esas partes componentes de una placa, posiblemente la correspondiente a la parte central.

Referencia:

  • Diego Héctor Gambetta – Director Museo Mar de Ajó.

pdp.

Con fósiles de Eobodotria Muisca se pudo establecer cuándo evolucionaron los camarones coma.

Se descubrió los fósiles más antiguos de camarones en forma de “coma”.
Se trata de fósiles de Eobodotria Muisca, un ancestro de la familia Bodotriidae de los actuales camarones coma, llamados de es manera por su morfología similar al signo de puntuación coma.
Tienen 90 millones de años de antigüedad y se trata de los primeros fósiles que pueden ser vinculados con una familia de los actuales. Así, se puede asegurar por primera vez que estos camarones evolucionaron sobre a Tierra hace unos 100 millones de años.

image_04_small_comma_shrimp_photo_by_javier_luque-cc

Fósil de Eobodotria muisca (Foto crédito: Javier Luque)

Hay registros anteriores de camarones en forma de coma de 160 millones de año atrás, pero pese a tener la morfología similar a los actuales, no se los puede vincular con algunas de las especies de hoy en día.

Se hallaron unos 500 fósiles en perfecto estado, de entre 6 y 8 mm de largo. Se aprecian detalles de sus piezas bucales, intestinos, pequeños pelos y ojos compuestos.
Lo curioso es que se trata de machos adultos. Se los distingue de las hembras por tener grandes antenas y apéndices de cola flexible.
Se conjetura con que esta agrupación de machos estaba en busca de hembras y por algún motivo murieron súbitamente. Luego, sus cuerpos fueron al fondo donde quedaron atrapados en material blando para luego fosilizarse.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Comportamiento colectivo en Trilobites.

Para entender el comportamiento de formas de vida extintas, muchas veces hay que observar las actuales.
Moverse en fila tiene sus ventajas frente a hacerlo en alineación transversal con un individuo al lado del otro. La formación transversal es buena sólo en el caso de estar rastrillando la zona en busca de algo. Pero esta formación ofrece más resistencia al avance frente a la vegetación. La formación en fila es más “penetrante” ya que sólo un individuo enfrenta los obstáculos y el resto lo sigue. Además, es más seguro ante depredadores, ya que unos vigilan la espalda de otros; sólo el último está expuesto y eso es mejor que lo estén todos por desplazarse lado a lado ofreciendo sus espaldas.
No sólo los indígenas tenían este comportamiento, de ahí el nombre de fila india. Las hormigas también muestran este comportamiento no sólo por estos motivos, además, siguen el rastro de feromonas dejado por las que marcaron el camino.

En Marruecos se hallaron fósiles de Trilobites en fila.

collective-behavior-2

Imagen crédito de Vannier et al 2019, https://doi.org/10.1038/s41598-019-51012-3

Es muy poco probable que hayan quedado así alineados “post mortem”, ya que es muy difícil que las condiciones locales los haya juntado y alineado con sus partes delanteras en la misma dirección que la alineación y todos en el mismo sentido.
Los Trilobites tenían una prolongación hacia adelante desde “su frente” y dos hacia atrás, cada una a cada lado. Esas prolongaciones les habría permitido sentirse entre ellos para seguir al de adelante y sentir al de atrás. También es posible que siguieran algún rastro químico como el de feromonas.
Como sea, estos animales se movían en línea mostrando un comportamiento colectivo.
Esto no implica que este comportamiento haya comenzado hace casi 500 millones de años con los Trilobites. El hecho de observarlo en ellos sugiere que pudo haber comenzado antes.

Es muy probable, que los ejemplares cuyos fósiles se hallaron en fila, se desplazaban colectivamente durante una tormenta. El poder de una ola removió sedimentos ricos en sulfuro de hidrógeno y los sepultó matándolos casi en el acto.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Encuentran huevos de Pterosaurio en buen estado.

El Pterosaurio, no era un dinosaurio sino más bien un reptil con alas, del tamaño de una jirafa. Imaginemos lo imponente que era un animal de ese tamaño volando majestuosamente (pdp, 15/nov./2010, Cómo remontaba el Pterosaurio, https://paolera.wordpress.com/2010/11/15/como-volaba-el-pterosaurio/).

Ilustración crédito de Zhao Chuang

Desapareció con el choque del meteorito que extinguió a los Dinosaurios hace unos 65 millones de años atrás.
En Hami, China, se hallaron huevos de este animal. No es la primera vez que sucede, ya se habían encontrado no sólo en ese pasís, sino también en Argentina; lo que confirma cómo nacían estos colosos del aire. Más aún, se hallaron restos de un Pterosaurio con su huevos (pdp, 22/ene./2011, Un pterosaurio y su huevo, https://paolera.wordpress.com/2011/01/22/hallan-un-pterosaurio-y-su-huevo/).
Se encontraron unos 200 huevos, cantidad que demuestra que anidaban en colonias.

Cama de huesos donde se hallaron los fósiles y los huevos – Crédito: Alexander Kellner/Museu Nacional/UFRJ.

En ese mismo lugar había gran cantidad de huesos, lo que indicaría que los padres cuidaban su huevos y crías de depredadores. Los huevos estaban enteros, de unos 6 a 8 cm., en buen estado, lo que permitió estudiar los embriones en su interior. Éstos no muestran tener dientes, por lo que los desarrollaban a medida que crecían.
Nacían con la posibilidad de caminar, pero no de volar; habilidad que seguramente adquirían con el tiempo.
Los huevos tenían un recubrimiento tal, que debían ser enterrados en lugares húmedos para que no se resequen. Esto demuestra que los progenitores no se sentaban sobre ellos.

Referencia:

pdp.

La infernal hormiga vampiro.

Siempre digo que tal vez sea nuestro Planeta el que tenga o haya tenido las formas de vida más exóticas.
El ámbar es resina de pinos solidificada. En estado original, la resina es viscosa y podía atrapar insectos. Luego al petrificarse, los mantenía bien preservado hasta nuestros días (https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81mbar).
Así llegaron hasta nosotros insectos desde el remoto pasado, como por ejemplo, hormigas con un cuerno como la hormiga unicornio.

Otro caso de este tipo de hormiga, es la hormiga infernal vampiro, (Linguamyrmex vladi – L. Vladi).

Linguamyrmex

L. Vladi en ámbar – Crédito: P. Barden & D. A. Grimaldi

Tiene casi 100 millones de años, del período Cretáceo.
Posee un cuerno, el que según los escaneos está reforzado con metal. Es lógico si se tiene en cuenta que lo usaba para atacar, en particular a sus víctimas para alimentarse, y a veces debería atravesar duros exoesqueletos.
Su boca presenta dos mandíbulas las que al cerrarse formaban una “cuneta” o canaleta por donde podía fluir la hemolinfa o la sangre o líquidos vitales de sus víctimas.
Esto último es una conjetura, aunque bastante probable. Es cuestión de hallar un ejemplar muerto durante su alimentación para verificar esta idea. De hecho, junto al ejemplar hallado, se encontró un escarabajo, el que seguramente iba a ser su comida antes de terminar rodeada por la resina.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Pisadas de homínidos.

En nuestro Planeta hay muchas huellas de animales prehistóricos.
Los pisaderos son extensiones de terrenos donde hay pisadas petrificadas. Ejemplo de esto lo dan Mleisa 1 en los Emiratos Árabes y el pisadero de Monte Hermoso, Provincia de Bs. As., Argentina.
(pdp, 22/feb./2012, Pisaderos de Animales Prehistóricos, https://paolera.wordpress.com/2012/02/22/pisaderos-de-animales-prehistricos/).

En Trachilos, en la isla Griega de Creta, hay pisadas de 5,7 millones de años de antigüedad en lo que fue un suelo de sedimentos.

Depressions found at Trachilos, Crete, in 2002 and re-examined in 2010. Are they the footprints of a distant ancestor who walked this way more than 5 million years ago? (Credit Andrzej Boczarowski)

Superficie donde se observan las posibles pisadas de homínidos de más de 5 millones de años en Trachilos – Crédito: Andrzej Boczarowski.

Se trata de las huellas dejadas por homínidos, ancestros en nuestro linaje.

Is this depression and others like it at a site in Crete actually footprints? If so, what made them? Researchers believe they are indeed footprints — and were made 5.7 million years ago by hominins. (Credit Andrzej Boczarowski)

Posible huella de homínido en Trachilos – Crédito: Andrzej Boczarowski.

Para algunos los homínidos se originaron en África y para otros en Europa. De confirmarse estas huellas, podrían haber sido hechas tanto por unos como por otros.

Referencia:

Fuente:

pdp.

El T. Rex no tenía plumas.

Cuando se divulga Ciencia, muchas veces uno se encuentra con temas interesantes que escapan a su especialidad.
Así, no es la primera vez que me “paseo” atrevidamente por ramas Científicas fuera de la Astronomía.

Aquí voy de nuevo… esta vez al área de la Paleontología.

El hecho de saber que las aves descienden de los dinosaurios, llevó a pensar que no sería raro que hubieran existido dinos emplumados. Esto se confirmó con el descubrimiento de evidencias de que existieron dinosaurios con plumas. Más aún, se descubrió que ciertas especies de grandes dinosaurios, del tipo tiranosáuridos, poseían plumas; por ejemplo el Yutyrannus (NATURE LETTER, A gigantic feathered dinosaur from the Lower Cretaceous of China, Xing Xu et al., https://www.nature.com/nature/journal/v484/n7392/full/nature10906.html).

Artist's rendering of a pack of Yutyrannus surrounded by smaller but equally fluffy dinosaurs. (Credit Brian Choo)

Ilustración del Yutyrannis (y otros dinos menores) con plumas. – Crédito: Brian Choo

Esto llevó a pensar que incluso el colosal Tiranosaurio Rex (T. Rex) tenía plumas en lugar de la piel escamosa típica de los reptiles.

Billed as a "modern scientific reconstruction of Tyrannosaurus rex, this guy already needs an update thanks to today's study which strips the fanciful feathers off the famous dinosaur. (Credit RJPalmer/Wikimedia Commons)

Ilustración del posible aspecto de T. Rex con plumas. – Crédito: RJPalmerArt/Wikimedia Commons

Pero hay una diferencia entre el tiranosáurido Yutyrannus y T. Rex; es una diferencia de unos millones de años. Otros tiranosáuridos como el Albertosaurio (Prehistoria wiki, Albertosaurus, http://es.prehistorico.wikia.com/wiki/Albertosaurus), tenían escamas en su piel.
Estudios recientes confirman que en el proceso evolutivo de estos gigantes, se dieron dos caminos independientes. En uno de ellos, se perdieron las grandes plumas que cubrían los cuerpos de los tiranosáuridos como el T. Rex.

tyranno-skinn-image-1024x10241

Fósil real de piel de tiranosaurio, no se aprecian evidencias de que haya tenido plumas. – Crédito: Amanda Kelley

Luego, el T. Rex. No tenía plumas.

Referencia:

Fuente:

pdp.