En busca de Próxima Centauri c.

Los exoplaneats no sólo se manifiestan en su tránsito delante de su estrella hospedante disminuyendo el brillo de ésta; también la “bambolean”.

Los sistemas de cuerpos tienen un baricentro o centro de masas (CM).
Entre sus propiedades, tiene la de que los cuerpos se mueven en torno a él. O sea, que cuando dos objetos forman un sistema binario donde uno orbita al otro, en realidad ambos giran en torno al CM de sistema (Wikipedia, Centro de masas, https://es.wikipedia.org/wiki/Centro_de_masas).

File:Orbit5.gif

La cruz deñala el CM – Imagen de Wikipedia.

El CM tiende a estar más cerca del más masivo de los cuerpos. En el caso de que un cuerpo sea mucho más masivo que el otro, el CM cae dentro del más masivo.

File:Orbit4.gif

La cruz señala el CM – Imagen de Wikipedia

Esto sucede con una estrella y sus planetas.
Todos se mueven en torno al CM del sistema, el que está dentro de la estrella. Así, esta debe mostrar un sutil bamboleo debido a la presencia de sus planetas orbitándola.
Luego, si el exoplaneta no transita delante de la estrella, podría ser detectado a través del bamboleo de la estrella, el cual se refleja en variaciones periódicas de su posición o de su velocidad en la dirección del observador (velocidad radial).
El exoplaneta más cercano es Próxima Centauri b, el que orbita a la estrella Próxima Centauri.
Alfa Centauri es la estrella más cercana al Sol, tan sólo a 4 años luz de Él. En realidad se trata de un sistema triple, donde Próxima Centauri es la más cercana al Sol de ese trío. Lo será por mucho tiempo ya que su órbita en torno a las otras dos estrellas es de cientos de miles de años, tanto que por un tiempo se dudó de que esté vinculada al sistema (Wikipedia, Alfa Centauri, https://es.wikipedia.org/wiki/Alfa_Centauri).

¿Tendrá más planetas Próxima Centauri?
Puede que si, puede que no.

Observando su velocidad radial, se encontraron variaciones periódicas de unos 200 días.

Gráfico publicado en Red Dots

La actividad de la estrella puede contaminar la medida de su velocidad radial. Esa velocidad se mide observando el espectro de la estrella (cómo se distribuye su energía en los diferentes colores). Para eso hay que descomponer su luz y cualquier variación en ella puede afectar la medida que se desea hacer. También puede ocurrir que se trate errores sistemáticos involucrados en la medida de la velocidad radial (inestabilidad instrumental). Claro que en ese caso sería difícil explicar el período observado (¿inestabilidades instrumentales periódicas?). Incluso podría deberse a cierta variación (periódica) del campo magnético de la estrella.
Por suerte se puede descartar los efectos que pueda producir su rotación.
Para poder concluir que esta variación periódica en la velocidad radial se debe a la existencia de Próxima Centauri c, habría que descartar las otras causas y para eso hay que seguir observando.

De confirmase la existencia de este otro exoplaneta, éste sería una super-Tierra fría de 3,3 veces la masa Terrestre.
La buena noticia es que las estadísticas son favorables.
Las estrellas enanas rojas como Próxima Centauri suelen tener 2 o 3 planetas, lo que sugiere que podría existir Próxima Centauri c.

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s