Los disparos de plasma desde V Hydra.

No suelo escribir sobre temas publicados por NASA, ya que muchos lo hacen debido a la popularidad de esta administración, y lo que pueda escribir se perdería entre muchos artículos al respecto.
Pero en esta oportunidad, he visto tanto publicado relacionado con los “cañonazos” de V Hydra que pensé que podía arrojar algo de claridad sobre un tema que me pareció mal explicado por algunos (con todo respeto a ellos). Se dice, entre otras cosas, de la existencia de un grupo de estrellas involucradas con V Hydra y eso me pareció un poco raro.
Veamos.

V Hydra es una estrella en la constelación de Hydra a 1200 años luz de nosotros. Es una gigante roja que en su juventud podría haber sido muy parecida a nuestro Sol. Este tipo de estrellas, son ricas en carbono. Consumieron su hidrógeno transformándolo en helio, y ese helio en carbono.
Está en las últimas etapas de su vida, por lo que presenta, como toda gigante roja, variaciones de brillo acompañadas de eyecciones de materia que la rodea como una envoltura gaseosa. Todo esto es previo a la formación de una nebulosa planetaria, la última exhalación de materia que se propaga como una burbuja centrada en la estrella. Luego, colapsa hasta terminar como un resto evolutivo en forma de estrella enana blanca.
Su color rojizo se debe a la baja temperatura superficial. Pero esa envoltura que tiene, hace que V Hydra se muestre más rojiza aún, debido a que deja pasar sólo la luz roja de su radiación.

Se le detectó emisiones colimadas de materia muy caliente, lo que han llamado “balazos” o “cañonazos” de la estrella. Esa materia sale con un una temperatura de casi 9500°C, superior a la superficial de nuestro Sol que es de unos 6000°C y esos balazos alcanzarían a tener la masa de Marte. Si bien el origen de estas eyecciones no está del todo claro, hay una pista.
Estas eyecciones se producen cada 8,5 años, y como todo lo que es periódico, invita a pensar en una estrella compañera de V Hydra (y no en un grupo de estrellas).

pia21071-16

Escenario de las eyecciones de plasma en V Hydra crédito de NASA, ESA, and A. Feild (STScI)

Esta compañera la orbitaría cada 8,5 con una órbita muy estirada o excéntrica con una inclinación respecto de nuestra visual de casi 90° (escena 1). Debido a su gran excentricidad, pasaría por el periastro, o punto más cercano a V Hydra, a una distancia muy chica. Tan pequeña sería esa distancia, que esa compañera entraría en las capas exteriores de la inflada V Hydra. Así absorbería materia, la que caería en ella arremolinándose, autofriccionando y elevando así su temperatura, en lo que se conoce como disco de acreción (escena 2). De esta manera, se terminaría formando eyecciones bipolares de materia desde esta estrella compañera, similares a las producidas por los discos de acreción en agujeros negros y estrellas en nacimiento (escena 3).
Esos chorros podrían ser discontínuos o separarse en grupos de materia caliente, dando ese aspecto de balazos de gas ionizado o plasma (escena 4).

Lo interesante, como si esto no lo fuera, es que la estructura dinámica de la envoltura que rodea a V Hydra (el movimiento de los gases que la rodean) es compleja. Hay corrientes de materia a diferentes velocidades además de la normal expansión de la materia soltada por V Hydra en sus brotes de brillo. Es muy probable que su compañera con sus eyecciones esté colaborando con esto que podría terminar en una nebulosa planetaria bilobular (o en forma de mariposa).

Referencia:

Fuentes:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s