2MASS J18082002-5104378 B es la estrella más vieja (a agosto 2018)

En Astronomía se rompen récords cada tanto, ahora, por agosto del 2018, se rompió otro.
Se encontró la estrella más vieja hasta hoy conocida, con una edad de 13 500 millones a años, casi la edad del Universo que es de 13 700 millones de años. Es por lo tanto una estrella de la prístina población III, la primer familia estelar (pdp, 23/jun./2017, Estrellas de población III…, https://paolera.wordpress.com/2017/06/23/estrellas-de-pop-iii-donde-buscarlas/).

Las estrellas evolucionan según su masa. Las más masivas llevan vidas vertiginosas que duran miles de millones de años. Las menos masivas, consumen su energía más lentamente y viven más tiempo; nuestro Sol tiene 4500 millones de años y vivirá otro tanto.
Así, las de menor masa viven más.
Si las estrellas de tipo Solar viven aproximadamente 10 mil millones de años, esta estrella está 100 mil generaciones “arriba” de nuestro Sol.

La binaria catalogada como 2MASS J18082002-5104378, es una binaria pobre en metales que alberga a la estrella más vieja del Universo. Es la más débil del par con una masa de tan sólo 0,14 la masa del Sol.
Las estrellas generan elementos más pesados que el Hidrógeno y el Helio, los llamados metales. Si son masivas y estallan, pueden generar elementos más pesados que el Hierro. De ese material nacen las estrellas de segunda generación como nuestro Sol, ricas en metales.
Esta estrella es ultra pobre en metales. Es decir que es básicamente Hidrógeno, Helio y algo de Litio, típico de la población III. Con una masa tan pobre, está en el límite necesario para brillar quemando Hidrógeno, y lo hace muy lentamente, lo que le permitió vivir hasta nuestros días.

Comparación de metalicidades. El Sol tiene 14 veces la metalicidad de Júpiter. La anterior estrella considerada de más baja metalicidad tiene la metalicidad de Marte. La recientemente descubierta, tiene la metalicidad de Mercurio – Crédito: Kevin Schlaufman.

Su metalicidad es equivalente a la del planeta Mercurio, lo que es bajo para una estrella. Por ejemplo, nuestro Sol tiene una metalicidad de 14 veces la de Júpiter.

Se pensaba que las primeras estrellas en formarse en el Universo debieron ser masivas. Este tipo de hallazgos demuestran que los discos protoestelares pudieron fraccionarse dando origen a estrellas modestas. Es más, esta binaria tiene un período de unos 34 días, lo que las hace cercanas entre ellas. Luego, esto demuestra que se formaron de un disco fraccionado dando origen a estrellas de baja masa, por lo que no se habrían relacionado luego de una captura.
El par muestra ciertas evidencias de la presencia de un agujero negro o estrella de neutrones; cosa que habría que confirmar.
Otro dato curioso es que esta binaria tiene una órbita circular alrededor del centro Galáctico, similar a la del Sol, y no se aparta mucho del plano Galáctico. En general, este tipo de estrellas tienen órbitas circulares, pero suelen alejarse del plano de la Galaxia.

Referencias:

Fuente:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.