Archivo de la categoría: Astronomía

La señal WOW! fue un fenómeno natural.

wow-signal

Imagen en Discover/D-brief crédito de Wikimedia Commons

La famosa señal WOW! resultó ser de origen natural y no de inteligencia extraterrestre.
Para buscar señales de inteligencia extraterrestre (ET), se realizan observaciones en radio-ondas. Se supone que ETs con tecnología avanzada deberían tener una Astronomía avanzada y se habrían dado cuenta de la actividad del Universo en radio-ondas. Así tendrían una Radioastronomía como nosotros y estarían “escuchando” en esas frecuencias. Luego, esa es una frecuencia ideal para enviarles un saludo.
Es probable que ellos razonen de la misma forma y están enviado señales en esa frecuencia a manera de saludo. Por eso se buscan señales de inteligencia ET en radio-ondas.

Gráfico de la ubicación de WOW! publicado en http://planetary-science.org 

En el año ‘77 se detectó la señal WOW! en radio-ondas en la frecuencia de 1420,25 MHz. (longitud de onda de 21 cm.). De generosa intensidad y breve duración permaneció como una señal de origen desconocido posiblemente ET.
Pasado el 2006, se halló que para la época de WOW!, dos cometas pasaban por esa región del cielo, los cometas 266P/Christensen y P/2008 Y2 (Gibbs). ¿Podrían haber sido responsables de esa señal?. No olvidemoas que, están rodeados de algo de Hidrógeno y que, al excitarse con la luz Solar, emite en la misma frecuencia de radio-ondas que las grandes nubes de Hidrógeno y donde se dio WOW!.
Para eso había que esperar a que vuelvan a pasar. El cometa 266P lo haría en enero del 2017 y Gibbs en enero del 2018. (pdp, 29/mar./2016, En busca de WOW, https://paolera.wordpress.com/2016/03/29/en-busca-de-wow/).

Bien; durante noviembre del 2016 a febrero del 2017, se realizaron radio-observaciones de 266P.
Se detectó una señal igual a WOW! en la dirección al cometa cuando éste estaba en las vecindades en que WOW! fue detectada en el ‘77 (hacia el cúmulo M55).
No habían otras fuentes de radio-ondas en esa región, la señal se perdía cuando se movía el radio-telescopio (antena) y se recuperaba cuando se lo volvía hacia el cometa. Se observaron otros 3 cometas seleccionados al azar, P/2013 Tenagra, P/2016 J1-A y 237P/LINEAR y todos mostraron la misma señal.

Luego, los cometas pueden “mostrarse” en esa frecuencia de radio-ondas y dado que 266P pasa por la región del cielo donde se detectó a WOW!, ésta fue un fenómeno natural en nuestro Sistema Solar originado por ese cometa.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Prebióticos en Rho Ophiuco.

Sabemos que somo hijos de las estrellas, en particular de las supernovas (pdp, 06/ago./2013, Somos hijos de las estrellas, pero ¿de cuales?, https://paolera.wordpress.com/2013/08/06/somos-hijos-de-las-estrellas-pero-de-cuales/).
Las supernovas son estrellas masivas que al morir en una colosal explosión, retornan material enriquecido al espacio. De ese material, se forman estrellas de segunda generación y planetas con el material necesario para la Vida.
Para que eso suceda, es fundamental que haya prebióticos. Éstos, son especies químicas que favorecen la aparición de bacterias. Como dato curioso hay perbióticos en Ceres (pdp, 17/feb,/2017, Prebióticos en Ceres y la edad de Cerealia Fecula, https://paolera.wordpress.com/2017/02/17/prebioticos-en-ceres-y-la-edad-cerealia-facula/).

La región Rho Ophiuco es un complejo molecular donde se está dando formación estelar. Allí, a unos 400 años luz de casa, están naciendo estrellas de tipo solar, rodeadas de materia de la que nacen. En ese escenario se detectó la existencia de isocianato de metilo.

ALMA Finds Ingredient of Life Around Infant Sun-like Stars

Imagen de Rho Ophiuco y la zona donde se encontró isocianato de metilo. – Crédito de: ESO/Digitized Sky Survey 2/L. Calçada.

Esta molécula, junto a azúcares hallados, son fundamentales en la aparición de aminoácidos. Luego se trata de prebióticos necesarios para la Vida, al menos tal como la conocemos.
Esto viene a confirmar el origen de los pilares para la aparición de formas de vida, y ayuda a comprender cómo se pudo dar en nuestro Sistema.

Referencias:

Fuentes:

pdp.

La binaria simbiótica R Aquarii.

En la constelación de Acuario, está la variable a simple vista R Aquarii (R Aqu).
A unos 700 años luz de Casa, se trata de una binaria simbiótica formada por una estrella enana blanca (resto evolutivo de una estrella de tipo Solar) y una variable gigante roja (como será nuestro Sol en un futuro) de tipo “Mira” (Wikipedia, Estrella simbiótica, https://es.wikipedia.org/wiki/Estrella_simbi%C3%B3tica).
La gigante, presenta variaciones de brillo acompañadas de pulsaciones. La enana blanca, toma materia de las capas exteriores de su compañera, lo que provoca fulguraciones por detonación de Hidrógeno absorbido.
Se han obtenido imágenes visuales (en luz sensible al ojo humano) y en rayos X de esta binaria.

Composición de imágenes visual (en rojo) y en rayos X (en azul) de la banaria R Aqu. – Crédito: NASA/CXC/SAO/R. Montez et al.; Optical: Adam Block/Mt. Lemmon SkyCenter/U. Arizona.

En la imágenes visuales, se observan dos anillos de materia. Uno exterior y otro interior no observable en esta imagen. Se trata de materia expulsada por explosiones de tipo Nova de la enana por el exceso de materia recibida de la gigante (Wikipedia, Nova, https://es.wikipedia.org/wiki/Nova). Analizando la dinámica de esos anillos, se estima que el exterior se formó en un evento Nova por el año 1073. El interior se habría producido más tarde, en 1770. De ser eventos Nova recurrentes y periódicos, se estima que habrá otra explosión de Nova para el año 2500 aproximadamente.
En la imágenes en rayos X,se observa un chorro y burbujas de materia caliente alejándose del sistema.

Time-lapse of R Aqr

Animación de la evolución de la estructura observada en rayos X de R Aqu. – Crédito: NASA/CXC/SAO/R. Montez et al.

Estas burbujas se habrían producido en los años ‘50 y en los ‘80, en erupciones no tan violentas como las anteriores de tipo Nova.

Fuente:

pdp.

 

El agua en la Luna.

No es novedad la idea de agua en la Luna.
Hace ya un tiempo, se analizó las piedras Lunares traídas por las misiones Apollo y se encontró en ellas una relación Hidrógeno – Deuterio igual a la hallada en los océanos Terrestres.
Ese agua (sus moléculas) está encerrada en los minerales del terreno Lunar, por eso nunca fue observada.
Se estima que bajo la corteza Lunar habría tanta agua como en al manto superior de nuestro Planeta.
El agua de la Luna habría provenido de la Tierra, de cuando ésta fue impactada y de las esquirlas se formó nuestro satélite natural. (pdp, 15/jun./2010, Más agua en la Luna, https://paolera.wordpress.com/2010/06/15/mas-agua-en-la-luna/), (pdp, 19/dic./2013, El agua de la Luna provino de la Tierra, https://paolera.wordpress.com/2013/12/19/el-agua-de-la-luna-provino-de-la-tierra/).

Pero hay evidencias de agua en la superficie de las regiones cercanas al Sur Selenita.
En algunos cráteres, se encontró una capacidad de reflexión de la luz mayor que en otros. En esos mismos cráteres, la temperatura es consistente con la posible existencia de hielos de agua y con que puedan perdurar.

Estos hielos en cráteres de impacto, bien podrían haber sido depositados por objetos helados como los fragmentos de cometas.

Fuente:

pdp.

Tratando de ver a un agujero negro.

Artículo actualizado el 6/jun./2017 a las 12:00 HOA (GMT -3).
Está el proyecto de registrar la imagen de Sag. A*, el agujero negro supermasivo del centro de la Vïa Láctea.
Cuando un objeto masivo colapsa, su superficie se acerca al centro y eso hace que si gravedad superficial aumente. Llega un momento que ni la luz puede escapar, a ese radio del objeto se lo llama horizonte de sucesos o radio de Schwarzschild (https://es.wikipedia.org/wiki/Radio_de_Schwarzschild).
Ahí nace el agujero negro (https://es.wikipedia.org/wiki/Agujero_negro). Lo interesante, es que el objeto puede seguir colapsando y ser menor aún, pero eso no lo podemos ver por esta dentro del horizonte de sucesos.

La pregunta es ¿qué se piensa registrar si nada puede verse de él?.
Bien, el agujero negro, está rodeado de materia que cae en él a medida que lo orbita. Materia que cae en forma de espiral. En ese proceso, autofricciona, se recalienta y emite mucha energía. Eso es lo que se puede registrar, la energía que aparece en el límite del agujero negro.

El agujero negro (en realidad su vecindad) es muy activo en rayos X. Luego podría ser fotografiado en esas frecuencias, de hecho de hizo.
El problema es que el polvo del disco galáctico en cuyo centro se encuentra el agujero negro, no deja pasar mucha de esa energía y se pierde mucha información.
La energía infrarroja, o mejor, las radio ondas, tienen mayor longitud de onda (menor frecuencia) y eso atraviesa el polvo que hay en dirección al centro galáctico.
El problema es la resolución, el detalle fino de lo que se puede observar.
Eso depende de la longitud de onda observada y del tamaño (diámetro) del detector usado. En radio-ondas, las longitudes de onda y el tamaño de los radio-telescopios no permiten la resolución deseada pese a que los hay de gran tamaño.
La idea es vincular varios radio-telescopios en todo el Mundo. Eso es un “arreglo” de instrumentos que los hace funcionar como uno gigantesco y permitiría tener la resolución deseada.

Se espera “ver” la sombra del agujero negro recortada frente a la energía que lo rodea.

Testing general relativity using the black hole shadow.

Simulación de posibles formas de la sombra del agujero negro contra la energía que lo rodea – Crédito: D. Psaltis & A. Broderick.

Puede que su sombra sea esférica, aunque puede estar deformada por características del agujero negro. Puede ser prolada (imagen de la izquerda) u oblada (imagen de la derecha)

Fuente:

pdp.

 

 

La captura de planetas errantes sería algo no tan raro.

Hay evidencias de exoplanetas con órbitas demasiado inclinadas respecto del plano del sistema planetario dominado por una estrella.
Esto sugiere que no todos los planetas se habrían formado del mismo disco protoplanetario.
La pregunta es: ¿de dónde salieron esos planetas si no se formaron en ese sistema?
Bien hay dos respuestas posibles.
Por un lado, pudieron ser “robados” de otro sistema cuando ambos sistemas pasaron cerca en su historia.
Por otro, pueden ser planetas errantes capturados.

Esto nos toca de cerca ya que el tan buscado noveno planeta (P9) responsable de la alineación de ciertas características orbitales de objetos lejanos del cinturón de Kuiper (pdp, Artículos varios sobre el posible noveno planeta, https://paolera.wordpress.com/tag/noveno-planeta/).

No es raro hallar planetas gaseosos errantes (pdp, 07/jun./2011, Planetas errantes, https://paolera.wordpress.com/2011/06/07/planetas-errantes/), como por ejemplo el catalogado como CFBDSIR2149 (pdp, 14/nov./2012, CFBDSIR2149, un Exoplaneta errante, https://paolera.wordpress.com/2012/11/14/cfbdsir2149-un-exoplaneta-errante/).
Se trata de objetos que no llegaron a ser ni estrellas fallidas enanas marrones (pdp, 30/jul./2010, Enanas marrones, https://paolera.wordpress.com/2010/07/30/enanas-marrones/).

File:Alone in Space - Astronomers Find New Kind of Planet.jpg

Ilustración de planeta joviano errante, crédito de NASA/JPL-Caltech, publicada en Wikipedia.

Sucede que en nuestra galaxia, se estima que la cantidad de planetas errantes supera la cantidad de estrellas; luego, es más probable la formación de estos objetos que la de estrellas. De hecho, las “gotas” de materia halladas en remanentes de supernovas, permiten pensar que éstas puede dar origen a objetos gaseosos sub-estelares. Se calcula que hay unas mil masas jovianas por cada estrella.
Bajo estas condiciones y dada su abundancia, no sería extraño o improbable la captura de este tipo de objetos en sistemas planetarios, de hecho son muchos los exoplanetas candidatos a haber sido capturados por el tipo de órbita muy inclinada o por ser retrógrados (giran al contrario que el resto de los planetas de ese sistema). Es más, se estima que una de cada cien estrellas puede o pudo capturar, al menos en forma temporaria, a un planeta errante.

Fuente:

pdp.