El movimiento estelar en la Vía Láctea.

El movimiento de las estrellas en las galaxias espirales como la nuestra tiene dos componentes.
Por un lado está el movimiento debido al potencial galáctico. Ese movimiento de origen galáctico, depende de la distancia al centro de la galaxia y tiende a un sentido determinado, al de rotación de la galaxia. En las vecindades del centro, la galaxia tiende a rotar como un sólido. Pero hacia afuera, hay un efecto de rotación diferencial. Esa rotación es menor a medida que nos alejamos. Este movimiento está relacionado con el lugar donde nació la estrella.

Por otro lado está el movimiento peculiar que tiene la estrella debido a las condiciones locales del lugar donde se formó. En otras palabras, si nos ponemos al lado de la estrella moviéndonos con la velocidad indicada por la distancia al centro galáctico, veremos que se mueve respecto de nosotros con su movimiento peculiar. Ese movimiento peculiar puede ser considerado aleatorio.

Una galaxia puede tomarse como un gas de estrellas, donde cada una, como las moléculas de un gas, se mueven al azar y todas comparten la rotación del sistema (incluso la translación del mismo).

La composición de ambos movimientos dan el movimiento final de la estrella alrededor del centro galáctico. Por supuesto que con el tiempo la estrella puede sufrir perturbaciones gravitatorias que le modifican su trayectoria.

Imagen de 2 millones de estrellas vistas desde el Sol. Las marcas finas y obscuras se deben a la manera en que se obtuvieron los datos.

Con al posición y movimientos de unas 2 000 000 de estrellas, se realizó una animación de sus movimientos en un lapso de 5 000 000 de años. Entre cada fotograma transcurren 750 años.
Obviamente que las estrellas más cercanas mostrarán un movimiento mayor a las más alejadas, como ser las pertenecientes a regiones más cercanas al núcleo. Como nuestro Sol se encuentra en el plano galáctico, y todas las observaciones está referidas a Él, se notará un corrimiento de las estrellas de ese plano hacia la “derecha” debido a su movimiento de una revolución en torno al centro de la Vía Láctea cada unos 230 millones de años.
Las regiones finas y obscuras que se pueden observar al principio de la animación, no son reales y tienen que ver con la forma en que fueron obtenidos los datos de las estrellas. Esas “marcas” se irán diluyendo a medida que las estrellas avanzan en sus trayetorias. Las variaciones bruscas en el movimiento de algunas estrellas son efectos espúreos. Recomiendo ver la animación en pantala completa y con la máxima resolución disponible.

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s