Archivo de la categoría: Ecología

La Teoría del Caos y el Ciclo de Energía de Lorenz

La observación de otros planetas nos ayuda a comprender mejor al nuestro.
Los estudios atmosféricos relacionados con el clima dieron lugar a modelos que no sólo se aplican en nuestro Planeta.
Edward Lorenz, presentó la Teoría del Caos.
Cuando un sistema es perturbado, puede converger a un estado estacionario o divergir a un estado caótico, según las condiciones a las que está sometido. Por ejemplo: Si arrojamos un guijarro por la ladera de una montaña, éste le pegará a otros y según las condiciones, todo terminará en un estado estacionario o en un alud de piedras. En este último caso, el movimiento de amplifica por la energía potencial almacenada de los guijarros golpeados. Esa energía es la que se debe a estar a cierta altura bajo la acción de la gravedad. Cuando los guijarros son movidos de su reposo, usan esa energía para moverse.
El efecto mariposa es algo similar. El aleteo de una mariposa genera una sutil perturbación que, según las condiciones imperantes, puede amortiguarse y desaparecer a cierta distancia, o amplificarse y generar fuertes vientos. Las perturbaciones son moléculas de aire en movimiento, las que como los guijarros en la ladera de una montaña, pueden entrar en una situación caótica, algo muy difícil de darse pero no imposible. Sobre este efecto mucha gente conjeturó tantas cosas que se termino por desmerecer la seriedad del modelo.

En 1955, Lorenz presenta su ciclo de energía.
La atmósfera puede ser tratada como una “máquina” que transforma parte de la energía recibida del Sol en energía cinética (de movimiento) para generar vientos y procesos dinámicos en la atmósfera. El resto de esa energía se disipa en otros procesos.
Este modelo fue verificado en las atmósferas de Saturno y Júpiter, donde se observó un balance entre la energía Solar recibida y la evolución de las tormentas que se desarrollaban.

En el caso de la Tierra, se observa que últimamente (hace unos 30 años) las tormentas tienden a ser cada vez más severas.

Ilustración crédito: NASA/University of Houston.

Por algún motivo, esa máquina se está volviendo más eficiente en la producción de energía cinética. Esos motivos seguramente están relacionados con el calentamiento global y con la acción del Hombre. El problema es que cuesta separar las causas naturales de las provocadas por contaminación.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

La alimentación de animales de ciudad.

Dicen que a donde vayas hagas lo que vieras.
De esta manera, nos vamos adaptando el entorno voluntariamente, y a veces involuntariamente.
Eso parece que se aplica a los animales que viven el libertad en las ciudades. Hay evidencias de que las aves de las grandes urbes están cambiando su canto. Por ejemplo: los gorriones están alterando la frecuencia de su modo de comunicarse (biologia.com, 02/abr./2012, Los gorriones cambian de registro…, http://www.bioblogia.com/2012/04/los-gorriones-cambian-de-registro-para-ser-escuchados-en-ciudades-ruidosas/).

Sucede los mismo con las costumbres alimenticias de los animales citadinos.
Las palomas siempre tuvieron una alimentación natural a base se semillas. Hoy en día se las puede ver en las ciudades picoteando la basura. Así, están alimentándose de cáscaras de manzana, verduras, pan, fruta seca y hasta de carne.
Aves de rapiña soltadas en ciudades para combatir a las palomas, prefieren comer basura de las calles; las palomas, agradecidas.

También las ratas han cambiado su dieta natural.
Se están acostumbrando a comer restos de comida rápida, como por ejemplo: pizza, con sus condimentos y todo lo necesario para su preparación.

Video: New York City rat taking pizza home on the subway (Pizza Rat)

Publicado el 21 sept. 2015

Referencia:

Fuente:

pdp.

Invasión de especies marinas asiáticas.

El plástico hace muchas cosas posibles.
De hecho, se piensa que de la misma manera que pasamos por la edad del Hierro y la del Bronce, estaríamos viviendo la del plástico.
Su durabilidad lo hace contaminante. Así es como arrojado al mar, llega a ensuciar grandes extensiones de playa; por ejemplo la paradisíaca isla Henderson (pdp, 15/mar./2017, Un paraíso ensuciado, https://paolera.wordpress.com/2017/05/15/isla-henderson-un-paraiso-ensuciado/).

Se encontró que tenemos un cierto grado de contaminación de micropartículas plásticas, las que vienen en muchos alimentos, entre ellos los de origen marino como los moluscos.

Luego del terrible Tsunami que azotó Japón en el 2011, aproximadamente un año después, en el 2012, comenzaron a aparecer en las costas del Pacífico de América del Norte, restos de objetos costeros de Japón.
Por ejemplo: restos de embarcaciones y de muelles.

Ahora se hallaron más de 200 especies de animales marinos de origen asiático en costas norteamericanas de Pacífico. ¿Cómo cruzaron el Pacífico? Bien, otra vez el plástico lo hizo posible.

These Asian amur sea stars (Asterias amurensis) were found ~5,000 miles from home on the Oregon coast. Image provided by Oregon State University

Estrellas de mar de origen asiático Asterias amurensis, halaldas en Oregon. – Imagen crédito de Oregon State University.

Es sabido que muchos linajes de plantas y animales viajaron grandes distancias en el mar sobre “balsas”de basura de origen natural o artificial. De hecho, se han formado reservas naturales con los animales y plantas llegados “balseando” en basura.
Así como el viento transporta semillas de plantas, las mareas transportan basura que sirve de transporte a pequeños animales o a sus huevos.

Japanese mussels (Mytilus galloprovincialis), barnacles (Megabalanus rosa), and sea anemones on a tsunami buoy washing ashore on Long Beach, Washington in February 2017. Image Credit: Nancy Treneman

Mejillones y anémonas asiáticas en una boya aparecida en Long Beach. Imagen crédito de Nancy Treneman.

Luego del Tsunami, las aguas se retiraron de las regiones costeras japonesas llevándose restos de objetos. Esos restos se convirtieron en los medios de transporte de animales y sus huevos hasta cruzarlos al otro lado del Pacífico.

The flow of species after the 2011 tsunami. Infographic Credit: Carla Schaffer / AAAS

Viaje de especies marinas japonesas “balseando” por las corrientes del Pacífico, crédito de Carla Schaffer / AAAS.

Referencia:

Fuente:

pdp.

¿La seguidilla de huracanes es casual?

No suelen existir las casualidades.
Si buscamos bien, es probable que encontremos las causas de eventos que parecen casuales.

En Septiembre del 2017, el Caribe siente el castigo de huracanes. Si bien no es algo nuevo, sí lo es la cantidad de huracanes que se dan simultáneamente.
Primero fue el huracán Harvey de categoría 4 (la máxima categoría es 5) castigando a Texas, EEUU. Pocos días después se dio Irma de categoría 5 a 4, junto con Katia (categoria 1 a 2) y José, éste también de categoría 4.

goes16_threehurricanes_sep72017

Imagen de los huracanes Katia (izq.) Katia (centro) y José (der.) – Crédito de CIRA/RAMMB & NOAA.

Sucede que algo similar ya se había dado en el año 2015, con los huracanes Kilo, Ignacio y Gimena, todos de tipo 4 (pdp, 31/ago./2015, Esto se pone feo…, https://paolera.wordpress.com/2015/08/31/esto-se-pone-feo-se-forman-tres-huracanes-de-tipo-4/).

De izquierda a derecha; los huracanes Kilo, Ignacio y Gimena. Imagen crédito NASA Worldview.

Hay antecedes de 4 huracanes en el 2010 y 2008.
Bien… ¿cabe alguna duda de las consecuencias del calentamineto global?

Referencia:

Fuente:

pdp.

Isla Henderson: Un paraíso ensuciado.

En el Atlántico Norte, una corriente marina rejunta la basura en regiones o “parches” donde abundan los plásticos.
En el Atlántico Sur, hay una deshabitada isla llamada Isla Henderson. Es una isla de unos 5 Kms. de largo, que una vez fue prístina y paradisíaca; entre Australia y Sud América (Wikipedia, Isla Henderson, https://es.wikipedia.org/wiki/Isla_Henderson_(Islas_Pitcairn)).

En el Pacífico Sur, hay una corriente marina que, al igual que su contraparte del Atlántico Norte, rejunta la basura, en su mayoría plástico, en este caso del Pacífico Sur.
Esta isla está cerca de esa corriente y resulta ser un “sumidero” para esa basura. Así, en sus playas hay casi 20 toneladas de basura.

f1abbx-800x533

Imagen de las playas de I. Henderson crédito de Michael Brooke/Alamy Stock Phot

Hay unos 38 millones de piezas de todo tipo con una densidad de casi 240 objetos por metro cuadrado. De todos eso objetos, el 99,8% son de plástico.
Los hay de todo tipo, incluso soldaditos de plástico de los años ‘70.

Referencia:

pdp.

La gran barrera de coral en su peor momento desde 1998.

La gran barrera de colar es la mayor estructura coralina del mundo (https://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Barrera_de_Coral).
A marzo del 2017, muchas secciones de la barrera están muertas, y el 91% se ha blanqueado. El proceso de blanqueamiento de corales se debe a la muerte de las formas de vida simbiontes que viven en ellos y colaboran con su pigmentación.

1

Coral blanqueado en el 2016 en el norte de la gran barrera – Imagen: Terry Hughes et al./Nature.

La muerte de los simbiontes se debe a la alta temperatura del agua, lo que es consecuencia del calentamiento global (otra más). Esto fue notable en 1998, mayor en 2002 y máximo en 2016.

Fuente:

pdp.

Los cocodrilos anaranjados de Gabón.

En las cuevas de Abanda, en la selva de Gabón, hay una interesante población de cocodrilos.
Ellos suelen ir cada tanto a tierra firme, y en la épocas de sequía, salen en busca de lugares que les permita esperar la temporada húmeda. Los que están en las cuevas de Abanda, suelen estar más tiempo dentro de ellas, casi permanentemente. Salen para aparearse y luego retornan a las cuevas. Obviamente encuentran abundante comida y fácil de conseguir.

Estas cuevas están habitadas por murciélagos, los que son fáciles de capturar cuando están a baja altura en las paredes, o mejor aún, cuando caen.
Lo curioso es que esos cocodrilos tienen un color inusualmente anaranjado.

crocodiles

Foto crédito de Olivier Testa (www.abanda-expedition.org)

Por un lado, se piensa que puede tratarse de un proceso de adaptación. En ese proceso, se altera la pigmentación de su piel como sucede con muchos animales que viven en cuevas.
Pero por otro lado, puede tratarse de contaminación.
El agua que hay en el piso de algunas partes de las cuevas, tiene una química muy particular debido al excremento de los murciélagos. Los cocodrilos sumergidos en ese agua, sufren un proceso en su piel, similar al que se la somete cuando se la trata para hacer carteras o zapatos.

Referencia:

Fuente:

pdp.