Breve historia evolutiva de la Tierra.

“La historia de la Tierra es como un libro al que le arrancaron el primer capítulo”. (A. Burnham, Autralian National University).

Podemos hojear ese libro desde atrás; o sea que observando las evidencias de Hoy, podemos inferir cómo eran las condiciones antes.
Nuestro Planeta, es un planeta vivo de unos 4500 millones de años de edad.
La actividad en su interior, visible en las erupciones volcánicas, genera el protector campo magnético. Gracias a él, las partículas cargadas del Sol se desvían hacia las vecindades de los Polos generando la Auroras. Sin ese campo, estaríamos como Marte, expuestos al peligroso viento solar.

A la Tierra le llevó mucho tiempo ser como es.
Hace unos 65 millones de años, el choque de los continentes provocó la aparición de la Cordillera del Himalaya, la cadena más alta del Mundo donde está el Monte Everest. En ese evento, se generó una gigantesca “arruga”, la que aún está creciendo (Geoenciclopedia, Cordillera del Himalaya, http://www.geoenciclopedia.com/cordillera-del-himalaya/).
Coincidentemente para esa época, un meteorito impactó cerca de la Panínsula de Yucatán. Eso, más la actividad volcánica de entonces, colaboró en la extinción de los Dinosaurios (pdp, 13/oct./2015, En la extinción de los dinosaurios el meteorito tuvo un complice necesario, https://paolera.wordpress.com/2015/10/13/en-la-extincion-de-los-dinosaurios-el-meteorito-tuvo-un-complice-necesario/). Aparentemente, los impactos meteóricos de consideración, están relacionados con actividad volcánica (pdp, 03/may./2017, Relación entre volcanismo e impactos meteóricos, https://paolera.wordpress.com/2017/05/03/relacion-entre-volacanismo-e-impactos-meteoricos/).

Previo a eso, hace unos 700 millones de años atrás, aparecieron las masas continentales.

Mucho antes, hace unos 4000 millones de años, la Tierra pasó por el período de Bombardeo Pesado. En ese período nuestro Planeta fue impactado por una gran cantidad de asteroides y cometas. Luego de eso, aparecieron las primeras bacterias.
Estudiando las rocas más antiguas del Planeta en una región al Oeste de Australia, se encontró que tienen grandes similitudes con rocas de diferentes edades.
En su juventud, dentro de sus primeros 500 millones a 700 millones de años, la Tierra era un lugar tranquilo, sin continentes moviéndose y chocando. Cubierta de agua, a lo sumo con alguna que otra pequeña isla, se mantuvo así por al menos unos 1500 millones de años.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s