Sobre los Sednitos y los posibles Oumuamitos.

Aún perduran conjeturas de los confines del Sistema Solar.
La existencia (o no) del noveno planeta (P9) es una de ellas; lo mismo que la pared de Hidrógeno que existiría en los límites del Sistema (pdp, Las conjeturas más conocidas de los confines del Sistema Solar, https://paolera.wordpress.com/2018/11/04/las-conjeturas-mas-conocidas-de-los-confines-del-sistema-solar/).
En cuanto a la segunda, la sonda New Horizons nos dará valiosa información mientras se aleja luego de visitar a Plutón y a 2014 MU69 Ultima Tule (pdp, Ultima Tule, https://paolera.wordpress.com/tag/ultima-tule/).
En relación a la primera, no hay evidencias definitivas de la existencia de P9 y de su influencia en los “Sednitos”, esos objetos del Cinturón de Kuiper que comparten características orbitales.

Ahora se agrega otra conjetura.
Basado en la visita del objeto interestelar Oumuamua, surgieron varias ideas (pdp, Oumuamua, https://paolera.wordpress.com/tag/oumuamua/).
Es probable que hayan más objetos “sueltos” por el espacio. Incluso, algunos de ellos podrían haber quedado atrapados en nuestro Sistema en lugar de pasar en una visita con trayectoria abierta y sin retorno.

Puede ser que estemos frente a la explicación de los Sednitos y de los posibles Oumuamitos.

Sabemos que las estrellas nacen en complejos moleculares.
Estos complejos, son grandes nubes de gas a baja temperatura, las cuales pueden ser primigenias o de segunda generación, es decir, producidas (como en el caso de la nube progenitora del Sol) por estrellas masivas que estallaron.
En esos ambientes, las estrellas nacen en grupos. Luego, van saliendo de sus lugares de nacimiento llevándose consigo a su séquito de planetas. En esas trayectorias, bien pueden pasar unas cerca de otras. Es entonces cuando las fuerzas gravitatorias entran en juego.

Video: Close Encounter.

Publicado el 23 may. 2019.

Según simulaciones realizadas, en un acercamiento estelar, pueden liberarse objetos de un sistema y que queden vagando por el espacio, como sería el caso de Oumuamua. También, los objetos más alejados de una estrella pueden ver modificadas sus órbitas por fuerzas gravitacionales, como el caso de los Sednitos.

Finalmente, puede haber objetos “robados”; cuerpos que salieron de un sistema y fueron capturados por el otro. Ésto explicaría el posible origen de los Oumuamitos aún no descubiertos.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.