Archivo de la categoría: Ciencia

Para quedarnos en casa II.

Artículo actualizado el 31may2020  a las 23:15 HOA
No es fácil quedarnos en casa en tiempos de cuarentena.
Si bien aprovechamos para hacer esas tareas de mantenimiento que siempre postergamos, buscamos cosas que nos diviertan o pongan a prueba nuestra capacidad.
Así es como algunos pintan, escriben y hacen música. Para los que pintan, ya les propuse colorear una ilustración de 1888 (Para quedarnos en casa | pdp | https://paolera.wordpress.com/2020/04/06/para-quedarnos-en-casa/)

También podemos investigar.
Muchos utilizan sus telescopios, pero ¿qué hacer además, sobre todo si nos toca una racha de noches nubladas?

Aquí van algunas ideas:

Podemos buscar cráteres de impacto en la Tierra usando Google Earth. A manera de entrenamiento, pueden localizar el cráter Kamil en Egipto (El cráter Kamil en Egipto | pdp | https://paolera.wordpress.com/2010/07/23/el-crater-kamil-en-egipto/).

Podemos recrear la formación de cráteres de impacto.
Para eso, necesitamos harina, cocoa en polvo y una pecera vacía o una caja; pero en este caso hay que ser más cuidadosos con no ensuciar (Recreando cráteres… | pdp | https://paolera.wordpress.com/2019/01/07/recreando-crateres-de-impacto/)

También podemos buscar micrometeoritos.
Sólo necesitamos un imán y un microscopio. Aprovechando su carácter metálico, podemos recolectarlos con un imán y luego observarlos con detalle bajo un microscopio.
Se destacan por ser esféricos y mostrar algunas porosidades (Micrometeoritos… | pdp | https://paolera.wordpress.com/2010/07/04/micrometeoritos-mi-nuevo-pasatiempo/)
Picture

La curiosidad lleva a los descubrimientos… (Nélida Ana Vazquez Carmona)

Actualización del 31may2020:
Aquí el resultado de colorear la imagen de autor desconocido del libro de Flamarión de 1888 a cargo de Agustín Otero

Agustín Otero

pdp.

Para quedarnos en casa.

En tiempo de cuarentena debemos quedarnos en casa.
Los adultos podemos llegar a entenderlo y solemos utilizar el tiempo de encierro para esas cosas que siempre dejamos para más adelante.
Los chicos suelen ser difíciles de entretener. Hay que buscarles algo que los distraiga.
La NASA publicó esta imagen.

BeyondEarth_Unknown_960

Si bien es un original en blanco y negro, resulta interesante que los chicos (o los grandes) la coloreen, digitalmente o con “pinturitas”.
Tal vez hasta puedan inventar una historia para el personaje que aparece en ella.
¿Es un descubridor?, ¿un astrónomo que va más allá del cielo observable?

Se trata de una ilustración de autor y título desconocidos. Su primera aparición fue en 1888 en un libro del astrónomo francés Nicolás Camille Flammarion.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Cómo el stress produce la aparición de canas.

Muchas veces se dijo que los malos momentos nos sacan canas verdes.
Si bien no existen las canas de ese color, es cierto que una situación apremiante puede producirnos canas. Cuando estamos en una situación de stress, por una excitación, miedo, angustia o motivos que nos ponen nerviosos; el organismo descarga substancias como la adrenalina entre otras.
Eso nos hace correr o atacar. El stress a veces es bueno porque nos mantiene alertas, pero nos puede traer consecuencias, como por ejemplo, la aparición canas.

Ilustración publicada en Ask the doctors, HMS (ver enlace)

Cuando atravesamos en una situación estresante, descargamos substancias que afectan a las células responsables de la pigmentación del cabello. Muchas de ellas mueren y el resultado es un cabello de color más claro o sin color, o sea, aparecen las canas.
Esto se dedujo en base a un trabajo sobre roedores en laboratorio.
Se los inyectó con capsaicina, una substancia activa que se encuentra en el ají picante. Eso los indujo a una situación de stress seguido de la aparición de un pelaje de color blanco. Se encontró que el sistema nervioso les habían agotado células pigmentarias del pelo.

Como dato curioso, el manejo del stress se vuelve más difícil con la edad.

Referencia:

Fuentes:

pdp.

Breve explicación del Enlazamiento cuántico, Computación Cuántica y… ¿Astronomía Cuántica?

Es bueno explicar algunos conceptos recurriendo a ciertas semejanzas.
Veamos el caso de la acción “fantasmal” a distancia o enlazamiento cuántico.
Según la Física Cuántica, las partículas no pueden tener cualquier valor (o configuración) de energía, sino valores determinados. O sea que están cuantificadas.
Un ejemplo sería el caso de un dado.
Un dado no puede mostrar cualquier valor, sólo puede mostrar valores enteros del 1 al 6; así, sus valores posibles están cuantificados.
Luego, una partícula puede tener cualquiera de los valores permitidos para su estado o energía, pero al momento de la observación converge al valor más probable de ellos y ese valor es el que observamos; Aquí es donde aparece la Paradoja del Gato de Schrödinger (La Paradoja del Gato de Schrödinger | P. Della Paolera, https://paolera.wordpress.com/2013/12/29/la-paradoja-del-gato-de-schrodinger/).
En el caso del dado, si bien todas sus caras tienen la misma probabilidad de mostrarse, al momento de observarlo converge al valor más probable según las condiciones de cómo haya sido arrojado.

El enlazamiento cuántico establece que cuando una partícula adopta una configuración, su amiga enlazada a la distancia adopta el mismo valor por la acción fantasmal involucrada en el enlazamiento. Eso se ha probado con fotones o haces de luz.
Se hizo pasar un haz de luz por una rendija y al proyectarse son sobre una pantalla mostró la forma de la rendija. Otro haz de fotones enlazados a los anteriores mostró la misma forma al ser proyectado sin pasar por la rendija (Imagen creada por entrelazado cuántico de fotones | P. Della Paolera, https://paolera.wordpress.com/2014/12/04/imagen-creada-por-entrelazado-cuantico-de-fotones/ ).

Sería como tener dos dados cuánticamente enlazados. Cada uno está tapado por un cubilete.

53_MagicianCups3_Still.png

Crédito de la imagen: Nova Education (ver enlace a las referencias al pie de esta nota.)

Al sacudir uno de ellos sin tocar el otro, el dado en el interior comenzará a moverse. Si destapamos ambos cubiletes, ambos dados mostrarán el mismo valor. Debido a la acción fantasmal a distancia, el dado en el cubilete que fue sacudido le transfirió su valor al otro dado enlazado cuánticamente a él. De esta manera podríamos saber qué le pasa a una partícula lejana observando a su amiga enlazada cerca nuestro. Podría aparecer la Astronomía Cuántica, donde observando partículas cercanas podríamos saber qué está pasando del otro lado de la Galaxia, o… más allá.

Pero actualmente esto se aplica a la Computación Cuántica.
El bit es la unidad de información y equivale a 0 o 1, es decir Verdadero o Falso. Así podemos manejar información. Por ejemplo, necesitamos un bit pasa saber si mi vecino tiene un hermano.
Si tenemos un byte de 8 bits, tendremos 28 combinaciones de estados posibles. Pero si tenemos un bit cuántico o q-bit, tendremos más estados posibles. Si nuestro q-bit está representado por nuestro dado, tendremos entonces 6 estados posibles. Un q-byte de 8 q-bits, en este caso tendría 68 combinaciones, lo que nos permitiría manejar mayores volúmenes de datos. Si al alterar un q-bit, se altera casi instantáneamente su q-bit enlazado, estaríamos transfiriendo datos a gran velocidad y, algún día, hasta a grandes distancias.

Referencia:

pdp.

Más evidencias en contra de un período de extinciones.

Es sabido que en nuestro Planeta se han dado extinciones masivas.
Los fatalistas aseguran que existe cierta periodicidad en este tipo de eventos por lo que esperan otro en el que podemos ser extintos los Humanos.
Se han buscado eventos astronómicas periódicos que provoquen esas extinciones, y todas las búsquedas terminaron con resultados nulos.
Los eventos más sospechados fueron la existencia de un objeto obscuro en los confines del Sistema Solar y la oscilación del Sol en su órbita, donde cruza periódicamente el plano de la Vía Láctea.
En el primer caso, no se observó ni se detectaron evidencias de un objeto de esas características que gravitacionalmente desvíe rocas espaciales hacia la Tierra. Ya deberíamos haberlo observado o detectada su presencia. En el segundo caso, sencillamente los tiempos no coinciden.

Pero hay otra forma de estudiar el problema: matemáticamente.

Las fechas de extinción conocidas son:

hace 11,6 millones de años, en el Mioceno medio

hace 37,8 millones de años, en el Eoceno medio tardío

hace 66 millones de años, en el fin del Cretácico

hace 93,9 millones de años, en el Cenomiano / Turoniano

hace 145 millones de años, en el Jurásico / Cretácico

hace 182,7 millones de años, en el Toarciano

hace 203,3 millones de años, en el Triásico / Juráico

hace 252,2 millones de años, en el fin del Pérmico

Ocho en total.

Primero se aplicó el Teorema de Bayes. Según la estadística Bayesiana, los cráteres de impacto, en Casa y en la Luna, no se mostraban agrupados por edades separadas en el mismo tiempo o período (pdp, Según el Teorema de Bayes, no hay periodicidad de grandes impactos en la Tierra, https://paolera.wordpress.com/2014/03/21/teorema-de-bayes-no-hay-periodicidad-de-grandes-impactos-en-la-tierra/)

Ahora se agrega El desarrollo en series de Fourier.
Este desarrollo, nos permite descomponer una función (una curva) que se supone periódica, en componentes armónicas. O sea que, de haber uno o varios períodos sumándose para darnos esa curva, los podemos separar y apreciar.

Crédito: Michael Rampino / NYU

De esta manera, se comparó las diferentes épocas de craterización con las fechas de extinción masivas. Se observa que no hay correspondencia entre las épocas de craterización dadas por la curva y extinciones señaladas con flechas. Incluso se indican con un asterisco supuestas extinciones aún no confirmadas por completo. Más aún, las diferencias entre las épocas de craterización y las de extinción guardan una relación aleatoria entre ellas (téngase en cuenta que la menor división en la escala temporal – eje x – es de 10 millones de años).

Referencia:

pdp.

Esas líneas que salen de la imagen de Saturno, no son LASERs.

La divulgación Científica no es sólo para el curioso.
A las personas interesadas en estar informadas en general, la divulgación Científica les permite no ser engañadas.
Apareció una nota en un medio conocido, donde se comenta de rayos lásers emanando se Saturno y hasta se muestra un video que reza “creer o reventar” (https://tn.com.ar/tecno/f5/guerra-intergalactica-una-astronoma-capta-rayos-laser-que-se-disparan-desde-saturno_900802).

Imagen publicada en el artículo mencionado (ver enalce)

Pues bien, esas líneas de colores que salen de la imagen del Planeta son cualquier cosa menos lásers.

Video: ¡Rayos láser desconocidos que se disparan desde Saturno al espacio profundo!

Publicado el 24 sept. 2018.

Veamos.

LASER es luz amplificada estimulada por emisión de radio (https://es.wikipedia.org/wiki/L%C3%A1ser). Se caracteriza por ser un haz de luz donde los rayos que lo componen siguen trayectorias paralelas, o sea que los fotones (partículas que componen la luz) se mueven todos en la misma dirección.
Cuando un láser atraviesa un medio como el aire, o un fluido en general, sus fotones van chocando con los átomos que se encuentran en su camino. En ese encuentro, entran y excitan el átomo donde penetran (sus electrones suben de nivel energético). Luego, como el átomo no puede vivir excitado, se desexcita (sus electrones vuelven al nivel original) devolviendo ese fotón absorbido (u otro igual) en una dirección al azar; en particular hacia nosotros. Así es cómo vemos la trayectoria del láser en el medio donde viaja, como la sucesión de átomos que se van dispersándolo. O sea que no llegan a destino todos los fotones que salieron de la fuente del láser.
De esta manera, el haz de luz se va desvaneciendo con la distancia.

Pero en el vacío del espacio exterior las cosas son diferentes.
Allí no hay átomos que dispersen la luz del láser. Luego, los fotones pueden viajar libremente sin dispersarse. O sea que llegan a destino todos los que salieron. De esta manera, no podemos ver un láser en el vacío del espacio porque nada dispersa sus fotones hacia nosotros.
En otras palabras, en el vacío del espacio exterior donde vive Saturno, un láser puede “pasar delante nuestro”, cruzando nuestra línea de visión, que no lo veremos sencillamente porque la luz no viene hacia nosotros. De hacerlo, veríamos un punto luminoso (la fuente del láser) y hasta nos encandilaríamos.

Así las cosas, esas rayas de colores en la imagen de Saturno no pueden ser lásers, ya que no los veríamos propagándose en el vacío del espacio exterior.

Referencia:

Sobreviviendo en una cueva.

Muchas veces una persona se encuentra en una situación se riesgo y hay factores que suelen ayudar.
Un cocinero estuvo 3 días bajo el agua, respirando el aire encerrado en un compartimiento de la embarcación donde se encontraba. A 30 mts. de profundidad, la presión favoreció a la duración del oxígeno (pdp, 05/dic./2013, Cómo sobrevivió el cocinero del barco 3 días bajo el agua, https://paolera.wordpress.com/2013/12/05/como-sobrevivio-el-cocinero-del-barco-3-dias-bajo-el-agua/)

Recientemente, en Tailandia, unos niños jugadores de fútbol y su entrenador, quedaron atrapados en una cueva. En una salida de excursión, fueron a una cueva a refugiarse de la lluvia. En poco tiempo, la cueva se inundó y quedaron atrapados. Luego de varios días, más de una semana, fueron todos hallados en buenas condiciones. Pero la situación actual del lugar hace que el rescate pueda llevar meses. Por supuesto que ya disponen de abrigo, alimento y agua potable.

Imagen de los niños al momento de ser hallados crédito de  Royal Thai Army/EPA-EFE/Rex/Shutterstock

Pero la pregunta es: ¿cuánto tiempo puede una persona saludable estar en una cueva?
Si bien todo depende de las condiciones imperantes en la cueva, la temperatura puede ser un problema, por lo que debería tener algo con qué abrigarse.
Las cuevas suelen tener bastante oxígeno. El problema es que puede haber guano (caca) de murciélago en el suelo. Eso genera amoníaco, lo que contamina el aire y puede darse esporas de hongos en él. Todo nada bueno para la respiración
En cuanto al alimento, eso puede escasear. Pueden haber peces, o pequeños animales difíciles de cazar. Tal vez algunos insectos puedan servir de comida. De todas formas, una persona saludable puede estar semanas o meses sin alimento.
El agua en las cuevas suele ser barrosa y no potable. En tales casos se puede consumir la que puede caer del techo o brotar de las paredes.

De todas formas, este grupo de chicos y su entrenador, están a salvo y a la espera de salir para contar la experiencia.

Referencia:

pdp.