A veces la mala suerte se puede explicar (II).

Ya vimos cómo la mala suerte puede explicarse, al menos en el caso donde está involucrada nuestra espera.
Primero vimos el caso cuando esperábamos el colectivo y parecía que tardaba más de la cuenta (pdp, 05/sep./2013, A veces la mala suerte se puede explicar, https://paolera.wordpress.com/2013/09/05/a-veces-la-mala-suerte-se-puede-explicar/).

Ahora, vamos a explicar otro caso que involucra nuestra espera: el caso en el que vamos a hacer un trámite y la cola de personas delante nuestro parece no avanzar, o lo que es lo mismo, “a toda hora tardan en atendernos porque quien está delante nuestro tarda en hacer su trámite”

Colas de personas siluetas vectoriales editables con niño empujándolos como fichas de dominó Foto de archivo - 4090124

Ilustración de 123RF

 Supongamos que en la ventanilla donde vamos a hacer nuestro trámite, resuelven cierta cantidad de problemas, cada uno en determinada cantidad de minutos. Por ejemplo: se resuelven 3 tipos de trámites; el primero en 1 minuto, el segundo en 2 minutos y el tercero en 3 minutos. En total, esos valores suman 6 minutos.
Coloquemos esos tiempos en “cola” sobre una línea de tiempo de longitud 6 minutos y, sólo por comodidad, ordenados de menor a mayor.
O sea: 0_1___3____6
Supongamos, para simplificar la cosa, que hay sólo una persona delante nuestro siendo atendida. Para saber en qué momento del trámite de esa persona llegamos, podemos considerar un valor al azar entre 0 y 6 en este caso; en general, entre 0 y la suma de tiempos de soluciones de problemas.
Si el valor está entre 0 y 1, esa persona vino por un problema del que menos se tarda en resolver.
Si el valor está entre 1 y 3, el problema es el de media demora. Si en cambio el valor está entre 3 y 6, se trata de la mayor demora.
Es simple observar que el valor al azar “caerá” con más frecuencia en el mayor intervalo, eso explica por qué la mayoría de las veces, sólo por azar, nos toca la mayor espera.
Si bien ese valor puede estar cerca de un extremo del intervalo, indicando que falta poco para terminar el trámite de la persona que nos antecede o que éste recién empieza; en promedio, se da cerca del centro del intervalo.

En general, habrá que considerar todos los tiempos de solución posibles para cada trámite por pesrona.
A esto de lo conoce como método de colas (porque los eventos posibles se consideran en cola de espera), de ruleta (por el valor al azar) o de ranura (porque los intervalos se comportan como ranuras dónde pueden caer bolitas).

Referencia:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s