La desaparición de NGC 6946-BH1, ¿una supernova fallida y el nacimirnto de un agujero negro?

Las estrellas masivas (o que absorbieron masa de una compañera) mueren en una colosal explosión. Son las precursoras de supernovas.
Luego de la supernova, queda un núcleo desnudo y compacto que colapsa en una estrella de neutrones y luego, en un agujero negro.
Pero siempre se sospechó de la existencia de supernovas fallidas.
Estrellas masivas que terminan en una manera no tan colosal y colapsan como las anteriores. Si bien se pensaba que esto le podía pasar a cualquier estrella con mucha masa, hay evidencias que sugieren que le puede ocurrir a las masivas supergigantes rojas.

A 20 millones de años luz de nosotros, en la galaxia espiral NGC 6946, fue observada la supergigante roja N6946-BH1.

snfallida

Imágenes publicadas en el trabajo de S. M. Adams et al.

Esta estrella de unas 25 veces la mas del Sol, mostró un sutil aumento de brillo en el 2009, de un millón de veces la luminosidad del Sol. Eso es muy poco para ser el brillo de una supernova, las que brillan como toda la galaxia.
Luego, su brillo óptico disminuyó sensiblemente.
La estrella dejó de verse y en su lugar sólo aparece un sutil brillo en infrarrojo, como un fulgor residual. No se puede decir que desapareció en una fusión con otra estrella, porque en ese caso debería haberse observado una fulguración con una duración mayor que la observada de algunos meses. Tampoco puede estar siendo ocultada por una masa de polvo, ya que éste no podría ocultarla durante tanto tiempo que hace que no se la observa.
Los datos obtenidos de la observación, sugieren que esta estrella fue precursora de una supernova fallida, luego de lo cual colapsó formando un agujero negro. Hay una emisión tardía detectada, que es consistente con la caída de material previamente expulsado por la supergigante (en el momento de la fulguración) en el recientemente formado agujero negro.
Para terminar de confirmar el proceso de “apagado” de esta estrella, es necesario más observaciones en infrarrojo y en rayos X.

En las imágenes de la izqueirda se puede apreciar lo observado.
En la primera y segunda se advierte la desaparición de la estrella (progenitora de SN fallida) en el rango de luz visual (óptico).
En la última imagen, se deja ver un tenue fulgor remanente en infrarrojo.

Referencia:

Fuente:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s