¿Hay alguien ahí? – El caso de HD 164595.

(Actualizada el 31/ago./2016 a las 11:20 HOA – GMT -3).
En la búsqueda de señales de origen extraterrestre, se observa en la longitud de onda de 21 cm. Eso es así porque pensamos que ellos piensan como nosotros.
Veamos.
Si hay vida inteligente en otro mundo, con una ciencia y tecnología avanzadas, deben tener una astronomía desarrollada. Deben saber que en el espacio hay nubes de Hidrógeno que emiten radiación en 21 cm. y por lo tanto habrán desarrollado una radio-astronomía.
Así, si queremos mandarles un saludo, lo debemos hacer en esa frecuencia que es donde están estudiando el Universo. De hecho así lo hicimos con el radio-telescopio de Arecibo. Análogamente, esperamos que razonen como nosotros y escuchamos en 21 cm. a ver si hay algún saludo de ellos.
En algunas regiones del espacio, el material interestelar sólo deja pasar la frecuencia de 18 cm. donde emite el radical oxidrilo. En ese caso, los extraterrestres tendrá una radio-astronomía alrededor de esa frecuencia. Esa es otra candidata a ser escuchada.

Hace un tiempo, en agosto del ‘77, se detectó una señal catalogada como WOW, por su potencia y duración, parecía ser una detección de una señal de otra civilización en otro mundo.
Con el tiempo, esa idea comenzó a diluirse, y hoy se piensa que pudo ser una interferencia local o incluso un cometa que pasaba por esa época por esa parte del cielo.
Para entonces estaban “delante” del instrumento dos cometas, el 266P/Christensen y el P/2008 Y2-Gibbs. Ambos nos visitarán en el 2017 y en el 2018 respectivamente, por lo que se espera observarlos en radio a ver si se repite la señal.

Últimamente, en agosto del 2016, se hizo conocer la señal detectada en un radio-observatorio ruso. En mayo del 2015, se detectó una curiosa radio-señal con el instrumento ruso RATAN-600.

SETI extraterrestre

Gráfica de la señal detectada por RATAN-600. Fuente Centauri Dreams, publicada en Hipertextual.

Como la anterior, llamó la atención su potencia y la ausencia de fuentes clásicas de esa radiación en esa región del cielo.
Esa dirección, a 95 años luz de casa, está la estrella HD 164595, una estrella de tipo solar, algo más vieja y con al menos un planeta de tipo Neptuno a su alrededor.
Luego de la detección, se apuntaron los radio-telescopios del resto del mundo en esa dirección y… nada, nada más se detectó.
O los vecinos de otro mundo dejaron de transmitir o esa señal tiene origen local como ser una interferencia. Sucede que la frecuencia de la señal recibida es en 2.7 cm. u 11 GHz, vecina a una frecuencia militar. Luego puede tratarse de “splatter”; una salpicadura de señal en frecuencias vecinas, sucede cuando tienen cierta potencia o su emisor es cercano al receptor. Además, para producir una señal a esa distancia y que llegue con la potencia detectada, hace falta la energía equivalente a la que consume toda la humanidad.
Así las cosas, es más probable que se trate de una señal local.

Nada descarta ni confirma la existencia de vida en otros mundos. Por ahora estas señales no son concluyentes. En las direcciones observadas puede no haber vida extraterrestre, o la hay y no pueden hacer señales o simplemente prefieren hacer silencio.

Referencias:

Fuentes:

pdp.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s