Brota sangre en la Antártida.

La Antártida sangra en sentido figurado, sólo en este caso, el Hombre no es responsable.

1024px-Blood_Falls_by_Peter_Rejcek

Imagen publicada en Discover crédito de Wikimedia Commons

En los Valles secos de McMurdo, Antártida hay un flujo de agua roja como la sangre.
Conocida familiarmente como “las caídas de sangre”, llama la atención por su color y por no estar congelada pese a estar bajo condiciones necesarias para eso.
Es agua salada que fue “separada” del océano por el glaciar Taylor hace millones de años. Allí, en ese reservóreo recibe sedimentos y hierro, el que al oxidarse toma ese color rojo sangre. Ocasionalmente, ese agua circula por canales en el hielo hasta aflorar cerca del lago Bonney con su llamativo color y con formas de vida extremófila.
En cuanto al por qué no se congela, eso se debe a la cantidad de sal que contiene, lo que le permite estar en estado líquido bajo las condiciones reinantes en el lugar.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s