Las manchas Lyman-alfa (observando un nacimiento)

vCuando un elemento absorbe o emite energía, lo hace en determinadas longitudes de onda o frecuencias.
Para averiguar cómo, hay que observar la distribución de la energía que absorbe o emite en las diferentes frecuencias o longitudes de onda; o sea que hay que obtener un espectro de energías. Para poder leer con facilidad ese espectro obtenido, se produce un movimiento de “barrido” con el detector o lector del espectrógrafo. De esta manera, debido al barrido, los lugares donde emite o absorbe energía aparecen como líneas de absorción o de emisión.
Esas líneas no se ubican al azar, lo hacen en un patrón de líneas llamadas series de líneas. Entre muchas series, está la serie de Lyman, en honor al físico que las observó.

Serie de Lyman – Adriferr, quien autorizó dominio público/Wikipedia.

A la primer línea de ellas, ubicada en el extremo de mayor longitud de onda, se la llama Lyman-alfa.

En Acuario, se detectó dos manchas con emisión de energía en Lyman-alfa.

Se las catalogó como Lyman-alfa blob 1 (LAB1) y Lyman-alfa blob 2 (LAB2) (blob se traduce como mancha), ambas muy llamativas.

ALMA Uncovers Secrets of Giant Space Blob

Imagen simulada de la apariencia real de un LAB – crédito de J.Geach/D.Narayanan/R.Crain

En Septiembre del 2016, se conoció el resultado de detalladas observaciones que explicaron la naturaleza de ambas LABs observados en Acuario.
Se trata de enormes nubes de gas excitadas por galaxias en su interior, las que están pasando por una frenética etapa de formación estelar. Ahí nace la emisión en Lyman-alfa observada. En particular, dentro de LAB1 hay dos galaxias, las que se estima que terminarán fusionándose en una gran elíptica. Ambas LABs, están rodeadas de gas frío. En torno a ellas, hay galaxias menores, también rodeadas de gas a menor menor temperatura. Todos estos elementos están inmersos en una nube mayor de gas caliente y (seguramente) en un halo materia obscura.

ALMA Uncovers Secrets of Giant Space Blob

Ilustración crédito de ESO/J. Geach.

Todo se trata de un protocúmulo de galaxias de unos 300 mil años luz de diámetro.

Este cúmulo masivo en formación, está a unos 11500 millones de años luz de casa. Si tenemos en cuenta que el Universo tiene unos 15000 millones de años, a este protocúmulo lo vemos como era unos 4000 millones de años luego del Big-Bang. Si nuestra galaxia tiene 10000 millones de años, eso indica que se formó 5000 millones de años luego del Big-Bang, o sea 1000 millones de años luego del protocúmulo que observamos. Así, las galaxias en ese protocúmulo ya deben estar maduras como la nuestra, hechas y derechas como decía mi abuela.

Referencia:

Fuentes:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s