Fósil en fósil en un fósil.

De no haber sido astrónomo, habría sido paleontólogo.
En paleontología, hay que saber interpretar lo que se observa. Cuando un organismo muere, se degrada, se hace polvo. Si durante ese proceso, la tierra o arcilla a su alrededor se solidifica, éste organismo deja su “marca” en esa roca.
En grandes rasgos, eso es un fósil, y ese es el proceso de fosilización.
Muchas veces mirando hacia abajo, descubrimos que estamos pisando historia. Hay muchos fósiles en las piedras lajas que se usan en veredas y patios.

Aquí el fósil de una serpiente.
Dentro de ella, se encuentra el de un pequeño lagarto el que seguramente ingirió poco antes de su muerte.

screen-shot-2016-09-07-at-12-04-53-pm

La flecha apunta a la punta del ocico de un lagarto ingerido por la serpiente. Crédito de Krister T. Smith.

Si lo observamos con detenimiento, veremos algo más.

screen-shot-2016-09-07-at-12-05-00-pm

En blanco se remarca el fósil de la serpiente, en amarillo los restos del lagarto y en verde el de un insecto que seguramente estaba dentro de éste cuando fue comido por la serpiente. Crédito Krister T. Smith.

En la imagen editada, se muestra que la serpiente murió cuando estaba digiriendo un pequeño lagarto, el cual estaba en la misma tarea con un insecto.

Artículos relacionados:

Referencias:

Fuente:

pdp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s