El Pico de Oort y la visita de Gliese 710.

La nube de Oort, es una región donde hay cuerpos helados, cometas que eventualmente nos visitan (Wikipedia, Nube de Oort, https://es.wikipedia.org/wiki/Nube_de_Oort).
Se encuentra a unas 100 mil veces la distancia Tierra – Sol.
Si hacemos una maqueta del Sol y la Tierra, donde la órbita terrestre es de 1m., la Nube de Oort estaría a 100 mil metros, o sea a 100 Kms. Para los que vivimos en la Capital Federal de Argentina, esta nube estaría en la localidad Bonerense de Chascomús.

De allí pueden venir cometas con órbitas penetrantes, que crucen la de la Tierra y que pongan en peligro su integridad.
La trayectoria de los cometas son estudiadas en base a sus visitas anterior, presente y futura. Todos muestran perturbaciones planetarias cuando ingresan al Sistema Solar. Los que alteran su dinámica, muestran variaciones en su movimiento y por la tanto en su órbita. Están los cometas dinámicamente nuevos, que son aquellos que tienen una nueva dinámica; y los dinámicamente viejos, que son los que hace tiempo que no fueron perturbados.

Las órbitas elípticas, tienen dos semiejes; uno mayor y otro menor, que son los que le dan esa apariencia alargada. En el caso en que ambos sean iguales, tenemos una órbita circular.
Se encontró que los cometas dinámicamente nuevos, aparecen cuando sus semiejes mayores originales superan las 20 mil veces la distancia Tierra – Sol, mientras que no hay cometas dinámicamente viejos (o sin perturbaciones planetarias) en aquellos con semiejes mayores que superan las 40 mil veces esa distancia.
Si se hace una estadística de cómo se reparte o distribuye la inversa del semieje mayor original (1 / semieje mayor) veremos que hay un máximo; a ese valor se lo conoce como Pico (estadístico) de Oort, y recientemente se demostró que separa los cometas dinámicamente nuevos de los viejos.

En su viaje por la galaxia, las estrellas pueden pasar cerca unas de otras.
En estos eventos, pueden producirse perturbaciones entra ellas y los objetos helados que las rodean, desviándolos hacia el interior de cada sistema planetario que puedan tener.
En nuestro caso, y dependiendo de la masa de la estrella que nos visite, una distancia 60 billones de Kms. podría desviar cometas de gran semieje mayor hacia Nosotros.
En particular, en poco más de 1 millón de años, nos visitará la estrella Gliese 710 pasando a 2,3 billones de Kms., unas 16 mil veces la distancia Tierra – Sol; o sea que penetrará la Nube de Oort (pdp, 17/nov./2016, La visita de Gliese 710…, https://paolera.wordpress.com/2016/11/17/la-visita-de-gliese-710-sera-mas-cercana-de-lo-pensado/).

pepe_zps800e090f

Ilustración de la visita de Gliese 710 publicada en http://www.quantum-rd.com/2010/03/gliese-710-esta-camino-hacia-nosotros.html

Estudiando el caso de la visita de Gliese 710, ninguno de los cometas de gran semieje mayor conocidos hasta hoy (agosto – septiembre del 2017) tendrán significativos cambios dinámicos.

Fuente:

  • MNRAS 000, 1–41 (2015) Preprint 31 August 2017, Oort spike comets with large perihelion distances, Malgorzata Królikowska & Piotr A. Dybczynski.
    https://arxiv.org/pdf/1708.09248.pdf

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s