Espectroscopía gravitacional.

Las ondas se caracterizan por su amplitud y frecuencia, pudiendo depender o no del medio su velocidad de propagación.
En el caso de las ondas relacionadas con la energía electromagnética, la amplitud y frecuencia de esas ondas tienen que ver con las características de la fuente.
Se conoce como espectro electromagnético a la distribución de la energía en diferentes frecuencias o longitudes de onda. Así es como se tiene la energía irradiada en infrarrojo, visible, ultravioleta y otras frecuencias. La espectroscopía (electromagnética) se encarga del estudio de esa distribución de energía (Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/Espectroscopia).

Cuando un cuerpo de cierta masa está orbitando a otro, irradia ondas gravitacionales (o gravitatorias). La energía que transportan esas ondas (como todas las ondas) proviene de la energía de movimiento de esos cuerpos, de ahí que terminen colapsando en algún momento. Según esto, la Tierra está irradiando ondas gravitatorias y por eso está condenada a frenar su translación y caer al Sol. Pero antes que eso suceda, el Sol la engullirá cuando sea un agigante roja.
(pdp, 11/feb./2016, https://paolera.wordpress.com/2016/02/11/ondas-gravitacionales-que-son-y-como-se-las-detecto/)

Lo interesante, es que la amplitud y frecuencia de esas ondas, dependen de las masas involucradas y de las dinámica del sistema. O sea que analizando esas ondas podemos saber las características del sistema que las está generando.
Así es como se pudo saber cómo eran los sistemas de agujeros negros que generaron las dos ondas gravitatorias detectadas hasta hoy (abril del 2017) (pdp, 16/jun./2016, https://paolera.wordpress.com/2016/06/16/ligo-detecta-mas-ondas-gravitacionales-la-segunda/). De esta manera, se puede distinguir un sistema de dos agujeros negros espiralando o en instancias inmediatas al colapso.

Siempre que hay ondas involucradas se puede hablar de una espectroscopía. Por ejemplo, la espectroscopía cerebral relacionada con las ondas detectables en el cerebro.
(C. González et al., portalesmedicos.com, http://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/1842/1/Espectroscopia-cerebral-por-Resonancia-Magnetica.html)

Así las cosas, se puede hablar de una espectroscopía gravitatoria o de ondas de este tipo.
La frecuencia da información del movimiento mutuo mientras que la amplitud es indicadora de las masas invlolucrdadas.

Diferentes formas de ondas gravitatirias. Ilustración en astrobites.org

Si se detectan ondas gravitatorias de “baja” frecuencia, eso indica que los objetos masivos involucrados no están próximos a fusionarse. En tal caso se contaría con tiempo para el estudio del progreso de ese sistema.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s