Un agujero negro en retroceso (viajero).

En la fusión de dos grandes galaxias, no sólo se asimilan ambos sistemas estelares sino que también lo hacen sus agujeros negros (ANs).
Ambos comienzan a girar uno en torno, cada vez más rápido al otro a medida que se acercan mutuamente. Lo esperado es que terminen unidos en un sólo AN dominante de la galaxia resultante, pero no es tan así. Eso sería un caso sencillo.
Los ANs puden tener diferentes masas y rotaciones (spines). En ese caso, en el momento de la fusión se da un brusco desequilibrio. En términos más exactos, las ondas gravitacionales generadas son más intensas en una dirección que en otra; o sea que no son isotrópicas. En conclusión, el AN resultante recibe un empuje, una “patada” que lo puede impulsar y sacarlo de la galaxia resultante. Así es como aparece un AN en retroceso, un solitario.

Hay objetos candidatos a ser AN solitarios, uno de ellos es B3 1715 aparentemente explusado de la galaxia ZwCl 8183 resultante de una fusión (pdp, https://paolera.wordpress.com/2016/06/18/b3-1715425-un-posible-agujero-negro-solitario/).

agujeriSuelto

Imagen publicada en el trabajo de J. J. Condon et al.. La Cruz señala el centro de la galaxia y el círculo señala al agujero negro solitario.

Pero recientemente (febrero 2017) parece haberse confirmado el descubrimiento de otro AN en retroceso.
A 8000 millones de años luz (AL) de casa, se encuentra la galaxia 3C186, resultado de la fusión de dos galaxias.
Su agujero negro es de unas 1000 millones de masas solares y está 35 mil AL de su centro (más que nuestro Sol del centro de la Vía Láctea). Se mueve a 7,5 millones de Kms./h. (a esa velocidad vamos de la Tierra a la Luna en tres minutos). Estas galaxias habrían colisionado entre 1000 millones y 2000 millones de años atrás expulsando su AN resultante.
La energía involucrada en la expulsión de semejante objeto equivale a 100 millones de Supernovas.

Imagen de 3C186 crédito de NASA/ESA Hubble Space Telescope

Imaginemos objetos como esos vagando por el espacio. Luego, no sólo un asteroide puede amenazarnos. Por suerte es casi imposible que nos visite un AN solitario.

_______________________________________________________

Actualización del 05/abr./2017 a las 13:00 HOA (GMT -3).
Según las observaciones, se pudo modelar el sistema precursor del objeto 3C 186.
La relación de masas entre los ANs involucrados es de 0,7 (el valor 1 corresponde a masas idénticas), Tenían rotaciones o “spines” similares (0,94 y 0,95 cada uno).
De esta manera, el AN resultante quedó con un spin algo menor al de los precursores (0,93), y en el encuentro se irradió casi el 10% (9,6%) de la masa total en forma de energía transportada por las ondas gravitacionales (recordemos que la masa es una manifestación de la energía dada por E=MC2, donde E es la energía, M es la masa y C la velocidad de la luz en el vacío.)
Todo esto, indica que se trató de la fusión más energética de la que se tenga conocimiento (hasta abril del 2017).

Fuente:

_______________________________________________________

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s