Archivo de la categoría: Ciencia

Cuántica y Relatividad no se contradicen.

Se sabe que las propiedades de los sistemas están basadas en las propiedades de sus componentes.
Pero a veces esto parece no cumplirse y aparecen ciertas paradojas.
Las cosas tienen masa dada por la suma de las partículas que la componen. Pero las partículas, se comportan como ondas. Si es así, ¿como entonces la suma de esas ondas dan como resultado a un objeto enorme como por ejemplo… un elefante? ¿Acaso el elefante es una onda resultante? ¿Se pueden interferir entre ellos y obtener un elefante mayor o anularse?

paradoja

Imagen publicada en CookingIdeas

Hay evidencias de que las partículas se comportan de una manera cuando las observamos y de otra cuando no lo hacemos. Como si se manifestaran para nosotros. Eso va en contra del concepto de realidad que establece que las cosas siguen siendo iguales aunque no las veamos.

El tiempo de Planck es el menor intervalo de tiempo en el que aún podemos aplicar las leyes de la Física y estudiar el Universo (https://es.wikipedia.org/wiki/Tiempo_de_Planck). La distancia que recorre la luz en se tiempo se la longitud de Planck, por debajo de la cual la geometría del espacio deja de ser clásica o como la entendemos (https://es.wikipedia.org/wiki/Longitud_de_Planck).
Luego, y como la velocidad de la luz es invariante, la longitud de Planck también lo es.
Pero una regla orientada en la dirección del movimiento debería contraerse según lo dice la Relatividad; así entonces, la longitud de Planck no sería invariante, al menos en la dirección del movimiento.
¿Qué está pasando?
Muy fácil; estamos mezclando las cosas.
La Física no es constructivista como la Matemática que se arma sobre ella misma.
La Física se desarma y rearma para explicar lo que se observa. Se crean ramas y teorías para aplicar en diferentes casos.
Así es como la Relatividad estudia las regiones donde hay grandes energías y se dan grandes velocidades. Se da la mano con la Gravitación dando origen a ideas gravitacionales relativísticas (https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_relativista_de_la_gravitaci%C3%B3n).
La cuántica, en cambio, se dedica a las partículas, al Universo microscópico donde viven.
Cuántica y Relatividad estudian escenarios deferentes, por eso es tan difícil unirlas.
Es una cuestión de escalas. Aplicamos la rama de la Física que mejor explica los eventos en la escala en que se dan.
Ninguna contradice a la otra, sólo hay que aplicar lo que corresponde (ver Una asombrosa y mala demostración, pdp, 22/abr./2015, https://paolera.wordpress.com/2015/04/22/una-asombrosa-y-mala-demostracion/).
Si fuéramos microscópicos, veríamos un Universo cuántico, la Cuántica sería algo corriente para nosotros. Si en cambio fuéramos enormes y capaces de movernos a velocidades fantásticas, la Relatividad sería algo común en nuestra existencia. Pero somos como somos, y la Física clásica explica bien los eventos que nos rodean, hasta que nos metemos en problemas de otras escalas.

El día que se puedan unir en una teoría generalizda se responderán muchas paradojas y hasta podríamos tener una teoría de la Gravitación Cuántica (https://es.wikipedia.org/wiki/Gravedad_cu%C3%A1ntica).

Nuestro ancestro más antiguo (al 2017).

Esta imagen corresponde al pequeño Saccorhytius Coronarius, visto a través de un microscopio electrónico.

xx65-269-1024x736

Crédito: Jian Han, Northwest University, China.

Hallado en China, tiene unos 540 millones de años de edad.
Era un deuteróstomo, es decir que en su etapa embrionaria, primero se formaba el ano y luego la boca, siendo ambas sus principales aberturas. Con una gran boca y protuberancias pequeñas con forma de volcancitos, se encuentra en el origen de varias ramas evolutivas. De él se originaron estrellas de mar y peces, muchos de los cuales desarrollaron espinas dorsales o columnas vertebrales como el celacanto. De este pez se desarrollaron los primeros vertebrados, de los que surgieron los mamíferos, los primates y finalmente nosotros. Somos deuteróstomos.

Sí, se trata de nuestro más viejo ancestro al día de hoy (año 2017), ya que los primeros deuteróstomos descubiertos, no llegaban a los 530 millones de años de antigüedad.

Referencia:

Fuente:

Evidencia de inteligencia de otro mundo en Marte.

Una evidencia es una prueba irrefutable de algo.
Una evidencia en la Tierra de vida extraterrestre, es una prueba de que seres de otros mundos nos visitaron de alguna manera; ya sea en persona o con sondas.

Bajo este punto de vista podemos decir que en Marte hay evidencias de seres inteligentes de otro mundo. Esa evidencia fue observada in situ por Curiosity-NASA.

Curiosity rover's tracks on Mars spell out J-P-L in Morse code--a little prank on the part of the engineers. (Credit: NASA/JPL-Caltech/MSSS)

Imagen crédito Curiosity-NASA/JPL.

En la imagen se observa claramente las huellas dejadas por un vehículo que se desplazó por el terreno marciano.

Así es… somo nosotros.

Tratemos de que no quede así:

Referencia:

 

Hamacándonos en el espacio exterior.

¿A quién no le gusta hamacarse?
Aunque sea lentamente, pensando, o simplemente viendo el horizonte.
Es más… imaginemos hamacarnos en un lugar exótico, que tal… la Luna.

Starfield

Imagen crédito de Museum of Digital Art.

 Más aún… en el espacio viendo objetos llamativos.

Claro que para hamacarnos, la gravedad es fundamental. En la Luna es muy baja, aunque podríamos hacerlo, claro que hay que estar allí. Ya en el espacio interestelar o intergaláctico, eso no sería posible; a menos que hagamos una simulación.

Si contamos con un sistema que detecte el balanceo de una hamaca y con esos datos movemos una imagen delante nuestro como si realmente estuviéramos allí hamacándonos; bien, tendríamos una buena aproximación de lo que se sentiría.
Pues eso se hizo, acá está.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Me dieron el gusto.

En mi juventud pude observar imágenes de la Luna, el Sol y de casi todos los planetas del Sistema Solar.
Mis fotos llegaban hasta los gigantes gaseosos. Pero me faltaba algo…
Quería saber cómo era Plutón, cómo era  un asteroide y cómo era un cometa; obviamente todos de cerca.

Dawn me mostró a Vesta y a Ceres con sus llamativas manchas brillantes de “sal inglesa” (sales de magnesio hidratadas). Me mostró que es un protoplaneta detenido en su evolución luego de migrar y venir desde más afuera.

New Horizons me mostró Plutón, y pronto, en el 2019, me mostrará un objeto del cinturón de Kuiper.

Rosetta me mostró el superficie de un cometa como quería verla, de cerca.

Ambition:

Rosetta me enseño que el vapor de agua del cometa C67P/C-G no es del mismo tipo que hay en otros cometas y asteroides e incluso en la Tierra. Que pese a ser de la misma familia que otros cometas, tuvieron diferentes orígenes por tener agua con más o menos Deuterio. Que es muy probable que el agua tan necesaria para la vida en Casa, probablemente vino de asteroides o de cometas con otro origen distinto a este.

Ambition-epílogo:

Me di (en realidad me dieron) el gusto de ver casi todo el Sistema Solar como quien recorre las principales ciudades del Mundo. Todo es imposible… por ahora.

pdp.

 

 

En busca de estructuras Dyson.

La esfera Dyson fue propuesta por el físico Freeman Dyson en 1960, como una megaestructura con la que una civilización extraterrestre podría aprovechar la energía de su estrella.

USS Enterprise orbitando una esfera Dyson. Imagen publicada en batallante.blogspot.com.ar

La esfera rodea completamente la estrella, de tal manera que colecta toda su energía y la conduce al, o a los, planetas interiores a ella.
Si bien la idea es bastante ingeniosa, me pregunto si en un planeta hay suficiente material (hierro, aluminio, titanio,…) como para hacer semejante estructura. En nuestro caso, esa esfera tendría un radio de 150000000 de Km., y sinceramente ignoro el espesor que debería tener, pero hace falta mucho material y años de trabajo.
Para simplificar el problema, el modelo cambió a enjambres de colectores de energía conocidos como enjambres Dyson.
Bien, se fue más lejos. Se conjeturó con que unas civilizaciones podrían rodear toda su galaxia para aprovechar la energía de todas las estrellas.
En una galaxia, hay un agujero negro supermasivo emitiendo poderosos chorros de materia a distancias que superan el diámetro de la galaxia, hay nubes de material intergaláctico cayendo, galaxias satélites precipitando, encuentros dinámicos, en fin…, muchas cosas que estropearían a semejante estructura; a menos que pretendan cubrir todo el cúmulo de galaxias. O sea, nos estamos yendo demasiado lejos.

Todo esto viene en relación a una búsqueda de este tipo de mega-astro-estructuras.

Un proyecto se basa en observar relevamientos del cielo en diferentes épocas. La idea es buscar objetos que hayan desaparecido o muestren variaciones físico-naturalmente imposibles. Observando los objetos de bajo movimiento propio, el que dejó de observarse en el tiempo que transcurrió de un relevamiento a otro, podría haber sido ocultado por una estructura de tipo Dyson, la que fue construida (o finalizada) en el intervalo de tiempo entre los relevamientos.
Me parece difícil que una civilización construya una estructura de ese tamaño. Recordemos que el trabajo es energía, y se requiere mucha para semejante construcción.
Como sea, vale la pena intentarlo, ya que esa búsqueda es barata pues los relevamientos ya están hechos y siempre hay que hacer más.

Suerte.
Ah… aparentemente ya hay un objeto candidato, pero es muy inseguro o incierto.

Referencias:

Fuente:

  • OUR SKY NOW AND THEN: SEARCHES FOR LOST STARS AND IMPOSSIBLE EFFECTS AS PROBES OF ADVANCED EXTRATERRESTRIAL CIVILIZATIONSBeatriz Villarroel et al..Published 2016 September 6© 2016. The American Astronomical Society. All rights reserved.
    The Astronomical Journal, Volume 152, Number 3.
    http://iopscience.iop.org/article/10.3847/0004-6256/152/3/76

¿Hay alguien ahí? – El caso de HD 164595.

(Actualizada el 31/ago./2016 a las 11:20 HOA – GMT -3).
En la búsqueda de señales de origen extraterrestre, se observa en la longitud de onda de 21 cm. Eso es así porque pensamos que ellos piensan como nosotros.
Veamos.
Si hay vida inteligente en otro mundo, con una ciencia y tecnología avanzadas, deben tener una astronomía desarrollada. Deben saber que en el espacio hay nubes de Hidrógeno que emiten radiación en 21 cm. y por lo tanto habrán desarrollado una radio-astronomía.
Así, si queremos mandarles un saludo, lo debemos hacer en esa frecuencia que es donde están estudiando el Universo. De hecho así lo hicimos con el radio-telescopio de Arecibo. Análogamente, esperamos que razonen como nosotros y escuchamos en 21 cm. a ver si hay algún saludo de ellos.
En algunas regiones del espacio, el material interestelar sólo deja pasar la frecuencia de 18 cm. donde emite el radical oxidrilo. En ese caso, los extraterrestres tendrá una radio-astronomía alrededor de esa frecuencia. Esa es otra candidata a ser escuchada.

Hace un tiempo, en agosto del ‘77, se detectó una señal catalogada como WOW, por su potencia y duración, parecía ser una detección de una señal de otra civilización en otro mundo.
Con el tiempo, esa idea comenzó a diluirse, y hoy se piensa que pudo ser una interferencia local o incluso un cometa que pasaba por esa época por esa parte del cielo.
Para entonces estaban “delante” del instrumento dos cometas, el 266P/Christensen y el P/2008 Y2-Gibbs. Ambos nos visitarán en el 2017 y en el 2018 respectivamente, por lo que se espera observarlos en radio a ver si se repite la señal.

Últimamente, en agosto del 2016, se hizo conocer la señal detectada en un radio-observatorio ruso. En mayo del 2015, se detectó una curiosa radio-señal con el instrumento ruso RATAN-600.

SETI extraterrestre

Gráfica de la señal detectada por RATAN-600. Fuente Centauri Dreams, publicada en Hipertextual.

Como la anterior, llamó la atención su potencia y la ausencia de fuentes clásicas de esa radiación en esa región del cielo.
Esa dirección, a 95 años luz de casa, está la estrella HD 164595, una estrella de tipo solar, algo más vieja y con al menos un planeta de tipo Neptuno a su alrededor.
Luego de la detección, se apuntaron los radio-telescopios del resto del mundo en esa dirección y… nada, nada más se detectó.
O los vecinos de otro mundo dejaron de transmitir o esa señal tiene origen local como ser una interferencia. Sucede que la frecuencia de la señal recibida es en 2.7 cm. u 11 GHz, vecina a una frecuencia militar. Luego puede tratarse de “splatter”; una salpicadura de señal en frecuencias vecinas, sucede cuando tienen cierta potencia o su emisor es cercano al receptor. Además, para producir una señal a esa distancia y que llegue con la potencia detectada, hace falta la energía equivalente a la que consume toda la humanidad.
Así las cosas, es más probable que se trate de una señal local.

Nada descarta ni confirma la existencia de vida en otros mundos. Por ahora estas señales no son concluyentes. En las direcciones observadas puede no haber vida extraterrestre, o la hay y no pueden hacer señales o simplemente prefieren hacer silencio.

Referencias:

Fuentes:

pdp.