El clima en HAT-P-7b.

El clima es el conjunto de condiciones atmosféricas que reinan en un determinado lugar.
El Planeta tiene un clima global dadas las generalidades de las condiciones atmosféricas que en Él se dan.
El tiempo, es el estado del clima local y puntual, en un lugar y en un momento determinado.
Por supuesto que donde hay atmósfera hay un clima reinante y eso incluye a los exoplanetas. El estudio de los exoclimas está comenzando de a poco a medida que aumentan las observaciones de las exoatmósferas.

Un caso interesante (como si el resto no lo fuera) es el del exoplaneta HAT-P-7b.

High winds are forecast on HAT-P-7b today, followed by heavy gem clouds that may clear up later

Ilustración crédito de Mark Garlick/University of Warwick.

Se trata de un gigante gaseoso a 1000 años luz de nosotros, con un radio casi 1,5 veces el radio joviano. Orbita muy cerca de su estrella anfitriona por lo que su año dura apenas 2,2 días terrestres. Luego, esa cercanía hace que esté muy caliente, de hecho a casi 2000ºC.
Este planeta tiene una rotación sincrónica con su translación, es decir que siempre ofrece la misma cara a su estrella. Esto hace que su “cara” de día enterno está mucho más caliente que la de noche eterna. Por este motivo, hay diferencias de temperaturas que implican la formación de nubes en el lado nocturno. Esa diferencia de temperatura, también genera vientos. En particular, las nubes viajan a cierta altura del lado obscuro y fresco al iluminado y caliente, para luego evaporarse por el calor allí reinante.
Este planeta muestra una radiación de origen térmico (la de todo cuerpo sometido acierta temperatura) y una reflejada de su estrella, la suma de ambas es la energía total que irradia el exoplaneta al exterior. El proceso de flujo de nubes de un lado al otro, sería lo que produce las diferencias de brillo observadas en HAT-P-7b.
Este planeta es tan caliente que los minerales están en estado gaseoso, por lo que sus nubes son ricas en un mineral llamado corundo.
Este mineral se encuentra en zafiros y rubíes, pero eso no implica que lluevan esas piedras en ese exoplaneta; para eso, debe haber otros componentes en su justa medida y por ahora no hay evidencias de eso.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s